Opinión, repasando columnas


Opinión.

Ser autónomo resulta heroico en España.

Esquilmar la riqueza y el trabajo de la gente ceba el erario y el gasto, pero arruina el país y a su gente.

Editorial La Razón.

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 17-01-2022 | 02:40 H.

La apetencia del Gobierno por apretar el cinturón fiscal a los españoles es una señal de estos tiempos de la coalición y un signo distintivo de Pedro Sánchez y su equipo. Incluso se han jactado de ello, aunque con el maquillaje conveniente para no espantar al votante mientras menguan sus ingresos y sus ahorros. En la propaganda oficial, la pretensión de reformar la fiscalidad ha sido siempre un acto de justicia con los desfavorecidos y un golpe en la mesa contra los poderosos que la izquierda ha identificado como grandes empresas e «hiperricos», en la nueva terminología monclovita. Hasta el punto de que Pedro Sánchez nunca ha perdido una ocasión de ondear la cantinela de que socialistas y comunistas no subirán los gravámenes a las clases medias y trabajadoras y que su único objetivo es una imposición más equitativa y progresiva imbricada con plenitud en una armonización territorial. En esencia, el presidente transmite al pueblo que los impuestos solo se tocan para que una ínfima minoría potentada compense a la mayoría. Obviamente, nada de todo esto guarda relación con la realidad que padecen las familias y los sectores productivos. Más allá del durísimo impacto que supone el peor y más injusto de los impuestos como es la inflación, que el Ejecutivo se ha empeñado en reducir a una coyuntura contra ya la opinión generalizada de instituciones y expertos, la reforma tributaria que llega no será benevolente con el bolsillo de los españoles, de ninguno, pues el catálogo de aumentos que se han conocido salpican especialmente a aquellos que Sánchez había dicho poner a salvo. El colectivo de los autónomos puede sentirse especialmente perseguido y agraviado por el nuevo sistema de cotizaciones del Ministerio de Seguridad Social, que ha exhibido como un modelo más justo por ceñirse a los ingresos reales. En la práctica es, de nuevo, otro hachazo fiscal que abunda en la desigualdad, pero que sobre todo es injusto con miles de trabajadores por cuenta propia. Algo tildado de progresivo saca de la ecuación cuáles son los rendimientos reales de esos negocios con lo que la distorsión y el perjuicio están más que garantizados. Con los nuevos baremos solo se baja la aportación a los que ganan menos de 900 euros, pero para el resto, la factura se podrá multiplicar por cuatro hasta 2031. La fórmula del ministro Escrivá es tan draconiana y lesiva que los autónomos destinarán seis meses de trabajo a pagar cuotas, impuestos e IRPF al Estado, sin contar costes como tasas, alquileres, gastos de representación, facturas de luz, agua o carburantes y el alza del SMI. Recordar que la crisis se ha llevado a casi 250.000 pymes y más de 300.000 autónomos, y que aportan el 65% del PIB nacional y el 75% del empleo, pone en perspectiva el desapego de una administración implacable y obsesionada por recaudar. Estrangular la iniciativa privada e inflar la pública es un estatalismo condenado al fracaso que socavará el potencial del país. Lo peor es que se trata de un camino conocido. Esquilmar la riqueza y el trabajo de la gente ceba el erario y el gasto, pero arruina el país y a su gente.
OPINIÓN.

EDITORIALES/TRIBUNAS.

OKDIARIO.

ACTUALIZADO: 06/01/2022 10:17.

Un repaso a la lista de partidos que apoyan la manifestación convocada para pedir el traslado de todos los presos etarras a las cárceles vascas y concederles el tercer grado para darles la libertad condicional como paso previo a su salida de prisión sirve para darse cuenta de que son todos los socios de Pedro Sánchez, sin exclusión. Podemos, ERC, PNV, Bildu y Junts, más UGT y Comisiones Obreras, estarán en la marcha que se celebrará en Bilbao el próximo sábado. Completan la lista, la CUP, La Asamblea Nacional Catalana (ANC), Omnium Cultural, El Consell per la República (el chiringuito montado por Carles Puigdemont a modo de Gobierno catalán en el exilio) y el BNG.

