Foro Común


PREDICCIÓN SEMANAL del AL 24 DE AGOSTO
El Cuarto Creciente en Escorpio hará que estemos muy apasionados e intensos. El 23, el Sol abandona Leo para ingresar en Virgo, contribuyendo a que estemos muy exigentes con nosotros mismos y con los demás.
Ay ay ay Ángel. No sé nada de coches, tampoco de los japoneses, Mira 1-0 lo acepto.
Saludos.
Clara. jaaaaaaaaaaaaaaa. Tienes que llama a tu amiga MARI. A lo mejor empatas.
CLARA. La tecnología japonesa no la vamos descubrir ahora. ¿Recuerdas el primer transistor? Japonés.

Posiblemente los occidentales veamos que los orientales no guardan relación el trabajo con el despilfarro. <puedes tener razón. Trabajamos para vivir o vivimos para trabajar? A lo mejor son las dos cosas al mismo tiempo.

Y hasta hace unos años, los japoneses no hacían mucho turismo, ahora hay japoneses por todos los lados, como los chinos.

De todas formas sus rezos y concentración física ... (ver texto completo)
Ay ay ay Ángel. No sé nada de coches, tampoco de los japoneses, Mira 1-0 lo acepto.
Saludos.
Nivel de vida alto? Yo lo que iogo es que viven para trabajar y en huecos poco mayores que una consigna. No sè si compensa toda una vida así.
Saludos.
Clara. Viven para trabajar y trabajan para vivir. Es la democracia más comunista.
Tienen un desarrollo tecnológico, una capacidad de sufrimiento, una idea de país, envidiables.

Saludos
Nivel de vida alto? Yo lo que iogo es que viven para trabajar y en huecos poco mayores que una consigna. No sè si compensa toda una vida así.
Saludos.
CLARA. La tecnología japonesa no la vamos descubrir ahora. ¿Recuerdas el primer transistor? Japonés.

Posiblemente los occidentales veamos que los orientales no guardan relación el trabajo con el despilfarro. <puedes tener razón. Trabajamos para vivir o vivimos para trabajar? A lo mejor son las dos cosas al mismo tiempo.

Y hasta hace unos años, los japoneses no hacían mucho turismo, ahora hay japoneses por todos los lados, como los chinos.

De todas formas sus rezos y concentración física antes de empezar a trabajar les debe ayudar.

Que conste que me gusta más la civilización occidental.

¿Hablamos de los coches japoneses?
CLARA. No cabe la menor duda de que el pueblo japonés es uno de los más adelantado. No diré que sea el primero, poro sí el primero entre los segundos. La cultura y el saber en Japón no viene del cielo. Tienen un sistema de enseñanza muy superior a otros países, y eso que no tiene materias primas, casi todas tienen que importarlas. Ahora bien, el pueblo japonés es muy sacrificado y en parte viven para el desarrollo de su país, sabiendo que con el esfuerzo y trabajo de todos y entre todos consiguen ... (ver texto completo)
Nivel de vida alto? Yo lo que iogo es que viven para trabajar y en huecos poco mayores que una consigna. No sè si compensa toda una vida así.
Saludos.
Hola Frenpoca. Es todo muy bonito, casi ideal y por lo visto tiene muy buenos resultados en el comportamiento y en la manera de ser de los japoneses.
Todo eso, no tengo tiempo, habría que analizarlo bien, ya que en nuestra cultura se podrían interpretar algunas cosas como una injerencia del Estado en la vida privada de los ciudadanos, creo que sería muy criticado y no aceptado.

No creo que el ser humano hayamos nacido solo para trabajar, que parece ser que es a lo que está orientada toda la ... (ver texto completo)
CLARA. No cabe la menor duda de que el pueblo japonés es uno de los más adelantado. No diré que sea el primero, poro sí el primero entre los segundos. La cultura y el saber en Japón no viene del cielo. Tienen un sistema de enseñanza muy superior a otros países, y eso que no tiene materias primas, casi todas tienen que importarlas. Ahora bien, el pueblo japonés es muy sacrificado y en parte viven para el desarrollo de su país, sabiendo que con el esfuerzo y trabajo de todos y entre todos consiguen un nivel de vida alto.
Hola Frenpoca. Es todo muy bonito, casi ideal y por lo visto tiene muy buenos resultados en el comportamiento y en la manera de ser de los japoneses.
Todo eso, no tengo tiempo, habría que analizarlo bien, ya que en nuestra cultura se podrían interpretar algunas cosas como una injerencia del Estado en la vida privada de los ciudadanos, creo que sería muy criticado y no aceptado.

No creo que el ser humano hayamos nacido solo para trabajar, que parece ser que es a lo que está orientada toda la educación y la vida en Japón.
Una de las cosas que más me ha gustado porque lo digo siempre y me parece importántisimo es respetar la madurez infantil y no evaluarles ni echarles el peso de la responsabilidad hasta los 8 ó 9 años. Muchos niños para cuando consiguen la madurez necesaria para la responsabilidad ya están traumatizados y será muy difícil reinsertarlos.

