La Poesía

UNA ESTRELLA PARA TÍ

UNA ESTRELLA PARA TÍ

Quise coger con mis manos
una estrella luminosa,
pero recogí otra cosa
que casi nunca deseamos.

“La decepción”, de encontrar
que solo era el reflejo,
pues brillaba en el espejo
un rayo de luz solar.

Con la prisa de encontrar
la estrella que tú pedias,
no pensé que era de día,
y las estrellas no están.

Más cuando llegue la noche
saldré otra vez a por ella,
y cogeré la más bella
para que tengas tú broche.

Será la que te ilumine
y te guie en tú camino,
haciendo que tú destino
sea, lo que tú imagines.

Y también te alfombraré
ese camino de rosas,
pues serán las más hermosas
que yo para ti pondré.

Si esta noche la estrella
no la pudiera coger,
otra noche volveré
hasta conseguir traerla.

Pero tú siempre tendrás
un camino iluminado,
que yo te habré preparado
para tú felicidad.
Pa. Sa. Ma.