Esto es un juego de frases


Te falta: se da en especial entre los niños.
Ya, pero aquí no participan ningún niño, ¿entiendes?
Berrinche:

m. Rabieta, enojo grande.

♦ Se usa más con los verbos coger, dar, llevarse, tener.
Te falta: se da en especial entre los niños.
Berrinche:

m. Rabieta, enojo grande.

♦ Se usa más con los verbos coger, dar, llevarse, tener.
Bien lo que está bien.
Buenas noches. Estamos bien, por ahora, un poco más optimista, parece que la epidemia va remitiendo, aunque el resultado es muy triste,
por la cantidad de personas que no han podido superarlo.
Ahora que empieza a calentar estarás deseando ir para Gijón, una ciudad muy bonita para vivir.
Saludos.
Rosali el 10 de este mes me voy. Para Gijón previo certificado médico.

Un saludo.
Rosali un buen cuadro para sacar consecuencias personales.
¿Cómo estás?

Un saludo.
Buenas noches. Estamos bien, por ahora, un poco más optimista, parece que la epidemia va remitiendo, aunque el resultado es muy triste,
por la cantidad de personas que no han podido superarlo.
Ahora que empieza a calentar estarás deseando ir para Gijón, una ciudad muy bonita para vivir.
Saludos.
La piedra
Rosali un buen cuadro para sacar consecuencias personales.
¿Cómo estás?

Un saludo.
La piedra
Palabra.

MANGURRIÁN.

Definición: Dícese de la persona poco civilizada, de formas toscas y asilvestradas, generalmente proviniente del medio rural, aunque no necesariamente, al poder utilizarse este término de forma metafórica, refiriendose a un urbanita de corte embrutecido y no muy refinado.

"Vaya muchachadas ¡Táis hechas unas mangurrianes!"
La vuelta de los Picapiedra
Calzonazos.

Adjetivo/nombre masculino.

COLOQUIAL•ESPAÑA

Hombre de carácter débil, que es muy condescendiente y se deja dominar con facilidad por otra persona, especialmente su mujer.
Lee con atención
HAY MOROS EN LA COSTA. Expresión que denota cautela ante un hecho peligroso.

Proviene de la frecuencia con que los moros, durante mucho tiempo, hicieron excursiones por las costas de Levante, apoderándose de gentes, ganado y cuanto les venía a la mano.

¡Hay moros en la costa! era el grito con el que las gentes del litoral se prevenían de aquel peligro, armándose para resistirlos si lo permitía el número de los enemigos o retirándose hacia el interior si éstos eran numerosos.
"Hay moros en la costa" este refrán se ha puesto de moda en la actualidad
un dia si y el otro tambien.
manuel
PONER LOS PUNTOS SOBRE LAS IES. Significa ser excesivamente prolijo, hasta con las cosas de menos entidad.
NUESTRO GOZO EN UN POZO. Según Covarrubias se emplea esta expresión cuando una cosa que nos había empezado a dar contento, no salió cierta ni verdadera.

Debióse de decir de algún animalejo que daba contento, y con quien jugaban, y saltando de una parte a otra cayó en un pozo y se ahogó.