Economía


EL BCE VALORA LOS TIPOS NEGATIVOS.

Los indicadores que provocan pesadillas a Draghi y acercan el 'sueño' de los estímulos.

Las noticias negativas se agolpan en la mesa del BCE: los inversores han perdido la esperanza de que la inflación suba al 2% en la próxima década al tiempo que se enfría el crecimiento.

19/06/2019 05:00.

En cada una de sus ruedas de prensa, Mario Draghi tiene que argumentar que sus estímulos monetarios han conseguido elevar la inflación y el crecimiento. Es probable que sea así, no existe el escenario contrafactual que rebata sus argumentos, pero lo que es evidente es que los indicadores económicos siguen flojeando.
Puffff perdón. ¿A que acierto?
En que?. Aprende a disparar.
Bruselas recomienda a España RECAUDAR MÁS y GASTAR MENOS.
Que enseñen también como se hace. En España, despilfarrar los mandatarios, lo hacen muy bien, pero... nada más.
CON PERMISO.

Calma chicha en España... otra vez.

¡Ojo! La caída del ahorro de las familias ha llegado demasiado lejos.

María Jesús Pérez.

Actualizado:
... (ver texto completo)
El Gobierno ha pedido al Banco de España, que rectifique. A lo mejor nuestro Banco Nacional, no sabe nada de Macroeconomía, solamente los izquierdosos.
Bruselas recomienda a España RECAUDAR MÁS y GASTAR MENOS.
CON PERMISO.

Calma chicha en España... otra vez.

¡Ojo! La caída del ahorro de las familias ha llegado demasiado lejos.

María Jesús Pérez.

Actualizado:

30/05/2019 00:12h.

Desde el punto de vista de los últimos indicadores económicos publicados en nuestro país sería una temeridad decir que en España estamos cerca de una recesión. No, no lo estamos. Pero tampoco conviene caer en la tentación de negar la mayor y pensar que todo va viento en popa como en tiempos que parecen ya inmemoriales (¿se acuerdan de aquel 21 de agosto de 2007 cuando el entonces presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, decía como si tal cosa, tras el estallido de las hipotecas «subprime», aquello de «España está totalmente a salvo de la crisis financiera»? ¿O cuando, pocos meses después, el 14 de enero de 2008, decía: «La crisis es una falacia, puro catastrofismo»? Pues si no se acuerdan, aquí queda dicho).

Hoy, afirmar alegremente que la economía española es un jolgorio de buenas cifras y que podemos tirar de ella hasta hartarnos de medidas sociales muy sensato no es. Sobre todo, porque los vientos de fuera no son precisamente de lo más halagüeños -guerra comercial EE. UU.-China, Brexit, menor crecimiento en las grandes economías europeas...-, y ya nos está afectando.

Esta semana, el Banco de España ha tenido a bien recordar que no es oro todo lo que reluce. Unos cuantos recados a tener en cuenta contra la política económica del presidente Sánchez entre los que resalto uno que parece haber pasado desapercibido y debería preocuparnos, y mucho: la caída del ahorro de los hogares y su endeudamiento para consumir. Una situación, por cierto, que resulta ya más delicada para los hogares con menor nivel de renta. Por dos razones: primero, porque son quienes están financiando su consumo con crédito. Y, segunda, porque tienen una situación laboral más precaria, y en una hipotética (crucemos los dedos) nueva crisis serían los primeros en perder el empleo. ¿Se imaginan qué puede pasar si llega una nueva recesión y perdieran su empleo estando además de nuevo endeudados? ¿Les suena?

Los números lo dicen todo: de cada 100 euros de ingresos, las familias españolas ahorraron 4,9 euros en 2018, el nivel de ahorro más bajo nunca registrado en España, lo que refleja hasta qué punto los hogares emanan furor consumista. Las familias gastan prácticamente toda la renta que ingresan, lo que, por cierto, ha sido muy bueno para impulsar la demanda interna que ha tirado de la economía del país... hasta ahora.

Pero, esta caída del ahorro ha llegado demasiado lejos. Es la primera gran advertencia que hace el Banco de España desde el estallido de la burbuja inmobiliaria y no deberíamos trivializarla. Esta confianza incontrolable en el futuro puede derivar en errores pasados que desembocaron en la anterior crisis, con una diferencia importante: las familias no emplean su capacidad financiera para invertir (por ejemplo, en vivienda) sino para consumir. ¿El resultado? Catastrófico, ya que detrás de esa deuda no hay activo que pueda servir como garantía para cubrirla. ¡Ojo pues! La economía española, en calma chicha.

