Foro Común


Mensajes de "Aquellos maravillosos años" enviados por SAPILLO65:

HAY COSAS QUE NO SE PUEDEN OLVIDAR, Y COMO BIEN DECIS, NUNCA MÀS VOLVERAN. ESOS JUEGOS EN LAS CALLES, ESA TRANQUILIDAD PARA LOS PADRES DE QUE SUS HIJOS ESTABAN SEUROS EN LA CALLE, ESO NO VOLVERÀ. CUANDO PIENSO, MIRO POR MI ALREDEDOR, Y NO VES NI UN NIÑO JUGANDO EN LAS PLAZA. ENTRE OTRAS COSAS POR QUE LOS HEMOS HECHOS TONTOS, CON TANTOS JUGUETES AUTOMATICOS, Y TANTA ELECTRONICA. HYO LOS NIÑOS NO SABEN JUGAR, SI NO ÈS CON UNA CONSOLA. Y PENSAR CON LO POCO QUE NOS CONFORMABAMOS, Y LO PASABAMOS BOMBA, DIOA MIO QUE TIEMPO, Y NUNCA PASABA NADA, SI TENIAS SED ENTRABAS EN CUALQUIER CASA Y TE DABAN, AGUA CON AGRADO. HOY TE DIRIAN NIÑO VETE A TU CASA A DAR PORCULO.

Saludossssssss: Y BRINDEMOS ESTE FIN DE AÑO POR AQUELLOS TIEMPOS
Al hilo de lo que dice Ciudadana, a mí me gusta Manolo Escobar, la zarzuela, la música clásica..., y casi todo lo que huela a música. Algunas veces, me arranco cantando aquello de "Soldado de Nápoles...", "Hoy es sábado y no quiero, dormir en la quintería..." ó "Sembrador, que echas en la besana tu amor, la espiga de mañana, será tu recompensa mejor."

Saludos.

Saludos.
hola plazalagua, amì la unìca zarzuela que me gusta, es la zarzuela de pescado, provarla y veras, y de napoles, unos especìe xuxo con cremas y chocolate, que aquì le llaman napolìtanos, y estan que te cagas.

saludos cordìales
Pues yo hoy recordando aquellos maravillosos años, he recordado algo que no me parecia nada maravilloso y es cuando estabamos en el cole y por hablar (la mayoria de las veces) la profesora nos hacia extender la palma de la mano y ala reglazo al canto, ¡como dolia aquello!..
amì me daban por què nò aprendì el cara alsol, y nò habìa forma que cantara el cara alsal, me daban cada dìa un tabletazo, y a la tarde tenìa que ir mì padre hablar con el profesor, que sìempre le decia lo mismo, cuando mi padre le preguntaba, què ha hecho mì hijo, le costestaba, nada por que es un tonto, todavia nò sabe el cara alsol, mi padre le decia, es què mire vd. el nìño esta criado en el campo, y claro. yo le preguntaba a mi padre, pero por què tengo que apreder esa cancìon, mi padre siempre me decia, eso es cosa de mayores, algùn dia lo entenderas, yo, con 7 años nì puñetera idea. pero aldia sìguiente otra vez igual, con la dichosa cancìon.

saludos cordìales
sì, carlos corzòn, era radìo independìente estacìòn pirenaìca, que todo el mundo creìa que transmìtìan desde los pìrìneos, pero lo hacìan prìmero desde moscu, luego dede bucares. la sra. pasìonarìa todas las noches nos nada un parte de guerra, sobre los mobìmìentos que habìan tenìdo en los frentes, eso era un dìa sì un dìa nò y el del medìo, la pobre se repetìa, como el ajo. luego tambìen en radìo andorra tambìèn daban un parte a las doce de la noche, que tambìèn ponìan bueno a franca, y desde la bbc, en parte dìarìo en español, todas esas emìsoras donde habìa un radìo con onda corta se podìan oir todas estas emìsoras, y lo que pasaba en españa, que aquì nò te decìan, cuando escuchabas esas notìcìas parecìa que estabas cometìendo un crìmen.

saludos cordìales
la seccìòn femenìna, pasaba como con la iglesìa, sì estabas con ellas nunca aprendìa nada malo. recuerdo que vìnìeròn al pueblo donde yo nacì, sobre los años 64 del sìglo pasado, y eran 4 mujeres alguna entrada en años, pero aquellas mujeres, sabìan de todo organìzaròn lo que hoy se llama por aquì, talleres, y empezaròn a enseñar a los agrìcultores las formas de mejorar las cosechas, cultìvando las tìerras y la forma de tìrar el abono, a las mujere tambìèn les enseñabas a cosìnar y a coser y bordar, y a los jovenes nos enseñaban otras cosas, como dìsecar una puel, pequeña, recuerdo que nòs dìjo la mpnìtora que tenìamos nosotros, sì podeìs encontrar una serpìente, podemos os podeìs hacer un cìnturòn precìosao, al dìa sìguìente ya estabamos por los montes buscando serpìentes. aquello fuè impresìonante nòs juntamos allì con toda clase de anìmales, que hoy serìa un delìto capturarlos, pero buen yo, con la ayuda de aquellas mujeres me hice un cìnturòn presìoso, que por cìerto me duro poco por que mì padre me lo tìro, en cuanto me fuy al campo cuando volvì, ya nò estaba, a ella le daba un mìedo espantoso las serpìentes, hasta las que estaban dìsecadas.
aquellas mujere estubìeròn un par de meses en el pueblo, pero nunca mas volvìeròn.

saludos cordìales