Todos los que mantienen a Pedro Sánchez en La Moncloa asistirán a la manifestación, lo que demuestra hasta qué punto la supervivencia del presidente del Gobierno depende de los enemigos de España. Es el retrato más cabal de la ignominia, la prueba del nueve de que el sanchismo ha sometido el interés y la dignidad nacional a su propio y particular interés. Todo por un miserable puñado de votos. La marcha se convoca bajo tres reivindicaciones concretas y explícitas: «El acercamiento de todos y todas las presas vascas, sin excepción y demora, el desbloqueo de la progresión de segundo a tercer grado con el disfrute de permisos penitenciarios y de la libertad condicional, y la reivindicación de continuar avanzando en pro de la convivencia y la paz, con responsabilidad, respeto y empatía».

Que Pedro Sánchez haya decidido unir su destino al de esta gente es la señal más clamorosa del grado de degradación política que atraviesa España. Los socios de Sánchez, con los asesinos de casi un millar de personas. A esto el socialcomunismo le llama «fuerzas progresistas». Será porque ponerse del lado de los verdugos y olvidarse de las víctimas es un síntoma claro de progreso. Un vil, miserable y pestilente progreso.
OPINIÓN.

EDITORIALES/TRIBUNAS.

Dos reputados profesionales, contra la dictadura de Sánchez en la Fiscalía.

OKDIARIO.

ACTUALIZADO: 05/01/2022 09:05.

Javier Zaragoza y Consuelo Madrigal son dos reputados fiscales del Tribunal Supremo, referentes en el Ministerio Público, que no sucumbieron a las presiones y acusaron a los golpistas catalanes condenados por el 1-O de un delito de rebelión, contradiciendo de manera valerosa y honesta a la Abogacía del Estado, de hinojos ante el Gobierno socialcomunista. Precisamente ambos aspiran a convertirse en el número 2 de la Fiscalía, lo que, de conseguirlo, serviría de contrapeso a la dictadura de Pedro Sánchez – « ¿De quién depende la Fiscalía? Del Gobierno. Pues eso»- en el organismo. Tanto Zaragoza como Madrigal fueron convenientemente apartados por Dolores Delgado de aquellos asuntos más delicados para el Ejecutivo, pero ahora tienen una oportunidad de dar un salto que lograría equilibrar en parte el control que el presidente del Gobierno tiene de la institución.

Las trayectorias profesionales de Zaragoza y Madrigal son impecables: el primero es fiscal de Sala, categoría a la que ascendió hace casi 17 años, número 1 del escalafón, y en 2017 –después de dirigir la Fiscalía de la Audiencia Nacional– fue adscrito como fiscal de Sala a la Fiscalía del Tribunal Supremo, en la Sección Penal, cargo que ocupa en la actualidad. La segunda, ingresó en la carrera fiscal con el número 3 de su promoción. En febrero de 2008 fue promovida a la categoría de fiscal de Sala y nombrada fiscal de Sala Coordinadora de Menores. En 2015 fue nombrada fiscal general del Estado, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar este cargo.

Será Dolores Delgado, con su voto único vinculante en el Consejo Fiscal, quien finalmente nombré a su número 2. Por supuesto, ni Zaragoza ni Madrigal están entre sus favoritos, pero no es menos cierto que en la Fiscalía no son pocos los que entienden que la probada trayectoria profesional e independencia de estos dos candidatos serviría para devolver al Ministerio Público parte del prestigio perdido. Continuar por el camino del sectarismo o mayor independencia. Eso es lo que está en juego.
OPINIÓN.

EDITORIALES/TRIBUNAS.

La mentira más luminosa de un embustero patológico.

OKDIARIO.

ACTUALIZADO: 31/12/2021 06:46.

Pedro Sánchez se comprometió ante todos los españoles a que a finales de 2021 pagarían por la luz lo mismo que en 2018 -año, con el precio más caro, por cierto-. Pues bien, ya puede el presidente del Gobierno coger los datos como mejor le convenga que, en cualquier caso, descontada la inflación (última trampa que se ha sacado de la manga el trilero de La Moncloa) o dando por descontado que es un mentiroso patológico, las cuentas demuestran que el precio de la luz en 2021 es sustancialmente más alto que en 2018. Se ponga como se ponga Pedro Sánchez, coloque del derecho o del revés los gráficos, se invente diferencias entre el mercado regulado y el libre o pretenda despistarnos con comparaciones sesgadas, ha mentido como un bellaco. Y lo peor, ya no es eso, sino que tenga el cuajo de decir públicamente que ha cumplido su promesa. OKDIARIO muestra hoy con detalle los precios actuales y los de entonces para que el lector saque sus propias conclusiones, si es que algún lector tenía dudas del tamaño de la patraña presidencial. ¿Qué se puede esperar de un personaje que cuando se le pilla ante una mentira descomunal como esta es capaz de negar la evidencia y sostener sin inmutarse que la luz es hoy igual de cara que en 2018?

