Escritos "literarios" originales y propios de cada forero

MARIA CUMPLE 6 AÑOS

Hola mi linda María
hoy ya tienes seis años
y yo te deseo en este día
un muy feliz cumpleaños.

Que apagues las velitas
de tu tarta fuertemente
con esa cara tan bonita,
tan graciosa e inocente.

Acuérdate de los abuelos
que sepas que te queremos
que nunca te olvidamos
y que pronto nos veremos.

Celébralo con los papás,
los hermanos y los amigos
y ven pronto en Navidad
que queremos estar contigo.

Muchos besos para ti y para todos de los abuelos Laly y Manolo.
M. Lara 12/12/2017
Si se me permite, decir que los canarios son muy trabajadores y con buena educación.
Amigo Angel comparto tu opinión a cerca de los canarios/as. Son muy buena gente. Feliz Navidad
Manuel, tus escritos además de entretenerme, me traen muchos recuerdos, mi pueblo al ser muy pequeño no gozaba de estos entreteninimientos, por lo que fue en contadisimas ocasiones que yo viera alguna película, cuando mi hermano mayor (nunca se lo agradeceré bastante) me llevaba a ver una peli, o en los pocos viajes que hice a Madrid a visitar a unos familiares, ni museos ni nada les pedía que me llevarán al cine, es que eso de ver el mundo y otras historias es fascinante, aún recuerdo las pocas ... (ver texto completo)
Hola Rosali muchas gracias por seguirme y Feliz Navidad
Adelante los fabicantes de exquisitos presentes sobre todo en estas fechas
y adelante vos con sus relatos que son tan exquisitos como los manjares de referencia.

Un cordial saludo! Y sin embargo compañero!
liberal un amistoso saludo y feliz navidad
Señor Lara, nos encantan los escritos que usted plasma en este Foro Común, la pura realidad de la vida que la mayoría de los que aquí participan creo han vivido.

Un saludo cordial.
gracias triana es la vida vivida la que trato de plasmar en mis escritos. muchas gracias y feliz navidad
LOS MANTECADOS
Ahora que se acerca la Navidad este dulce tipicamente navideño irrumpe en los hogares españoles acompañado, claro está, con otras variantes de este tipo de pastelitos cono el rosco, hojaldre, polvorón y mazapán, todo ello preparado en unas cajas muy vistosas y muy atractivas que ayudan al consumo de tan tradicionales delicias.
Yo recuerdo que en mi infancia las cosas eran de otra manera por estas fechas mi madre hacía en casa todas estas exquisiteces, y algunas más, de forma artesanal y más importante hechas con mucho amor. Estos dulces una vez elaborados, recuerdo que para dar forma a la mayoría de ellos se empleaba la boca de un vaso que al cortar la masa les daba el aspecto circular característico. Luego se llevaban a la panadería, donde comprábamos el pan, y allí las horneaban porque los hogares en su mayoría carecían de horno entonces.
Después hacía también, pero esto dentro de casa, porque eran dulces fritos, las empanadillas de cabello de ángel, los pestiños y los roscos de huevo.
Y esta era nuestra despensa dulcera para toda la Navidad llegando hasta Reyes, a veces, para que los últimos sirvieran para completar los escasos regalos que traían los Reyes Magos.
Ahora toda esta variedad de dulces es la que hacen que entre todos perdamos el equilibrio energético y que en estas fechas la báscula se dispara y nos deja como ingrato recuerdo unos kilos demás. De ahí que seamos cautos y que empleemos la mesura a la hora de visitar la alacena donde se guardan los dulces.
Pero hay algo que a mi no me gusta de todo este amplio abanico de posibilidades culinarias que ahora tenemos a nuestra disposición en el mercado y en multitud de supermercados y tiendas. Es precisamente que aquellos dulces caseros ya a penas se hacen, ni se trasladan de madres a hijas, y con todos mis respetos para los fabricantes de dulces navideños y los horneros y confiteros que se dedique a ello, los dulces que hacían en nuestras casas, tenían algo especial que estos no tienen, unas materias primas sin conservantes ni colorantes y unas manos que los elaboraban con mucho cariño y con mucho amor y eso, amigos míos, no se puede comprar en ninguna tienda.
EL CHURRASCO
En mi infancia mi madre cuando tenía que hacer algo especial al horno acudía a un horno de pan, normalmente al horno del panadero que te suministraba el pan, cada día y allí tenías un horno de leña, gratis a tu disposición. Esto sucedía porque las casas de familias humildes, en aquella época, solo tenían como cocina y como calefacción, al mismo tiempo, una lumbre de palos de olivo que en Jaén había en todas las casas porque de la poda del olivar, obligada cada dos o tres años, se obtenía ... (ver texto completo)
Adelante los fabicantes de exquisitos presentes sobre todo en estas fechas
y adelante vos con sus relatos que son tan exquisitos como los manjares de referencia.

