Amigos de la fotografía

No, no es cuestión de gustos. De un día para otro no están como para tapar nada si se les

No, no es cuestión de gustos. De un día para otro no están como para tapar nada si se les hace en su punto: al día siguiente tienen que tener la consistencia de un flan, salvando las distancias claro, pues están un poco -ojo, tan solo un poco- mas consistentes, y el flan se como frío aunque sea invierno, ¿no?
Si al día siguiente están como para tapar agujeros, ten en cuenta que es porque llevan más harina que la que necesitan y por esa misma razón, haran más daño al estómago si se comem calientes. Las natillas y el tocino de cielo, también se comen fríos.
Las gachas, las saladas, ya sean manchegas, castellanas o de pastor, que son las que hacía mi madre y mi padre y las que hago yo, - (harina de almortas, chorizo, tocino, aceite de oliva virgen, ajos, sal, agua y pimentón dulce)- sí se comen calentitas, pues es plato fuerte o principal. Claro que tampoco se deben de recargar de harina, en este caso de almortas, porque sino, aunque estén calientes se tapan agujeros con ellas. Además de hacer una mala digestión, taparte el intestino y ponerse uno "a parir".
Estas de la foto las he hecho yo.
Si queréis la receta de los puches como los hago yo, me lo decís y la pongo por aquí o en el sitio adecuado si lo hay por aquí.
Saludos