Amigos de la fotografía

día del donante de órganos
Haber como enciendo la luz sin molestar a los ocupas (golondrinas)
Cata vinos, vaya con la jeringuilla!
interior de la sagrada familia de barcelona
Tela de araña con virutas de serrin
Adiós Mayo florido.
Visita inesperada.
Universidad Laboral Gijón
Retablo de la Catedral vieja de Salamanca.
Primavera
preciosa foto y el color muy bonito el de las flores,
La flor de la fresa, esta plantita tan delicada aguanta varios grados bajo cero.
Faro
Alfaz del Pi, Alicante
Faro
Alfredo Torres

Monte Athos lo convierte en un pequeño país de monjes con un estatus especial en Europa. Forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1988. Un lugar realmente peculiar.
Si quieres visitar el Monte Athos debes presentar primero una copia de tu pasaporte a las autoridades griegas. Y si eres mujer mejor olvídate de conseguir un permiso.
El presidente ruso, Vladimir Putin, visitó este sábado este centro espiritual de la Iglesia ortodoxa griega creado en el siglo XI, para conmemorar 1.000 años de presencia de monjes ortodoxos rusos. Pero como es hombre, para él no hay ningún problema.
El Monte Athos o Monte Sagrado está situado en una península rocosa a orillas del mar Egeo que tiene unas 33.000 hectáreas y alberga 20 monasterios ortodoxos, incluyendo algunos de los más antiguos y remotos del planeta.
Se trata probablemente del mayor lugar del mundo donde existe veda a las mujeres. Allá viven en la actualidad unos 1.400 monjes y cada día sólo se permite la visita de 100 peregrinos ortodoxos y otros 10 no ortodoxos.
Las mujeres no pueden pisar este territorio autónomo bajo soberanía griega protegido por la UNESCO, y tampoco pueden acercarse a menos de 500 metros de su orilla.
Los motivos de no poder entrar hembras de todo tipo tiene miga la cosa. Los nenos tampoco son bienvenidos.