Foro Común


Mensajes de Anecdotas y vivencias personales enviados por Soñadora:

Otra anécdota yo ya era mayorcita ya estábamos novios mi marido y yo, pero la tía que me había criado era de esas que no te quitaba el ojo de encima cuando este venia ya que el estaba estudiando en Madrid, además hacia todo lo que podía para ver si mi marido se cansaba y lo dejábamos""hay que decir que desde luego no era de su agrado y estaba empecinada en que teníamos que romper y ponía bastante empeño""con lo que no contaba era que nosotros estábamos convencido que hacíamos muy buena pareja y estábamos ya cansado de no poder darnos ni un bico "un beso"a sin que planeamos que por las noches que quedase en mi dormitorio dos horas para poder hablar y podernos conocer un poco""no penséis mal que jamas paso nada ya que teníamos una cosa muy clara que antes de eso había que pasar por la iglesia y el juzgado""pero mi tía debía darse cuenta que sus planes no le salia como esperaba, una noche antes de irse a dormir paso por mi dormitorio y mi marido se metió debajo de la cama ¿se imagináis la escena? hoy recordándolo nos reímos pero en aquel momento fue bastante jodido para los dos mis hijos cuando se lo contamos se ríen y no se lo creen
un saludo
Lo mio si fue un mal trago o una mala pasada que me jugo el destino, cuando estaba estudiando me encantaba las matemáticas y siempre era la primera que levantaba la mano para salir a la pizarra para explicarlo, yo como siempre iba de sobrada, las chicas me hacían señas pero yo no le hacia caso, pensaba que me estaban diciendo que el problema no estaba bien planteado, lo que me extraño fue que los chicos se miraban y al profesor un pelin nervioso esto me dio que pensar, en esos días me encantaba vestir de blanco, resumiendo que la regla vino cuando no le tocaba (yo todavía me acuerdo de ese día y de las caras que tenían todos los de la clase) me lleve una semana sin pisar la escuela
Esta es una anécdota de muchas que me ocurrieron