Foro Común


Mensajes de La guerra civil en pueblos de menos de 5.000 habitantes enviados por Ángel:

amigos foreros: Dice el gaucho Martin Fierro en un part del poema: OLVIDAR LAS COSAS MALAS/TAMBIEN ES TENE MEMORIA. Olvidemosnos de recordar. En aqullos añso. todos hicimos macanas. BALDER
Baldomero. Se siente lo de Argentina (fútbol).

Mire usted, todo pasa y si no se olvida al menos tampoco te amargas la vida. Sucede que de vez en cuando salen temas y comentas lo sucedido hace décadas, tanto en España como en otros lugares. No es malo recordar de vez en cuando.

Un saludol.
Angel, lo de sacar a plaza a los Reyes Católicos viene al cuento de los que piensan que lor orígenes remotos de la guerra (al menis en algunos aspectos) se inician ahí, en la unión de Política y de Religión.... que derivará en una españa oficial y rica y otra españa jornalera y mísera donde arraigará el comunismo estatista (Marx) y más aun el libertario de Bakunin y kropockim... (CNT; UGT; FAI...,.)
José Iglesias. A lo largo de la Historia de España hemos visto de todos. Luchas entre regiones para ensanchar más un territorio. Luchas religiosas, la cruz contra la media luna, luchas políticas y siempre guerreando. Con la revolución industrial las condiciones de vida cambian sustancialmente. El comunismo arraigó en una potente nación, país o como quiera llamarlo, pero después de cierto tiempo fue un auténtico fracaso y con la caída del muro de Berlín, en la URSS desaparece el comunismo, dando paso a los distintos países soviéticos que todos sabemos.

Un saludo.
¡Hombre, José Iglesias! Sacar ahora a los Reyes Católicos es como si citásemos a Rómulo y Remo.

Procuraré buscar algo de la guerra civil en localidades pequeñas o medianas.

Un saludo.
El final e la guerra.- El Primer testimonio de la desintegración del Frente Popular se puede apreciar en la rendición de la isla de Menorca en febrero del 39. A finales de este mes y comienzo de marzo se precipitó la crisis del Frente Popular con el reconocimiento del general Franco por parte de Francia y Gran Bretaña. En la segunda quincena de marzo del 39 el coronel Casado y el político socialista Julián Besteiro iniciaron las conversaciones para intentar negociar el final de la guerra con Franco. Querían que se dieran facilidades para la evacuación y que no hubiese represalias. La guerra civil concluyó en Madrid y Cartagena con otra guerra civil interna, que enfrentó a los comunistas con el resto de los que combatían por la causa de la República, pero el general Franco exigió la rendición y el 1 de abril de 1939 pudo anunciar la completa victoria de sus tropas. La principal consecuencia de la guerra civil fue que produjo un gigantesco retroceso, no solo en posibilidades de convivencia, que sería los más elemental, sino también en otros muchos aspectos de la vida nacional, incluido el económico.
La batalla del Ebro. Estabilizado el Frente Popular toma de nuevo la iniciativa atravesando el río Ebro que formaba la divisoria entre los dos bandos frente a Gandesa. Fue una batalla muy dura y decisiva. Tras tres meses y medio de lucha y siete ofensivas sucesivas, el ejército popular tuvo que retroceder a sus posiciones de origen. La batalla del Ebro acabó por decidir la guerra, en el mes de febrero del 38 las tropas del general Franco en su avance ocuparon Cataluña sin encontrar resistencia. Para muchos republicanos la caída de Cataluña significaba el final definitivo de la guerra, el propio presidente, Manuel Azaña, ya exiliado en Francia, presentó su dimisión en ese momento. Algo más de medio millón de personas cruzaron la frontera francesa hacia el exilio. Buena parte de ellas jamás regresarían
José Iglesias. Ya he dicho que no tenía sitio donde colocar lo de la guerra civil y lo he puesto en ese tema. Otra fase de la guerra civil española fue la batalla de Teruel y la marcha hacia el Mediterráneo. El Frente Popular con el fin de evitar el ataque a Madrid, toma la iniciativa y conquista Teruel. Pero inmediatamente las tropas de Franco se lanzaron a una contraofensiva de desgaste y consiguieron recuperarla, produciéndose un amplio derrumbamiento del Frente Popular que les permitió llegar hasta el Mediterráneo. En menos de dos semanas llegaron a Vinaroz para proseguir el avance hacia Valencia en lugar de ir hacia Cataluña, pero ante la dura resistencia defensiva se quedaron en el Maestrazgo. En el mar la flota republicana consiguió una sonada victoria al hundir el crucero Baleares.
Durante el verano de 1937 el Frente Popular lanzó ataques en otras zonas a fin de distraer a las tropas de franco, pero fracasaron en ellos debido a su falta de coordinación y porque el ejército republicano parecía más capacitado para la defensa a ultranza que para sacar provecho de una gran ofensiva. Si las batallas de Brunete y Belchite se hubieran producido a la vez, se habría detenido la caída del frente Norte.
LA CAÍDA DEL FRENTE NORTE. Guernica.