Un cordial saludo! Y sin embargo compañero!
EL CHURRASCO
En mi infancia mi madre cuando tenía que hacer algo especial al horno acudía a un horno de pan, normalmente al horno del panadero que te suministraba el pan, cada día y allí tenías un horno de leña, gratis a tu disposición. Esto sucedía porque las casas de familias humildes, en aquella época, solo tenían como cocina y como calefacción, al mismo tiempo, una lumbre de palos de olivo que en Jaén había en todas las casas porque de la poda del olivar, obligada cada dos o tres años, se obtenía la materia prima necesaria para poder cocinar y para poder calentarse.
O sea que cuando había que hacer una pierna de cordero al horno, ya estaba allí la ama de casa para que el panadero se la horneara. También se asaban las calabazas, los pimientos, almendras o las cabezas de choto u otro animal.
Pero los dulces eran lo más específico que se elaboraba y cocía en los hornos, los dulces que servían para aderezar los desayunos o las meriendas en casa durante todo el año.
Yo recuerdo que mi madre acudía con frecuencia al horno de Manolo la rata, o al de Manuel el pollo, para hacer tortas, hornazos, magdalenas y sobre todo los dulces de Navidad.
Cuando llegaban las épocas de la Nochebuena mi madre se iba al horno por la mañana y allí hacía la masa correspondiente para los dulces que había que meter en el horno. Mi madre hacía unos dulces deliciosos porque entonces no existían las fábricas de mantecados o de roscos como ahora hay por todos lados y además eran de una calidad y de un sabor incomparables.
Una vez preparada la masa el panadero te entregaba unos receptáculos rectangulares con los bordes vueltos, llamados latas, donde se iban poniendo los mantecados, roscos, hojaldres, tortitas y una vez terminada la elaboración eran metidos en el horno y en unos minutos los tenías horneados, calentitos, le ponían azúcar por encima y listos para llevar a casa.
Lógicamente el dueño del horno cobraba un dinero por utilizar sus instalaciones, por la harina el azúcar o los ingredientes que utilizaras y, como no, por cocerlos en el horno pero está claro que resultaba muy económico para la familia el tener dulces exquisitos y caseros para todo el año.
Era muy habitual en estos casos que los niños que acompañaban a sus madres para hacer los dulces, como tenían que estar mucho rato con ellas en el local y como una forma de entretenerlos para que no diesen mucha guerra, y de tenerlos más contentos les regalaban un Churrasco. En mi pueblo se le llama churrasco a una especie de torta circular, de varios tamaños de diámetro, de uno o dos cms de grosor y elaborada con masa de la que se utiliza para hacer el pan a la que le ponían unos granos de sal gorda repartidos por toda su superficie. Esto lo introducían en el horno y en poco rato lo sacaban, todo tostadito y crujiente, convertido e un auténtico manjar que encantaba tanto a niños como adultos.
Yo no entiendo como las fábricas de aperitivos no se han preocupado de comercializar este sano rico y económico alimento que seguro tendría en el mercado un éxito sin precedentes.
Adelante los fabricantes del ramo este sería sin duda un gran negocio.
EL CINE
Hay que ver como el cine espectáculo, esas salas de cine que se repartían a modo de extensa y tupida malla, por todos los pueblos de nuestra querida España, además de multiplicarse por barrios y distritos de las grandes ciudades, ha venido a desaparecer de la inmensa mayoría de los pueblos y casi también de las ciudades si bien ahora se intenta detener si agonía con las salas de cine de los grandes centros comerciales que la influencia más americana que europea ha impuesto por todo nuestro ... (ver texto completo)
Manuel, tus escritos además de entretenerme, me traen muchos recuerdos, mi pueblo al ser muy pequeño no gozaba de estos entreteninimientos, por lo que fue en contadisimas ocasiones que yo viera alguna película, cuando mi hermano mayor (nunca se lo agradeceré bastante) me llevaba a ver una peli, o en los pocos viajes que hice a Madrid a visitar a unos familiares, ni museos ni nada les pedía que me llevarán al cine, es que eso de ver el mundo y otras historias es fascinante, aún recuerdo las pocas pelis que vi, la primera; LAS NIEVES DEL KLIMANJARO, LOS CAÑONES DE NAVARONE, EL INCLUSERO, cuando Sara montiel estaba en la cresta de la ola, LILI, MIGUEL STROGOFF.
En fin, sigo siendo una aficionada al cine y voy con frecuencia. Gracias a tus escritos, y que tengas unas buenas navidades con tu familia.
Señor Lara, nos encantan los escritos que usted plasma en este Foro Común, la pura realidad de la vida que la mayoría de los que aquí participan creo han vivido.

