Chistes, humor


Las tres tías de Trina bien representadas que verguenza de chiste enviado por una mujer.
Bueno ya veo que aún nos sigues, me alegro mucho, ¿que tal estás?

Besines.
EN EL RESTAURANTE
• En un restaurante uno de los clientes, repara que el camarero, lleva una cucharilla de las de café en el bolsillo de la chaqueta.
Se fija un poco mas y comprueba que todos los camareros llevan cucharillas en los bolsillos de sus respectivas chaquetas.
Intrigado, le pregunta al camarero:
– Lo de la cucharilla en el bolsillo ¿es por algo?
– Si señor, es que ha habido una consultoría para ahorrar costes. En ella se ha comprobado que la cucharilla de café es la pieza que más veces se suele caer al suelo, nosotros la reponemos inmediatamente y en el siguiente viaje a la cocina volvemos a colocarnos otra. De esta forma ahorramos un 3 por ciento de nuestro tiempo.
– Muy inteligente, sí señor.
Al rato, el mismo comensal, observa que le cuelga un hilito hábilmente disimulado de la bragueta. Igualmente comprueba que todos los camareros están en la misma situación.
Vuelve a preguntar al camarero:
– Lo del hilito en la bragueta ¿seguro que también tiene una explicación?
– Efectivamente. En la misma auditoría se ha comprobado que por la cantidad de horas que nos pasamos en el restaurante, tenemos necesidad de ir varias veces al servicio. Con la cuerdecita nos la
sacamos sin tocarla, con lo cual evitamos perder tiempo lavándonos las manos lo que produce un ahorro del 4 por ciento en el total de la jornada.
Se queda el cliente pensando y dice:
– Bueno para sacarla, muy bien, pero ¿cómo se la guardan?
– Los demás no lo sé, yo uso la cucharilla.
EXCESO DE VELOCIDAD
• Una pareja de la Guardia Civil de tráfico detiene a un individuo, detectado por un radar, que se ha pasado tres pueblos con la velocidad.
Se encasqueta la gorra el cabo, se acerca, saluda al conductor y le dice con cierta ironía:
– Tiene usted mucha prisa, ¿no? Hágame el favor de dejarme la documentación del vehículo y su carnet de conducir.
Empieza a leer la documentación del coche y en un momento dado, se pone serio, se cuadra, vuelve a saludar y masculla:
– ¡Puede irse señor!
El tipo se pone en marcha y todavía está alejando cuando el otro guardia civil, sin salir de su asombro, comenta a su compañero:
– ¿Tenía que ser un pez gordo para que le dejes marchar, con lo duro que eres?
– ¡Y tanto, nada menos que el General Motors!
DONDE SE TERCIE
• La chavala llega corriendo a su casa:
– Mamá… creo que estoy embarazada…
– Pero hija mía ¿dónde tenías la cabeza?
– Pues entre el volante y el cambio de marchas…
LOS VECINOS CHISMOSOS
• Una madre a su hija:
– Hija mía… ¡dicen las vecinas que te estás acostando con tu novio!
– Mami, la gente es tan chismosa… Una se acuesta con uno cualquiera y ya les da por decir que es el novio
LA BUENA SUEGRA
• La señora llega a casa de su hija y encuentra a su yerno furioso preparando una maleta.
– ¿Qué pasa?- pregunta ella.
– ¿Que qué pasa? ¡Le voy a decir exactamente lo que pasa, señora! Le mandé un Whatsapp a Purita diciéndole que hoy regresaba de mi viaje de trabajo. Llegué a casa y ¿puede adivinar lo que me encontré?… A mi esposa, sí… ¡su hija!… con un tipo desnudo en nuestra cama. Este es el fin de nuestro matrimonio. ¡Yo me largo de aquí para siempre!
– ¡Cálmate Paco! – dice la suegra. – Hay algo que no me cuadra. Purista nunca haría una cosa de esas. Yo la crié y la conozco bien. Espera un momento mientras averiguo qué pasó.
Un momento después, regresa la suegra con una sonrisa enorme.
– Ya ves, te dije que tenía que haber una explicación lógica y la hay, lo que pasa es que… ¡Purita no leyó tu Whatsapp!
EN EL AVIÓN
• En el avión, a punto de estrellarse, van Messi, el Papa, Pedro Sánchez y un niño.
Sólo hay 3 paracaídas para los pasajeros y cuando el asunto se pone ya crudo, deciden tirarse.
Messi, que es el más rápido a bordo, trinca el primero y dice:
«El Barça me necesita, porque sin mi no marca goles…»
Y se lanza.
Pedro Sánchez, a codazos, se abre paso, agarra otro y mientras sale por la portezuela, se justifica a gritos:
«Estoy en plena negociación con los separatistas catalanes y han confiando en mi desde los de Podemos hasta los proetarras de Bildu; es esencial que sobreviva porque tengo a mucha gente colocada, así que adios…».
El Papa, en un arrebato de bondad, besa al niño en la frente y le dice:
«Coge tu el último paracaídas y sálvate, hijo mío, yo moriré en este avión rezando por todos….».
El niño lo mira muy serio y le dice:
«No se preocupe, Santidad, que el atontado de Pedro Sánchez ha cogido mi mochila escolar».
Usted como hace el amor?
Yo, afrutado.
¿y qué es eso?
De guindas a peras.
Coño, este si que es gracioso.
Las tres tías de Trina bien representadas que verguenza de chiste enviado por una mujer.
Ellas siguen a lo suyo, no se les pasa ni una.
Poco a poco van saliendo, jajajajajaja, más morro que cascorro...................... .....
Ellas siguen a lo suyo, no se les pasa ni una.
¿Que tal llevamos la tarde de sábado?, poco movimiento se ve, menos mal que desde las alturas se divisa alguna cosilla.
Muy bueno.
Hasta mañana.
Hasta mañana ÁNGEL.

