Pedro Sánchez


Creo que seguimos igual, estaremos atentos.
¿Cómo sabes si soy morena? Vaya muletilla
Seguro que eres morena, morena clara.
Ya, pero para eso está la izquierda, NO es NO, ¿te suena, morena?
¿Cómo sabes si soy morena? Vaya muletilla
La voz de Iñaki POR IÑAKI GABILONDO

El Principio fundamental del obstruccionismo
Forma parte de la lógica del partidismo enfermizo, que da por supuesto que la responsabilidad de Estado solo compete a quien está en el poder.

Esta frase de Iñaki es mucho más sensata.

El ABC sigue confrontando. No tiene remedio la derecha.
Ya, pero para eso está la izquierda, NO es NO, ¿te suena, morena?
Pues si Triana Yo si tuviera los estudios que él, no diría semejante cipotada. Seguramente que semejante memez, la ha dicho para rellenar página, y demostrar sus "extensos" cono cimientos de la historia del año pasado. Como seguramente nada le debes a tan preclaro personaje, le el articulo con espíritu critico, y convendrías con migo que para decir lo que pretende decir, no hay que ir tan lejos. Lo dicho un cipote.
Pues nada, para ti el cipote del Señor Ventoso.
Creo que Sanchez, lo está bordando. Chicos de PODEMOS meternos en la gobernanza, no soluciona el problema ya que no sumamos mayoría. Chicos de Ciudadanos me acusáis de buscar apoyos en los separatistas, pero no sumáis apoyos para poder gobernar. Chicos del PP. Toda la corta legislatura dando la chapa para que gobierne la lista mas votada. Ahora tenéis la oportunidad de llevarlo a la práctica. Chicos del PP y CIU, deseáis que acuerde con los separatistas, incluso que estos por evitaros les den su apoyo táctico, para que os haga la legislatura, dando la vara de aliarse con separatistas con tal de gobernar. Pues no, o jugamos todos o rompemos la baraja. Por cierto. prensa en general y foreros en particular. Dije en este foro que la victoria de Sanchez era contundente por comparación, pero no por suma.
EDITORIAL ABC.

Sánchez sigue en minoría.

El PSOE no tiene sencillo configurar una mayoría suficiente. Volverá a ser una legislatura basada en el chantaje.

ABC.

Actualizado:
... (ver texto completo)
La voz de Iñaki POR IÑAKI GABILONDO

El Principio fundamental del obstruccionismo
Forma parte de la lógica del partidismo enfermizo, que da por supuesto que la responsabilidad de Estado solo compete a quien está en el poder.

Esta frase de Iñaki es mucho más sensata.

El ABC sigue confrontando. No tiene remedio la derecha.
Pues si Triana Yo si tuviera los estudios que él, no diría semejante cipotada. Seguramente que semejante memez, la ha dicho para rellenar página, y demostrar sus "extensos" cono cimientos de la historia del año pasado. Como seguramente nada le debes a tan preclaro personaje, le el articulo con espíritu critico, y convendrías con migo que para decir lo que pretende decir, no hay que ir tan lejos. Lo dicho un cipote.
Lius Ventoso eres un autentico cipote, menuda parrafada y menuda comparación, deberas? tienes estudios ¿
Ya quisieras tu parecerte a este señor, para cipote tú.
Lius Ventoso eres un autentico cipote, menuda parrafada y menuda comparación, deberas? tienes estudios ¿
La moto de Sánchez
El «gran triunfo electoral» se empieza a ver como lo que es: una victoria pelada.

Luis Ventoso.

Actualizado:

11/06/2019 08:48h.

La memoria de la humanidad guarda el recuerdo de gestas legendarias, que siempre se estudiarán con admiración. El 1 de octubre de 331 a. C., en una llanura no lejos de Mosul, Alejandro Magno ofreció la mayor exhibición de su genio y derrotó al rey persa Darío III en la batalla de Gaugamela. En octubre del 52 a. C., Julio César venció en Alesia a un jefe bárbaro con nombre de tebeo de Astérix, Vercingétorix, y se consagró como el gran talento militar capaz de doblar la mano de los irreductibles galos. El 7 de octubre de 1571, la flota comandada por Juan de Austria se impuso al turco en Lepanto, tal vez la batalla naval más tremenda de la historia. El 18 de junio de 1815, un general inglés de maneras cautas, Wellington, le dio boleto a Napoleón en Waterloo.

En tiempos recientes solo se ha producido un triunfo de genio estratégico equiparable a los referidos. Se trata de la victoria de Sánchez Pérez-Castejón el 28 de abril de este año. Tal es la conclusión a la que llegaron tras los comicios fuentes tan ponderadas como la TVE de Rosa María Mateo, la tele número 6 y ciertos chiringuitos digitales al rojo vivo, que estallaron en una trompetería eufórica por los resultados del PSOE. Los observadores neutrales, que no son tan sagaces como los politólogos del «progresismo» obligatorio, lo único que constataban es el hecho empírico de que Sánchez se había quedado en 123 escaños pelados. Exactamente la misma victoria anémica que obtuvo Rajoy en 2015, y con la que sudó tinta (hasta el punto de que hubo que repetir las elecciones, debido al enfático «no es no, ¿qué parte del “no” no entiende?» del por entonces líder de la oposición, un tal Sánchez, que advertía de sol a sol que con un triunfo tan rácano en modo alguno estaba Mariano legitimado para gobernar).

