Literatura

Ines:

Ines:
estuve muy ocupada ayer en contestar felicitaciones desde la mañana a la noche, con las felicitaciones de mis amig@s y familiares. En celebrar de forma especial mi santo, no solo con las personas, sino con el campo. Quizás que penséis que soy un poco lunática, pero si vosotr@s no me entendéis, no lo hará nadie, y menos si no escriben. Por el paseo entablé conversación con una nueva amiga que llevaba a sus niños de paseo en bici, como hice yo tantas veces. Al verla de lejos, me parecía estarme viendo a mi misma, y claro, coincidimos y charlamos un rato de todo.
Pero si me acordaba de ti, y hoy tenía en mente preguntarte por imail que tal estabas pues leí lo de tu dolor de cabeza. No quise insistir en el dolor en un post pues parece que cuando se incide en la desgracia no se va del todo.
Me alegra saber que estás bien cuidada en estos momentos tan delicados en que los amig@s virtuales poco podemos hacer, sino dar ánimos que son también virtuales. Lo real, si se tiene, es lo primero; y lo virtual, secundario.
Un abrazo y cuídate mucho