Religión

Muchos perseguidores de la Iglesia han afirmado que acabarían para siempre con ella. Sin embargo

Muchos perseguidores de la Iglesia han afirmado que acabarían para siempre con ella. Sin embargo, ellos fueron los que acabaron; no la Iglesia. Lo mismo ocurrirá con todos los perseguidores del presente y del futuro