Andalucía


>>>>>>>> El titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha pronunciado sobre la "demoledora y bastante triste" sentencia de los ERE de Andalucía y ha afirmado que "lo siente de verdad" por el expresidente José Antonio Griñán, a quien ha situado como "una víctima" del sistema de subvenciones andaluz.

"Lo siento por Griñán, me parece que es una persona que no se caracteriza por ser corrupta", ha dicho el político del PP.>>>>>>>>>>>
MARI, Supongamos y demos por hecho que el Sr, Griñan no metiera la mano en el cajón, vale, aceptado, pero él sabía lo que se cocía durante su mandato en Andalucía, y si no lo sabía... A SALAMANCA.
Es que esta se repite en todos los foros, piensa que así va a tener más razón.
Así que luego, no te enteras de nada y dices muchas barbaridades, como por ejemplo que cuantos trabajadores se quedaron sin cobrar, que es de una ignorancia supina sobre el caso, ya que es todo lo contrario a lo que pasó.

Tu pregunta debería haber sido justo la contraria. ¿Cuántos trabajadores o empresas cobraron de más y cuantos lo van a devolver? porque de no ser que sean pobres de solemnidad, que no tengan ninguna posesión o mueran y no haya aceptado nadie su herencia, lo devolverán. Cada uno de estos casos tendrá su juicio específico, de ahí que queden tantos todavía.
La ignorancia es muy atrevida. Así que aprende, así que entérare primero por lo menos de què van las cosas para que no te dejes engañar y para que seas objetivo y no pongas en el foro tantas incongruencias.
La sentencia de los ERE dificulta que Montero pueda regenerar el PSOE andaluz.

Víctor Ruiz de Almirón.
¡Pobre Andalucía, como os ha dejado estos sinvergüenzas de chorizos!
Ya te digo, la culpa la tiene la DERECHA, ¡pobre Griñán y sus colegas!
>>>>>>>> El titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha pronunciado sobre la "demoledora y bastante triste" sentencia de los ERE de Andalucía y ha afirmado que "lo siente de verdad" por el expresidente José Antonio Griñán, a quien ha situado como "una víctima" del sistema de subvenciones andaluz.

"Lo siento por Griñán, me parece que es una persona que no se caracteriza por ser corrupta", ha dicho el político del PP.>>>>>>>>>>>
Es que esta se repite en todos los foros, piensa que así va a tener más razón.
Ésta (con acento por ser pronombre) tiene nombre. A mi madre le parecía muy mal cuando alguien decía "ésta" en lugar de citarla por su nombre, a mí me da igual.
Yo no veo "La Secta", es una cadena adoctrinada por la izquierda.
Muy bien EMPRESARIO, es la única forma de ser objetivo y tener criterio..

(Después dice Txente que tengo retranca, pero es que ante ciertos comentarios no hay mas remedio que o tomárselos a broma o decir palabras mas gruesas)
....... Ya expresé mi parecer en otra parte.
Es que esta se repite en todos los foros, piensa que así va a tener más razón.
....... Ya expresé mi parecer en otra parte.
PEREZ ROYO hoy en la sexta.

Enfadadísimo ese Juez catedrático de derecho constitucional dice que si él estuviera en el lugar de Chaves, demandaría a los tres magistrados que han dictado sentencia, con objeto de que demostraran donde hay prevaricación, dice que la sentencia es de una total ignorancia y monstruosidad jurídica.

Este jurista Perez Royo, no es nada sospechoso de simpatizante del PSOE.
Yo no veo "La Secta", es una cadena adoctrinada por la izquierda.
PEREZ ROYO hoy en la sexta.

Enfadadísimo ese Juez catedrático de derecho constitucional dice que si él estuviera en el lugar de Chaves, demandaría a los tres magistrados que han dictado sentencia, con objeto de que demostraran donde hay prevaricación, dice que la sentencia es de una total ignorancia y monstruosidad jurídica.

Este jurista Perez Royo, no es nada sospechoso de simpatizante del PSOE.
Esther Palomera
Madrid. Jueves, 14 de diciembre de 2017

Esther Palomera

No es lo mismo un “buen hombre” que un “hombre bueno”. La diferencia está en que el primero suele ser alguien ingenuo, dócil y que a menudo inspira lástima mientras que el segundo es alguien honesto, comprometido y defensor de algunas causas que sabe de antemano perdidas. José Antonio Griñán es un hombre bueno, además de discreto, tímido, inteligente, de principios inquebrantables y profundas convicciones. Un socialista ... (ver texto completo)
¡Vaya! que la hermana Teresa de Calcuta al lado de este buen hombre se queda en mantillas!, ¡señor, ¡señor como está el patio, jajajajajajaja, al final haremos una colecta entre todos los buenos españoles para remediarle el problema que pueda tener este pobre hombre, sobre todo honestidad y decencia es lo que les faltan a estos golfos trileros, las izquierdas sois tremendos, os engañan y encima les santificáis.
Griñan y Chaves eran "plenamente conscientes de la palmaria ilegalidad de los actos" en los que participaron.

