Tribuna libre


TRIANA. En pocas palabras el director de ABC resume lo que no se ha hecho. Nada.

Un saludo.
Ángel, efectivamente así es, da un repaso a lo que ha hecho Sánchez, o mejor dicho a lo que no ha hecho, ¡una pena de presidente que está cogido por los mismísimos del grupo que tiene de "colegas", independentistas, comunistas, filoterrorístas, EH BILDU, y otros grupos del montón, ellos les sostienen en el gobierno por las prebendas que reciben, cuando dejen de chupar de vaca serán cuando lo dejarán caer al precipicio.
PUNTADA SIN HILO.

Ilustres generales romanos. Diversos personajes se distinguieron en este periodo por sus glorias y triunfos militares.

MARIO.- De humilde condición pero guerrero valioso, acabó en África con el vil usurpador Yugura y escaló el consulado. Aniqueló a los "cimbrios" y "teutones", pueblos de las costas del Báltico que se habían lanzado sobre Las Galias, habían derrotado a seis ejércitos romanos y puesto a Roma en grande aprieto. Mario fue nombrado cónsul por sexta vez y luego ... (ver texto completo)
(Continuación).

CRASO.- Junto con Pompeyo, sometió a los esclavos y a los gladiadores.

JULIO CÉSAR.- Llegó de triunfo en triunfo, a hacerse amo del mundo mediterráneo.

RIVALIDAD ENTRE MARIO Y SILA.- Graves sucesos ocurrían en Oriente. El feroz Mitrídates, tributario de Roma, de había sublevado y había arrastrado en su rebelión a Grecia, Italia, Macedonia y provincia de Asia. El Senado confió el mando de la tropa a SILA, su general favorito; pero Mario se creyó postergado y se hizo elegir por un decreto del pueblo. Esto originó una espantosa guerra civil que despobló gran parte de Italia.

(Continuará).
EL ASTROLABIO.

Bieito Rubido.

NAVEGANDO EN TIEMPOS REVUELTOS.

Bieito Rubido en Sin categoría 21 septiembre, 2018 210 Palabras.

Donde habita la nada.
... (ver texto completo)
TRIANA. En pocas palabras el director de ABC resume lo que no se ha hecho. Nada.

Un saludo.
EL ASTROLABIO.

Bieito Rubido.

NAVEGANDO EN TIEMPOS REVUELTOS.

Bieito Rubido en Sin categoría 21 septiembre, 2018 210 Palabras.

Donde habita la nada.

Pedro Sánchez, el socialista del ala liberal y de objetivo variable, en realidad no tenía ningún plan para gobernar España. Solo quería llegar a La Moncloa. Ocupar ese espacio y poder declarar secreto de estado el uso fraudulento y privadísimo de un avión de las Fuerzas Armadas Españolas. Más allá de eso, la nada. La más absoluta ausencia de propuestas. No hay ningún proyecto para España. No sabe cómo abaratar el recibo de la luz, ni cómo subir las pensiones a los jubilados o gestionar la inmigración. Por no tener, no tenía ni idea de resolver el problema catalán. Creía que todo se arreglaba por efecto de magia con solo sentarse en el Consejo de Ministros. No imaginaba que gobernar entrañase tantas dificultades. Tampoco nosotros sospechábamos que, tras las viejas siglas del centenario PSOE, podía habitar tanta trivialidad. Ni uno solo de los problemas de este país se ha resuelto. Muy al contrario, se están agravando. Las consecuencias de la mala administración nunca se manifiestan de inmediato, pero tampoco vienen solas. En realidad, Sánchez solo quería dormir en La Moncloa; no gobernar España.
PUNTADA SIN HILO.

Ilustres generales romanos. Diversos personajes se distinguieron en este periodo por sus glorias y triunfos militares.

MARIO.- De humilde condición pero guerrero valioso, acabó en África con el vil usurpador Yugura y escaló el consulado. Aniqueló a los "cimbrios" y "teutones", pueblos de las costas del Báltico que se habían lanzado sobre Las Galias, habían derrotado a seis ejércitos romanos y puesto a Roma en grande aprieto. Mario fue nombrado cónsul por sexta vez y luego dictador; tenía como generales auxiliares a Lépido, Sertorio, Perpena y otros; se puso a la cabeza del partido plebeyo y emprendió una lucha cruel contra los patricios, acaudillados por SILA a quienes derrotó y sacrificó bárbaramente.