Bueno, a ver si alguièn más entra en el tema.
Saludos.
MARiiiiiiiiiiiiiii. Tengamos la fiesta en paz con un vino de Toro.

Voy a darte una pequeña ruta para muestra. Desde Mansilla de las Mulas hacia Cisierna para llegar a Riaño, con su magnifico embalse del Esla (agua que bebéis los zamoranos). A partir de Riaño en dirección a Asturias o en dirección a Cantabria el paisaje no tiene sombra de nadie, ¿Hacia Asturias? Pues verás el nacimiento del Sella, aun lado de la carretera, hay una fuente y he ahí el nacimiento del Sella. Bueno si quieres más explicaciones ... (ver texto completo)
Cisterna. Lo conozco, tuve y mantengo una buena amistad con dos personas nacidas allí.

Había una fiesta en verano que entre otras se cogían peces en el rio y se comían allí.
Primera parte, me he confundido de puesto.
Supongo Clara, que algún defecto tendrán. La perfección está en otras dimensiones.
Abrazos estimados foreros.
19/08/2018
José L. Román | 9590 lecturas
La riqueza de un pueblo depende de la educación de sus gentes (I)
Según muy autorizados pensadores, sociólogos y filósofos, la diferencia entre los países pobres y los países ricos viene marcada principalmente por la evolución y el desarrollo de sus pueblos, pero como consecuencia de la formación y educación de sus gentes.
Japón podría servir de ejemplo. Un país totalmente destruido tras la II Guerra Mundial y que posee un territorio donde el 80% es terreno montañoso e inadecuado para la agricultura y la ganadería, es sin embargo la tercera economía mundial. Se trata de una inmensa fábrica fluctuante que importa materia prima de todas partes y exporta productos manufacturados a los cinco continentes, basando su riqueza en el nivel de educación y formación de sus ciudadanos.
Todo comienza porque la educación primaria y secundaria no solo es obligatoria, sino que el mismo Gobierno es el que se encarga de controlar la asignación de plaza a cada uno de los alumnos en las escuelas, remitiendo directamente la documentación de cada uno al centro correspondiente y asumiendo directamente tan alta responsabilidad. O sea, que es el gobierno quien establece los trámites con los centros, meses antes de que un niño tenga que escolarizarse. Los padres simplemente reciben en casa el documento formalizado y aprobado, informándoles del centro, las actividades, y el calendario escolar que afecta a cada uno de sus hijos.
Pero hay más, ¿qué sucede por ejemplo si un maestro no asiste al centro por un motivo justificado? Pues sencillamente no sucede nada. Los alumnos no se toman el día de fiesta quedándose en casa, o de brazos cruzados y desmadre en el aula, no. Ellos mismos, los alumnos, se responsabilizan dando la lección del día, ya que todos tienen su programa de estudios y tareas a seguir durante todo el ciclo escolar. Por lo tanto, ese día será como cualquier otro aunque no asista el profesor.
Los niños son independientes desde bien pequeños. Desde los seis años los niños acuden solos a la escuela sin que los acompañen sus padres, y es que Japón es uno de los países con menos delincuencia del mundo. Los alumnos de primaria de cualquier barrio se reúnen para ir juntos hasta el centro escolar. Esto enseña responsabilidad y cuidado hacia los más pequeños a medida que se vayan haciendo mayores. Por eso en la sociedad japonesa la honestidad y la ayuda al prójimo es algo que se practica todos los días.
Por otra parte, todos contribuyen a la higiene y limpieza del centro escolar. No importa si eres alumno o maestro, entre todos limpian las aulas, despachos, baños, y demás locales. Y que conste, que no es por falta de recursos para contratar personal de conserjería o limpieza, sino porque en su cultura es muy importante enseñar a los pequeños a trabajar en equipo y ayudarse mutuamente, lo que supone una lección de humildad que enseñará a los futuros profesionales a respetar el trabajo de otros, y también su propio esfuerzo. En síntesis, si los niños invierten parte de su tiempo en limpieza, es evidente que no querrán ensuciar, pues al final tendrán que ser ellos mismos quienes tengan que limpiar la mierda.
¡Ah! Y cuando finaliza el curso, las escuelas no cierran; no hay periodo estipulado de vacaciones, así los alumnos pueden visitar la biblioteca, realizar actividades extraescolares o realizar cursos de regularización.
La base de la educación debe comenzar en los hogares, por eso en Japón los padres enseñan a sus hijos desde muy pequeños a ser considerados y respetuosos con los demás, sobre todo con sus abuelos y personas mayores, pues es una forma que tienen de honrar su experiencia y sabiduría. Su lema: “modales antes que conocimiento”, por eso no hay evaluaciones ni exámenes hasta que los niños no alcanzan el cuarto grado de Primaria, pues consideran que el conocimiento no sirve de nada si no existen valores como la generosidad, y el amor a los demás y a su Patria.