María Jesús Pérez.

Redactora jefe.

R-1
Puffff perdón. ¿A que acierto?
No te preocupes, ya sabemos que te hacen falta las clases nocturnas.
Ay ay ay. ¿Ha que acierto? El Banco de España se pasó de frenada cuando gobernaba Rajoy. ¿A que sí?
Puffff perdón. ¿A que acierto?
El Banco de España lanza diez recados contra la política económica de Sánchez.

Su informe anual de 2018 contiene numerosas advertencias sobre la senda económica que ha desarrollado Sánchez durante el último año.

M. Llamas -2019-05-28.

El Banco de España (BdE) ha publicado este martes su Informe anual correspondiente a 2018, donde, entre otras materias, lanza numerosas advertencias y críticas a la política económica que ha desarrollado el Gobierno de Pedro Sánchez durante el último año. Aunque, en líneas generales, el organismo regulador destaca las fortalezas que todavía presenta la economía nacional de cara a mantener el crecimiento en los próximos años, también enfatiza la existencia de importantes debilidades estructurales que deberían corregirse de forma urgente.
A los que quieren vivir de subsidios y subvenciones no les doy trabajo, que los mantenga "papá estado comunista" que por eso nos sube los impuestos a los que trabajamos. Yo solo doy trabajo al que tiene ganas de trabajar y contribuye a crear riqueza.
Si tuvieras muchos obreros tan buenos como yo.... no andarías por lares como estos exponiendo tus triunfos y menos aun tus deficiencias.
Y tú? ¿Me das trabajo para cumplir con España? Con lo bueno que eres...
Manzanas traigo.
A los que quieren vivir de subsidios y subvenciones no les doy trabajo, que los mantenga "papá estado comunista" que por eso nos sube los impuestos a los que trabajamos. Yo solo doy trabajo al que tiene ganas de trabajar y contribuye a crear riqueza.
Pedro Sánchez sigue la misma trayectoria que Zapatero (ZParo).
Y tú? ¿Me das trabajo para cumplir con España? Con lo bueno que eres...
Manzanas traigo.
Ay ay ay. ¿Ha que acierto? El Banco de España se pasó de frenada cuando gobernaba Rajoy. ¿A que sí?
Pedro Sánchez sigue la misma trayectoria que Zapatero (ZParo).
INFORME ANUAL DEL BANCO DE ESPAÑA.

El gobernador mete miedo (y esta vez, con mucha razón)

El gobernador del Banco de España pone las luces largas. Identfica en su discurso anual los problemas de fondo de la economía. Envejecimiento, productividad, desigualdad...

29/05/2019 05:00 - ACTUALIZADO: 29/05/2019 09:08.

Meter miedo va en el sueldo del gobernador del Banco de España. Pero no siempre se ha hecho, lo que explica que la Gran Recesión pillara al país con el pie cambiado y tuviera una ... (ver texto completo)
Ay ay ay. ¿Ha que acierto? El Banco de España se pasó de frenada cuando gobernaba Rajoy. ¿A que sí?
INFORME ANUAL DEL BANCO DE ESPAÑA.

El gobernador mete miedo (y esta vez, con mucha razón)

El gobernador del Banco de España pone las luces largas. Identfica en su discurso anual los problemas de fondo de la economía. Envejecimiento, productividad, desigualdad...

29/05/2019 05:00 - ACTUALIZADO: 29/05/2019 09:08.

Meter miedo va en el sueldo del gobernador del Banco de España. Pero no siempre se ha hecho, lo que explica que la Gran Recesión pillara al país con el pie cambiado y tuviera una especial intensidad.

Desde hace pocos años, sin embargo, los informes del regulador tienden a curarse en salud. Obviamente, porque respira por la herida después de comprobar cómo engordaba la enorme burbuja de crédito que acabó con 3,8 millones de puestos de trabajo entre el tercer trimestre de 2007 y el primero de 2014. O lo que es lo mismo, con uno de cada cinco empleos, un récord difícil de superar.

Aunque a veces el Banco de España ha podido pasarse de frenada, por ejemplo en su precipitado análisis sobre los efectos de la última subida del SMI sobre la economía, al nuevo gobernador, Pablo Hernández de Cos, le gusta ejercer esa labor que siempre se le supone a un banquero central desde que William McChesney, presidente de la Fed durante los años cincuenta, dijera aquello de que el trabajo del banco central es “retirar el ponche justo en el momento en que empieza la fiesta”.