SILA.- Llamado el general afortunado, salvó a Roma de las guerras sociales y luchó victorioso en Oriente; era protector de los nobles y del Senado, y enemigo por lo tanto de MARIO.

POMPEYO.- Rico, noble y valiente, adquirió fama en las guerras dirigidas por él en España contra Sertorio, en el Mediterráneo contra los piratas. y en Asia contra Mitrídates, rey del Ponto.

(CONTINUARÁ).
EL ASTROLABIO.

Bieito Rubido.

NAVEGANDO EN TIEMPOS REVUELTOS.

Bieito Rubido en Sin categoría 19 septiembre, 2018 193 Palabras.

Reformas y ocurrencias.

¿Cuántas cortinas de humo tendrá que levantar Sánchez –ese hombre que, a pesar de llamarse demócrata, tiene miedo a las urnas– para seguir tapando el cada día más hediondo caso de su tesis plagiada? Pueden negar el hecho todo lo que quieran. Hacerlo resulta relativamente fácil, pero la verdad acabará por imponerse. Así lo puso en evidencia, ayer mismo, la compañía alemana propietaria del programa antiplagio que utilizó La Moncloa. Plagscan denuncia que desde el entorno del inquilino monclovita mintieron en el porcentaje de coincidencia, toda vez que les da un porcentaje superior al 20%, en lugar del 0,96% reconocido. Llegados a esta impostura moral, estamos dispuestos a todo. Incluso a jugar con la Constitución, algo tan serio y trascendente en la vida democrática de los españoles. Estamos en manos de una clase política que carece de certezas ideológicas, credo democrático y, sobre todo, de lecturas. España necesita muchas reformas, sí; algunas orientadas a que no se repita el esperpento político que vivimos, según el cual nos gobierna una persona que no eligió la mayoría de los ciudadanos.
La vexilología:
Es el estudio de las banderas en su más amplio sentido. Es una disciplina auxiliar de la historia, aunque hoy día se entiende también su relevancia como parte de la semiótica. A la persona dedicada a esta actividad se la denomina vexilólogo.
EL ASTROLABIO.

Bieito Rubido.

NAVEGANDO EN TIEMPOS REVUELTOS.

Bieito Rubido en Sin categoría 18 septiembre, 2018 208 Palabras.

¿Quién paga esto?

Carmen Calvo, a la sazón vicepresidenta del Gobierno no votado por los ciudadanos, todavía no ha rectificado aquello de que «el dinero público no es de nadie». Lo cierto es que es de todos nosotros, suyo e incluso mío. Por eso me pregunto, y seguro que a usted también le interesa, cuánto ha valido y con qué fondos se ha costeado el acto propagandístico de ayer de Sánchez en la Casa de América. No recuerdo un presidente del Gobierno más pagado de sí mismo que éste, ni que más recursos del Estado haya invertido en amplificar su imagen de manera narcisista. El balance, además, a nada que se somete a un mínimo rigor alejado de la propaganda, es probablemente el más pobre de toda la democracia. Sin embargo, como esta izquierda populista sigue creyendo que el euro crece en los árboles, gasta el dinero público -que sí tiene dueño, usted y yo, entre otros- para mayor gloria de un personaje fatuo. Pero que no se equivoque: esto no lo convierte en un gran estadista, por mucha impostura que practique. Yo vuelvo a preguntar, como Josep Pla: ¿Y quién paga todo esto?
Acorralado.

Pedro Sánchez no dijo la verdad cuando aseguró que su tesis «era pública desde el primer minuto». Tras su lectura, en noviembre de 2012, solo se podía consultar con autorización expresa del autor.

Javier Chicote.

Actualizado:

17/09/2018 02:29h.