Son maravillosos los japoneses. ¿Tienen algún defecto? No va de guasa eh, que no puede ser todo tan perfecto.
Saludos.
Feliz semana foreros.
21/08/2018
José L. Román | 9509 lecturas
La riqueza de un pueblo depende de la educación de sus gentes (II)
La cultura japonesa tiene también una peculiaridad: dejar a los niños ser niños. Se les permite disfrutar del juego sin límites y sin obligaciones para ayudarles a desarrollar su propia personalidad, dejándoles simplemente ser niños. Los padres, que también fueron niños, son pacientes y procuran no gritar ni pegar a sus hijos. Conforme van creciendo y madurando se les empieza a dar más responsabilidades enseñándoles a cumplir ciertas reglas, como por ejemplo el valor de la familia.
Para los japoneses la unión y el amor a la familia es indispensable. La valoran por encima de todo. Para ellos es importantísimo que haya una buena relación de amor, confianza y cariño entre las distintas generaciones. De esta manera consiguen que no se pierdan las tradiciones. Consideran a las personas mayores seres de gran sabiduría, y por ello son tratados con mucho amor y respeto.
Además, existen tres principios fundamentales para la educación: conocimiento, moral, y una buena salud de cuerpo y mente. Esta es la filosofía de vida que se enseña en las escuelas, y se traduce en respeto y amor por la familia, honor por las tradiciones, cuidado hacia los animales y la naturaleza, y, por supuesto, velar por la salud de las personas. De ahí que el deporte y la alimentación sean considerados fundamentales en aquel país.
Si hablamos del respeto a los profesores y lo comparamos con el respeto y la consideración que se les tiene aquí en España, nos daremos cuenta del porqué estamos como estamos. El papel de los maestros en Japón es uno de los más importantes, pues de ellos depende en gran medida el futuro de los niños y jóvenes. Los profesores son muy respetados y considerados como miembros muy importantes de la sociedad. Por esta razón el Gobierno los prepara constantemente para que sean los mejores, y se ganen y merezcan estar muy bien pagados.
Por ello, y a diferencia con España, no existen las huelgas educativas; jamás realizan paros y dejan a sus alumnos sin clase, ni se dan de baja laboral constantemente abusando de su condición de funcionarios intocables. Los maestros japoneses lo considerarían fallar a sus discípulos faltando a su sagrada misión de educadores.
En cuanto a la alimentación, en las escuelas públicas japonesas todos los alumnos deben pagar mensualmente alrededor de 50 euros en concepto de alimentación, y, la comida, es preparada bajo el control de médicos nutricionistas al objeto de que los estudiantes aprendan a comer de manera saludable y con los nutrientes necesarios para rendir más y mejor en la escuela. Queda terminantemente prohibido que los alumnos lleven dinero o cualquier tipo de comida, ya que el buen desempeño de sus deberes depende en gran medida de una alimentación equilibrada. De ahí que la obesidad en aquel país es prácticamente un mito urbano; tan solo el 3,5% de los adultos padecen este terrible problema.
Se trata de una cultura que debería ser un ejemplo para el resto del mundo, pero sobre todo un referente educativo para todos nosotros. Solo un detalle, tras el accidente nuclear en Fukushima y el desastre ocasionado por ese terrible suceso, los ciudadanos se comportaron con un civismo que dejó boquiabiertos y sin aliento al mundo entero. Ni un solo acto de pillaje, saqueo o vandalismo tuvo lugar en las miles de empresas y establecimientos mercantiles a pesar de la catástrofe. Los japoneses prestaban máxima atención a las directrices que comunicaban sus Fuerzas de Seguridad, del mismo modo que acudían en respetuoso orden a recibir la ayuda humanitaria dispuesta por el gobierno de la nación sin que la Policía tuviese que intervenir para guardar el orden. Más recientemente hemos tenido ocasión de ver también el comportamiento ejemplar de los hinchas japoneses en el pasado “Mundial de Rusia”, cuando una vez finalizado el encuentro de fútbol en el que participaba su selección, recogían todos los desperdicios de las gradas y los retiraban en bolsas hasta los contenedores de basura. Ver para creer.
Los beneficios de ser pesimista, según la ciencia:

¿Cuántas veces te han dicho que te pasarán cosas buenas si lo crees con fuerza? Pues ser pesimista tiene su lado bueno.

Y BUENAS TARDES,
Yo siempre he sido optimista, nunca pesimista.
Los beneficios de ser pesimista, según la ciencia:

¿Cuántas veces te han dicho que te pasarán cosas buenas si lo crees con fuerza? Pues ser pesimista tiene su lado bueno.

Y BUENAS TARDES,
En Asturias día veraniego. Muy buen día.

BUENOS DÍAS. Con tantas muertes, robos, crímenes, asesinatos, atracos... los días no pueden ser buenos.