La Poesía


De quien es el poema
Del portorriqueño, Córdoba Dávila, dice la forera Toñi, cuando lo envió el 2010. Yo no lo he comprobado.
ARITMETICA
Un hombre, cuando es soltero,
resulta un numero entero.
Se casa y al otro dia
ya es regla de compañia.
Nace un muchacho despues
y es una regla de tres.
Lo cual no impide, a mi idea,
que un numero mixto sea,
si es bueno, amable y discreto. ... (ver texto completo)
De quien es el poema
Con mi limitada condicion humana, pero como creyente de una dignidad superior, nacer siempre es una esperanza, nuestro transitar una oportunidad de amar y aprender; la desaparicion fisica una realidad pero no el fin. Para todos aquellos que partieron al encuentro del infinito conocimiento, para mis amigos que me dieron su afecto y bondad, han partido invitandome a reflexionar.

XXIII

La muerte no tiene ritual
Ni fidelidad y compasión
Es intrusa, no solicita permiso
Ante la incredulidad de nuestros ojos
Carga sin dolerle la hondura de su secreto.

Arquitecta inacabable
De la tumba de los silencios
Reúne todos los días
Con sus noches dormidas
El pasado reído
Como también llorado
El presente inconcluso
El futuro evaporado de las ilusiones
El misterio de la frágil humanidad.

La vida errante entre sus muros
Peregrina en todos sus caminos
Temporalidad sublime de lo creado
Incertidumbre viajera de cada vivencia
Conciencia e inconsciencia del azar
Extraña ventana de la casualidad
Horizonte alzado de la tierra fugaz.

El alma de las cosas
El corazón estremecido
En un adiós doliente
Se torna sediento
Bebiendo resignación
La trascendencia es irrelevante
El espíritu es humilde
Abre la puerta grande
Para gozar su paz.

EH
Antonio Machado, Sevilla 1875.
Anoche cuando dormia soñe ¡bendita ilusión!
que una fontana fluia
dentro de mi corazon.
Di ¿por que acequia escondida
agua vienes hasta mi manantial
de nueva vida en donde nunca bebí?
Anoche cuando dormia
soñe ¡bendita ilusión!
que una colmena tenia
dentro de mi corazón
y las doradas abejas
iban fabricando en él
con las amarguras viejas
blanca cera y rica miel.
manuel
Entre el 27 de marzo y el 17 de abril, cuando el sistema sanitario de Madrid amenazaba con colapsar frente al envite de la pandemia, los bomberos tuvieron que intervenir en decenas de residencias para retirar al menos 185 cadáveres de los que nadie se hacía cargo. Las funerarias estaban totalmente desbordadas. Apenas había ataúdes. Tampoco sudarios. Y los cuerpos se acumulaban “desatendidos” durante tanto tiempo que los formularios oficiales incluso recogieron la opción de señalar que llevaban “36 ... (ver texto completo)
Esto es poesía Miguel?
Contestación por cortesia:

Ya dejamos bien claro que a la TRINIDAD en este nuestro
FORO COMÚN "NO, NOS GUSTAN LOS DEBATES"

Atentamente S. S. S.
A la atención de usía contestación clara y contundente nadie quiere debatir nada
al final de el escrito dice valora esta poesia.
No sea tan cortes, gracias.
manuel
Ya se valoro se comento y me dijeron de todo.
Usted que la ha puesto comentela a que se refiere
con la casa sosegada a mi me pusieron de cuarta y media.
Denos su interpretación.
manuel
Contestación por cortesia:

Ya dejamos bien claro que a la TRINIDAD en este nuestro
FORO COMÚN "NO, NOS GUSTAN LOS DEBATES"

Atentamente S. S. S.
GLOSA de san Juan de la Cruz
**************************
Aunque tinieblas padezco
en esta vida mortal
no es tan crecido mi mal
porque si de luz carezco
tengo vida celestial
porque el amor da tal vida
cuando más ciego va siendo
que tiene al ama rendida
sin luz y a oscuras viviendo.

Hace tal obra el amor
después que le conocí
que si hay bien o mal en mí
todo lo hace de un sabor
y al alma transforma en sí
y así en su llama sabrosa
la cual en mí estoy sintiendo
apriesa sin quedar cosa,
todo me voy consumiendo.
Noche oscura, de San Juan de la Cruz
****************************** **
1. En una noche oscura
con ansias, en amores inflamada,
¡oh dichosa ventura!
salí sin ser notada,
estando ya mi casa sosegada.
2. A oscuras, y segura,
por la secreta escala disfrazada,
¡Oh dichosa ventura! ... (ver texto completo)
Ya se valoro se comento y me dijeron de todo.
Usted que la ha puesto comentela a que se refiere
con la casa sosegada a mi me pusieron de cuarta y media.
Denos su interpretación.
manuel
Entre el 27 de marzo y el 17 de abril, cuando el sistema sanitario de Madrid amenazaba con colapsar frente al envite de la pandemia, los bomberos tuvieron que intervenir en decenas de residencias para retirar al menos 185 cadáveres de los que nadie se hacía cargo. Las funerarias estaban totalmente desbordadas. Apenas había ataúdes. Tampoco sudarios. Y los cuerpos se acumulaban “desatendidos” durante tanto tiempo que los formularios oficiales incluso recogieron la opción de señalar que llevaban “36 horas o más” sin ser trasladados, según documentos oficiales a los que accedió EL PAÍS. “Hay que priorizar la retirada de fallecidos [en residencias] que nadie recoge”, refleja uno de esos escritos, fechado el 27 de marzo, justo cuando comenzaba el pico de contagios y muertes de la pandemia, que azotó especialmente a los centros sociosanitarios.

