La Poesía

MALA PERSONA

MALA PERSONA

¡Miren que es mala persona!
¡Pero qué malísimo es!
falso, traidor y embustero,
las tres cosas a la vez.

Teniendo tantas cositas
le faltan las principales,
educación y vergüenza,
cosas de hombres cabales.

Si demuestra lo que sabe
con las cosas que aquí pone,
ahora entiendo cuando dicen
que hay cabezas de melones.

Diciendo que lo que escribe
todo es bueno, todo es sano,
pero ya no engaña a nadie,
eso ya no cuela hermano.

Yo creo que se ha pasado
al sacar tanto veneno,
pues hasta nombra personas,
y eso amigo, ya no es bueno.

Muérdase un poco la lengua
pero con mucho cuidado,
porque con tanto veneno
creo que se ha envenenado.

Trabajando con formulas
hay que hacerlo con medida,
usted, la sobrepasó,
y aquí va mi despedida.

Me ganaras a cantar
pero no a saber cantares,
que tengo una arquita llena
y además siete costales.

Mucho sabrá de poemas
más las rimas no le salen,
¡Eso es lo que no soporta,
que a otr@s le salgan a pares!
Pa. Sa. Ma.

Cambie esa táctica y será más feliz.