Amantes del teatro y la lectura

(Mariana se aproxima y las novicias entonces se callan pero se las nota. Mariana es tan sensible

(Mariana se aproxima y las novicias entonces se callan pero se las nota. Mariana es tan sensible que nota todo, el piar de los pájaros, el temblor del agua de la pila de la fuente y el canto de los niños que oye lejanos tras las rejas del convento. Pero oye su nombre y se siente morir poco a poco)

MARIANA:

¡Soy un quejió de una triste guitarra!
¡Pedro! ¿Qué has hecho de aquella dama
que tejía, reía, bordaba y contaba
los cuentos mas bonitos a sus hijos.
¡Pedro, Pedro!
Todos huyen de mi. Los pájaros tienen miedo,
el agua la siento alejarse, las nubes callan.
Todo es quietud aquí y todo habla.
Las novicias que estaban cantando la salve,
al verme, dejan la canción de misa
y ¿huyen de mi? ¿solo soy una sombra?
¡Dios, háblame tu desde lo alto
que pobre ya no siento ni la sangre
por mis venas y solo siento, ¡Pedro, Pedro!
resonar en mis entrañas, en mi cabeza.

NOVICIA 1ª:
- Mariana

MARIANA:
- ¿Huyen de mi?

NOVICIA 2ª:
-No, ¿verdad hermana?
Es que se hace tarde y nos íbamos.
Hemos acabado nuestros rezos.

MARIANA:
-No os vayáis, esperad.
Tengo que hablar con alguien.