La Poesía

"La poesía que se escribe hoy."

Picar...
Quevedo, con lo escrito por Sixto

Conclusión:
Este soneto tiene características semejantes que se les prestan más atención en la actualidad de hoy en día, como son los efectos del paso del tiempo, algo que todavía preocupa a nuestra sociedad.

Hace cuatro siglos, Quevedo planteo este hecho de tal forma que en el poema queda marcado como se ve que pasa el tiempo en tres lugares diferentes: la ciudad (primera estrofa), el campo (segunda estrofa) y su habitación (tercera estrofa).

Esto me recuerda a la preocupación actual por el mantenimiento del medio ambiente para que no se estropee por el paso del tiempo y los factores humanos. Por lo que después de cuatrocientos años, la sociedad de antes y la actual siguen teniendo puntos en común en los que se interesan.

Este poema esta muy influido por las características en las que vivía la sociedad contemporánea del soneto y por eso sobresalen temas como el pesimismo y la muerte.

Supongo que este tema no seria muy original en su época y que mas autores elegirían la muerte como tema principal en sus poesías, pero Quevedo lo supo enfocar desde un punto de vista mas avanzado que otros autores contemporáneos suyos, hasta tal punto que como ya he dicho, el fondo al que quiere llegar este autor con su poema es el mismo que al que la gente de la actualidad le preocupa. Pues la clave de su éxito fue adelantarse a su sociedad en el pensamiento.
Salíme al campo: vi que el sol bebía
los arroyos del hielo desatados,
y del monte quejosos los ganados,
que con sombras hurtó su luz al día.

Entré en mi casa: vi que amancillada
de anciana habitación era despojos;
mi báculo más corvo y menos fuerte;

Vencida de la edad sentí mi espada.
Y no hallé cosa en que poner los ojos
que no fuese recuerdo de la muerte.
METAFÍSICA en los sonetos de QUEVEDO
****************************** ******
Miré los muros de la patria mía,
si un tiempo fuertes, ya desmoronados,
de la carrera de la edad cansados,
por quien caduca ya su valentía.

! A proposito de lo que vivimos y nos espera.!
Dolor que recita Nati Mistral?
Hay una frase que dice...

Qué doloroso es amar...

¡Qué doloroso es amar...
y no poderlo decir!
Si es doloroso saber,
que va marchando la vida
como una mujer querida,
que jamás ha de volver.
Si es doloroso ignorar,
donde vamos a morir;
¡más doloroso es amar...
y no poderlo decir!

Triste es ver que la mirada,
hacia el sol levanta el ciego;
y el sol la envuelve en su fuego
y el ciego no siente nada.
Ver su mirada tranquila,
a la luz indiferente
y saber que eternamente,
la noche va en su pupila
bajo el dosel de su frente.

Pero si es triste mirar
y la luz no percibir;
¡más doloroso es amar...
y no poderlo decir!

Conocer que caminamos,
bajo la fuerza del sino;
recorrer nuestro camino
y no saber donde vamos.
Ser un triste peregrino,
de la vida en los senderos,
no podernos detener,
por ir siempre prisioneros,
del amor o del deber.
Mas si es triste caminar
y no poder descansar
mas que al tiempo de morir;
¡más doloroso es amar...
y no poderlo decir!

Vivir como yo soñando,
con cosas que nunca vi;
y seguir, seguir andando,
sin saber por qué motivo
ni hasta cuándo.
Tener fantasía y vuelo,
que pongan al cielo escalas
y ver, que nos faltan alas,
que nos remonten al cielo.
Más si es triste no gozar,
lo que podemos soñar;
no hay más amargo dolor,
que ver el alma morir,
prisionera de un amor
y no poderlo decir.

Fuente (s): http://desdelalma. net/1/doloroso. html

QUE EN PAZ DESCANSE (+)
Elige un tema y nazcan los versos
sean versos de la naturaleza
de flores, agua, viento, sol, maleza
de tantos duendes en ella dispersos.

En contacto con la huerta milenaria,
los verdes trigales con amapolas
que empujadas por el viento hacen olas...
y tú, el centro... de forma imaginaria.

Eres tan vistosa, viva y bonita,
que me pierdo entre tus pétalos finos
creándome sensación infinita.

se aprecia en mi cuadro maravilloso,
una pincelada del buen artista
luz y color vive el aire en reposo
“A VECES”

A veces quiero quedarme
donde no puedo estar
plantar mi cuerpo y alma
donde no he nacido
regresar al primer día
de mi partida y al último
de mi arraigo.
... (ver texto completo)
Preciosos Enrique, mi mas sinceras felicitaciones.
Querido Hornada, eres terriblemente genial. Que gozo leerte admirado Enrique.
“A VECES”

A veces quiero quedarme
donde no puedo estar
plantar mi cuerpo y alma
donde no he nacido
regresar al primer día
de mi partida y al último
de mi arraigo.

