La Poesía


Encuentro de mujeres poetas de Piedrahíta (Ávila)
Recuerdo a " Las poetas olvidadas "
------------------------------ --
El V Encuentro de Mujeres Poetas Villa de Piedrahíta se centra en esta ocasión en 'Las poetas olvidadas' a lo largo de varios períodos históricos y literarios.

El encuentro comenzó el viernes con la exposición de la artista piedrahitense Aitana María Pérez Moreno, que bajo el nombre 'Mujeres de la historia' pretende hacer un reconocimiento a esas mujeres que hicieron grandes aportaciones en los campos de las artes, las ciencias o la política y que en opinión de la creadora “merecen ser conocidas y reconocidas”.

A la vez, en el claustro de la iglesia tuvo lugar una tertulia sobre 'Las poetas olvidadas', que puso en valor la obra de aquellas que, por el momento histórico que les tocó vivir, no tuvieron la proyección necesaria para dar a conocer su obra: “poner nombres a mujeres que a lo largo de la historia fueron relegadas por el único motivo de serlo y por los convencionalismos sociales, interpretando la condición sexual como hándicap para la creación o para la libertad de pensamiento”.

Así, en sus intervenciones, las poetas participantes (María Jesús Fuentes, Lola Moreno, Pilar Álvarez Areces, Tamara Alonso, Remedios Fernández y Ester Bueno) repasaron la importancia de las mujeres en distintos momentos, como las de la generación del 27 y las denominadas 'Las Sinsombrero',

En Piedrahita Ávila.

Se hizo una semblanza de esas escritoras, pensadoras y artistas de la generación del 27 como Concha Méndez, María Teresa León, Ernestina de Champurcín, Rosa Chacel, Josefina Latorre, María Zambrano, Maruja Mallo y María Teresa León, que en los años 20 “comenzaron a luchar por la libertad de las mujeres en la creación en un momento histórico que englobaría la dictadura de Primo de Rivera, la Segunda República y la Guerra Civil”.

Momento brillante

También se habló del momento brillante que se produjo durante la Segunda República hasta que la Guerra Civil truncó sus expectativas: “muchas de ellas -se recordó- tuvieron que exiliarse y desde otros países continuaron su labor creativa que engrandece la cultura de España y que no es reconocida ni en libros de texto ni en muchas ocasiones en las antologías de poetas”.

Y se destacó la tertulia 'Versos con faldas', que pusieron en marcha en el Madrid de 1951 las poetas Gloria Fuertes, Adelaida Las Santas y Dolores de Pablos en los sótanos del teatro Gallego de la Carrera de San Jerónimo. Entonces decenas de mujeres poetas consiguieron leer su obra intentando alejar la poesía de la crítica más tradicionalista y oficial, para evitar el lastre del momento a que eran sometidas las mujeres creadoras por los críticos literarios y por una sociedad que se ancló en la eliminación de los derechos de las mujeres.

Una ronda poética por los jardines del Palacio de los Duques de Alba al atardecer del sábado cerrará el encuentro.
RECUERDOS.

Con bailes y charangas
pitos y panderetas
saldremos por la puerta
dando volteretas

Los amigos mirarán
pero no nos verán
disfrazados vamos
y no nos conocerán.

Aquel por la vida
disfrazado de león
ruge al pasar

Un mono, un caballo y
un orangután desfilando van
amigos por un rato
Hoy, mañana Dios dirá.
Buenos días para todos los que participan en este Foro Común con sentido de la responsabilidad y el saber estar en un sitio público.

Pasen buena mañana, hasta dentro de unas horas.
Eloina Gonzalez Lopez
28 min •
ASÍ ES MI PUEBO.
Mi puebo esta en la montaña
en os montes de León
a orillas del rio Luna.
Es un paisaje precioso
Y aunque el pueblo es pequeñito
Para mi no hay en el mundo
Otro que sea mas bonito. ... (ver texto completo)
Precioso Elo, pero debo reconocer que no me sorprende en absoluto porque conozco la trayectoria de tu madre, y se de que era capaz.

