Burgos

ÁRBOLES EN EL CAMINO

ÁRBOLES EN EL CAMINO

Siente nostalgia el Camino
cuando el año, en soledad acaba.
Sobrevuelan los pájaros sin refugio
en busca de otro paraje que les guarde.
A su paso, el hielo cincela y sella
los desnudos árboles. Talla las hierbas, las matas
y los secos cardos lucen sus mejores galas.

El viento se ha llevado el rumor de las hojas
y todavía espera al arrullo de la noche
las voces amigas, que un día recorrían la senda.
Ahora todo es silencio y un delicado manto
para adornar un pueblo sumergido en la niebla.

Los mudos árboles aguardan y no temen
que el olvido les borre sus siluetas para siempre.
Es el tiempo, ellos saben, de emprender
su peculiar viaje, en soledad, tierra adentro,
que el frío desmenuza en suaves briznas.

Mágico viaje de ida y vuelta donde la fe
les devuelve todas sus pertenencias

Carmen García