Andalucía

Hasta que el reparto no sea justo no podremos empezar a hablar de una verdadera democracia

Hasta que el reparto no sea justo no podremos empezar a hablar de una verdadera democracia.
El problema es que NADIE habla de esto y es como jugar a las cartas con la baraja marcada