El presidente del Gobierno negó ayer la mayor sobre las irregularidades de su tesis en una entrevista en La Sexta: «Ni hubo plagio, ni me hicieron la tesis, ni hubo trato de favor por parte del tribunal», aseveró, aunque no entró en detalle sobre las informaciones desveladas por ABC. No dijo la verdad cuando aseguró que su tesis «era pública desde el primer minuto». Tras su lectura, en noviembre de 2012, solo se podía consultar con autorización expresa del autor. No fue hasta 2015 que comenzó a permitir a algunos periodistas que la vieran en formato papel en la biblioteca de la Universidad Camilo José Cela. Cada vez que algún representante de la prensa la pedía en formato digital, para poder investigarla más allá de una lectura superficial en la biblioteca, se negaba. Anoche intentó justificar que su tesis era pública porque escribió un «libro generalista» basado en ella y «algunos artículos y entrevistas», dijo, pero lo realmente importante era la tesis, ya que ni los artículos ni el libro conceden un título habilitante ni están tan reglados como un doctorado.

En cuanto al tribunal, que, como reveló ABC carecía de la experiencia y conocimientos necesarios para juzgar una tesis sobre diplomacia económica, sostuvo que no había incompatibilidad ninguna por el hecho de haber escrito un artículo previo (en realidad fueron dos) con un miembro de ese tribunal. Se le olvidó decir que esos dos artículos fueron volcados en la tesis -sin cita ni referencia alguna- y el miembro del tribunal y, por lo tanto, coautor de una parte de la tesis, Juan Padilla, le dio el cum laude. Muy imparcial no parece.

Tampoco quiso ser del todo claro cuando fue preguntado por si emprenderá acciones legales contra ABC y otros medios. Dijo que no se querellará, pero a continuación matizó que sí valora poner una demanda (civil, la querella es penal) como «ciudadano», porque ha habido «un ataque personal». Como si la tesis del «ciudadano» Sánchez importara algo al conjunto de los españoles.
hola clara
como veras que las bombas no conoce los buenos ni los malos yo e echo el servicio militar en espańa y en las maniobras las emos utilizado de poca resistencia pero peligrosas pero el no venderlas otros países las venderían por que no pueden dejar un país sin defensa puesto que el otro selo comería es lamentable que la cosa sea asin que nos estemos matando unos a los otros menos mal que nos silbe de consuelo que las castratrofes que son naturales nos matan lo mismo asin queno ahi por donde tirar hemos nacido con esa condición y tenemos que morir con ella un saludo
La Ministra actual, experta en nada militar, cuando dimite. En el futuro las bombas, van a llevar un dispositivo para matar a los malos únicamente.
USUARIO. Disculpas de la ministra. Todos sabemos que las bombAs no reconocen "ni a su padre ni a su madre (Padres de la bomba) CUANDO SE LANZAN.

Todos sabemos por qué han reculado y que se dejen de marear la perdiz.
La Ministra debe saber más de la venta de bombas a países impresentables y recogidos en la ONU. Los que no se las debian haber vendido son los que lo hicieron. Rescindir contratos suele tener siempre muy malas consecuencias. Vaya que no se debe hacer.
Saludos.
La Ministra actual, experta en nada militar, cuando dimite. En el futuro las bombas, van a llevar un dispositivo para matar a los malos únicamente.
EL ESPAÑOL Pedro J. Ramirez:
----------------------------

Alguien debería echar un vistazo urgente a la tabla que se exhibe en la sala capitular de la Abadía de Las Huelgas de Burgos, titulada 'La Virgen de la Misericordia con los Reyes Católicos y su familia'. Para mí, que el personaje que habitualmente ocupa el ángulo superior derecho ha debido escaparse del cuadro. Sólo eso explicaría la virulencia de la cacería desatada contra el pasado académico de nuestros líderes políticos.

Ilustración: Javier Muñoz
Ilustración: Javier Muñoz
La obra es un óleo sobre madera, de finales del siglo XV, atribuido a Diego de la Cruz. Mide un metro y medio de alto y un poco menos de ancho. Representa a la Virgen, extendiendo un enorme manto protector para albergar, por un lado, a Isabel, Fernando y sus hijos, junto al cardenal Mendoza; y, por el otro, a la congregación de monjas, con la abadesa -y hermana del cardenal- al frente. Dos demonios amenazan a todos desde arriba. Las acciones del de la izquierda son muy evidentes porque arroja, con saña, largas flechas, contra las personas reales, que la Virgen intercepta y retiene entre sus dedos.

