Flamenco y copla, su historia y sus intérpretes

antonio molina cantaor

CADA CUAL POR SU CAMINO (Antonio Molina)

Si me lo hubieran contado
no me lo hubiera creido,
que iban a estar separados,
y cada cual por su lado,
corazón, tu cariño y el mio.
Fuimos dos en uno,
por la vereíta de la eternidad
y de aquello, mi vida, ninguno,
se quiere acordar.
Estribillo
Cada cual por su camino,
madre mia, ¡Que dolor!
No es de rosas,
que es de espinos
el sendero de los dos.
Aumentado la disncia,
morimos poquito a poco
los dos sin darle importancia,
como si fueramos locos.

Como pa darme en la cara,
de otro cariño presumes.
Mira qué cosa más rara
que el corazón se me para
mientras tú, sin mi amor te consumes.
Yo sé que por eso seguiré mintiendo
lo mismo que tú
y viviendo los dos bajo el peso
de la misma cruz.

Poco hay que contar que no se sepa de este gran cantaor, mas de copla que de flamenco, con una voz prodigiosa y unos pulmones a prueba de bomba.

Antonio Molina, malagueño 1928-1992, además de cantaor, también fue actor como muchos cantantes de la época que proyectaba su arte a través de sus películas, es innumerable la discografía de este intérprete, padre de artistas como Ángela, Mónica.... que van dejando el pabellón Molina muy alto,