Sánchez ha hecho de la falsedad y la mentira los ejes de su Gobierno, porque es un embustero patológico que, además, subestima la inteligencia de los españoles al pensar que se les puede engañar impunemente. Ni los más recalcitrantes seguidores del presidente pueden defender los argumentos de este tahúr a la hora de justificar que el precio de la luz no es más caro que hace tres años. Hoy es la electricidad; ayer fueron los indultos o la reforma del mercado laboral. Es difícil, por no decir imposible, encontrar una verdad, una sola, en un personaje que ha hecho de la mentira su forma de vida política.

PD: QUE ME LO DIGA A MI LO QUE YO PAGABA DE LUZ EN EL 2018 Y AHORA PAGO. TENIENDO ENCENDIDA AHORA LA MITAD DE CALEFACCIÓN. O SEA, DE PAGAR POR UN MES 100 € A PAGAR CERCA DE 500 € QUE HE PAGADO, POR POCO NO ME DA UN INFARTO. ¡LADRONES!
OPINIÓN.

EDITORIALES/TRIBUNAS.

Miserable linchamiento de un niño ante la miserable indiferencia del Gobierno.

OKDIARIO.

ACTUALIZADO: 09/12/2021 19:07.
... (ver texto completo)
Triana ¿quien quienes les dan mas votos?
manuel
OPINIÓN.

EDITORIALES/TRIBUNAS.

Miserable linchamiento de un niño ante la miserable indiferencia del Gobierno.

OKDIARIO.

ACTUALIZADO: 09/12/2021 19:07.

Si un homosexual denuncia una agresión homófoba en Malasaña, el Gobierno socialcomunista activa todas los resortes y convoca de urgencia la Comisión de Delitos de Odio, mientras acusa a la derecha de sembrar la semilla de la intolerancia, sin esperar a que la Policía confirme la veracidad de los hechos. Pero si una familia de Canet del Mar (Barcelona) recurre a la Justicia y denuncia el linchamiento del que está siendo objeto y el acoso que sufre su hijo por pretender acogerse a su derecho de recibir educación en castellano, el Gobierno de Pedro Sánchez guarda un vergonzoso silencio. Esta es la España actual: el Gobierno reacciona de inmediato ante la agresión a un homosexual, sin importarle si es verdad o mentira -se demostró que la denuncia era falsa-, pero la denuncia cierta de una familia en Cataluña acosada por profesionales del odio, independentistas sin alma capaces de desear la muerte del pequeño, no parece conmover a un Ejecutivo que se ha puesto de canto, permitiendo que se siga vomitando inquina contra unos padres y un hijo que sólo reclaman que se haga justicia.

El Ejecutivo de Sánchez, escandalizado ante la denuncia de un homosexual en Malasaña, anunció que utilizaría «todas las herramientas del Estado de Derecho» para «combatir los discursos y actitudes» que promoviesen el odio y montó una campaña contra otros partidos -especialmente Vox- acusándoles de promover, con sus mensajes, semejantes agresiones. Todo era mentira, pero a Sánchez le dio igual; ahora, todo es verdad, pero a Pedro Sánchez el sufrimiento de esa familia de Barcelona le provoca indiferencia, porque quienes incitan los discursos y actitudes de odio son sus socios separatistas catalanes, golpistas desprovistos de la mínima empatía para ponerse en el pellejo de las víctimas.

Este el Gobierno que tenemos, hipócritas que instrumentalizan el odio según les conviene en una actitud que destila tanta miseria moral que provoca náuseas.
OPINIÓN.

EDITORIAALES/TRIBUNAS.

Belarra, sanidad privada a la carta con dinero público.