Mucho más inquietante, sutil y taimada es la conducta del diablo de la derecha que, como digo, ya no debe estar en su sitio. Que alguien lo compruebe, por favor. O que avisen a la Asociación de la Prensa, si lo ven por la calle. Es un demonio narigón y oscuro como el azabache que camina encorvado, de perfil, acolchando la pisada, como si quisiera pasar desapercibido. Lleva a su espalda un fardo de voluminosos libros, sujetos por un cordel, y en su rostro se dibuja la más maléfica de los sonrisas.

Todos los que alguna vez habéis pergeñado algo con pretensiones literarias, o simplemente recurrís como medio de expresión a la escritura, conocéis mucho mejor a ese demonio de lo que, probablemente, os imagináis y de lo que, seguramente, os gustaría; pero muy pocos sabéis su nombre. Amanuenses legañosos, copistas despistados, redactores rutineros, tribuletes agobiados, directores megalómanos, portadistas sin ambages, estudiantes perezosos, alumnos de másteres presenciales a distancia, doctorandos chapuceros, plumíferos digitales todos, os presento a Titivilo.

La historia de este demonio, que se pierde en los tiempos medievales, es el mejor ejemplo de hasta dónde llega el efecto bumerán en el viejo dicho de que "las armas las carga el diablo". La apelación a Titivilo, como demonio de las erratas, fue, inicialmente, un mecanismo defensivo de los monjes que copiaban cada ejemplar de un manuscrito, para justificar sus equivocaciones. Que cometían faltas de ortografía, la culpa era de Titivilo. Que se distraían y al mejor escribano le caía un borrón en el texto, la culpa era de Titivilo. Que se dejaban arrastrar por el subconsciente y, en la edición de la Biblia Maldita, la omisión de una palabra convertía el séptimo mandamiento en "cometerás adulterio", la culpa era de Titivilo.

La historia de este demonio es el mejor ejemplo de hasta dónde llega el efecto bumerán en el viejo dicho de que "las armas las carga el diablo"
Estábamos, pues, ante un antecedente de "los duendes de la imprenta" que tantas veces sirvieron de coartada a periodistas y autores durante los siglos de la era Gutenberg. Pero tanto fue el cántaro a la fuente, tanto se apeló a Titivilo para justificar torpezas y perezas, que el personaje fue mutando, en la imaginación popular y en la propia literatura, hasta convertirse en el diablo recolector de cuantos tropelías se cometían a través de la escritura.

Esa es la actividad en la que se le representa, en la tabla del monasterio de Las Huelgas. Cual trapero de fechorías literarias, Titivilo va echándose a la espalda los pecados consumados mediante la pluma, con objeto de depositarlos en el infierno, bajo la custodia de Lucifer y Belfegor, para que aguarden allí a sus perpetradores, el día que toque ajustar cuentas con ellos.

No es de extrañar que, cada vez que Titivilo inicia su vendimia, tiemblen las reputaciones y una sensación de precariedad y caos se instale en todos los ámbitos de la vida pública. ¿Qué errores ortográficos, gramaticales, sintácticos, estilísticos o fácticos no habré cometido?, ¿en qué hurtos, apropiaciones indebidas, glosas mezquinas, atribuciones incompletas o citas mal referenciadas no habré incurrido?, se preguntan, entre sudores fríos, cuantos ven Al aproximarse la sombra del demonio de los libros.

No es de extrañar que, cada vez que Titivilo inicia su vendimia, tiemblen las reputaciones y una sensación de precariedad y caos se instale en todos los ámbitos de la vida pública
Artículos 1 y 2 como pórtico de entrada de la Constitución de 1978

C) El Anteproyecto Constitucional recogía las líneas básicas del texto finalmente aprobado del art. 2: "La Constitución se fundamenta en la unidad de España y la solidaridad entre sus pueblos y reconoce el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran". Será en la Comisión Constitucional del Congreso donde se dará la redacción definitiva, introduciendo elementos de refuerzo de la condición unitaria de ... (ver texto completo)
Muy bien. Reto a cualquier político que me demuestre que ESPAÑA es una nación de naciones. Y ¿Cuántas naciones hay en España? Argumentos necesito.
Artículos 1 y 2 como pórtico de entrada de la Constitución de 1978

