Foro Común


Mensajes de Contemos alguna anécdota enviados por Ángel:

BAGDAD.

La "ciudad de las maravillas", tenía cuatro puertas de hierro coronadas por cúpulas doradas. Antes de llegar al palacio soberano, que constituía una ciudad dentro de otra, había que atravesar tres plazas y tres puertas abovedadas.

En el gran salón de ceremonias del califa, se veía un árbol de ORO MACIZO, cubierto de pedrerías y cargado de hojas y pájaros labrados en oro y plata. Al lado, cascadas y surtidores de agua refrescaban el ambiente. Los gabinetes perfumados en que el príncipe descansaba de las fatigas del reinar eran de un lujo maravilloso.
CÓRDOBA, EL CAIRO Y BAGDAD.

La corte deslumbradora del califa de Córdoba recordaba las famosas de Damasco y Bagdad. En realidad, nada de Occidente podía compararse a esta capital de 500 000 vecinos, con 28 arrabales, 113 000 casas y 3000 mezquitas; con la animación de sus barrios populosos, los hermosos paseos cubiertos de árboles y flores, palacios y quintas rodeadas de vergeles. Al Norte elevábase Azahara, para la favorita de Abderramán III. Al Sur, sobre el Gualdalquivir, erguíase la ciudad de Zahira construdia por Almanzor. Nada queda ni de la una ni de la otra. El gran palacio de Abderramán, cuya descripción nos ha llegado, estaba sotenido por 4300 columnas de mármol y servían en él 13750 servidores. Los pavimentos eran de mármol y ricos mosaicos; los techos pintados de azul con adornos de oro y sostenidos por vigas de cedro esculpido. En medio de la gran sala, de una colosal taza de pórfido fluía un surtidor de fresquísima agua.

... Bagdad (para otra vez).
La disciplina en los ejércitos romanos era severísima. El general tenía derecho de vida y muerte sobre sus soldados. El soldado desobediente o traidor era matado a palos por los lictores; y si toda una legión se amotinaba, echaban suertes y uno por cada diez era ejecutado: a eso se llamaba DIEZMAR la legión. Cada soldado llevaba a cuestas víveres para 15 días, además de las armas y diversas herramientas, como, hachas, palas, azadones, etc. Al llegar al término de la expedición, un ingeniero reconocía el sitio, y, sin dar lugar al descanso, todos los soldados lo fortificaban con empalizadas fosos. El soldado romano no permanecía nunca ocioso. Si no combatía, trabajaba en edificar ciudades o en construir caminos y puentes.
La basílica de Santa Sofía fue construída en cinco años, del 532 al 537, es un grandioso rectángulo de 75 metros de largo por 70 de ancho, su cúpula se levanta a 67 metros de altura, y en eslla sola se abren 70 ventanales. Los muros interiores son de una magnificiencia típicamente oriental con columnas de mármol y de pórfido, mosaicos multicolores, ornamentos de oro, marfil y piedras preciosas sembradas con profusión. Durante la noche 6000 candelabros dorados la iluminan. Santa Sofía, el más hermoso monumento de Constantinopla, es digna de la capital del imperio.
Verdaderamente oprobioso es el cuadro que ofrecía Roma en medio de sus gloriosas conquistas al llenar sus ciudades y campos de míseros esclavos. Permitían las leyes romanas que los prisioneros de guerra y los habitantes de las ciudades conquistadas perteneciesen al vencedor.

Podía todo romano dar muerte al esclavo, venderlo en pública subasta o encerrarlos en mazmorras. No se le consideraba como persona, sino como una "cosa". El señor que tenía esclavos los hacía trabajar como bestias de carga; si quería los alimentaba, y si no, los mataba de hambre. Los esclavos eran mucho más numerosos que los hombres libres; los ciudadanos ricos poseían de 10 a 15 mil esclavos; algunos tenía bastantes para levantar un ejército; no llegar a tener un centenar era señal de pobreza.

El esclavo, decían los romanos, sólo debe obedecer; si se resite, si huye, mátesele; dar asilo a su esclavo fugitivo es ser culpable como el que roba y oculta en su casa un buey o un caballo perteneciente a otro.