¡Que mujer! Si hubiera vivido otros tiempos tendríamos a una gran poetisa en toda regla porque tenía la materia prima con creces que todo poeta tiene que tener.

Enhorabuena para ella, aunque sea tarde.
Me ha parecido precioso, buen bagaje dejó tu madre.
Saludos.
Es a Vida de mi madre cuando era un pastora pues aunque habia pastor algunas veces le tocaba a ella, cuidad los de su casa, esta hitoria es de hace un siglo y algún tiempo despues ella todo lo que cuenta son sus vivencias y algunas fantasías pero en esos pueblos han sido muy retrasados muchas cosas las conocí yo de niña cuando iba al pueblo. Un saludo
Eloina Gonzalez Lopez
28 min •
ASÍ ES MI PUEBO.
Mi puebo esta en la montaña
en os montes de León
a orillas del rio Luna.
Es un paisaje precioso
Y aunque el pueblo es pequeñito
Para mi no hay en el mundo
Otro que sea mas bonito. ... (ver texto completo)
¿Esto sucede ahora? O es de principios del siglo pasado?
Eloina Gonzalez Lopez
28 min •
ASÍ ES MI PUEBO.
Mi puebo esta en la montaña
en os montes de León
a orillas del rio Luna.
Es un paisaje precioso
Y aunque el pueblo es pequeñito
Para mi no hay en el mundo
Otro que sea mas bonito. ... (ver texto completo)
Me ha parecido precioso, buen bagaje dejó tu madre.
Saludos.
Eloina Gonzalez Lopez
28 min •
ASÍ ES MI PUEBO.
Mi puebo esta en la montaña
en os montes de León
a orillas del rio Luna.
Es un paisaje precioso
Y aunque el pueblo es pequeñito
Para mi no hay en el mundo
Otro que sea mas bonito.
Pues guarda para sus hijos
Delos años a través,
Lo que mas vale en la vida
recuerdos de la niñez.
Es hermoso en primavera
Cuando renacen las fores,
Y los montes y los prados
Se visten de mil colores.
Pues se mezclan los claveles
Y amarillas campanitas,
Las moradas violetas
y las blancas margaritas.
El olor de los tomillos
Y el color de los rosales,
y los árboles en flor
de los cotos escolares.
En el molino el parral
crece con la madre selva
y se arrullan las palomas
con el “run run” de la piedra
E molinero Francisco
de flor de trigo manchado,
silva las blancas palomas
que se posan en su mano.
Corre el agua por doquier
Que es una inmensa fortuna´,
Cristalina como es
El agua del rio Luna.
Grazna el pato en el arroyo
Canta el gallo en el corral,
Brama la vaca en el prado
Por su ternero lechal.
En el monte las ovejas
Valan por sus corderitos,
Y en a vereda la cabra
Retoza con su cabrito.
Detrás va el perro pastor
Al lado del zagalejo
que ha sacado la merienda
de su zurrón de pellejo.
Alegre le salta el perro
Alrededor del zurrón,
Y de arriba del picacho
Baja corriendo el marón.
La borrega consentida
Y el corderito travieso,
A ellos les reparte el pan
Mientras el se come el queso.
Corren alegres los niños
Alrededor de la escuela,
Y en las linares las yuntas
Están labrando la tierra.
Canta y grita el labrador
Que va detrás del arado,
y las gentiles cigüeñas
picotean en el prado.
Ya vuelven las golondrinas
a anidar en los aleros,
y con sus trinos nos dicen
que añoraban nuestro suelo.
Es el fecundo barbecho
crece vicioso el trigal
y corren los corderitos
al florido tomillar.
Allá en la lejanía
Cuando la tarde se acaba,
Ya se sienten las cencerras
Porque vuelve la majada.
Y esperando su mamada
ya balan los corderitos,
