Flamenco y copla, su historia y sus intérpretes

Pepe Marchena cantaor

UNOS FANDANGOS DE PEPE MARCHENA (EL QUINCE TE LO DIRÁ)

Mil espuelas de papel
mi burrita cascabelera
tengo que recorrer España
solo por venirte a ver
serrana de mis entrañas

El trece donde estará
el once le dijo al doce
y le respondió el catorce
el quince te lo dirá
que el dieciséis lo conoce

Se mantiene el fuego vivo
entre las cenizas muertas
Se mantiene el fuego vivo
entre las cenizas muertas
entre el amor y los celos
el demonio está metido
entre las cenizas muertas.

Pepe Marchena se llamaba así mismo "Maestro de maestros", era muy guapo, y se lo tenía creído, claro que razones no le faltaban, lo mismo en una cosa como en la otra.

Se dice que coincidió en una fiesta con Pastora Pavón (Niña de los Peines y esposa del también cantaor Pepe Pinto y pasó lo siguiente:

Pepe Marchena solía celebrar el final de cada gira con un almuerzo en el sótano del célebre Bar Pinto, el local que Pepe Pinto tuvo en la Campana, en el centro de Sevilla, que hoy es un despecho de lotería regentado por uno de los nietos de la Niña de los Peines. Aquel día, después de un copioso almuerzo, Pastora le pidió a Pepe Marchena que le cantara El Romance a Córdoba y el maestro, que adoraba a Pastora, se lo cantó. Como Pepe Pinto sabía lo enamorada que estuvo siempre La Niña de Marchena, celebró la actuación de Pepe con este comentario mientras se acariciaba la barriga:

— ¡Ojú, Marchena, cualquiera canta eso después de almorzar!

Y el Pepe, que se la tendría guardada por algún motivo, le contestó:

—Tocayo, eso no lo cantas tú ni en ayunas.