La Poesía


Homenaje a VICENTE VERDÚ
muere a los 75 años
Excelente poeta y periodidista
************************
Poema 71

De zonas opacas
procedía
una pregunta
sin neta
audición.
Se trataba, sin embargo,
de algo muy trascendente.
Una interrogación
de vida o muerte,
salud o enfermedad sin fin.
Una cuestión, sin embargo,
Que, a causa de su trascendencia,
se esfumaba pronto
entre areniscas.
Sólo diferenciable
a la vista del ojo
por el inquietante bulto
en que se concretaba
el pavoroso tumor
y su adcripción.

¿O no era parte de nada?
¿O no era un factor adscrito?
Ahí residía,
sin duda,
su pavor
puesto que
no formando parte
de conjunto alguno
banda u horda
podía asesinar
en el vacío
perfumado de
impunidad.
O bien,
¿por qué atribuir
al crimen
sin causa
alguna culpa?
No había método
alguno
y todo ello se deducía
de la difícil
determinación de su
silueta.
Natural,
Apelativa.
Celada.
No poseíamos
consolación
y, sin ella,
razonablemente,
la interrogación ganaba
poder vermicular.
Una sinuosa potencia
de veneno secretado.
Una potencia
sin antídotos
o, en consecuencia,
una potencia
de libertad
asesina
absoluta y superior.
Una maldad
orgánica
y voraz
que arrasaría
cualquier movimiento
de defensa
o de derecho.
Aún el gesto humilde,
de existir por existir.

Q. E. D.
ENTRE LEYENDAS Y RIMAS
Caminar por estas tierras
donde el Duero prevalece,
y visitar esas sierras
donde la leyenda crece.

Soria de grandes pinares
entre luces que padecen,
caminos que son cantares
con verdes que resplandecen.

Leyendas que dejan huellas
que se graban en el alma,
con brillo de las estrellas
entre palabras de calma.

Soria se vive sin prisa
cuando nadie te reclama,
sus campos tienen la brisa
de un pasado que te llama.

Vivir soñando con Soria
en los más raros lugares,
es buscar en la memoria
algunos buenos hogares.

Soria tierra de romances
por las orillas del Duero,
versos que tienen sus lances
en las tierras del Ucero.

Rimas llenas de leyendas
que hacen grande el romancero,
vidas que tuvieron riendas
al pronunciar un te quiero.

Soria se lleva en el alma
y se siente en lejanía,
con una voz que te llama
para vivir su armonía.

Bécquer igual que Machado
nos dejaron sus historias,
Soria lugar encantado
con rimas que son memorias.
G X Cantalapiedra.
******
La poesía humilde de un sábado de verano en Alcocer
DCLM:

Sus recitales no buscan exquisitos foros, la sensibilidad de sus letras llena por igual iglesias y cárceles, porque la poesía no discrimina, como su poemario ‘Instrucciones a mis hijos’ que aconseja siempre dedicar algo tan barato y fácil como una sonrisa.

Jamás, y os lo digo como una sentencia,
miradme a la cara,
jamás en la vida pases por el lado
de cualquier persona
sin una sonrisa.
No hay nadie en el mundo
que no la merezca.
Gracias por la información.
Además vivió un tiempo en Motril - Granada, donde yo vivía, muy cerca de mi casa pero era un desconocido. Nunca lo supe hasta que leí su biografía. Saludos.
Manuel Benitez Carasco era granadino del barrio del Albahicín, vivió mucho tiempo en Argentina, regresó a España y falleció en su Granada.
Gracias por la información.
A un olmo seco. Antonio Machado
****************************** ***********

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento ... (ver texto completo)
Parte de este poema fuen un hit de los comienzos de Serrat en la canción en el album dedicado a los poemas del sevillano Antonio Machado.
EL PERRO COJO

Con una pata colgando,
despojo de una pedrada,
pasó el perro por mi lado,
un perro de pobre casta.
Uno de esos callejeros,
pobres de sangre y estampa.
Nacen en cualquier rincón,
de perras tristes y flacas, ... (ver texto completo)
Manuel Benitez Carasco era granadino del barrio del Albahicín, vivió mucho tiempo en Argentina, regresó a España y falleció en su Granada.
Por empezar ¿no serás la Eloina que conozco? El monje Gonzalo de Berceo es el autor del texto en castellano antiguo que figura en literatura española. Si eres la Eloina madrileña y admiradora de Asturias, te mando un gran abrazo y si no lo eres, felicito a esa otra eloina por los trabajo que figuran publicados aquí.
DOLOR DEL ALMA
Si pudiera mi alma escribir su pesar
de una lágrima calma serviría su humedad
como tinta sincera donde poder mojar
el dolor de mis penas y tristeza de amar
por quien no se merece mi doliente pesar.
Alma dolorida, no escapes del cuerpo,
no des a tus heridas el bálsamo de amar,
amor que pasajero no dura una vida
heridas más profundas con saña causará.
Alma inmortal que llora desengaños,
sabes de la derrota que te roba la paz,
disimula si puedes tu agonía,
que no te vea nadie tus penas llorar.
Alma desventurada de la luz olvidada,
en tu profunda sima ahogándote estás,
cubre tu faz penosa del cruel desconsuelo
en que ruin desvelo hunde tu libertad.
No llames a la Parca, es triste compañera;
boga en blanca barca por mares de ilusión,
que quizás algún día, tal vez no muy lejano
puedas volver a amar con fe y con pasión.
Gonzalo de Berceo
Duelo de la Virgen

A mayor mi quebranto e mayor mi pesar
movióse el aljama toda de su lugar:
entraron a Pilatos por consejo tomar,
que non se lo pidiesen por discípulos furtar.
Recudíoles Pilatos a esos gurriones,
ca bien lis entendía ellí los corazones:
"Ásaz habedes guardas e fardidos peones, ... (ver texto completo)
Por empezar ¿no serás la Eloina que conozco? El monje Gonzalo de Berceo es el autor del texto en castellano antiguo que figura en literatura española. Si eres la Eloina madrileña y admiradora de Asturias, te mando un gran abrazo y si no lo eres, felicito a esa otra eloina por los trabajo que figuran publicados aquí.
Muy buena fábula.
Pues como a Rosalí, me gusta. Es bonita esa poesía.
A un olmo seco. Antonio Machado
****************************** ***********

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.

No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.

Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.

Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas en alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.

Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.
Da igual, ayer hubo un recital, todos los años en el pueblo hay una semana, que ponen cosas ayer tocó poesía, (pondre alguna mas) hoy musica, mañana teatro, los pueblos se mueven, aprovechando estos meses que hay mas gente.
PUES a disfrutar, si el tiempo lo permite.
Es una poesía muy bonita. A mí me gusta mucho. ¿Por qué no la llevas al taller de poesía?
Da igual, ayer hubo un recital, todos los años en el pueblo hay una semana, que ponen cosas ayer tocó poesía, (pondre alguna mas) hoy musica, mañana teatro, los pueblos se mueven, aprovechando estos meses que hay mas gente.