Foro Común

LA FORTUNA DEL REY

LA FORTUNA DEL REY

The New York Times publicó en su edición de ayer un extenso reportaje sobre nuestra monarquía. Y no lo hace en términos demasiado laudatorios que digamos. En él, el prestigioso medio cuestiona la fortuna de Don Juan Carlos, repasa los últimos escándalos (como la cacería de elefantes en Botswana) y da voz a una de las figuras más polémicas que orbitan alrededor de su vida: Corinna Zu Sayn-Wittgenstein.
La que muchos llaman ‘la amante del Rey’ define al monarca como “un tesoro nacional”. Sus alabanzas no se quedan ahí. "Cuando entra en una habitación radia calidez y carisma y conecta con todo el mundo. No deja a nadie indiferente" afirma Corinna. De paso, y para acallar las malas lenguas, Corinna niega haber mantenido una relación con Don Juan Carlos y afirma que ella es tan solo "asistente estratégica del gobierno español".
[Relacionado: Clinton transmite al rey Juan Carlos su confianza en que España saldrá de la crisis]
En el reportaje se critica que el Rey no tenga la obligación de hacer público determinados bienes de su patrimonio, que el New York Times estima en 2.300 millones dólares (unos 1.800 millones de euros). "Se le valora en los círculos empresariales como intermediario, pero la forma en que ha amasado su fortuna personal permanece en secreto", dice el artículo. El autor se pregunta si el monarca cobra algún tipo de comisión por la mediación que realiza en nombre de empresas españolas, extremo negado en el mismo artículo por fuentes de la Casa Real.

Una de estas actividades fue la intercesión que realizó para conseguir que el tren de alta velocidad que unirá La Meca con Medina (Arabia Saudí) fuera construido por compañías de nuestro país. Un proyecto presupuestado en 6.736 millones de euros que constituye el mayor contrato logrado por España en el exterior.

El reportaje de The New York Times viene precedido por una visita que realizó el Rey a la redacción el pasado día 24. Su intención era la de que tan influyente medio diera una visión positiva y acorde con la realidad de nuestro país. La reunión con la plana mayor del periódico coincidió con la publicación es ese mismo medio de una serie de fotografías de lo más descarnado sobre los efectos de la crisis en nuestro país, en las que se podía ver personas rebuscando en la basura.