De marzo a octubre de 1937, sin duda este fue el año crucial de la guerra. La concentración en Vizcaya de lo mejor de las tropas del general franco tuvo como consecuencia la pérdida de esta provincia y la del todo frente Norte. La conquista de Vizcaya no fue fácil. La aviación alemana efectuó bombardeos sobre poblaciones como Durango y Guernica, tácticas que más tarde se emplearían en la Segunda Guerra Mundial. En cambio la toma de Santander resultó un paseo militar por la ayuda de las tropas italianas y la escasa organización de la resistencia. Sin embargo, la conquista de ASTURIAS, por la tradición izquierdista de la región y lo áspero del terreno, fue muy dura.
La lucha en torno a Madrid de noviembre de 1936 a marzo de 1937. Puesto que el general Franco no había conseguido tomar la capital mediante un ataque directo, intentó hacerlo ahora por el procedimiento de flanqueo, ordenando atacar en dirección a la carretera de La Coruña, hacia el Jarama y por Guadalajara. Estas tres ofensivas dieron lugar a otras tantas batallas que dieron fe del endurecimiento alcanzado por la guerra, pero a pesar de su superioridad cualitativa y la ayuda de los italianos no fue suficiente para lograr derrotar a los adversarios y, por primera vez, las tropas del Frente Popular detuvieron al enemigo atacante, dejando la situación en tablas. Visto que la guerra no podía ganarse en el centro de la península, Franco optó por concentrar sus fuerzas en el frente Norte para derrotar al adversario allí donde era más débil.

Un saludo.
José Iglesias. Es posible que sea como usted cuenta, pero no veo yo que sea una contradicción por mi parte, ni por la suya. Tengo libros de Historia de España, pero en su conjunto más amplio.

Un cordial saludo.
FASES DE LA GUERRA.- Guerra de columna. Entre los meses de julio y noviembre de 1936 los límites de cada una de las dos zonas en que quedó dividida España no eran precisos. En este periodo la superioridad de los sublevados en el terreno militar fue manifiesta, ello explica la rapidez con la que el general Franco, pasado el estrecho de Gibraltar, avanzó desde Sevilla a Madrid, en cuyos arrabales se detuvo, porque era mucho más fácil para su tropa obtener la superioridad en campo abierto que en las calles de una ciudad. En cambio, los éxitos del Frente Popular fueron menores y su avance desde Cataluña hacia las ciudades aragonesas quedó detenido pronto. También las tropas nacionalistas, con la toma de la ciudad de Irún, aislaron la zona norte de sus adversarios de la frontera francesa.
A Angel. sí. sí. Yo, loo que busco son libros concretos sobre la cosa en pueblos pequeños... Qué hubo allí, cómo repercutió la cosa del levantamiento etc etc
José Iglesias. Siento no poder dar noticias de cómo transcurrió la guerra civil en pueblos pequeños. He tenido que meterme en este tema para dar una amplia visión de la guerra, ya que, no he encontrado un tema específico que hable en concreto de la guerra civil española y habiendo unos cuantos que hablan de la guerra, no era por mi parte abrir un nuevo tema. De todas formas si recuerdo algo de alguna población pequeña lo comentaré.