Que descanses.
Usted como hace el amor?
Yo, afrutado.
¿y qué es eso?
De guindas a peras.
Muy bueno.
Hasta mañana.
Usted como hace el amor?
Yo, afrutado.
¿y qué es eso?
De guindas a peras.
Una gallega le dice al marido:

- Fíjate, Paquiño, que tengo un mes de atraso. Creo que vamos a tener un rapaziño.
El médico me dijo que mañana me dirá el resultado de los análisis y ya entonces lo sabremos con toda seguridad.

En eso suena el teléfono. Es una llamada de la oficina de cobros de Unión Fenosa, de A Coruña.

La mujer contesta, y le dicen:
- "Somos de Unión Fenosa de A Coruña y queremos comunicarle que en nuestros archivos aparece que usted tiene un mes de atraso".

La señora se sorprende y pregunta:

- ¿Pero cómo pueden saberlo?

- Señora: "Porque nuestros ordenadores llevan el registro de todos los atrasos".

La pobre mujer, palideciendo, le pasa el teléfono al marido y le dice: - Oye Paquiño, son los de una oficina de Unión FENOSA y... ¡ya saben

El marido, extrañado, se pone al teléfono y les pregunta: - ¿Es verdad que saben lo del mes de atraso?

- "En efecto - le responden - y le estamos avisando que deben realizar inmediatamente el pago correspondiente al atraso."

- ¿Un pago? ¿De veras?

El tío se pone a pensar:

Coño esto es por los recortes en la Sanidad, el 1 € por receta, los 5 € de la ambulancia. Ahora a tambien cobran los análisis.
¡Joder...! ¿Y qué pasa si no quiero pagar?

- "Pues entonces personal nuestro tendría que ir para su casa y se la tendríamos que cortar."

- ¡Coño! ¿Tan así? Y en ese caso, ¿qué podría hacer mi esposa?

- "Pues realmente no sé. ¡Pienso que probablemente tendría que arreglárselas con una vela!"