C) El Anteproyecto Constitucional recogía las líneas básicas del texto finalmente aprobado del art. 2: "La Constitución se fundamenta en la unidad de España y la solidaridad entre sus pueblos y reconoce el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran". Será en la Comisión Constitucional del Congreso donde se dará la redacción definitiva, introduciendo elementos de refuerzo de la condición unitaria de la Nación española: "indisoluble unidad" y "patria común e indivisible de todos los españoles". La votación del Pleno del Congreso reveló el carácter consensuado entre las principales formaciones políticas de la versión finalmente aprobada: 278 votos a favor, 20 en contra y13 abstenciones. En el Senado el resultado fue parecido: 140 votos a favor, 16 en contra y 11 abstenciones.

Durante el debate constituyente, las críticas a este precepto, auténtico núcleo de toda la distribución territorial del poder político, fueron múltiples. No es posible recoger todas ellas. Seguiremos la clasificación de Rafael Entrena Cuesta (en Comentarios a la Constitución, p. 43-44 de la 2ª ed.), en tres grupos:

-La de oposición frontal al término "nacionalidades"por considerarlo ambiguo, discriminatorio y peligroso (Senador Julián Marías), confuso (Diputado Fraga Iribarne), peligroso (Senador Fernández-Miranda), innecesario (Senadores Lorenzo Martín-Retortillo y Cela) e incluso insuficiente (Diputado Gastón Sanz). Fue la posición de Alianza Popular y de algunos Senadores independientes.

-En el otro extremo cabe situar la posición contraria, muy minoritaria es cierto, de los nacionalistas más extremos, partidarios de eliminar los rasgos unitarios, suprimiendo el vocablo Nación (y, por ende, sus calificativos anejos), por entender que España no es una Nación sino un Estado formado por un conjunto de naciones (Diputados Barrera y Letamendía, y Senadores Bandrés y Xirinacs).

-En medio, una variedad de posiciones: unas más ambiguas respecto a los rasgos nacionales unitarios (la enmienda 591 del PNV se limitaba a declarar que "la Constitución se fundamenta en la unión, la solidaridad y el derecho a la autonomía de las nacionalidades que integran España"); otras más sencillas, aun reconociendo la unidad nacional (así la Minoría Catalana, que en su enmienda 104 proponía que "La Constitución se fundamenta en la unidad de España, la solidaridad entre sus pueblos y el derecho a la autonomía de las nacionalidades que la integran"); y otras muchas con modificaciones de la redacción aceptando el fondo.

El otro punto que subrayaremos es el de las interpretaciones dadas al término más polémico del debate, el de "nacionalidades". Recogemos algunas de las más llamativas:

-"Hechos diferenciales con conciencia de su propia, infungible e irreductible personalidad" (Herrero y R. de Miñón).

-"Expresión de identidades históricas y culturales, que han de ser reconocidas y respetadas incluso en la propia dimensión política que les corresponde, en la fecunda y superior unidad de España" (Lavilla Alsina).

-"Comunidades de acusada personalidad cultural o histórico política que aspiran al reconocimiento constitucional de sus singularidades constitutivas" (Arias-Salgado).

-"Nación sin Estado, con personalidad cultural, histórica y política propia.... dentro de la realidad plurinacional de España,.... como Nación de Naciones" (Roca Junyent).

-"La existencia de diversas naciones o nacionalidades no excluye, sino todo lo contrario, hace mucho más real y más posible la existencia de esa Nación que para nosotros es fundamental, que es el conjunto y la absorción de todas las demás y que se llama España" (Peces-Barba).

-"Un estado de conciencia colectivo que se fundamenta no sólo en la historia, en el pasado común, en la lengua, en la cultura o en la realidad económica sino también en una forma determinada de concebir su propia realidad frente a las otras" (Solé Tura).

-"Niveles que corresponden a comunidades que tienen unas ciertas peculiaridades de tipo cultural, lingüístico, histórico, etc. que no son exactamente lo que se puede entender por una región" (González Seara).