y en e correa las gallinas
ya recogen sus pollitos.
En los últimos fulgores
de la tarde soleada,
se oye el canto de os grillos
y e gorjeo de as ranas.
Niñas que juegan a corro
En la noche perfumada,
Y en a torre de a iglesia
el repique de campanas.
Así entre tanta armonía
y en un bendito sosiego,
se escurece povco a poco
el hermoso azul del cielo.
Tiende la noche su manto
Y en el hogar de la casa,
Como abren el apetito
Las sazonadas patatas.
Y los ahumados jamones
Colgados en la cocina,
¡Y las riestras de chorizos
Y as piernas de cecina!
Y con todas estas cosas
Preparando el paladar
Se esta rezando e Rosario
Para ponerse a cenar.
Chisporretean los troncos
Que arden en el hogar
Y el lecho y mullido
Que convida a descansar.
En la quietud de a noche
Y en su silencio profundo´
piensa la madre en sus hijos
esparcidos por el mundo.
Y añorando sus caricias
Y llorando su desvio
Va humedeciendo la almohada
Como a la flor el rocio.
Y así llorando y rezando
dormida se queda ya
porque vea por sus hijos
la Virgen de la Piedad.
Y cantan los ruiseñores
Que anidan en los zarzales
Y así transcurre la vida
En este pueblo chiquito
Tan bonito que es Canales.
Guedaupe Loez Diez.
HAN VUELTO LOS VENCEJOS…
*****************************
Han vuelto los vencejos;
las cosas naturales vuelven siempre;
las hojas a los árboles,
a las cumbres las nieves.
Han vuelto los vencejos;
lo que no es arte vuelve;
vuelta constante es la naturaleza
por cima de las leyes
Han vuelto los vencejos;
¿ves como todo vuelve?
todo lo que ha brotado al sol desnudo,
de la inexhausta fuente;
todo lo que no fue de algún propósito
producto endeble.
Han vuelto los vencejos;
¡augusto ritmo, única ley perenne!
¡el año es una estrofa
del canto permanente!
Todo vuelve, no dudes, todo vuelve;
vuelve la vida;
¡vuelve la muerte!
¡cuanto tiene raíces en la vida
al fin y al cabo vuelve!
¡Han vuelto los vencejos,
y al pecho aquellas mismas ansias vuelven…!
Ahora comprenderás lo que en la vida
quiere decirnos: « ¡Siempre!»
Siempre, quiere decir la vuelta, el ritmo,
la canción de la mar en la rompiente;
si la ola se retira
ha de volver, pues es de lo que vuelve.
Vuelve todo lo que es naturaleza,
y tan sólo se pierde
lo que es remedo vano de los hombres,
sus artificios, invenciones, leyes…
Han vuelto los vencejos,
como ellos vuelven…¡siempre!:
con su alegre chillar el aire agitan
y el cielo, con su raudo ir y volverse,
al caer de la tarde
cobrar vida parece.
No se posan ni paran, incansables;
sus pies ¿a qué los quieren?
les basta con las alas,
criaturas celestes.
Con ritmo de saeta, ritmo yámbico,
los versos vivos de su vuelo tejen,
chillando la alegría
de sentirse vivientes…
Han vuelto los vencejos;
los del año pasado, los de siempre,
los mismos de hace siglos,
los del año que viene,
los que vieron volar nuestros abuelos
encima de sus frentes natura fuerte,
verán también volar, negros y leves.
Han vuelto los vencejos;
criaturas del aire que no mueren
¿quién muertos los ha visto?
heraldos de la vida, amantes fieles
del largo día de la mies dorada;
¡han vuelto los de siempre…!
¡Vencejos inmortales,
alados hijos de natura fuerte
heraldos de cosechas y vendimias,
mensajeros celestes,
bienvenidos seáis a nuestro cielo,
vosotros… los de siempre!