A veces quisiera no haber partido
sentarme en la vera del rio
contar las aves jugando
cantar los viejos versos
escuchar los cuentos
de las sabias voces.

A veces quiero dormir
bajo la sombra de los arboles
aspirar los humos de la tierra
bailar el vaivén de la brisa
perfumar mi albedrio
con la exquisitez de las flores.

A veces quiero navegar
la lejanía del horizonte
fraguar mi sonrisa
y volver jubiloso
a la casa de siempre
a refugiarme en sus patios
a jugar la niñez
ignorando el presente.

A veces quiero irme
de donde nunca he llegado.

EH
Querido Hornada, eres terriblemente genial. Que gozo leerte admirado Enrique.
Muchas gracias por sus palabras Juan.
Las leyes con que juzgas, ¡oh Batino!,
menos bien las estudias que las vendes;
lo que te compran solamente entiendes;
más que Jasón te agrada el Vellocino.

El humano derecho y el divino,
cuando los interpretas, los ofendes,
y al compás que la encoges o la extiendes,
tu mano para el fallo se previno.

No sabes escuchar ruegos baratos,
y sólo quien te da te quita dudas;
no te gobiernan textos, sino tratos.

Pues que de intento y de interés no mudas,
o lávate las manos con Pilatos,
o, con la bolsa, ahórcate con Judas.

Francisco de Quevedo.
Nicolás Guillén
Un lagarto verde
Por el Mar de las Antillas
(que también Caribe llaman)
batida por olas duras
y ornada de espumas blandas,
bajo el sol que la persigue
y el viento que la rechaza,
cantando a lágrima viva
navega Cuba en su mapa:
un largo lagarto verde,
con ojos de piedra y agua.

Alta corona de azúcar
le tejen agudas cañas;
no por coronada libre,
sí de su corona esclava:
reina del manto hacia fuera,
del manto adentro, vasalla,
triste como la más triste
navega Cuba en su mapa:
un largo lagarto verde,
con ojos de piedra y agua.

Junto a la orilla del mar,
tú que estás en fija guardia,
fíjate, guardián marino,
en la punta de las lanzas
y en el trueno de las olas
y en el grito de las llamas
y en el lagarto despierto
sacar las uñas del mapa:
un largo lagarto verde,
con ojos de piedra y agua.

Tomado de La paloma de vuelo popular, en Obra poética 1920-1972, La Habana, Instituto Cubano del Libro, 1972.
Querido Hornada, eres terriblemente genial. Que gozo leerte admirado Enrique.
Quise decir HORNA, la escritura tiene, a veces, estas malas pasadas.
Te abrazare esta tarde en silencio
como si nada importara
íntimamente solos
rendidos al paso del tiempo.

La jungla ya no asusta
los destellos del espejismo
quedaron atrás.

Las ropas nuevas se volvieron harapos ... (ver texto completo)
Querido Hornada, eres terriblemente genial. Que gozo leerte admirado Enrique.
¿Quieres ser liberal? Ten entendido
que has de traer muy bien compuesto el pelo,
gran corbatín, y cual el mismo cielo
de las lucientes botas el bruñido.
Con las damas serás muy atrevido;
habla de la creación con grande celo,
y para gozar placeres sin recelo,
echa la religión luego al olvido.
Siempre constitución y ciudadanos;
siempre la ley resonará en tu boca;
a los serviles llamarás villanos,
pancistas pitancines, gente loca;
y serás sin empeño ni cohecho
un gran liberalón hecho y derecho.

Anónimo del Siglo XIX
PONTEDEUME Y SU BIBLIOTECA
La cultura prevalece
sobre la tierra gallega,
y a veces hasta se crece
cuando en clase se despliega.

Biblioteca en Pontedeume
entre silencios guardados,
hay cultura que se asume
teniendo grandes cuidados.

Silencios que son leyendas
de estos lugares marcados,
donde se tienen las riendas
en momentos delicados.

Brisas que dejan cultura
entre sus viejos mercados,
con laderas de dulzura
en caminos encantados.

La cultura de Galicia
es un camino anhelado,
y el pueblo la ve primicia
sin ser rumbo equivocado.

Biblioteca bien cuidada
con sus mesas elegantes,
la placidez es hallada
en casi todos instantes.

Mañanas que son delicias
con sus libros ordenados,
silencios que hacen caricias
entre gestos bien trazados.

La cultura en Pontedeume
es un caminar erguido,
en festivales resume
el no ver nada perdido.

Un sentimiento florido
tiene este lugar dichoso,
donde no se ve vencido
con luz del saber honroso.
G X Cantalapiedra,