El juez Garzón

Envio el articulo completo de Celia Rojas

Envio el articulo completo de Celia Rojas

EL INFORMADOR POLITICO Nº 49 12 FEBRERO 2012
GARZON Y LOS SIETE MAGNÍFICOS
"La condición humana consiste en luchar constante y permanentemente para cambiar el mundo y mejorar nuestra propia existencia, en el sentido de reducir o eliminar la explotaciòn de unos seres humanos por otros, en todos los 2frentes, desde los políticos a los criminales, o al menos, así debería ser."
Este es el pensamiento de Baltasar Garzón, y así lo expresa en su libro.
¡Claro que Baltasar Garzón ha pisado callos! - ¡Y en ambas orillas de la política! (suponiendo que haya dos orillas).
¡Claro que los éxitos de Baltasar Garzón han levantado silenciosos rencores y envidias inconfesables en el mundo de la judicatura!
Pero -aún siendo cierto lo anterior- no deja de ser todo ello nada mas que la guarnición del solomillo. Es evidente que esta sentencia se apoya en fundamentos jurídicos sólidos, con tantas lagunas e improvisaciones imprecisas que muy bien podría haber sido una sentencia totalmente distinta.
¿En que consiste el solomillo, pués?
Este sustancioso manjar, en el caso que nos ocupa, es la profunda corrupción existente en altos niveles de la sociedad, con implicaciones enormes entre el poder económico-financiero, distintas instituciones, y amplios sectores de los partidos políticos. No estamos hablando de hechos y personas aisladas, sino del entramado medular de una democrácia corrompida, incapaz de generar con sus propios mecanismos de funcionamiento situaciones de corrección y cambio, ya que, desde su nacimiento era portadora de los gérmenes que la degradarían progresivamente.
En este contexto, aparece un juez como Baltasar Garzón que, por incontrolable, ha asustado a estas élites podridas. Resulta evidente, que en una sociedad donde prima el chanchullo, la componenda, el intercambio de favores y la corrupción pura y dura, no haya lugar para un juez como Garzón. La saña con que se ha tratado al juez no es una cuestión de odio visceral o emocional, es un planteamiento técnico calculado y frio para neutralizar las acciones presentes y futuras de este servidor de la justicia, que a lo largo de estos años, ha venido resultando muy, pero que muy incómodo. ¡Ah, y de paso se deja un claro mensaje para futuros navegantes.

Los siete magníficos han actuado. Todos los obstáculos legales y de puro sentido común han sido sorteados implacablemente para alcanzar la finalidad predeterminada. ¡Aquí no se levanta ninguna alfombra! - ¡Aquí no se quita la costra de ninguna herida, aunque la fiebre prueba la existencia de infección, y la imperiosa necesidad de limpiar.! En España no queda la posibilidad de un Nuremberg que abra una etapa de sosiego a una sociedad sin rencor, pero con memoria.
Los siete magníficos han actuado, de ser necesario volveran a actuar y, en todo caso, en la trastienda donde se oculta el poder de un oscuro y siniestro pasado quedan mas magníficos que pueden ser nuevamente utilizados. Eso sí, la ficción democrática debe mantenerse a toda costa, en estos tiempos es lo que toca pese a los muchos desafueros y atropellos de cada dia y de todos los dias.
Celia Rojas
WWW. COLECTIVOALBATROS. ORG