*Miguel de Unamuno*
Buenas las dos, la foto y el poemario. un placer leerlo y verlo.
Excelente poesia de esas de F. Lorca a una ENCINA.
GARCIA LORCA
************

ENCINA

Bajo tu casta sombra, encina vieja,
quiero sondar la fuente de mi vida
y sacar de los fangos de mi sombra
las esmeraldas líricas.

Echo mis redes sobre el agua turbia
y las saco vacías.
¡Más abajo del cieno tenebroso
están mis pedrerías!

¡Hunde en mi pecho tus ramajes santos!
¡oh solitaria encina,
y deja en mi sub-alma
tus secretos y tu pasión tranquila!

Esta tristeza juvenil se pasa,
¡ya lo sé! La alegría
otra vez dejará sus guirnaldas
sobre mi frente herida,
aunque nunca mis redes pescarán
la oculta pedrería
de tristeza inconsciente que reluce
al fondo de mi vida.

Pero mi gran dolor trascendental
es tu dolor, encina.
Es el mismo dolor de las estrellas
y de la flor marchita.

Mis lágrimas resbalan a la tierra
y, como tus resinas,
corren sobre las aguas del gran cauce
que va a la noche fría.
Y nosotros también resbalaremos,
yo con mis pedrerías,
y tú plenas las ramas de invisibles
bellotas metafísicas.
No me abandones nunca en mis pesares,
esquelética amiga.
Cántame con tu boca vieja y casta
una canción antigua,
con palabras de tierra entrelazadas
en la azul melodía.
La ternura viene envuelta
en un beso
nació un día
en que las horas
se congregaron
para aliviar sus días.

Ecuación infinita en cada
tocar del tiempo
incalculables cuitas
de la respiración
dormitando sus sueños
tendidos en el lecho
nutriéndose de vida
surcando distancias
arropada con la melancolía
son alegres ojos
curiosidad viviente
fracciones de la melodía
tentando al silencio.

Ciencia amante
del eterno universo
intimidad del horizonte
crepúsculo y sombra
termodinámica ancestral
del grano existencial
geometría de las figuras
patronas del espacio
plano de lo posible
deidades de la física
hurgando la materia
química de los cuerpos
triangulo de la energía
trigonometría del espacio
uniéndose tiernamente
con el ser.
LAS FLORES

,
Mirando a cielo, y erguidas
con una franca sonrrisa
<<petaos de felicidad>>
vestidas de mi coores
pero juntas....
Son las flores
venidas para ser amadas
y enseñadas para amar.
Parecieran amapolas:
tan fragiles como alentadoras.
prontas a ser marchitas
les tiende su fugaz vida
rayos de generosidad.
Tulipan multi color
mirando solo al Señor.
El Señor de la esperanza
que en sus estambre
reposa el misterio y la verdad.
El misterio de a vida.....
y la verdad de vivirla
solo una, y no mas.
Poe ello sonrrie al mundo
aunque se rompa su junco;
y a llegada del alba
el rcio en la mañana
solo las haga llorar....

CORAL
Eloina Gonzalez Lopez
25 de junio a las 17:12 ·
¡Uy!. ¡Ay!. ¡Oy!.......
En que suspiro me hallo...
Que he cumplido los sesenta...
¡Uy... El tiempo, como ha pasado,
y yo sin darme ni cuenta.....
¡Ay!..... Los dolores se agudizan
y los achaques tambien.
¡Oy! se han ido ya los abriles;
por reonce y por rediez....
Pero me miro all espejo
muy ufana y caprichosa;
y me digo a mi soita
que aunque no sea yo hermosa;
ni muy ata ni espigada;
ni forrada de parné;
tengo algo de salero
y espero vivir con ello
por lo menos hasta los cien.
Así que pensado bien
que me quedan los cuatenta
pongo el mundo por montera
y entre suspiro y suspiro
hoy les cuento a los amigos
que he cumplido los sesenta
y auque doblo los treinta....
¡Uy!... ¡Ay!... ¡Oy!.....
Me encuentro requetebien.
Cora