Tribuna libre


De la REPÚBLICA
de Público.-
^^^^^^^^^^

Cientos de ayuntamientos podrán cobrar el IBI a la Iglesia en actividades lucrativas.
EDITORIAL ABC.

Un Gobierno «chambelán» del chavismo.

El daño que está causando a la política exterior española esta actitud es grave y justifica que se le exija una explicación pública del caso Ábalos.

ABC.

Actualizado: 20/02/2020 23:38h.

El presidente del Gobierno está llevando muy lejos su mal hábito de mentir. Lo hizo con su tesis doctoral, lo hace frecuentemente con los ciudadanos, a los que se atreve a decirles públicamente una cosa un día y hacer la contraria una semana después, y persiste en su embustera actitud cuando lanza sucesivas versiones falsas de unos hechos, como ha ocurrido en el caso de la escala en España de la «número dos» de la dictadura chavista. Ahora, la información que publicamos en páginas de España demuestra que Sánchez tampoco duda a la hora de intentar engañar a otros gobiernos aliados, a los que primero alentó a que reconociesen a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela para después pedirles que rebajasen esa consideración invitándoles a seguir una inexistente «vía española», que en caso de que exista consistiría en trabajar ahora en favor del chavismo. También ha mentido a los españoles al negarse a reconocer que ha cambiado su política respecto a Venezuela y a los propios venezolanos, que en algún momento pudieron creer que el Gobierno de España estaba dispuesto a ayudarles, cuando en realidad lo que hace es respaldar a la tiranía que les está matando de hambre. Puede parecer que, por ahora, esta actitud no tiene consecuencias electorales en España porque el presidente aún confía en su equipo de propaganda. Pero es nefasta para su reputación exterior, crédito personal que es mucho más difícil de recuperar. Nadie confía en un socio cuyo criterio en un asunto como este no es fiable o es sospechoso de depender de intereses tan inconfesables como los que traslucen el impresentable trajín de un ministro, de madrugada, por Barajas. El daño que está causando a la política exterior española esta actitud es grave y justifica que se le exija una explicación pública del caso Ábalos. Cuanto más tarde, menos ciudadanos le creerán.
Que bien vendió el gobierno vasco el apoyo que le dieron a Sánchez en la moción de censura. lo de las pensiones traerá cola. es sabido qué con esta decisión el principio de igualdad para todos los españoles seguirá en retroceso, cada noticia relacionada con los " Nacionalismos Históricos" es un perjuicio para el resto de los ciudadanos. ¿Para cuando el sentido de igualdad para todos los españoles?
Al ser un poema muy largo, para los más cómodos os incluyo al final una versión leída.