La familia de Vedio Polión alimentaba los criaderos de peces de sus jardines con esclavos picados vivos y arrojados a los estanques por cualquier descuido que cometían. Un vaso que rompían, toser o estornudar con ruido, no ahuyentar las moscas de las habitaciones, etc... era lo bastante para sacrificarlos. Era cosa corriente en Roma arrojar al esclavo en oscuras, húmedas y asquerosas cárceles llamadas ERGÁSTULAS, marcándoles antes la cara con hierros candentes.

Otro martirio terrible era la rueda y el molino. En los subterráneos estaban día y noche los esclavos dando vueltas a las ruedas y molinos a fuerza de latigazos; los más sucumbían víctimas de la barbarie.
Al siglo de oro de los Antoninos sigue otro de confusiones y divisiones, llámase a este periodo la ANARQUÍA MILITAR. Los soldados romanos se habían convertido en amos que ponían y quitaban emperadores a su gusto. A excepción de Septimio Severo, Caracalla y Alejandro Severo, los demás no hicieron sino deshonrar el sólido imperio.

Así, se vieron emperadores como HELIOGÁBALO, que vestía de señora, y su madre presidía un Senado de mujeres para discutir sobre modas. MAXIMINO, gigante rudo, atleta sanguinario, verdadero " gargantúa" que, según la leyenda se comía 40 libras de carne y se bebía 25 litros de vino al día (yo no me lo creo) y de quien se cuenta que de un puñetazo mataba a un caballo.
Los Tolomeos hicieron de Alejandría la capital. Construyeron un edificio grndioso llamado "MUSEO". Se llamó museo por estar consagrado a las diosas llamadas MUSAS. Hoy día se llama museo, recordando al de Alejandro, tan sólo a los edificios destinados a guardar ejemplares antiguos y artísticos.

Las nueve musas eran CLIO (de la Historia), CALÍOPE (de la Elocuencia), EUTERPE (de la Música), TALÍA (de la Comedia), URANIA (de la Astronomía), MELPÓMENE (de la Tragedia), ERATO (de la Elegía), POLIMNIA (de la Lírica), TERPSICORE (del Baile).
EL PUENTE DE BARCAS, el primero del que se habla en la Historia, construído por los obreros fenicios que acompañaban al ejército persa, fue destruído por un temporal. Irritado Jerjes contra el mar, le echó cadenas para amansarlo, le marcó con hierros candentes y lo hizo azotar durante tres días por sus soldados. ¡A tanto llegó el orgullo persa!
Sr. BALDOMEO. Que sirvan estas letras para una anécdota más. Mire usted por donde la acabamos de inventar. Usted me trata de Vos y yo le trato de usted. ¿En qué quedamos? ¿Usan el tú en Argentina? ¿El Vos equivale al tú? ¿Qué hacemos con el Usted? Vos, Usted y Tú son como la SANTÍSIMA TRINIDAD, TRES NOMBRES DIFERENTES PERO QUE SON LA MISMA PERSONA.

... RECIBA USTED, VOS, TÚ... Un cordial saludo.

