Foro Común


Mensajes de La Poesía enviados por Gemesa:

DEL ARCIBRESTE DE HITA
***********************

Parida estaba la infanta,
la infanta parida estaba;
para cumplir con el rey
decía que estaba mala.
Envió a llamar al conde
que viniese a la su sala;
el conde siendo llamado
no tardó la su llegada.
¿Qué me queredes, mi vida?
¿Qué me queredes, mi alma?
Que toméis esta criatura
y la deis a criar a un ama.
Ya la tomaba el buen conde
en los cantos de su capa,
mas de la sala saliendo
con el buen rey encontrara.
¿Qué lleváis, el buen conde,
en cantos de vuestra capa?
Unas almendras, señor,
que son para una preñada.
Dédesme de ellas, el conde,
para mi hija la infanta.
Perdónedes vos, el rey,
porque las traigo contadas.
Ellos en aquesto estando,
la criatura lloraba.
Traidor me sois vos, el conde,
traidor me sois en mi casa.
Yo no soy traidor, el rey,
ni en mi linaje se halla:
hermanos y primos tengo
los mejores de Granada.
Revolvió el manto al brazo
y arrancó de la su espada,
el conde, por la criatura,
retiróse por la sala.
El rey decía: ¡Prendedlo!;
mas nadie prenderlo osaba.
La infanta, que luego oyera
rencilla tan grande e brava,
a una de las damas suyas
lo que era preguntaba.
Es que el rey, señora, al conde
de traidor lo difamaba
porque en la su falda un niño
del palacio lo sacaba,
creyendo que a vos, señora,
el conde vos deshonrara.
Sale la infanta de prisa
adonde su padre estaba,
y la espada de la mano
de presto se la quitara,
diciendo: Oídme, señor,
una cosa que os contara.
El rey, que la quería bien,
que dijese le mandaba.
Mía es la criatura
que el conde, señor, llevaba,
y el conde es mi marido,
yo por tal lo publicaba.
El rey, que aquello oyera,
triste y espantado estaba:
por un cabo quería vengarse,
y por otro non osaba;
al fin al mejor consejo
como cuerdo se allegaba:
con voz alta y amorosa
dijo que les perdonaba.
Mándales tomar las manos
a un cardenal que allí estaba,
y hacer bodas suntuosas
de que todo el mundo holgaba,
y así el pesar pasado
con gran gozo se tornaba.
A...
MADRIGAL

Son tus labios un rubí
partido por gala en dos,
arrancado para ti
de la corona de un dios.

autógrafo

José de Espronceda
A LA ORQUIDíA.
*************

Ya entra la floración de la Orquídea primorosa
que junto con el clavel armoniza con la rosa,
ya exhibe su capullo para mostrarse frondosa
esta flor que en mi país se da de lo mas hermosa.

Cortazar
POESIA A LA BOLSA DE VALORES...
^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

Escrito por Javier Diaz (inversor)

“La célebre escultura del toro ubicada en el corazón de Wall Street,
símbolo de la vitalidad de la bolsa neoyorquina”

Mi Bolsa de Valores no cotiza en Wall Street
porque éstos se encuentran muy dentro de mí.
Mi Bolsa de Valores no conoce el Nasdaq
pues son los principios que me enseñaron en casa.
A ella no le importa el Índice Dow Jones
porque no acepto las especulaciones.

A mi Bolsa de Valores no le afecta el Merval
pero mi conciencia me dice cuando algo está mal.
Allí no hay tipos que gritan dejando el alma,
solo estoy yo, con mis sentimientos y en calma.
A mi Bolsa no le intranquilizan los mercados,
pues mis Valores se hallan en mí arraigados.

Mi Bolsa de Valores incluye la industriosidad,
y además contiene mucha productividad,
y siempre trabajando con esfuerzo y honestidad,
con conciencia y rectitud, con decencia y dignidad.

Por sobre todo está el cariño y la comprensión,
la familia, la amistad y el verdadero amor.
También una pizca de sana diversión
le dará a la vida algo de buen humor.

Nunca pierdo de vista la humildad,
y mantengo la coherencia y la lealtad,
para que predominen orden y serenidad,
cumpliendo los deberes con puntualidad

Por sobre todo tengo gran sensibilidad,
y valoro mucho la genuina autenticidad,
qué gran valor es para mí la fidelidad,
y cuando la practico me produce felicidad.

Cuando veo la vida con optimismo,
eso aleja el circundante pesimismo.
La sencillez caracteriza mi servicio,
y la honradez me otorga patriotismo.

La autoestima que poseo es algo alta,
pero humildad y respeto no me falta,
La sobriedad que poseo no me exalta,
y ningún miedo a mi alma asalta.

Yo encaro la vida con valentía,
mirando a los demás con empatía,
no me agrada la fanfarronería,
pero sí el regocijo y la alegría.

La libertad es la llama que me llama,
y la igualdad lo que mi espíritu proclama.
La fraternidad lo que mi corazón reclama,
y la generosidad lo que mi mano derrama.

Tengo como pilar la sinceridad y la verdad.
Y pase lo que pase, mucha fuerza de voluntad.
Para la poesía tengo gran facilidad.
Y me relaciono con los demás con sociabilidad.

Mi Bolsa de Valores en alza cotiza,
mientras mi alma con la tuya confraterniza.
Invertir en valores humanos simboliza
que serás mejor persona, y ¡eso se valoriza!
No le hagas caso al que obstaculiza!
No imites nunca al que maldad protagoniza!
Invierte en buenas acciones, que felicidad garantizan.
La irresolución:
***************
Wether'tis better.
*Shakespeare*

En la soledad umbrosa
de un bosque, al anochecer,
pensativa y afanosa,
batallando está una hermosa
entre el amor y el deber.
Si va donde amor la llama,
sus pasos deber reprime;
el deseo que la inflama
con acerba voz comprime
temor de perder la fama.
Sabe que ansioso la espera
quien fe eterna le ha jurado;
mas la obligación severa,
de su pecho atormentado
la inclinación exaspera.
Venció amor, no hay más temer
lo que diga la opinión.
Echa a andar...; mas sin querer
deja hablar a la razón
y cede amor al deber.
Otra vez amor insiste,
y otra deber reconviene.
Turbada, anhelosa, triste,
se adelanta, y se detiene,
y ora cede, ora resiste.
En pensar lo que ha de hacer
pasa el tiempo sin sentir,
aunque es sentir padecer:
ya es tarde para acudir,
y tarde para volver.
Después, de amargo rigor
entre esperar y temer,
reflexiona con dolor
que está ofendido el deber,
y descontento el amor.
A un olmo seco. Antonio Machado
****************************** ***********

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.

No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.

Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.

Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas en alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.

Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.
Esto es poesía/ ya lo dijo mi Santa/ que entre en el corazón/ y te llegue hasta el Alma./

"Que aprendan los junta letras"

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^