Un saludo cordial.
EL CINE
Hay que ver como el cine espectáculo, esas salas de cine que se repartían a modo de extensa y tupida malla, por todos los pueblos de nuestra querida España, además de multiplicarse por barrios y distritos de las grandes ciudades, ha venido a desaparecer de la inmensa mayoría de los pueblos y casi también de las ciudades si bien ahora se intenta detener si agonía con las salas de cine de los grandes centros comerciales que la influencia más americana que europea ha impuesto por todo nuestro país.
Pero nada se hace comparar con aquellos cines de hace 70 años que eran la única, atractiva y colectiva, alternativa para reunirse al menos una vez a la semana para beber un poco de cultura, para intentar un contacto social y afectivo con otros conciudadanos, para buscar un rincón de oscura intimidad y para conocer, a través de una pantalla, otras culturas, otras costumbres, otras civilizaciones que nos pudieran abrir horizontes de progreso y de futuro.
El espectáculo se celebraba de muy diversas formas y en locales muy distintos, desde una lujosa sala de la Gran Vía madrilleña o el Paralelo de Barcelona hasta una humilde salita con sillas, a veces llevadas por los mismos clientes, al bar del pueblo donde los fines de semana se convertía en cine. Yo recuerdo de mi estancia en Somaén (Soria), que de vez en cuando venía un un hombre con un proyector y una película, la instalaba en algún local del pueblo y los cliente iban con su silla y pagaban por ver la proyección.
Tenía su encanto, su atractivo y su ilusión aquel cine que nos daba un poco de vida y un mucho de esperanza. Pero eso ya pasó a la historia, eso se lo ha llevado por delante el progreso y la televisión que si es verdad que abrió una ventana en nuestros hogares desde la cual nosotros podemos ver el mundo, pero el mundo también nos ve a nosotros. Es como una ventana indiscreta desde la que se nos ataca, se nos torpedea se nos controla y se nos manipula. Era mucho más limpia aquella incipiente forma de divertirse, solo duraba dos horas, y a veces dos horas cada 15 días, y un solo proyector, una sola película, había un descanso, tomabas una gaseosa y te fumabas un cigarro, y luego regresabas a la intimidad de tu hogar.
Ahora ya no tienes intimidad porque solo hay televisión, al levantarte, a la hora de comer, en la sobremesa y las 24 horas del día. Hay decenas de canales, hay cientos de películas, hay fútbol a todas horas, y hay programas basura que se encargan diariamente de decirte que hay que hablar mal del vecino, que hay que airear los trapos sucios de cualquier colega o personajíllo, y que si eres capaz de coger un sillón de colaborador te puedes forrar siendo analfabeto, con tal de que tengas mala leche, cuanto más mala leche mejor.
Los niños no estudian, los jóvenes no se esfuerzan, solo necesitan tener delante un televisor, una tablet, un ordenador, o un móvil de esto ya hablaremos otro día.
Pues yo creo que deberíamos plantearnos el apagar muy a menudo ese televisor, el salir a la calle, que es donde se encuentra la vida, el asistir con más frecuencia a cine, al teatro, y a espectáculos en los que no estamos solos, estamos con nuestros semejantes, esos que viven con nosotros, que forman parte de nuestras vivencias, de nuestras penas y de nuestras alegrías y procuremos ser personas y decidir nosotros lo que queremos, lo que necesitamos y lo que vamos a comprar, y respetar a nuestros semejantes, emplear más la tolerancia y la comprensión así como las normas de educación y de moral de las que nadie nos habla en la tele.
O sea montémonos nosotros nuestra propia película porque la que nos quieren vender por la tele es su película, que solo a ellos favorece, a nosotros solo nos hace mucho daño.
Si se me permite, decir que los canarios son muy trabajadores y con buena educación.
DESDE MI ATALAYA

