Taller de aprendizaje de poesía

Mi casa, paraíso de los sueños

Mi casa, paraíso de los sueños,
mi casa de cariño siempre llena;
la casa que parece una colmena,
aromas de maderos ribereños.

La abuela que entretiene a los pequeños
con charla divertida, tan amena,
nos quitaba muchas veces la pena
al amor del hogar frente a los leños.

Mi madre nos cosía los vestidos,
mi padre vigilaba las lecturas
con firmeza, mas siempre con cariño.

La entrada de geranios florecidos
dulcifica el rigor de las facturas
y aquel gato de pelo cual armiño.

Noemí.

Imitación del soneto de Nicolás del Hierro "Una casa modesta, de empleado".

El lenguaje es de lo más sencillo como el de este autor, pero no exento de emoción y sensibilidad, por lo menos para mí.