Taller de aprendizaje de poesía

Bodega

LA BODEGA.

Es ese sitio sombrío, excavado bajo tierra,
donde se fábrica el vino, donde se montan las juergas,
donde se pasa un buen rato hablando con la botella.
Es como estar en el cielo, o volar sobre una nube.
Se sabe cómo se baja, pero no como se sube.

Las bodegas de mi pueblo, se abren al forastero,
ofreciéndole viandas, amistad y humor sincero
del bueno, de el que a las entrañas llega,
uniéndose al sentimiento del viejo cante flamenco,
que desgrana soleares, fandangos, zambras, tarantas
de pechos aficionados de pechos broncos, trabajadores
del campo, obreros, dueños, pastores; a todos ellos
unen nuestras bodegas, une el cante flamenco.
Aquí todos son iguales, aquí todos son amigos,
aquí, abogados, maestros,... son tan solo compañeros.

Por eso, al pasear y encontrarme contigo
adornada de hermosas mayas
se me saltaron las lágrimas,
porque este año "no bajo"
no rasguea la guitarra,
no oigo cantar al del Pego
no pruebo ricas viandas
ni bebo de la botella
que guarda sabor a zambra.

Este año la bodega
permanecerá cerrada
por causas que no entendemos,
maldito seas, ¡maldito!
ojala que en el infierno
estés pronto sepultado,
! Si solo quiero mis mayas!
mi bodega azul de cielo
mis charlas con mis amigas
el repicar de campanas
de la Iglesia de mi pueblo.
¡Abrazar a mi familia
y a mi nieto... comerlo a besos!
¿es mucho lo que yo pido?
¡soy feliz, si eso tengo
y este año me lo quitan!
¿que pecados hemos hecho
para tan fuerte castigo?
¿que demonio mandó esto?

Mari