La Poesía

AUNQUE NO ESTÉS CONMIGO

AUNQUE NO ESTÉS CONMIGO

Aunque ya no estés conmigo
en esta noche estrellada,
cuando miro las estrellas
yo me imagino tú cara.

Tus ojos son dos luceros,
noche negra tu cabello,
y hasta en la brisa del viento
a mi me parece olerlo.

Huele a azahar y romero,
a menta y a manzanilla.
mezclado con albahaca
que eso es una maravilla.

En tu patio de Sevilla
yo te imagino sentada,
cantando por seguiriya
al llegar la madrugada.

Por lejos que tú te vayas
estás grabada en mi mente,
por eso aunque no te vea
siempre te tengo presente.

Y si pasando los años
tú imagen yo la olvidara,
siempre quedarán grabados
tus besitos en mi cara.

Y eso no puede borrarlo
ni la amnesia ni los años,
ni aunque la piel me arrancara
donde posaste tus labios.

esos que una primavera
bajo un naranjo florido,
quisiste que me tatuara
para llevarlos conmigo.
Pa. Sa. Ma.