Un saludo.
Para comprender la primera fase de la guerra es preciso tener en cuenta el balance de las fuerzas. En primer lugar a la República no le faltaron recursos militares, aunque los generales desempeñaron un papel más importante en el bando adversario y la oficialidad joven militara con ellos en su mayoría. En realidad, las fuerzas estaban muy equilibradas. Si los sublevados contaban con el ejército de África, que era la porción más valiosa, el Gobierno republicano tenía clara ventaja en aviación y en la flota. Además, el Frente Popular disponía de las capitales más importantes, la industria y lasa reservas de oro del Banco de España.

Por lo tanto un factor decisivo en el desarrollo de la guerra fue el proceso revolucionario que estalló en la zona controlada por el Frente Popular. Consistió en la pulverización del poder político hasta el extremo de que resultaba muy difícil, por no decir imposible, descubrir a quien correspondía tomar las decisiones e, incluso, hubo tres organismos públicos de decisión en más de una provincia como, por ejemplo, Guipúzcoa.
Angel, efectivamente la cosa fue pensada como un rápido golpe de Estado entyrando en Madrid por el norte y por el sur... pero la cosa se complicó enormemente... y la tremenda cosa se tranformó en guerra de tres años. Pensar que sólo los miolitares eran levantiscos es un error, lo eran casi todoas las facciones: los socialistas que seguían a Largo Caballero, loa sindicalistas, libertarios, UGT etc, los falangistas (partido facistoide), los comunistas de diversa tendencia. Unos: borrón y cuante nueva. ... (ver texto completo)
José Iglesias. Así fue y la historia no se puede "amañar".

La sublevación se inició en Marruecos el día 17 de julio de 1936, adelantándose a la fecha prevista. Dos días más tarde asumió el mando el general Franco, que se había sublevado sin dificultades en Canarias de donde se había trasladado a Marruecos en un avión adquirido por conspiradores monárquicos. A partir del 18 de julio el alzamiento se extendió a la península, dependiendo su resultado de la preparación de la conjura, el ambiente políticos existente, la decisión de los conspiradores y del gobierno y otros factores. En Navarra y Castilla la Vieja, regiones católicas y conservadoras por excelencia, el general Mola desempeño un papel decisivo, y los sublevados obtuvieron fácilmente la victoria. En Aragón la sublevación venció en las capitales de provincia merced a la postura del general Cabanellas, antiguo diputado radical y ahora alienado con los sublevados. Algo parecido sucedió en Oviedo, pero el resto de Asturias siguió dominado de forma abrumadora por la izquierda. En Galicia triunfó la sublevación pese a la resistencia de las organizaciones obreras, dado el carácter conservador de la región.

En Andalucía la situación fue radicalmente distinta, pues el ambiente era marcadamente izquierdista en esta región. La victoria del general Queipo de Llano en Sevilla fue una sorpresa, pero sus situación fue muy precaria al comienzo e igual sucedió en otras capitales andaluzas como Cádiz, Granada o Córdoba, ya que los barrios obreros ofrecieron una resistencia que no desapareció hasta que llegó el apoyo del ejército de África. La situación fue muy similar en Extremadura, aunque la ciudad de Cáceres se sublevó, pero Badajoz no. En Castilla la Nueva Y Cataluña la suerte de la sublevación dependió de lo que pudiera suceder en las dos grandes capitales, Madrid y Barcelona: en ambas el ambiente era izquierdista. En Madrid la conspiración estuvo muy mal organizada y los sublevados quedaron encerrados en sus cuarteles, sin decidirse a salir a la calle, por lo que quedaron bloqueados por las fuerzas fieles al gobierno y las milicias populares.