OKDIARIO.

ACTUALIZADO: 08/12/2021 06:45.

Lo de la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, es una transformación en toda regla. La secretaria general de Podemos, hasta hace nada acérrima defensora de la sanidad pública y enemiga declarada de la sanidad privada, ha comprado por 9.160 euros 1.600 vacunas de la gripe para su personal. Para no tener que acudir a la sanidad pública, Belarra ha adjudicado un contrato saltándose a la pídola el contrato general suscrito dentro del «acuerdo marco para la selección de suministradores de vacunas frente a la gripe estacional para determinados órganos de contratación de la Administración General del Estado, el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) y las ciudades de Ceuta y Melilla y varias comunidades autónomas». Es decir, a la ministra no le convencía eso de tener que ir a los ambulatorios públicos a vacunarse y ha optado por un sistema especial de dosis en el propio Ministerio donde trabaja.

Es una oda a la hipocresía, porque eso de ir a comprar vacunas de la gripe al margen del acuerdo marco en el Portal de Contratación sólo se hace en contadísimas excepciones. Lo de Belarra está inspirado en lo que hizo en su día Pablo Iglesias, que cuando era ministro del departamento que hoy ocupa su sucesora ya se pasó por el aro de la coleta (la que llevaba entonces, obviamente) a la Sanidad pública española y apostó por comprar materiales al margen del sistema oficial. Como desveló OKDIARIO, se compraron 2.000 test privados de coronavirus para el equipo ministerial con el fin de esquivar los «retrasos» en la Sanidad estatal. En total, se gastaron 11.000 euros. Por cierto, mientras Podemos descubre el valor de la sanidad privada a la carta, pretende acabar con las mutualidades privadas que tienen miles de funcionarios. A esos, ni agua.

Lo que viene a demostrar que esta gente que venía a regenerar la vida pública y acabar con los privilegios de la «casta» política, es la quintaesencia de la casta. Ha sido pisar moqueta y sufrir una transformación de tal calibre que se comportan como aquellos viejos burgueses que no se mezclaban con la gente del pueblo, por si las moscas.
OPINIÓN.

EDITORIALES/TRIBUNAS.

Subvenciones de Igualdad, un fraude como la copa de un pino/pina/pine.

OKDIARIO.

ACTUALIZADO: 07/12/2021 09:30.

No lo dice OKDIARIO, sino la mismísima Intervención General del Estado, que depende del Ministerio de Hacienda: el Ministerio de Igualdad de Irene Montero ha incumplido la obligación de aprobar un Plan Estratégico de Subvenciones, preceptivo en virtud del artículo 8.1 de la Ley General de Subvenciones, por lo que así resulta imposible establecer un sistema de seguimiento y evaluación continua, a fin de determinar si las subvenciones otorgadas, en función de los costes y las fuentes de financiación, han cumplido los fines deseados. La Intervención General del Estado denuncia la falta de concreción general del Ministerio de Igualdad, que se ha dedicado de manera sistemática a untar a los amigos; un auténtico pesebre para amamantar chiringuitos afines a Podemos. Y es que el Departamento de Irene Montero se ha convertido en una gigantesca fábrica de mamandurrias en el que, por estrictos criterios ideológicos y siempre con el sectarismo por bandera, las subvenciones se reparten entre los afines. Y, visto lo visto, algunos se están forrando a costa del dinero de todos los españoles.

Algunas partidas, como 1,1 millones de euros para cursos en los que se denuncian las actitudes machistas de los algoritmos, son de aurora boreal, una oda a la estupidez financiada con recursos públicos. El informe de la Intervención es demoledor y no se centra sólo en el Ministerio de Igualdad, porque también denuncia los incumplimientos del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social y de Justicia; especialmente duro se muestra contra el Departamento de José Luis Escrivá. Precisamente fue el ministro de Inclusión el que, cuando presidió la Autoridad Fiscal Independiente, alertó de que se concedían 14.000 millones públicos en subvenciones sin control cada año.

En resumen, que el Gobierno socialcomunista -no es nada nuevo- se pasa las leyes por el arco del triunfo y reparte el dinero de todos los españoles sin las más elementales normas de control. Y lo peor es que ahora que España va a recibir la multimillonaria ayuda del fondo de rescate de la UE, las subvenciones van a aumentar de forma exponencial. O dicho de otro modo, que el Gobierno de Pedro Sánchez se lo va a montar como Juan Palomo: «Yo me lo guiso, yo me lo como»
OPINIÓN.