La Audiencia Provincial de Sevilla detalla en la sentencia de 1.821 folios la responsabilidad penal de los 19 condenados en la causa de los ERE.

Miguel Ángel Pérez. 2019-11-19.

Los expresidentes andaluces socialistas, José Antonio Griñan y Manuel Chaves eran "plenamente conscientes de la palmaria ilegalidad de los actos" en los que participaron. La Audiencia Provincial de Sevilla detalla en la sentencia de 1.821 folios la responsabilidad penal de los 19 condenados en el fraude millonario de los ERE, que la Fiscalía cifró en 855 millones de euros.

El tribunal ha condenado este martes a Griñán por un delito continuado de prevaricación en concurso medial con un delito continuado de malversación, a 6 años de prisión e inhabilitación absoluta por tiempo de 20 años. En el caso de Chaves, su condena es de 10 años de inhabilitación para empleo o cargo público por un delito continuado de prevaricación.

Respecto a Griñán, la sentencia señala que "la presupuestación de los gastos ficticios, evidencia que la Consejería de Economía y Hacienda", que él dirigía, "conocía que las subvenciones no eran concedidas por la agencia IFA-IDEA, sino por la Consejería de Empleo. Siendo Consejero se siguió haciendo este uso inadecuado de las transferencias de financiación en las distintas modificaciones presupuestarias que se produjeron".

"Tuvo conocimiento", añade, "de cómo consignaba la actividad del pago de las ayudas el IFA-IDEA en su presupuesto, y aprobó que figuraran como ingresos, las cantidades recibidas vía transferencia de financiación, del programa 31L (el llamado fondo de reptiles), y que se incluyeran dentro del apartado 'otros gastos de explotación, para equilibrar las cuentas. Y ello, a sabiendas de que el IFA-IDEA no tenía gasto alguno, ni realizaba actividad propia con esos ingresos, pues únicamente se limitaba a pagar".

"El encausado", afirma el tribunal, "era plenamente consciente de la palmaria ilegalidad de los actos en los que participó, asumiendo que los fondos vinculados a la partida 31L, el llamado fondo de reptiles, fueran objeto de disposición con fines ajenos al fin público al que estaban destinados".

Sobre Manuel Chaves, la sentencia apunta que "como presidente del Consejo de Gobierno, Chaves aprobó las modificaciones presupuestarias que afectaron al programa 31L, que por su cuantía eran competencia del Consejo de Gobierno, hasta su cese en abril del año 2009. También como presidente del Consejo de Gobierno, participó en la aprobación del anteproyecto de presupuestos, y envío del proyecto al Parlamento, desde el ejercicio de 2002 hasta el de 2009. Y por las razones anteriormente expuestas, conociendo que dentro del programa 31L, se consignaba indebidamente la transferencia de financiación al IFA, concepto 440.51, en materia de relaciones laborales".

"Resulta lógico que cualquier variación en el sistema de concesión de las ayudas, tenía que pasar por la decisión final de su superior jerárquico, es decir, el presidente de la Junta de Andalucía. Por ello, dice la sentencia, "Chaves era plenamente consciente de la patente ilegalidad de los actos en los que participó".

El interventor "informó" de las deficiencias detectadas a Griñán
La Audiencia Provincial de Sevilla explica que José Antonio Griñán era "destinatario de los informes de Control Financiero Permanente de las empresas públicas, y en particular el del IFA, por lo que "tuvo conocimiento de las deficiencias detectadas en los mismos", entre ellas:

"Imputación presupuestaria inadecuada, no se debe de utilizar el artículo 44 -transferencias al IFA. No consta solicitud presentada por los interesados. No se acredita la personalidad de las entidades solicitantes. No se aporta informe o memoria acreditativa de la finalidad pública, o razones de interés social o económico. No se determina el plazo y forma de justificación por el beneficiario del cumplimiento de la finalidad para la que se concede la ayuda. No se aporta resolución o convenio de concesión de una subvención. Se ha omitido la fiscalización previa. El director general de Trabajo y Seguridad Social no tiene delegadas competencias para la concesión de subvenciones excepcionales", enumera la Audiencia Provincial de Sevilla.