En otras regiones hubo titubeos hasta el final. El País Vasco se escindió ante la rebelión: Álava estuvo a favor de ella, Vizcaya y Guipúzcoa en contra. En cuanto a las islas Baleares, Mallorca e Ibiza se sublevaron, pero no Menorca. En Valencia los sublevados dudaron mucho para, al final, ser derrotados.

EL BALANCE DE AQUELLOS TRES DÍAS DE JULIO FUE QUE ESPAÑA QUEDÓ DIVIDIDA EN DOS.
El gobierno republicano era consciente de quela conspiración estaba en marcha, pero confiaba en derrotarla con facilidad. Quizá su error fue no prever la magnitud de la sublevación y manifestar in capacidad para controlar a sus propias masas, no atreviéndose a romper con la extrema izquierda. La realidad es que el gobierno sí tomó disposiciones para evitar el estallido de una sublevación contra el gobierno del Frente Popular. Para ello los mandos militares superiores se habían confiado a personas de las que no cabía esperar una conspiración en contra de la República y diversos militares sospechosos habían sido trasladados a puestos desde los que su actuación sería mucho menos peligrosa.

Poco a poco se "va liando la madeja" para dar paso a la SUBLEVACIÓN.
La conspiración contra el régimen republicano fue plural y desorganizada. A LAS FUERZAS EXTREMAS MONÁRQUICAS que habían logrado el apoyo de Benito Mussolini, se sumaron algunos sectores militares, incluso republicanos, que asumieron la dirección principal del alzamiento por encima de estas fuerzas políticas. El más importante de los organizadores de la conspiración fue el general EMILIO MOLA en Pamplona. La participación de Francisco Franco en el alzamiento no estuvo muy clara hasta el final. Ni por un momento se pensaba en una guerra civil, se preveía una actuación muy violenta y decidida para conseguir rápidamente el triunfo en Madrid, capital del Estado y centro de las decisiones políticas, y el establecimiento de un régimen dictatorial que, en principio, no debía ser permanente ni conducir de forma necesaria al establecimiento de un régimen monárquico.
LA GUERRA CIVIL EN ESPAÑA.

La guerra de España es la única ocasión histórica en que nuestro país ha jugado un papel protagonista en la Historia del siglo XX, aunque fuera como sujeto paciente de un acontecimiento de enrome repercusión internacional. Tan solo en otro momento, mucho más grato en sus consecuencias, como fue la transición de la dictadura a la democracia, España ha resultado protagonista de primera fila en la vida de la Humanidad. Por tanto, no puede extrañar, que desde una óptica nacional o extranjera, se haya considerado como eje interpretativo de nuestro pasado lo sucedido en el periodo 1936-1939

Tras la victoria del Frente Popular en las elecciones de febrero del año 1936, las condiciones de vida en España se habían hecho tan difíciles que había grupos de derecha y también de izquierda que estaban dispuestos a acabar con las instituciones republicanas mediante un acto de violencia. Fueron los primeros quienes lo intentaron, pero la revolución posterior da acto de fe de que también una parte de la izquierda estaba dispuesta a abandonar la legalidad republicana.

Un saludo.
AMIGO FERNANDO, supongo que te referirás al LEÓN de antes de la guerra, así como a Andalucía y Extremadura. Si es así, nada que objetar. Claro está que, en aquellos años a duras penas se salvaban CATALUÑA Y VIZCAYA, una por la industria de los tejidos y la otra por la industria del hierro.

...
Mira José yo soy de Asturias y mi familia en esa época vivían en Luanco (un pueblo pequeño precioso) y contaban, que lo peor que vivieron, y mas muertes causo, fue la envidia y rencillas anteriores a la guerra, la gente empleaba la denuncia contra el vecino, y creo que por esto fue una guerra tan sangrienta y dura. Un saludo
Bueno, LUANCO es una población pequeña, pero no tanto, debe de tener unos doce mil habitantes. Cierto que Luanco es bonito.