Funcionarios


ABC PREMIUM.

El Pacto de Toledo blindará la jubilación de los funcionarios a los 60 años.

María Cuesta.
El Gobierno planea congelar el sueldo de los funcionarios.

Según El País, con el IPC negativo, el Gobierno justificaría la congelación con la excusa de que no perderían poder adquisitivo.

Libre Mercado-2020-09-10.

Vuelven los recortes. El Gobierno de Pedro Sánchez está estudiando congelar el sueldo a los funcionarios. Así, lo ha publicado este jueves el diario El País. "No sería descabellado que se congelara el sueldo de los funcionarios o se subiera muy poco", señala un alto cargo del Ejecutivo socialista a este medio.

La excusa está en la inflación -que en julio cerró en el -0,5%-. Con el IPC negativo, el Gobierno justificaría la congelación a los 3 millones de trabajadores públicos bajo el argumento de que no perderían poder adquisitivo. Fuentes del Ministerio de Función Pública todavía no han tomado una decisión, pero es llamativo que todavía no hayan convocado la mesa de negociación.

Otro Gobierno socialista que mete la tijera.

Antes del 30 de septiembre, el Ejecutivo socialista debe presentar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, y esta partida debe estar clara. El gasto de personal, que incluye los salarios de los funcionarios, es una de las categorías más voluminosas. En 2018, ascendió a más de 32.000 millones incluyendo los créditos para clases pasivas para financiar las pensiones de los funcionarios. Como ya publicamos en Libre Mercado, el Ejecutivo socialista también pretende traspasar de Hacienda a la Seguridad Social las pensiones que están dentro del régimen de las clases pasivas. En principio, esto no va a suponer ningún perjuicio en las prestaciones de los funcionarios jubilados, aunque el cambio ha generado mucho recelo.

Fue el anterior Gobierno de Zapatero el que redujo el sueldo de los funcionarios entre un 5% y un 7% en 2010 y el de Mariano Rajoy, el que acordó una subida, que dependería de la evolución del PIB y no del IPC, como parece que pretende establecer Pedro Sánchez. No deja de ser llamativo que sea ahora otro Gobierno socialista el que pretenda meter la tijera a los empleados públicos.

En 2018 el exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, alcanzó un acuerdo con los sindicatos para fijar subidas salariales hasta 2020 de entre el 6,1% y el 8,8% vinculadas al crecimiento y al cumplimiento de los objetivos de déficit. Para 2020 quedó fijado un aumento del 2% más una variable de hasta el 1% en función del PIB y otro 0,3% de fondos adicionales, en paralelo a la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El Gobierno no lo aclara.

Tras la información de El País, el Gobierno no ha aclarado si congelará el sueldo de los funcionarios en 2021. Sin embargo, la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, ha apuntado a la inflación, mientras recordaba que funcionarios y pensionistas han registrado ganancias de poder adquisitivo en los últimos años y que se prevé que haya "inflación cero".

"Estamos montando la arquitectura de los PGE, las decisiones se tomarán teniendo en cuenta una multiplicidad de factores", ha respondido Calviño sobre la posible congelación salarial de los empleados públicos en una entrevista en Cope recogida por Europa Press.

Sin embargo, sobre la variación o congelación de su sueldo ha dicho que hay que tener en cuenta que en los últimos años ha habido "ganancias de poder adquisitivo" de este colectivo y de los pensionistas, algo "importante y positivo" porque se han recuperado las pérdidas de la crisis y son colectivos y rentas relevantes para que la economía y el consumo se recuperen "lo antes posible". Además, ha precisado que habrá que tener en cuenta también que los indicadores apuntan a que habrá "inflación cero". De cualquier forma, ha dicho que todos estos elementos serán integrados en la preparación de los PGE que están empezando a fijarse.

Fuentes del Ministerio de Política Territorial y Función Pública han confirmado a Europa Press que hasta que no se apruebe el proyecto de ley de PGE "no hay nada" decidido al respecto. Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado en una entrevista en Antena 3 que el Ejecutivo no va a congelar el sueldo de los funcionarios y, por lo tanto, no ha incluido esta cuestión en la propuesta de Presupuestos Generales del Estado (PGE) sobre la que ya han comenzado a trabajar. De su lado, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha respondido en una entrevista en Onda Cero que no le consta la posible congelación de las pensiones.
Donde lo cuela?

Ese sí es tu bulo. Sánchez no ha dicho eso.
Quien será el interprete de lo escuchado?
Sánchez cuela en pleno estado de alarma el paso previo para recortar prestaciones a 900.000 funcionarios.
Como pasó con Zapatero a continuación irán los pensionistas...
Perdona Mari. No había visto tu comentario.

Yo tengo un amigo bombero en Madrid y sus dos hijos también son bomberos en Castilla la Mancha. Son funcionarios.

Claro que las oposiciones se las ganan a pulso y después hay que seguir en forma física y mentalmente.

Saludos Mari
Buenas noches OLIMPIO.
Ya se te acabaron las razones.
! imbécil tú!
¡No, TÚ!
Bueno, que tu hermana se encontró con una oposición con más plazas, no quiere decir que fuera fácil. ¿Es más lista que tú?
Para unas cosas sí y para otras cosas no, en general, diría que es bastante mas lista que yo para la vida.
Yo tengo un sobrino bombero y él tuvo que opositar, ahora es funcionario de la Generalitad Catalana, pero naturalmente tuvo que ganarse a pulso la plaza, fueron pruebas y exámenes muy duros.

Saludos OLIMPIO.
Perdona Mari. No había visto tu comentario.

Yo tengo un amigo bombero en Madrid y sus dos hijos también son bomberos en Castilla la Mancha. Son funcionarios.

Claro que las oposiciones se las ganan a pulso y después hay que seguir en forma física y mentalmente.

Saludos Mari
MI hermana las sacó a la primera, tuvo suerte, ella es inteligente y muy trabajadora, pero también es cierto que ese año era el primer año que salían bastantes plazas para infantil, ella tenía esa especialidad, y la proporción plazas-opositores, era muy buena.

Sí, ya sé que una oposición es dura.
Bueno, que tu hermana se encontró con una oposición con más plazas, no quiere decir que fuera fácil. ¿Es más lista que tú?
Pregunta a tú hermana y a Noemí.
MI hermana las sacó a la primera, tuvo suerte, ella es inteligente y muy trabajadora, pero también es cierto que ese año era el primer año que salían bastantes plazas para infantil, ella tenía esa especialidad, y la proporción plazas-opositores, era muy buena.

Sí, ya sé que una oposición es dura.
Sí, supongo que sí, pero en éstas además de la teoría, nada fácil, llevan implícitas unas pruebas físicas muy duras.
Pregunta a tú hermana y a Noemí.
El único que incordia eres tú, ¡imbécil!
Ya se te acabaron las razones.
! imbécil tú!
MARI. Todas las oposiciones son muy duras.
Sí, supongo que sí, pero en éstas además de la teoría, nada fácil, llevan implícitas unas pruebas físicas muy duras.
Yo tengo un sobrino bombero y él tuvo que opositar, ahora es funcionario de la Generalitad Catalana, pero naturalmente tuvo que ganarse a pulso la plaza, fueron pruebas y exámenes muy duros.

Saludos OLIMPIO.
MARI. Todas las oposiciones son muy duras.
A ti seguro que no te encontraria a D. G.

Te he preguntado: que decía yo en el comentario dirigido a Manuel para que me dirijas esa respuesta?
Así que, ya que no contestas, no incordies.
El único que incordia eres tú, ¡imbécil!