El tribunal concluye: "Vistas las anteriores deficiencias se puede concluir que la citada Dirección General ha tramitado subvenciones excepcionales prescindiendo de forma total y absoluta del procedimiento administrativo establecido".
Esther Palomera
Madrid. Jueves, 14 de diciembre de 2017

Esther Palomera

No es lo mismo un “buen hombre” que un “hombre bueno”. La diferencia está en que el primero suele ser alguien ingenuo, dócil y que a menudo inspira lástima mientras que el segundo es alguien honesto, comprometido y defensor de algunas causas que sabe de antemano perdidas. José Antonio Griñán es un hombre bueno, además de discreto, tímido, inteligente, de principios inquebrantables y profundas convicciones. Un socialista de los que apenas asoman ya por la escena pública y que a estas alturas de su vida no aspira más que a ser un buen ciudadano y una buena persona.

La Justicia le ha sentado en el banquillo junto a una veintena de exresponsables de la Junta de Andalucía para juzgar su responsabilidad en el caso de los ERE. Pese a lo que escuchen o lean —y estos días podrán oír y leer muchas mentiras— lo que se dilucida no es un asunto de financiación ilegal del PSOE, ni el mayor caso de corrupción política que se ha dado en España, ni el desvío de más de 800 millones de euros de las arcas públicas a los bolsillos de los “amiguetes”…

Una mentira repetida mil veces no se convierte en verdad por muy grande que sea el cuerpo tipográfico que se emplee para escribirla. Y por mucho paralelismo que intente establecer la derecha política y mediática entre este caso y el de la Gürtel no existe ninguno. Ni Griñán, ni Chaves metieron jamás la mano en la caja, ni desviaron un euro a la financiación de campañas electorales, ni blanquearon capitales, ni se enriquecieron a costa del erario público… Ninguno de ellos tiene dinero en paraísos fiscales, por no tenerlo no lo tienen ni en sus exiguas cuentas corrientes, cuyo saldo fue público durante años.

Repartieron ayudas a empresas en crisis con un procedimiento dudoso, pero aprobado, por cierto, en el Parlamento andaluz con el voto favorable del PP, que nada tuvo que objetar al respecto cuando se impulsó. El delito no fue el sistema, sino la utilización que algunos hicieron de él.

¿Se desvió fraudulentamente dinero público? Sí. ¿Es de recibo? En absoluto. ¿Tuvieron responsabilidades en ello Chaves y Griñán? Política, desde luego, por no vigilar. Ya pagaron por ello. Se fueron, o mejor dicho los marcharon. Antes incluso de ninguna imputación, Griñán abandonó la Presidencia de la Junta, y después el escaño.

Griñán ha callado mucho y ha sufrido más porque pocos como él en la vida pública tienen un sentido de la responsabilidad y de la honorabilidad como lo ha tenido él a lo largo de su dilatada carrera

No pudo soportar la presión del señalamiento público porque es un hombre honesto que jamás ha hecho fortuna con la política, que no tuvo casa en propiedad hasta pasados los 40 años, que no cambiaba de coche hasta que se le caía a pedazos y que ha soportado en silencio y sin un mal gesto ni una palabra más alta que otra la indignidad de propios y extraños.

Han sido siete eternos años en los que ha sufrido, ha llorado, ha escrito para sí mismo y ha callado. Sólo quienes le conocen saben del dolor acumulado. Lo escribió hace dos años su hijo mayor en su muro de Facebook: Quien calla, sufre. Y Griñán ha callado mucho y ha sufrido más porque pocos como él en la vida pública tienen un sentido de la responsabilidad y de la honorabilidad como lo ha tenido él a lo largo de su dilatada carrera, a la que, por mil Alayas que existan, nadie podrá poner una sola tacha.

Es difícil encontrar a alguien en política más íntegro. Los habrá iguales, pero no más que Pepe Griñán. Quienes metieron la mano en la caja fueron unos cuantos bandidos de la Consejería de Empleo que están identificados, pero no dependían jerárquicamente de él. Toda la acusación sobre el expresidente de la Junta se sustenta sobre la base de no haber modificado un procedimiento que él no aprobó, que estaba en vigor cuando llegó y que el propio interventor de la administración autonómica calificó de inadecuado, pero no ilegal.

Así que no, igual que los ERE no son comparables a la Gürtel, Griñán no es ni parecido a Ignacio González, a Francisco Granados y a cuantos en el PP se forraron y expoliaron las arcas públicas de los organismos por los que pasaron. Y quien pretenda equipararlos, miente a sabiendas de que miente.

Su esposa, Mariate Caravaca, ha escrito estar orgullosa de él, de su “honestidad” y su “decencia” horas antes de que comenzara en la Audiencia de Sevilla el juicio por la pieza política de los ERE. Sólo ella y muy pocos más saben del calvario personal por el que ha pasado en los últimos años, y quienes sí y quienes no han estado a su lado. No han sido tantos, y entre ellos no están si quiera aquellos que le deben todo lo que hoy son en política. Y aún así él calla porque es decente, honesto y buena persona.