¿Y tu con que SUEÑAS?

Me has recordado un hermoso poema del poeta castellano-extremeño José María Gabriel y Galán:

Me has recordado un hermoso poema del poeta castellano-extremeño José María Gabriel y Galán:
Galán escribió una poesía reflejando, también, una situación personal real: cuando estuvo destinado como maestro nacional en el pueblo abulense de Piedrahita, entre 1892 y 1898, se alojó en el Palacio de los Duques de Alba, en el que había nacido el Gran Duque de Alba, don Fernando Álvarez de Toledo (según se cuenta, fue en este palacio donde la decimotercera Duquesa de Alba había posado un siglo antes para Goya como modelo de La maja desnuda; hoy el edificio sirve de colegio público). Asomándose desde esta mansión Galán divisaba la torre de mi pueblo Mesegar de Corneja a 4 kilómetros justos de Piedrahita, sobre esa torre las cigüeñas habían apostado su nido; y ya criaban sus pollos con la diligencia que caracteriza a la especie.
Galán compuso su poema sobre la anécdota, extrayendo una moraleja de la devoción parental que observaba en las aves. (Supongo que este tipo de poesía, tradicional e ingenua, no gustará hoy a los críticos de tendencia postmoderna, pero me importa muy poco). El poema fue incluido en el libro póstumo Nuevas castellanas (1905) y en su primera sección dice así:

Palacio de los Duque de Alba (Piedrahita, Ávila)

Nidos:

Enfrente de mi casa yace en ruinas
un viejo torreón de cuatro esquinas,
y en ese viejo torreón derruido
tiene asentado una cigüeña el nido.
¡Y parece mentira, pero enseña
muchas cosas un nido de cigüeña!

Por el borde del nido de mi cuento,
donde reina una paz que es un portento,
asoman el pescuezo noche y día
los zancudos cigüeños de la cría.
Cuando los deja la cigüeña madre,
trae alimentos el cigüeño padre,
y cuando con su presa ella regresa,
vuela el padre a buscarles otra presa;
y de este modo la zancuda cría
en banquete perenne pasa el día.
………………………… .
………………
………

* Espero me mandes unos –confites- en la primavera cuando el Bautizo de tu NIETO/NIETA.*

Cariñosamente