Audi
Audi A3 Sportback
Por sólo 250 euros al mes
Publicidad Audi
“Os queríamos hacer llegar lo crítica que está siendo la situación de las residencias de ancianos en la Comunidad”, se lee en una nota interior firmada el 27 de marzo por la jefatura del cuerpo de bomberos. “Nos reportan desde Políticas Sociales que cuando el coronavirus entra en una residencia en pocos días tienen gran cantidad de infectados, sino todos, y un importante número de fallecidos”, sigue. “De las 476 residencias de ancianos, hay gravemente afectadas 37 y otras 32 que estarán en este estado en pocos días. A esto se unen también algunas residencias de discapacitados (13 en estado crítico) que replican problemas casi idénticos”, detalla. Y subraya: “Hemos recibido orden de la Presidenta para que colaboremos con otros servicios para controlar esta desagradable situación priorizando la retirada de fallecidos que nadie recoge. Inicialmente requeriremos puntualmente la colaboración de voluntarios pero lo trasladaremos en seguida a la guardia para que se desarrollen y resuelvan estas cuestiones de forma ordinaria”.

En lo peor de la pandemia, las residencias se convirtieron en una trampa mortal. Con los hospitales casi colapsados, las derivaciones de ancianos no alcanzaron a todos los que necesitaban atención médica especializada. En esas semanas críticas, los recursos de la Administración tampoco llegaron a proporcionar medios médicos a los centros. Un infierno que se mide en cifras.

En lo que va de crisis, en las residencias sociosanitarias de Madrid han muerto 8.236 personas por cualquier tipo de causa. De ellas, 5.987 lo han hecho por causas vinculadas al coronavirus. Y más de 1.200 estuvieron en seguimiento por parte de los bomberos, según fuentes sindicales, ya que la recogida de sus cadáveres se estaba demorando más de lo debido y podía obligar a que el cuerpo interviniera. En total, los profesionales se hicieron cargo de al menos 185, y concentraron sus esfuerzos en cuatro días dramáticos: entre el 4 y el 7 de abril, los bomberos tuvieron que hacerse cargo de una media diaria de 23 restos mortales en residencias.

“Fue un despropósito y un drama”, cuenta Israel Naveso, responsable del Sindicato de Bomberos federado en CSIT Unión Profesional, que reclamó durante lo peor de la crisis que se movilizaran más recursos y bomberos.

El parque de Las Rozas, los bomberos de Leganés y los de Fuenlabrada se volcaron en la recogida de cadáveres, centrándose en los que llevaban desatendidos más de seis horas. Los parques de Aldea del Fresno, Coslada, Valdemoro o Tres Cantos se centraron en la desinfección e inspección de los centros y ambulancias.

Sin recursos suficientes
“Los fallecimientos han superado con creces la capacidad habitual de recursos materiales para su gestión y traslado”, se lee en un contrato para comprar 200 sudarios (por 20.570 euros) con los que trasladar los cadáveres.

“Se ha encomendado al cuerpo de bomberos la revisión y desinfección de instalaciones sanitarias críticas tales como centros de salud o residencias”, se detalla en otro acuerdo para gastar 132.575,26 euros en adaptar cinco furgones para el transporte de los equipos industriales necesarios para desinfectar las instalaciones.

“Es necesaria la desinfección completa y permanente de los equipos y prendas de vestir que se utilicen durante la guardia, y la adquisición para ello de 22 lavadoras y 22 secadoras”, ilustra un tercer contrato de 27.493,14.

Ocurrió entre finales de marzo y principios de abril: con la región sumando miles de contagiados y cientos de muertos cada día, nadie podía hacerse cargo de los cadáveres de algunos ancianos. Hasta que llegaron los bomberos.
Noche oscura, de San Juan de la Cruz
****************************** **
1. En una noche oscura
con ansias, en amores inflamada,
¡oh dichosa ventura!
salí sin ser notada,
estando ya mi casa sosegada.
2. A oscuras, y segura,
por la secreta escala disfrazada,
¡Oh dichosa ventura!
a oscuras, y en celada,
estando ya mi casa sosegada.
3. En la noche dichosa
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz y guía,
sino la que en el corazón ardía.
4. Aquesta me guiaba
más cierto que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.
5. ¡Oh noche que guiaste!
¡Oh noche amable más que la alborada:
oh noche que juntaste
Amado con Amada.
Amada en el Amado transformada!
6. En mi pecho florido,
que entero para él solo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba.
7. El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería,
y todos mis sentidos suspendía.
8. Quedeme, y olvideme,
el rostro recliné sobre el Amado,
cesó todo, y dejeme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado.

(Valora este poesía, por favor)

Zenda recomienda:
ROSALÍA DE CASTRO, Santiago de Compostela 1837.
Un-ha vez tiven un cravo
Una vez tuve un clavo
clavado en el corazón
y yo no me acuerdo ya si era aquel clavo
de oro de hierro o de amor
Solo sé que me produjo un mal tan hondo
que tanto me atormento
que yo dia y noche sin cesar lloraba
como lloró Magdalena la pasión
Señor que todo lo puedes.
manuel
BÉCQUER BASTIDA Sevilla 1836.
Los mundos que me rodean
son los que menos me extrañan
el que me tiene asombrado
es el mundo de mi alma.
Yo me asomé a un precipicio
por ver lo que había dentro
y estaba tan negro el fondo
que el sol me hizo daño luego.
manuel
Sigue Machado.
Caminante son tus huellas
el camino y nada más
caminante no hay camino
se hace camino al andar
Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.
manuel
Machado.
Ayer soñé que veia a Dios
y que Dios hablaba
y soñé que Dios me oía...
Despues soñé que soñaba.
Anoche soñé que oía a Dios
gritandome ¡Alerta!
luego era Dios quien dormia
y yo gritaba ¡Despierta!
manuel