CANARIAS TAMBIÉN ES ESPAÑA

Cuando uno se monta en un avión, con lo que ello supone de aguantar el miedo, y se dirige a 2.200 kms fuera de lo que es nuestra Península Ibérica, consigue aterrizar con toda perfección y normalidad en Tenerife (Canarias), uno siente una gran alegría porque observa que aquello también es España y que los canarios se sienten muy orgullosos de ser españoles.
No sucede igual por desgracia en todo el territorio de la nación que estando dentro de la península pretenden e intentan conseguir algún día su independencia y su desaparición del marco jurídico, institucional y político español para convertirse en estados totalmente independientes.
La constitución lo impide, pero las constituciones se cambian, no sabemos hasta donde llegará esta pretensión, hoy ilícita y siempre poco recomendable, porque conociendo nuestra particular forma de ser si algún día vascos y catalanes alcanzasen sus pretensiones, España se iba a convertir en un montón de pequeños estados independientes, los otros reinos de Taifas, y entonces ya sabemos lo que sucedería.
Estamos atravesando malos momentos en nuestro país, tenemos una economía maltrecha y destrozada, un número de personas sin trabajo, un deterioro social evidente y no estamos para convulsiones ni rupturas, yo creo que el momento lo que exige es unión, esfuerzo, y sacrificio general para tratar de salvar nuestro futuro. El futuro de todo un país que llegó a ser dueño del mundo y que ahora llegó a estar en la UVI, con muchas posibilidades de fallecer.
Al tomar contacto con la gente de estas maravillosas Isas Afortunadas uno se da cuenta de que aquí se sueña con la península, se añora estar en ella, si hubiera sido posible hubieran deseado unirse a la península territorialmente, o sea que estos lo que quieren es estar dentro de España y otros estando dentro lo que desearían es salir.
Hay algo primordial y es que la clase política, en general, es la culpable de la gran parte de nuestros males, por su ineficacia, su corrupción y su abuso de poder, y esto habrá que tratar de atajarlo y solucionarlos con una auténtica regeneración democrática que hay que exigir y obligar a los políticos que la realicen pero ojo, que puede ser este descontento, esta desazón y este desencanto, el que de más alas para seguir soñando con la ruptura y el enfrentamiento, o la ocasión para esos salvadores de la Patria vengan con las manos vacías prometiendo el oro y el moro y anunciando revoluciones salvadoras sin explicar como llevarlas a cabo y cuales serán los medios que utilizaran para conseguirlo.
Mucho cuidado con esto porque las revoluciones pueden ser tan peligrosas que se lleven al garete nuestra frágil y debilitada democracia. Ya que la tenemos, que tanto trabajo costó conseguirla, conservémosla, protejámosla y purifiquémosla, todos unidos y juntos, pero no consintamos que ningún” salvador”pueda venir a arrebatárnosla.
LA MÚSICA DEL CORAZÓN
Oigo tu canción, y...
ella me hace ver con los oídos
los sentimientos que
anidan en tu corazón.

En tus ojos puedo escuchar
los latidos que cantan en
tu razón, con emoción.

Tu boca besa con gula,
en ella puedo saborear
tus sentimientos,
y...

La dulzura de tu locura
por abrazarme
sin querer soltarme.

Tus brazos...
enlazan mi cintura
hasta hacerme sonreír
con dulzura.

Tu música...
me hace bailar y saltar,
sacando...
los sentimientos que tanto tiempo,
se ocultaban en mi interior.

Tú eres....
la Música, la razón
del corazón, la locura y la magia
que esparce sus notas entre
este poema
y produciendo el deleite
y el sonido de tu amor.

Es que tú eres...
¡la Música del corazón!

Mª José Díaz R.
Este es mi homenaje a la música
Yo le dire a TRIANA que a ver si desde mañana te conceden el perdón./

Y tu también dirás al > sujeto que del taller de "aprendiendo" por su culpa y la de "otras" la diección nos suspendió.

Y esa es la pura verdad siendo nosotros la Trinidad...

Conde Liberal y un Castor.
A los trolls no se les da ni un segundo de gloria se les ignora.