EDITORIALES/TRIBUNAS.

Los delirantes sueños del caudillo Sánchez.

JIMMY GIMÉNEZ-ARNAU.

ACTUALIZADO: 03/12/2021 19:41.

Cualquier proyecto arrebatador de los social-comunistas es una farsa propagandística que genera mucha más ruina que ingresos. Como la coalición no tiene ecónomos solventes los sustituye por subastadores de subvenciones. Así anda la economía española, bajo mínimos, en manos de ineptos dados a despilfarrar, pues piensan que el ahorro es un vicio burgués. Por eso dilapidan millones sin ton ni son, dinerales que salen de nuestros impuestos. Nos exprimen hasta ahogarnos con tributos medievales que exige el tirano Sánchez, con el beneplácito de la morralla que le sorbe las meninges. Ya repletas las alforjas, de unos y otros, los social-comunistas simulan estar unidos cual lapas a una roca, e intentan convencernos de que no hay fractura alguna en una coalición nacida para pegar el sablazo. Pero en lo único en que están de acuerdo, aparte de empobrecernos más y más cada día, es en volver a conspirar abierta, constantemente, contra la legalidad.

El caudillo Sánchez y su chusma en alquiler, creen tener patente de corso para hacer lo que se les antoje: desde reírse de los jueces, hasta cargarse al Rey, o descomponer las fuerzas del orden. Sueñan con transformar España en una república bananera, sin ley, como Cuba o Venezuela, donde las mil atrocidades que cometen, Díaz-Canel y Maduro, contra sus pueblos respectivos se ven como algo normal desde la Moncloa. Es la España del futuro que quiere imponernos Sánchez, un caudillo de dibujos animados, además de un pájaro de mal agüero. Cuando un reformista inculto y muy tramposo plagia las malas artes de ZP, significa que nuestra nación corre un serio peligro. Hemos de librarnos, cuanto antes, mejor, de él, que está más preocupado por los muertos de un bando de la guerra civil, que por la vida y prosperidad de todos los españoles.

Yolanda Díaz que tiene más de víbora que de política, se ha vengado del nuevo caudillo, por dejar en dique seco su reforma laboral y lo ha dejado con el culo al aire. Según informó Carlos Cuesta en este digital: “Yolanda Díaz ha desvelado que el Ejecutivo y por supuesto,
el presidente, conocían el riesgo del 8-M, y lo ocultaron e instaron a manifestarse sabedores de que enviaban a la gente a infectódromos”.

Recuerden que las manifestaciones feministas del 8-M-2020, es uno de los mayores escándalos de la degradación democrática, pues sólo un Gobierno irresponsable, oculta los muy graves riegos de contagio y manda a la plebe al matadero, es decir, a contraer el virus. Sánchez ya no habla de aquello, lo tapa, que es otra forma de mentir y así sobrevive, mintiendo. Como cuando nos dijo que él, y solo él, había derrotado al virus. Sí, claro, hasta que asomó la cresta de la sexta ola para dejar en evidencia al cantamañanas.

Los sanitarios que arriesgaron sus vidas para sofocar los males de la pandemia también le han montado un belén antes de Navidad y se han manifestado en distintas ciudades españolas contra el calamitoso Gobierno sanchista, por incumplir sus muchas promesas. Y estando, como estamos, con la aparición de la variante ómicron, le exigen que incorpore 200.000 nuevas enfermeras, con un coste de unos 300 millones, que alivien el incesante trabajo de la sanidad pública. Pero el necio hace oídos sordos a tales peticiones pues está muy atareado rifando millones entre sus socios separatistas para que le sostengan en el poder. Y mira que lo tiene fácil, para darle a los sanitarios lo que piden. Bastaría cerrar el Ministerio de Igual-da, que da igual y que despilfarra 450 millones al año en gilipolleces inauditas.
OPINIÓN.

EDITORIALES/TRIBUNAS.

OKDIARIO.

ACTUALIZADO: 30/11/2021 06:50.