... Se me olvidaba, es cierto que Fernando e Isabel, casi siempre tiene el mismo pensamiento, pero escribe bien en su medio.
estimado angel: efectivamente, el Grl. Roca era un consumado politico que hacia uso de todas las armas del oficio. Sobre enemigos que `pueden volverse amigos tengo alguna experiencia. Hace unos meses murió Claudio Diaz, un periodista y escritor, con quien llegamos a trenzar una muy buena amistad. Pues bien, la primera vez que nos cruzamos (literalmente) fué a raiz de un libro suyo titulado "La Ultraderecha en la Argentina"en el cual-falsamente inducido por el titulo de un pasquincito que por entonces ... (ver texto completo)
BALDOMERO: es un placer por mi parte leer sus relatos. Aunque no lo crea sigo sus escritos cuando se dirige a FERNANDO E ISABEL. Un cordial saludo para usted desde España.
El Gral. Julio A Roca (1843-1914), dos veces presidente de los argentinos, polémico vencedor del indio patagónico, lo que le permitió extender las fronteras de su pais hasta el lejano, sur y poner limites al expansionismo chileno, modernizó al pais-, según el modelo liberal- y abrió las puertas a la Argentina pujante del siglo XIX y, hasta bien entrado el siguiente. Su monumento, en el corazón del centro porteño, es el blanco favorito de quienes entienden que la llamada “Conquista del Desierto”. ... (ver texto completo)
BALDOMERO SÁNCHEZ VILLAR: lA FRASE DICHA POR "ZORRO" ROCA ENCIERRA UNA PROFUNDA CARGA DE ESTRATEGIA POLÍTICA. Un saludo.
Allá por los años 40 y 50, en las estaciones importantes del tren, había un cartel que rezaba así: " CUIDADO CON LOS CARTERISTAS". El que no llevaba cartera leía el letrero y quedaba tal como estaba, pero el que llevaba cartera se echaba mano al bolso de la chaqueta y esa acción era su perdición, pues el carterista, que vigilaba a todos los que bajaban del tren sabía que aquel que se echaba mano al bolsillo, sí llevaba cartera e iba por él y con verdadera maestría le robaba la cartera. Ni que decir tiene que poco más tarde quitaron todos los carteles de las estaciones del tren que anuciaban: ¡Cuidado con los carteristas!
amigo Angel: Va un anecdota veridica.
Cuando en 1955 un golpe militar destituyo ´al Gral. Perón, una feroz persecucion se desató contra el peronismo derrotado. Hasta llegó a promulgarse un tristemente celebre decreto, el 4161, que prohibia con pena de cárcel, la sola mención del nombre del Presidente derrocado y de su esposa, cuyo cadaver vejado fué ocultado en los lugares más insólitos por muchos años hasta su devolucion al Grl. Peron a mediados de los años setentas. La persecución gorila no se ... (ver texto completo)
BALDOMERO, más que una anécdota real es una historia trágica. No lo sabía. Un saludo.
CURIOSIDADES.

He aquí los doce dioses principales del OLIMPO.
En primer lugar el nombre griego y en segundo lugar el nombre latino.

ZEUS - JÚPITER
HERA - JUNO
HEFESTOS - VULCANO
PALAS ATENEA - MINERVA
ARTEMISA - DIANA
AFRODITA - VENUS
DÉMETER - CERES
APOLO - FEBO
HERMES - MERCURIO
ARES - MARTE
POSEIDÓN - NEPTUNO
HADES - PLUTÓN
CURIOSIDADES. Continuación.

... Para apoderarse de ella los griegos tuvieron que apelar a un a estratagema. Fingieron retirarse y dejaron en su campamento un caballo gigantesco de madera, en cuya panza se acomodaron 20 de los más famosos guerreros. Los troyanos, creyendo que aquel caballo colosal significaba algún voto de los griegos a sus dioses, lo llevaron a la ciudad. Por la noche salieron los héroes del vientre del caballo y abrieron las puertas de la ciudad, por las que se precipitaron los soldados griegos, que esperaban la artimaña.
CURIOSIDADES.

