Taller de aprendizaje de poesía


ME LO CONTARON AYER –

Me lo contaron ayer
las lenguas de doble filo
que te casaste hace……
y me quedé tan tranquilo

Otro tonto en mi caso
se hubiera puesto a llorar,
pero yo cruzándome de brazos
dije que me daba igual

No voy a pegarme un tiro
o te llenaré de maldiciones
ni apedrearé con mis suspiros
las rejas de tus balcones

Qué te has casado, buena suerte
ojalá que vivas cien años contenta
y que a la hora de tu muerte,
Dios ni te lo tome a cuenta

Y si al subir por el altar
mi nombre se te olvidó
juro por la gloria de mi madre
que no te guardo rencor

Porque aquel que no fue tu amigo
ni tu novio ni tu amante
es quien más te ha querido
y con eso, con eso tengo bastante.

Rafael de León.
INTELIGENCIA DAME
(Juan Ramón Jimenez)

El nombre exacto de las cosas!
... Que mi palabra sea
la cosa misma,
creada por mi alma nuevamente.
Que por mí vayan todos
los que no las conocen, a las cosas;
que por mí vayan todos
los que ya las olvidan, a las cosas;
que por mí vayan todos
los mismos que las aman, a las cosas...

¡lntelijencia, dame
el nombre exacto, y tuyo,
y suyo, Y mío, de las cosas!
Qué belleza lucía la pradera
en la tarde adornada con tu encanto!
Y las flores al par de envidia y llanto,
de celos desfallecen en la espera.

Esmeralda en beldad de primavera
forma marco a tu rostro, mientras tanto,
embellecen tu faz música y canto.
¡Quién pudiera tenerte, quién pudiera!

Hay perlas de rocío vespertino
admirando el donaire en el camino
de tus pasos en grácil movimiento.

Y tus rizos marcando mi destino
de incansable y paciente peregrino
esperando que llegue mi momento.

Noemí

Soneto modernista con elementos simbólicos típicos.
La belleza de la dama
El amor del enamorado
El prado florido
La música...
Las piedras preciosas...
No, no estás *pirau*
sólo un pelín *exagerau*

Buenas tardes.
Noemi, pues sigo diciendo lo mismo ¿Alguien me lleva la contraria? Demuestrelo
¡Se ha quedado la casa tan vacía
que hasta miedo me da abrir la ventana!
Y la luz matizada en la mañana
no predice canciones ni alegría.

Cuentos narrados acabando el día,
el suave ronroneo de una nana,
los peluches y la muñeca enana
que parece que a todos entendía.

Todo acabó, también se van los sueños,
pero quedan esos libros eternos
que ya nunca caerán en el olvido,

tan sólamente cambiarán de dueños.
Yo pido que con ellos seáis tiernos
y que os cuenten de todo lo vivido.

Noemí.

Son las inquietudes de una persona que al cambiar de residencia siente una gran pena por no poder llevar todos los libros que han formado parte de su vida.
Noemi. Estaré *pirao*, pero me gustan más tus poemas que los de escritores consumados, eso estoy... PIRAO
No, no estás *pirau*
sólo un pelín *exagerau*

Buenas tardes.
Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!
Quítate ya los trajes,
las señas, los retratos;
yo no te quiero así,
disfrazada de otra,
hija siempre de algo.
Te quiero pura, libre, ... (ver texto completo)
Noemi. Estaré *pirao*, pero me gustan más tus poemas que los de escritores consumados, eso estoy... PIRAO
Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!
Quítate ya los trajes,
las señas, los retratos;
yo no te quiero así,
disfrazada de otra,
hija siempre de algo.
Te quiero pura, libre,
irreductible: tú.
Sé que cuando te llame
entre todas las gentes
del mundo,
sólo tú serás tú.
Y cuando me preguntes
quién es el que te llama,
el que te quiere suya,
enterraré los nombres,
los rótulos, la historia.
Iré rompiendo todo
lo que encima me echaron
desde antes de nacer.
Y vuelto ya al anónimo
eterno del desnudo,
de la piedra, del mundo,
te diré:
“Yo te quiero, soy yo”.

Pedro Salinas,
DE GARCIA LORCA:

"Mira a la derecha y a la izquierda del tiempo y que tu corazón aprenda a estar tranquilo".
Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos...

Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos,
que son dos hormigueros solitarios,
y son mis manos sin las tuyas varios
intratables espinos y manojos..

No me encuentro los labios sin tus rojos,
que me llenan de dulces campanarios,
sin ti mis pensamientos son calvarios
criando nardos y agostando hinojos.

No sé qué es de mi oreja sin tu acento,
ni hacia qué polo yerro sin tu estrella,
y mi voz sin tu trato se afemina.

Los olores persigo de tu viento
y la olvidada imagen de tu huella,
que en ti principia, amor, y en mí termina.