Todo está perfectamente controlado y no hay riego de corte de suministro, asegura el Gobierno socialcomunista, pero lo cierto es que el informe diario de Enagás sobre la evolución del stock correspondiente al pasado miércoles, 24 de noviembre, revela que durante 13 horas el gas permaneció en mínimos en el sistema de distribución. Basta con observar el gráfico que publica OKDIARIO para darse cuenta de que entre las 6:00 horas y las 19:00 los niveles estuvieron en el mínimo. De hecho, a las 8:00 de la mañana llegó a marcar un mínimo ni siquiera recogido por este gráfico por situarse fuera del rango con un nivel de 2.630 GWh. El dato ha causado honda preocupación entre los mayores expertos del mercado de gas, porque la banda estándar fijada para la distribución del gas por el propio sistema se estableció en 2.850 GWh ese día 24 de noviembre, un nivel normal para los consumos previstos que, sin embargo, bajó hasta los 2.703 GWh durante nada menos que 13 horas situándose en zonas de mínimos.

Lo cierto es que se trata de la primera gran señal de alerta, suficientemente llamativa para tenerla en cuenta y no seguir abrazado a ese optimismo fatuo de un Gobierno que sigue insistiendo en que lo tiene todo controlado. Y es que la realidad de la situación del gas en España es que se ha cortado ya el suministro a través del tubo del Magreb y las eléctricas han advertido de la posibilidad de cortes de luz en enero. Es cierto que el Gobierno ha dado orden de importar por barco todo el gas licuado posible procedente de Argelia, pero lo cierto es que pasado ya casi un mes de esa orden, las reservas de gas licuado se encuentran en estos momentos un 21,1% por debajo de la expectativa marcada.

Insistimos: no es fatalismo, sino realismo. Y los gráficos hablan por sí solos. Sánchez está jugando con fuego. Primera alerta… Crucemos los dedos.
EDITORIAL.

Elorza es el PSOE.

El problema no es el grotesco Elorza sino un PSOE engolfado, conchabado con lo más despreciable de la política.

2021-11-26.

LD/

Pocos políticos encarnan tan nítidamente la vileza de la izquierda realmente existente como Odón Elorza; en casi ninguno han cristalizado de una forma tan perfecta el sectarismo, la hipocresía, la ruindad y la falta de escrúpulos como en el que fuera alcalde socialista de San Sebastián durante veinte años.

A todo ello Elorza une una inteligencia bastante limitada y un histrionismo tartufesco impropio de un representante político… de antes de Rufián y demás semejantes del exalcalde donostiarra

Esta misma semana ha dado muestras de su estulticia y fanatismo en plena la tribuna del Congreso, cuando trataba de defender el ignominioso pacto presupuestario de su partido con Bildu gritando que "no hay etarras" en la cámara pero sí hay "franquistas", en referencia a Vox, el PP y, en definitiva, todo aquel que afee a los socialistas sus pactos con los albaceas de la banda terrorista asesina de socialistas ETA.

Como bien ha recordado Macarena Olona este jueves desde la misma tribuna del Congreso, no es la primera vez que Elorza tacha de franquistas a sus adversarios políticos: lo hizo con Gregorio Ordóñez en el Ayuntamiento de San Sebastián poco antes de que el popular fuese asesinado por ETA, dejando, dicho sea de paso, el camino expedito para que el socialista repitiese como alcalde.

Lo peor, no obstante, no es que un indeseable como Elorza desbarre en el Congreso viendo ectoplasmas franquistas y no inmutarse ante sus socios bildutarras, que no se pierden ni uno de los homenajes a los etarras que salen de la cárcel. Lo peor es el aplauso atronador, entusiasta y unánime de la bancada socialista, que con el ministro Bolaños a la cabeza se puso en pie para jalear la nauseabunda tirada del desquiciado.

Eso es lo relevante de este episodio: el problema no es el grotesco Elorza sino un PSOE engolfado, conchabado con lo más despreciable de la política, que arremete contra todo lo que no le sirva para mantenerse en el poder y que no conoce ningún límite a su vileza.

Con sus formas desaforadas y el historial de indecencias políticas que arrastra, Elorza es un caso especialmente agudo, pero no una excepción, de la inmoralidad que impera en un PSOE empeñado en ser uno de los grandes problemas de España.
OPINIÓN.