Pasado solo un mes y medio desde los comicios, la mayor gesta política que vieron los tiempos empieza a achicarse y a contemplarse como lo que realmente es: una achuchada victoria, con la que Sánchez gobernará de prestado y a lo Simeone (partido a partido y haciendo bastantes faltas). Ayer su hombre de guardia, Ábalos, lo vino a confesar al amenazar con nuevas elecciones. Su órdago es un farol, pues de repetirse los comicios probablemente el perjudicado sería el propio Sánchez, debido a que se produciría un reagrupamiento del voto de derechas, dilapidado en tres el pasado 28-A. Pero aún así, las palabras del escudero de Sánchez apuntan a una verdad: si Iglesias se pone estupendo y no se apea de su exigencia de ministerios, si el PP y Cs se mantienen en el no y si los conservadores navarros son toreados por el PSN y se enojan, Sánchez va a ser un presidente en el alambre. Paseará en el Falcon, se hará selfis por doquier y seguirá batiéndose gallardamente con el espectro de Franco. Pero gobernará más bien poco. O nada. Su eficaz factoría marketiniana no despeja la ecuación que importa: ¿Cómo se las apañará para sacar adelante los Presupuestos? ¿O acaso se llegaría a la aberración de indultos por apoyos?

Luis Ventoso.

Director Adjunto.

R-1.-
EDITORIAL ABC.

Sánchez sigue en minoría.

El PSOE no tiene sencillo configurar una mayoría suficiente. Volverá a ser una legislatura basada en el chantaje.

ABC.

Actualizado:

11/06/2019 08:47h.

Cuando aún faltan varios días para la conformación definitiva de acuerdos entre los distintos partidos para designar mayorías autonómicas y municipales, es indudable que la investidura de Pedro Sánchez va ligada a la resolución de algunos de esos acuerdos. Hoy Sánchez recibe a Pablo Iglesias, Albert Rivera y Pablo Casado con la pretensión de lograr una mayoría suficiente para formar Gobierno. Sin embargo, el panorama continúa enrevesado. De un lado, está el órdago lanzado por Iglesias para entrar personalmente en el Ejecutivo de Sánchez, algo a lo que inicialmente se opone el PSOE. Por tanto, queda en pie la amenaza de Iglesias de tumbar la investidura tanto en primera como en segunda votación. Tampoco está definitivamente cerrada la puerta para que Ciudadanos pueda finalmente abstenerse, de modo que Sánchez no llegue a necesitar los votos afirmativos o las abstenciones del separatismo catalán o de Bildu. Con 123 escaños, Sánchez no tiene sencillo configurar una mayoría suficiente, y menos aún una legislatura cómoda. Tarde o temprano, volverá a ser una legislatura basada en el chantaje. Y en cualquier caso, Sánchez no contará con los votos favorables o la abstención del PP, tal y como reiteró ayer Génova después de que su dirigente madrileña Isabel Díaz Ayuso sugiriese que sería mejor una abstención popular a una cesión del PSOE al independentismo. Sin embargo, el escenario no es ni mucho menos idéntico al de 2016, cuando el PSOE se abstuvo para poder investir a Rajoy. Entre otros motivos, porque fue Sánchez quien se encastilló en su «no es no» y renunció a su escaño, precisamente para no avalar esa decisión de su partido. Sánchez nunca dio su voto al PP, ni siquiera por responsabilidad.

Aún estamos en fechas de faroles, órdagos, vetos y bloqueos virtuales. Pero Sánchez tiene la obligación de armar una investidura. Su compromiso fue hacerlo con Podemos y otros partidos minoritarios, más allá de que pretenda disponer de un Gobierno en solitario. Para España sería nocivo que su Ejecutivo dependiera de las exigencias separatistas otra vez y de un populismo comunista cuyo papel ha quedado reducido a suplicar ministerios para garantizar la supervivencia política de Pablo Iglesias. No obstante, es esta la mayoría que ya fraguó Sánchez en la moción de censura, y llegado el caso, no tendrá reparo en intentar reeditarla, aunque ya no se fíe del independentismo por hundirle su anterior mandato. Pero plantear a Ciudadanos o al PP que faciliten su investidura se compadece muy poco con el agresivo discurso del PSOE en campaña. Además, fue Sánchez quien agrietó en su momento esa mayoría «constitucionalista» y quien despreció a las «derechas». Sánchez lo tiene difícil porque, aunque logre ser investido en julio, la gobernabilidad se presenta convulsa e incierta. Y si Iglesias decide vetarlo, deberá optar por repetir las elecciones. Y eso tampoco sería bueno para España.
Fidel Castro nunca tuvo problemas con la Iglesia. Cuando esta le pedía algo para los mas desfavorecidos, se lo daba. No entiendo porque la cúpula del clero es de derechas, mientras los religiosos que dan el callo con pobres y dogatas son de izquierdas. Es difícil creer que Jesús hombre seria de derechas.? ALGUIEN LO CREE ¿Su mensaje no es el de los bancos.
O sea, un religioso normal es de izquierdas. Si le ascienden, a Obispo, automáticamente se hace de derechas. Venga ya!
Preséntate
Ánimo.
Preséntate, ya lo creo que se trabaja.
Preséntate