una sencilla oración

Te ruego, Dios mío, por aquellos que tienen cerrada...

Te ruego, Dios mío, por aquellos que tienen cerrada su mente y sólo sienten predisposición por las cosas materiales. Abre sus ojos y destapona sus oídos para que, cuando llegue el momento final, hayan enblanquecido su Alma.