Foro Común

Saludos Miguel, me gustan estos relatos tan entrañables, emotivos como la vida misma

Saludos Miguel, me gustan estos relatos tan entrañables, emotivos como la vida misma.
Cuando era muy pequeño y mi madre me decía algo que yo no quería oír cerraba los ojos. Era mi forma de comunicarla que que no la escuchaba.
Ahora en ocasiones cuando cierro los ojos, todavía puedo oírla, y entonces mis ojos cerrados, solo se humedecen...
El Aliento de Cristal.