EDITORIALES/TRIBUNAS.

Las maletas de Monedero no tienen fondo.

OKDIARIO.

ACTUALIZADO: 25/11/2021 09:20.

Si hace unos días OKDIARIO desvelaba que el ex jefe de la Inteligencia venezolana Hugo El Pollo Carvajal había revelado al juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón que Nicolás Maduro entregó, mediante un asistente, 600.000 dólares al cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero en el Hotel Meliá Caracas, OKDIARIO informa ahora de que el magistrado investiga otro pago de 200.000 euros en el Hotel Alba de la capital venezolana. Como este periódico viene desvelando, el modus operandi en el que la narcodictadura venezola financió a Podemos era a través de valija diplomática desde la embajada venezolana en España; entregas de dinero mediante empresas españolas y entregas en efectivo en Venezuela provenientes de la legación de Cuba. Juan Carlos Monedero, apodado por el régimen como «el español», era el encargado de la parte española y se encargaba de recibir y coordinar la recepción del dinero.

Al igual que la entrega que recibió en el Hotel Meliá, Juan Carlos Monedero recibió los 200.000 euros de manos de Williams Amaro, hombre de confianza de Maduro, que previamente recogió esa cantidad en la Embajada de Cuba en Venezuela. Monedero, el perejil de todas las salsas de la presunta financiación ilegal podemita, está en el punto de mira de la UDEF. Las revelaciones de El Pollo Carvajal han ido acompañadas de abundante documentación, lo que ha permitido a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía monitorizar los movimientos y desplazamientos del cofundador de Podemos al objeto de comprobar si en las fechas en las que se asegura recibió las cantidades citadas se encontraba en Venezuela.

El cerco se estrecha, mientras Juan Carlos Monedero ha viajado recientemente a Caracas para avalar al régimen de Maduro en las fraudulentas elecciones celebradas la pasada semana. En un ignominioso ejercicio de manipulación se permitió hablar de «democracia» cuando la misión de observación electoral de la UE subrayaba las numerosas irregularidades detectadas. A Monedero -el bien pagao- se le pone cada vez más oscuro el horizonte penal. Y es que sus maletas no tienen fondo.

¡JESÚS CUANTO CHORIZO HAY EN TODOS LOS PARTIDOS POLÍTICOS! NO SE SALVA NI EL TATO.
Opinión.

Misa negra contra Pablo Casado.

EL RUGIDO DEL LEÓN.

Lo que hizo ayer la izquierda fue negarle una vez más al presidente del PP la condición de demócrata en base a una noticia tergiversada.
OPINIÓN.

EDITORIALES/TRIBUNAS.

Lo que pretende Sánchez es subvertir el orden constitucional.

OKDIARIO.

ACTUALIZADO: 19/11/2021 06:53.

En una de las enmiendas que PSOE y Podemos han presentado al proyecto de la Ley de Memoria Democrática se asegura que la democracia española no lo fue tal hasta que se consolidó. ¿Y cuándo asegura el socialcomunismo que se consolidó la democracia? Pues el 31 de diciembre de 1982, un mes después de que Felipe González jurara su cargo de presidente del Gobierno ante el Rey. Es decir, para Sánchez la democracia española empieza cuando el PSOE alcanza el poder. La enmienda representa un ataque frontal al artículo 1 del titulo preliminar de la Constitución española, que entró en vigor cuatro años antes -el 27 de diciembre de 1978- y que reza así: «España se constituye en Estado social y democrático de Derecho que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político». Para el socialcomunismo, lo que diga la Constitución no es relevante, porque esta gente lo que busca es la derogación con efectos retroactivos de la Carta Magna por la vía de una reinterpretación sectaria de su contenido. Y pretende hacerlo a través de una ley de Memoria Democrática, lo que, además de la expresión más palmaria del totalitarismo ideológico que les caracteriza, representa una aberración jurídica de tal naturaleza que provoca bochorno y estupefacción a partes iguales. Pero vamos a ver, Pedro Sánchez, ¿cómo en una ley se puede ir contra la piedra angular de nuestro sistema democrático, consagrada en el titular preliminar de la Constitución?

