Cataluña

Aunque moleste yo no dejare de hablar de Barcelona, es la ciudad mas bella que he conocido

Aunque moleste yo no dejare de hablar de Barcelona, es la ciudad mas bella que he conocido, Tiene tres estilos que pocas ciudades los tiene. El modernismo colorido y vistoso con una arquitectura única, El gótico tan conservado y rico en sus monumentos, el ensanche tan especial con sus manzanas cuadradas y un patio interior para desahogo de los vecinos en una ciudad muy cosmopolita
La diagonal que lo cruza como su nombre indica en diagonal es tan fácil circular porque todas las calle convergen en ella y son de dirección única donde esta la Sagrada familia que cuando se finalice será el mas alta del mundo y con una belleza interior increíble.
El palacio de Pedralbes con un jardines muy acogedores que pasabas la tarde sin darte cuenta
El parque de Cerbantes con el colorido y el perfume de las rosas a cual mas bonita
Con un modernismo tan variado y lleno de colorido como se lo imaginaba el arquitecto que lo construía, como la manzana de la discordia en el precioso paseo de Gracia.
Las paralelas Ramblas tan variadas y paseadas como la de las flores que no te cansas de pasear por ellas a cada hora son distintas, y ves la gente mas variopinta que te puedes imaginar, llena de pajaros y flores que no puede haber nada igual
La plaza Real con grandes de palmeras y muchas terrazas donde reposar y tomarte una rica horchata, algunos días a la semana se reunian coleccionistas de monedas y sellos, que te pasabas curioseando y ver cosas muy curiosas.
La plaza del Pi con pintores pintando el rosetón de la iglesia de un tamaño considerable
Cada calle tiene su sello nada se parecen las unas a las otras
En 30 años paseando todos los fines de semana siempre encontraba algo nuevo e interesante que ver.
La plaza del Rey donde los Reyes católicos recibieron a Critobal Colon cuando regreso de las Américas (luego pongo una foto),
El parque Güell, de Gaudí, el Tibidabo el parque de atracciones que en su tiempo fue el mas grande de Europa y Montjuic donde las olimpiadas encontraron el sitio adecuado.
La fuente de Montjuic con colorido y música que la gente gritamos un ¡OH! Y nos quedamos con la boca abierta en el bonito paseo dela Reina Mª Cristina
El jardín botánico con una variedad de arboles y flora del mundo entero.
El puerto, con gigantesco acuariun que pasabas por un túnel que casi tocabas a los tiburones con la mano un cinerama increíble y unos restaurantes que se comían unas gambas tan grandes casi como carabineros que te sabían a gloria, pero que casi no encontrabas donde sentarte porque siempre estaba lleno, y todo en el puerto fuera la ciudad, sin coches sin humos ni olores. que delicia.
El baile de las sardanas delante de la Catedral y las habaneras en la playa en la costa Brava en donde vivi 8 años
La política la dejo a un lado porque la ciudad y sus gentes no tienen nada que ver.