Miguel Hernández
Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita
------------------------------ ---------
*Libro de buen amor*
¡Las ranas que demandaban un rey ¡

Las ranas en un lago cantaban et jugaban,
cosa non las nucía, bien solteras andaban,
creyeron al diablo que de mal se pagaban,
pidieron Rey a Don Júpiter, mucho gelo rogaban.

Envióles Don Júpiter una viga de lagar,
la mayor quel pudo, cayó en ese lugar:
el grand golpe del fuste fizo las ranas callar,
mas vieron que no era Rey para las castigar.

Suben sobre la viga cuantas podían subir,
digeron: non es este Rey para lo nos servir:
pidieron Rey a Don Júpiter como lo solían pedir,
Don Júpiter con saña hóbolas de oír.

Envióles por su Rey cigueña mansillera,
cercaba todo el lago, ansí fas la ribera,
andando pico abierta como era venternera
de dos en dos las ranas comía bien ligera.

Querellando a Don Júpiter, dieron voces las ranas:
señor, señor, acórrenos, tú que matas et sanas,
el Rey que tú nos diste por nuestras voces vanas
danos muy malas tardes et peores mañanas.

Su vientre nos sotierra, su pico nos estraga,
de dos en dos nos come, nos abarca et nos traga:
señor, tú nos defiende, señor, tú ya nos paga,
danos la tu ayuda, tira de nos tu plaga.

Respondióles Don Júpiter: tened lo que pedistes
el Rey tan demandado por cuantas voces distes:
vengué vuestra locura, ca en poco tuvistes
ser libres et sin premia: reñid, pues lo quisistes.

Quien tiene lo quel' cumple, con ello sea pagado,
quien puede ser suyo, non sea enagenado,
el que non toviere premia non quiera ser premiado,
libertad e soltura non es por oro comprado.

Estrofa: Cuaderna vía (cuatro versos alejandrinos monorrimos)
El viaje definitivo

... Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros cantando:
y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
y con su pozo blanco.
Todas las tardes, el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.
Se morirán aquellos que me amaron;
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y en el rincón aquel de mi huerto florido y encalado,
mi espíritu errará, nostálgico...
Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido...
Y se quedarán los pájaros cantando.

J. R Jiménez
Hoy hace 61 años de su muerte.
Juan Ruiz, Arcipreste de Hita
+++++++++++++++++++++++++++++

De la disputa que hubieron griegos y romanos
De cómo el Amor vino al Arcipreste
Exiemplo del alano que llevaba una pieza de carne en la boca
De cómo las ranas de mandaban rey a don Júpiter
De dos perezosos que querían casar con una dueña
De lo que aconteció a pitas Paias
De los consejos de don Amor
De la pelea que tuvo Don Carnal con Doña Cuaresma
Vino primero, pura,
vestida de inocencia.
Y la amé como un niño.
Luego se fue vistiendo
de no sé qué ropajes.
Y la fui odiando, sin saberlo.
Llegó a ser una reina,
fastuosa de tesoros...
¡Qué iracundia de hiel y sin sentido!
... Mas se fue desnudando.
Y yo le sonreía.
Se quedó con la túnica,
de su inocencia antigua.
Creí de nuevo en ella.
Y se quitó la túnica
y apareció desnuda toda...
¡Oh pasión de mi vida, poesía
desnuda, mía para siempre!

Juan Ramón Jimenez
CONTINUACIÓN.

El amar y el sufrir son inevitables. El poeta ha perdido su libertad y, cautivado, enajenado se complace incluso en sufrir, porque sufrir por amor ennoblece. Todo ello, se resume en sentimientos contradictorios, el amor es deseo y renuncia, es infierno y gloria, es muerte y vida.

La concepción del amor cortés, que se difundió tempranamente en Cataluña y Galicia, se desarrolló en Castilla como fruto tardío, pero copioso en el Siglo XV. Por su carácter de moda, cabe preguntarse ... (ver texto completo)
(CONTINUACIÓN).

Mucho de ejercicio literario hubo en ello, sin duda. Llegó a ser signo de elegancia fingir un amor doliente. Pero, por otra parte esa complacencias amores insatisfechos no deja de ser síntoma de una determinada sensibilidad de la época con tantas insatisfacciones vitales. En cualquier caso veremos bellas muestras de esa poesía y más tarde, se prolonga en la gran poesía del Siglo de Oro.

Varios estilos se percibirán al leer los poetas del siglo XV y podemos señalar sin equivocarnos de lo siguiente:
-En la poesía amorosa, de raíz trovadoresca impera la sutileza expresiva.
-En la corriente alegórico-dantesca se desarrolla el estilo más artificioso y audaz del XV. Su modelo es la retórica latina. SE QUIERE LATINIZAR EL CASTELLANO mediante el uso de abundantes cultismos.

Continuará.