D) Tres son los supraprincipios jurídicos que se constitucionalizan en este precepto: unidad nacional, autonomía de nacionalidades y regiones, y solidaridad de todas ellas.

a) Al primero de ellos, la unidad nacional, nos hemos referido en el apartado 1 del art. 1. Como se ha descrito, en el debate constituyente se quiso reforzar con calificativos que no admitieran dudas: unidad "indisoluble" y "patria común e indivisible". Recordemos también lo que decíamos en el art. 1.1- que consagraba el implícito reconocimiento de la preexistencia de España como realidad política y social anterior al proceso de refundación constituyente- que tiene aquí su refuerzo: la unidad nacional como fundamento de la Constitución.

La unidad nacional "se traduce en una organización- el Estado- para todo el territorio nacional" (STC 4/1981); el Estado, por eso, "queda colocado en una posición de superioridad tanto en relación a las Comunidades Autónomas como a los entes locales" (SSTC 4/1982 y 76/1983).

El principio de unidad se proyecta en el orden económico y social. "La exigencia de que el orden económico sea uno en todo el ámbito del estado es más imperiosa dado el carácter plural o compuesto de nuestra organización política territorial. La unicidad del orden económico nacional es un presupuesto necesario para que el reparto de competencias entre el Estado y las Comunidades Autónomas en materias económicas no conduzca a resultados disfuncionales y desintegradotes" (SSTC 1/1982, 88/1986, 64/1990).

b) El constituyente optó también por un Estado compuesto, dotado de una amplia descentralización política mediante el conocimiento del derecho a la autonomía de sus nacionalidades y regiones, lo que doctrinalmente se ha denominado "Estado autonómico". El Título VIII de la Constitución lo concreta de acuerdo "con unos principios dispositivos que permiten que el régimen autonómico se adecue en cada caso a las peculiaridades y características de esas regiones y nacionalidades" (STC 16/1984). El ejercicio de este derecho se articula mediante la aprobación de un Estatuto de Autonomía, por los procedimientos previstos en el citado Titulo VIII. En el apartado correspondiente de este Portal pueden consultarse los 17 Estatutos de Autonomía aprobados, así como los Estatutos de las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, y las disposiciones de desarrollo más relevantes.

Recordemos, finalmente, que el TC ha subrayado desde sus primeras resoluciones que "la autonomía hace referencia a un poder limitado. Autonomía no es soberanía -y aún este poder tiene sus límites-, y dado que cada organización territorial dotada de autonomía es una parte del todo, en ningún caso el principio de autonomía puede oponerse al de unidad, sino que es precisamente dentro de éste donde alcanza su verdadero sentido, como expresa el artículo 2 de la Constitución. (STC 4/1981). También ha declarado el TC que "las Comunidades Autónomas gozan de una autonomía cualitativamente superior a la administrativa que corresponde a los entes locales, ya que se añaden potestades legislativas y gubernamentales que la configuran como autonomía de naturaleza política" (SSTC 4/1981 y 25/1981). Por eso, "pueden orientar su acción de gobierno en función de una política propia" (STC 35/1982).

c) La solidaridad es "el corolario de la autonomía" (STC 25/1981), pues ésta "no se garantiza por la Constitución para incidir de forma negativa sobre los intereses generales de la Nación o sobre intereses generales distintos de los de la propia entidad (STC 64/1990). El TC se ha referido, así a un "deber de auxilio recíproco" (STC 18/1982), "de recíproco apoyo y mutua lealtad" (STC 96/1986), "concreción, a su vez, del más amplio deber de fidelidad a la Constitución" (STC 11/1986). Esta lealtad constitucional, que el TC ve encarnada en este principio, "obliga a todos, incluido el Estado" (STC 208/1999).

En el Título VIII, los arts. 138 y 139 concretan este principio, y el art. 158.2 prevé, para hacerlo efectivo el Fondo de Compensación Interterritorial.

La bibliografía sobre esta materia es ya casi inabarcable. Nos limitaremos a recoger algunas obras básicas de referencia y algunas obras colectivas recientes. A esta relación cabe añadir la incluida en al art. 1 y los Comentarios a la Constitución incluidos en el apartado "guía bibliográfica" al que se accede desde el inicio del Portal.

Sinopsis realizada por: Manuel Delgado-Iribarren García-Campero, Letrado de las Cortes.