Era rey de Troya PRÍAMO. Tenía éste un hijo llamado Paris a quien le dio la malhadada ocurrencia de robar a la bella HELENA, mujer del rey de Esparta, encerrándola en los muros de Troya. Indignados los reyes de Grecia se coaligaron para vengar tamaño ultraje, y, juntando un ejército de 100 000 hombres, se lanzaron a la conquista de aquella ciudad durando el sitio diez años.
Cuando Napoleón I emprendió su expedición a Egipto, llevóse con el ejército a muchos sabios que descubrieeron multitud de antigüedades egipcias (1799). Entre otras llamó la atención una "tableta" hallada en Roseta, en la que había una inscripción escrita en tres lenguas. Después de muchos esfuerzos y prolijos estudios de los sabios para interpretarla, logró CHAMPOLLIÓN descubrir el secreto en 1822. Los primeros nombres que leyó fueron: TOLOMEO, CLEOPATRA, BENERICE Y ALEJANDRO. Gracias a este descubrimiento, Egipto es hoy unos de los pueblos antiguos mejor conocidos.
El Edén del que habla la Biblia lo sitúan algunos autores en la región montañesa de Armenia, donde nacen el Tigris y el Éufrates. Otros opinan que fue Mesopotamia y el actual golfo Pérsico. Sea como fuera, no hay duda que la cultura empezó a desenvolverse en aquella comarca, bajando luego hacia el sur, en donde alcanzó su mayor florecimiento.
Un industrial inglés tenía un fábrica de jabón. Tenía dos empleados, uno pesimista y otro optimista. Mandó al pesimista a una población africana para introducir el jabón que fabricaba. A los pocos días el inductrial recibió el siguiente telegrama: " jefe, he estado en el poblado y he ido al río, se bañan todos desnudos y no concen el jabón, no hay nada que hacer". Entonces mandó ir al optimista, hizo lo mismo que su compañero y envió el siguiente telegrama: " ¡Jefe, se bañan todos desnudos, no concen el jabón, éxito asegfurado "!
Se cuenta de un general romano que pidió a los augures si los dioses le eran favorable para realizar un combate. Los adivinos tenían que combrobar si los pollos comían o no tenían hambre y los augures le dijeron al general que los pollos no comían. A lo que el general romano respondió: " BIBANT SI EDERE NOLUNT " Si no quieren comer: que beban.

... Y mandó arrojar los pollos al mar. Un saludo.
Tulio Hostilio declaró la guerra a los albanos, les destruyó la ciudad y transportó sus habitantes a Roma. Cuenta la leyenda que, para evitar derramamiento de sangre, se terminó esta guerra con un combate entre tres romanos gemelos, los Horacios, y tres albanos también gemelos, los Curiacios. En el primer encuentro cayeron muertos dos Horacios y fueron heridos los tres Curiacios. Entonces el tercer Horacio acudió a una estratagema para separar a sus tres enemigos y poder vercerlos más fácilmente; fingió huir y los tres Curiacios se lanzaron tras él, volvióse de súbito el romano y acuchilló sucesivamente a los tres enemigos, que en la veloz marcha se había distanciaso.
Los romanos debían seguir los ritos en los sacrificios y fiestas dedicadas a sus dioses que, si se cambia una palabra en la fórmula, si un tocador de flauta se para, si un actor en la fiesta se queda sin poder continuar, los juegos ya no son conformes a los ritos y hay que empezarlos de nuevo. Si al sacrificar una víctima a Júpiter no se ha elegido un animal blanco, sin defecto, o no se le ha echado en la cabeza harina salada antes de herirle con el hacha, y si el sacrificador no ha tenido alzadas las manos al cielo, el sacrificio no vale nada y hay que repetirlo. Bueno, pues, muy bien.
Se me ha ocurrido abrir este tema para que todos los que lo deseen puedan contarnos anécdotas, tanto ficticias como reales. Pues bien ahí va la mía, se titula " LA DOCENA DEL FRAILE ". Se cuenta que un fraile llega a una tienda donde venden huevos y dice a la huevera: "Deseo comprar una docena de huevos, pero como son para tres personas distintas, ruego que me haga lo siguiente y por separado": "Media docena para el abad del convento. 1/3 de docena para nuestro hermano guardián que está muy malo, y para mí 1/4 de docena". Así lo hizo la huevera. Cuando el fraile marchó, la tendera se dio cuenta de que las cuentas no salían bien y que el fraile la había engañado. Cuando vuelva por aquí otra vez, pensó la señora, ya veremos. En efecto, volvió el fraile y pidió lo mismo. La buena señora, espabilada ya de la vez anterior, le dijo al fraile: "tenga usted la docena de huevos Y REPÁRTALOS POR EL CAMINO".
Nota: Media docena son SEIS, 1/3 de docena son CUATRO, y 1/4 de docena son TRES. Total...13 huevos por docena. Un saludo.