Taller de aprendizaje de poesía


Tiempo feliz de amores prohibidos,
de entregar lo más bello de mi ser,
dichosa y embriagada de placer
con gozo del gozar de los sentidos.

Tiempo feliz, sintiendo los latidos
del querer, sin querer y sin saber,
que el amor aunque no quiera creer,
se resiente de penas del olvido.

Tiempo feliz de flores, vino y rosas,
ser y no ser, envuelta en tus caricias,
en luz crepuscular maravillosa.

Tiempo feliz de miles de delicias
muriendo con tus versos y tus prosas,
sin pensar en promesas tan ficticias.

Noemí
[Si pensaste tu zagal, ]
Si pensaste tu zagal,
Que venias aquí a aprender,
Si ella te dijo tener…
donde las toman las dan.
Si pensáis que por galán
se alcanza, es muy al revés,
no es un sarao francés
acaba justa española.
¡oh,! que lo diga Manola...

Para aprender en el taller
LAS TRES HOJAS
Debajo de la hoja de la verbena
tengo a mi amante malo
¡Jesús que pena!

Debajo de la hoja de la lechuga
tengo a mi amante malo
con calentura

Debajo de la hoja del perejil
tengo a mi amante malo
y no puedo ir.
manuel
DIA INTERNACIONAL SOBRE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA EN LA MUJER.

Murió de pena, decían,
tenía los labios fríos
y las ojeras moradas,
del dolor de cada día.

Murió de pena, decían,
la nieve cubrió su pelo,
la noche le dio la espalda, ... (ver texto completo)
¡Cómo me gusta, Mari!
Se me había pasado este poema.
Lucharemos contra esta lacra.
Abrazos mil.
Mas empeño en arreglar y aprender en este NUESTRO TALLER de Foro Común
y menos "lucha libre en el cuadrilatero"
^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^ ^^^^^^^`

A LA MUERTE DE TORRIJOS Y SUS COMPAÑEROS
------------------------------ ----------

Helos allí: junto a la mar bravía
cadáveres están, ¡ay!, los que fueron
honra del libre, y con su muerte dieron
almas al cielo, a España nombradía.

Ansia de patria y libertad henchía
sus nobles pechos que jamás temieron,
y las costas de Málaga los vieron
cual sol de gloria en desdichado día.

Españoles, llorad; mas vuestro llanto
lágrimas de dolor y sangre sean,
sangre que ahogue a siervos y opresores,

Y los viles tiranos, con espanto,
siempre delante amenazando vean
alzarse sus espectros vengadores.
autógrafo

José de Espronceda
¡Qué ganitas de histrionismo e hiperbolismo!

Noemí dice:^^^^Estamos hablando todos en hipótesis y usted ya está dando por hecho y asegurando que tiene problemas físicos y mentales. (la niña Greta)
Un poco de mesura y de respeto, por favor.
Y no manipule, que somos mayorcitos.^^^^

Ya estamos como siempre, tergiversación de ideas y conceptos.

Estoy en el Taller donde siempre he estado desde hace más de ocho años, usted por entonces ni había nacido como participante en EL FORO.
No he leído ni pienso leer la "bibliografía" que usted me aconseja.
Tampoco me afectan sus manifestaciones a propósito de mi dignidad (no soy tan puntillosa)
Buafff, señor, que estoy curada de espantos, que tengo yo mucha trayectoria como para tomarme en serio lo que usted dice.... pues eso, que se ha quedado una maravilla de mañana otoñal de lluvia bien caídita.
Buena mañana tenga también usted.
Si es con la luz de la luna
campos no puden brillar
hasta que no salga el sol
y animales a pastar.
Romance

El corazón dolorido
insomne hasta dar las claras
pensando que estar despierta
aminora las distancias.

Que no te vas para siempre
me lo dice quién se halla
cerca de mí y me consuela
mientras se fugan mis lágrimas.

El gran manto de la noche
me recuerda tus palabras,
el gran manto me recuerda
que tarda en llegar el alba.

Quiero que la gran polar
sea cómplice de mi alma
y que en el cielo del trópico
te cuente de mis nostalgias.

¡No sabes con qué trabajo
se vuelve la noche blanca!
¡No sabes cuánta ilusión
tengo puesta en tu llamada!

Quiero que brille la luz
mientras llega la mañana,
mientras los campos se visten
del color de la esperanza.

Noemí

(Romance, asonante a-a)
CARTA:
----------
Al señor Don………………..
Acerca de la Poesia.

Amigo, cedo al fin. Los dispersos
Entregué al aire vano.
Hoy con mi piadosa mano
Recojo y cierro en el modesto libro,
Que al triste olvido de la edad entrego,
O al duro fallo de los tiempos libro.

De un Sr. desconocido a P. De Alarcón
¡La LECHERA!
Han puesto una lechería/
Donde dicen que se trabaja/
Mas de noche que de día/
Algunos les gusta la leche condensada/
A otros la leche con café/
Y usted que tanto mira……/
“QUE LECHE QUIERE USTED…”

De un clásico.
Ángel, pues es un poema casi técnicamente perfecto, según los entendidos, y lleno de figuras retóricas.
Bueno, un poco duro.
Saludos de fin de semana.
NOEMI. A unos les gusta la leche, a otros el chocolate y a unos cuantos más el chocolate con leche. RESPETO A LOS ENTENDIDOS, POR ESO SON ENTENDIDOS, PORQUE ENTIENDEN QUE ESTÁ CASI PERFECTO. BUENO, A MÍ ME GUSTAN OTROS QUE HAS HECHO.
Está bien. Me agrada. No obstante, has hecho mejores poemas.
Ángel, pues es un poema casi técnicamente perfecto, según los entendidos, y lleno de figuras retóricas.
Bueno, un poco duro.
Saludos de fin de semana.
A UN RUISEÑOR

Canta en la noche, canta en la mañana,
ruiseñor, en el bosque tus amores;
canta, que llorará cuando tú llores
el alba perlas en la flor temprana.

Teñido el cielo de amaranta y grana,
la brisa de la tarde entre las flores
suspirará también a los rigores
de tu amor triste y tu esperanza vana.

Y en la noche serena, al puro rayo
de la callada luna, tus cantares
los ecos sonarán del bosque umbrío.

Y vertiendo dulcísimo desmayo,
cual bálsamo süave en mis pesares,
endulzará tu acento el labio mío.

Autógrafo
José de Espronced
Sobresale la nieve de la seda,
la seda y crespón negro.
Cupido llora por ausente amor
y de Tánatos miedo;
triunfa la niebla fría
en el oscuro cielo.
¿Qué fue de tu hermosura?
¿Qué fue de tu pasión y tus anhelos?.
¡Oh triste soledad!
Cómplice fuiste de mis devaneos. ... (ver texto completo)
Está bien. Me agrada. No obstante, has hecho mejores poemas.
Sobresale la nieve de la seda,
la seda y crespón negro.
Cupido llora por ausente amor
y de Tánatos miedo;
triunfa la niebla fría
en el oscuro cielo.
¿Qué fue de tu hermosura?
¿Qué fue de tu pasión y tus anhelos?.
¡Oh triste soledad!
Cómplice fuiste de mis devaneos.

Me muero de tristeza​
añorando tus besos.
Epidemia de rabia
viendo que de tus dedos,
desaparece el oro
que sellé con te quieros.

A tu rostro adorado, tan hermoso
lo está esperando el fuego.
Y sólo sé gritar
que de pensarlo muero.

Noemí

Silva arromanzada.

El tema es propio del romanticismo, sólo que en aquel tiempo no se incineraba.