Eso de que la consolidación de la democracia se produjo con la llegada del PSOE al Gobierno en 1982 es, por decirlo suavemente, una forma de pretender subvertir el orden constitucional más propia de una pandilla de golpistas que de un Gobierno. En su afán de estirar la dictadura franquista hasta la llegada del socialismo - ¿es que las elecciones de 1979 (las primeras tras la entrada en vigor de la Constitución) no fueron democráticas porque no las ganó el PSOE?- esta gente ha llevado su fanatismo ideológico a un grado de delirio que amenaza seriamente la democracia.
EDITORIAL.

Un indulto ideológico.

En la medida de gracia aplicada a Juana Rivas hay mucho de perversión social del concepto mismo del delito. ¿El Consejo de Ministros habría indultado a un hombre que secuestró a sus hijos?

Editorial ABC.

Actualizado: 17/11/2021 08:17h.

EL indulto parcial concedido por el Gobierno a Juana Rivas, condenada en 2018 a dos años y seis meses de prisión por la sustracción de sus dos hijos menores, es una medida de gracia que, en términos acuñados en su día por Rodríguez Zapatero, es discutida y discutible. A los ojos de la opinión pública, y gracias a un andamiaje emocional construido por la izquierda en su defensa, Rivas se convirtió en un icono de la lucha feminista contra lo que se ha denominado el ‘heteropatriarcado’ abusivo de un padre al que rápidamente se le despojó de sus derechos. Pronto se retrató a Juana Rivas como una víctima del sistema al que un exmarido presuntamente maltratador -algo nunca acreditado- quería arrebatarle a sus hijos, y ella solo se defendía de una injusticia.

Se fabricó una realidad paralela basada en la presunción de que el varón era culpable sin permitirle ningún margen de legítima defensa ante la opinión pública.

Todo fue un fraude, pero la maquinaria ya estaba puesta en marcha cuando Rivas denunció a su pareja. Su versión de los hechos respecto a los menores no solo estaba edulcorada. Era incierta, y fue ella quien se adueñó de sus hijos hurtando forzosamente a su marido su parte correspondiente de la potestad. De inmediato, fue convenientemente estigmatizado. En realidad, todo ha sido un proceso de perversión ideológica de un delito cometido por Rivas hasta hacer de ella una mártir, y convertir este asunto en un dogma de la izquierda anulando de facto su sustracción de los menores. De repente, la de Rivas era una causa justa. Porque sí, sin matices. Porque es mujer y es madre, y por tanto gozaba a los ojos de un feminismo radicalizado de una legitimidad y una credibilidad que por sistema se les negaron al padre. Tras ver reducida su condena, el Tribunal Supremo se fracturó en dos bloques de ocho magistrados a la hora de debatir si su informe sobre el indulto era favorable o no. Por unanimidad, se le negaba el indulto total, pero se comunicó al Gobierno que la división interna era irreversible respecto al indulto parcial. Finalmente, lo previsible después de la campaña orquestada a favor de Rivas, La Moncloa se ha apresurado a aplicarle la medida de gracia.

Lo preocupante es que una determinada atmósfera viciada por los complejos de una ingeniería social doctrinaria, incluso por un concepto inquisitorial de la igualdad, pueda adueñarse de la justicia, hasta el punto de convertir en papel mojado la legalidad y el concepto mismo del castigo por la conducta ilícita cometida. Con este indulto parcial, por legal que sea, no se protege la ley, sino a un icono social construido sobre una mentira. Y además se celebra por el feminismo como un triunfo sobre una represión injusta. En cierto modo hay algo de deconstrucción de la democracia cuando se sucumbe al ambiente social dominante, y cuando una espiral del silencio frente a la corrección política recorre los medios de comunicación o las redes sociales. Hay mucho de rebaño en lo ocurrido con Juana Rivas, que tiene todo el derecho a rehacer su vida, incluso junto a sus hijos si así lo establece la ley. Pero sus derechos no están por encima de los derechos de otros. Por eso, a la inversa, cabe preguntarse si el Consejo de Ministros habría concedido un indulto parcial a un hombre que secuestró a sus hijos. Esto no va de un perdón por justicia, que incluso Rivas puede llegar a merecerlo. Va de una manipulación de la conciencia social hasta hacer creer que lo negro es blanco mientras se inculca un sentimiento de culpa colectiva por haber maltratado a una sustractora de menores.