El varón que tiene corazón de lis,
alma de querube, lengua celestial,
el mínimo y dulce Francisco de Asís,
está con un rudo y torvo animal,
bestia temerosa, de sangre y de robo,
las fauces de furia, los ojos de mal:
el lobo de Gubbia, el terrible lobo,
rabioso, ha asolado los alrededores;
cruel ha deshecho todos los rebaños;
devoró corderos, devoró pastores,
y son incontables sus muertes y daños.
Fuertes cazadores armados de hierros
fueron destrozados. Los duros colmillos
dieron cuenta de los más bravos perros,
como de cabritos y de corderillos.
Francisco salió:
al lobo buscó
en su madriguera.
Cerca de la cueva encontró a la fiera
enorme, que al verle se lanzó feroz
contra él. Francisco, con su dulce voz,
alzando la mano,
al lobo furioso dijo: ¡Paz, hermano
lobo! El animal
contempló al varón de tosco sayal;
dejó su aire arisco,
cerró las abiertas fauces agresivas,
y dijo: ¡Está bien, hermano Francisco!
¡Cómo!? exclamó el santo?. ¿Es ley que tú vivas
de horror y de muerte?
¿La sangre que vierte
tu hocico diabólico, el duelo y espanto
que esparces, el llanto
de los campesinos, el grito, el dolor
de tanta criatura de Nuestro Señor,
no han de contener tu encono infernal?
¿Vienes del infierno?
¿Te ha infundido acaso su rencor eterno
Luzbel o Belial?
Y el gran lobo, humilde: ¡Es duro el invierno,
y es horrible el hambre! En el bosque helado
no hallé qué comer; y busqué el ganado,
y en veces comí ganado y pastor.
¿La sangre? Yo vi más de un cazador
sobre su caballo, llevando el azor
al puño; o correr tras el jabalí,
el oso o el ciervo; y a más de uno vi
mancharse de sangre, herir, torturar,
de las roncas trompas al sordo clamor,
a los animales de Nuestro Señor.
Y no era por hambre, que iban a cazar.
Francisco responde: En el hombre existe
mala levadura.
Cuando nace viene con pecado. Es triste.
Mas el alma simple de la bestia es pura.
Tú vas a tener
desde hoy qué comer.
Dejarás en paz
rebaños y gente en este país.
¡Que Dios melifique tu ser montaraz!
-Está bien, hermano Francisco de Asís.
-Ante el Señor, que todo ata y desata,
en fe de promesa tiéndeme la pata.
El lobo tendió la pata al hermano
de Asís, que a su vez le alargó la mano.
Fueron a la aldea. La gente veía
y lo que miraba casi no creía.
Tras el religioso iba el lobo fiero,
y, baja la testa, quieto le seguía
como un can de casa, o como un cordero.
Francisco llamó la gente a la plaza
y allí predicó.
Y dijo: -He aquí una amable caza.
El hermano lobo se viene conmigo;
me juró no ser ya vuestro enemigo,
y no repetir su ataque sangriento.
Vosotros, en cambio, daréis su alimento
a la pobre bestia de Dios. - ¡Así sea!,
contestó la gente toda de la aldea.
Y luego, en señal
de contentamiento,
movió testa y cola el buen animal,
y entró con Francisco de Asís al convento.
Algún tiempo estuvo el lobo tranquilo
en el santo asilo.
Sus bastas orejas los salmos oían
y los claros ojos se le humedecían.
Aprendió mil gracias y hacía mil juegos
cuando a la cocina iba con los legos.
Y cuando Francisco su oración hacía,
el lobo las pobres sandalias lamía.
Salía a la calle,
iba por el monte, descendía al valle,
entraba en las casas y le daban algo
de comer. Mirábanle como a un manso galgo.
Un día, Francisco se ausentó. Y el lobo
dulce, el lobo manso y bueno, el lobo probo,
desapareció, tornó a la montaña,
y recomenzaron su aullido y su saña.
Otra vez sintióse el temor, la alarma,
entre los vecinos y entre los pastores;
colmaba el espanto los alrededores,
de nada servían el valor y el arma,
pues la bestia fiera
no dio treguas a su furor jamás,
como si tuviera
fuegos de Moloch y de Satanás.
Cuando volvió al pueblo el divino santo,
todos lo buscaron con quejas y llanto,
y con mil querellas dieron testimonio
de lo que sufrían y perdían tanto
por aquel infame lobo del demonio.
Francisco de Asís se puso severo.
Se fue a la montaña
a buscar al falso lobo carnicero.
Y junto a su cueva halló a la alimaña.
-En nombre del Padre del sacro universo,
conjúrote -dijo-, ¡oh lobo perverso!,
a que me respondas: ¿Por qué has vuelto al mal?
Contesta. Te escucho.
Como en sorda lucha, habló el animal,
la boca espumosa y el ojo fatal:
-Hermano Francisco, no te acerques mucho…
Yo estaba tranquilo allá en el convento;
al pueblo salía,
y si algo me daban estaba contento
y manso comía.
Mas empecé a ver que en todas las casas
estaban la Envidia, la Saña, la Ira,
y en todos los rostros ardían las brasas
de odio, de lujuria, de infamia y mentira.
Hermanos a hermanos hacían la guerra,
perdían los débiles, ganaban los malos,
hembra y macho eran como perro y perra,
y un buen día todos me dieron de palos.
Me vieron humilde, lamía las manos
y los pies. Seguía tus sagradas leyes,
todas las criaturas eran mis hermanos:
los hermanos hombres, los hermanos bueyes,
hermanas estrellas y hermanos gusanos.
Y así, me apalearon y me echaron fuera.
Y su risa fue como un agua hirviente,
y entre mis entrañas revivió la fiera,
y me sentí lobo malo de repente;
mas siempre mejor que esa mala gente.
y recomencé a luchar aquí,
a me defender y a me alimentar.
Como el oso hace, como el jabalí,
que para vivir tienen que matar.
Déjame en el monte, déjame en el risco,
déjame existir en mi libertad,
vete a tu convento, hermano Francisco,
sigue tu camino y tu santidad.
El santo de Asís no le dijo nada.
Le miró con una profunda mirada,
y partió con lágrimas y con desconsuelos,
y habló al Dios eterno con su corazón.
El viento del bosque llevó su oración,
que era: Padre nuestro, que estás en los cielos…

Seleccionado y comentado por César-Javier Palacios.
Otras canciones a lo divino

1. Un pastorcico solo está penado,
ajeno de placer y de contento,
y en su pastora puesto el pensamiento,
y el pecho del amor muy lastimado.

2. No llora por haberle amor llagado,
que no le pena verse así afligido,
aunque en el corazón está herido;
mas llora por pensar que está olvidado.

3. Que sólo de pensar que está olvidado
de su bella pastora, con gran pena
se deja maltratar en tierra ajena,
el pecho del amor muy lastimado.

4. Y dice el pastorcito: ¡Ay, desdichado
de aquel que de mi amor ha hecho ausencia
y no quiere gozar la mi presencia,
y el pecho por su amor muy lastimado!

5. Y a cabo de un gran rato se ha encumbrado
sobre un árbol, do abrió sus brazos bellos,
y muerto se ha quedado asido dellos,
el pecho del amor muy lastimado

S. J. de la +
El astrolabio.

Por Bieito Rubido.

La inocencia.

Bieito Rubido.

El 20 feb, 2020.

Una de las páginas más vergonzosas y negras de la actualidad política española la protagonizan los partidos supuestamente «progresistas» de las Islas Baleares, al negarse a que el Parlamento autonómico investigue el caso de prostitución de menores tutelados por un organismo público. Si el responsable de esa institución perteneciera al Partido Popular, tal vez tendríamos maratón televisivo en varias cadenas españolas y a Carmen Calvo, en procesión, muy indignada ante tamaña infamia. Pero no, resulta que son los aperturistas de izquierdas quienes han decidido infravalorar la inocencia de esos menores baleares. Les han robado la adolescencia y, ahora, esos políticos les hurtan también la dignidad. Al ciudadano perplejo de la calle -el que mantiene con sus impuestos el tinglado del que viven todos-, le sigue asombrando la falta de empatía con esos menores prostituidos en Palma de Mallorca. Necesito una sola respuesta de la vicepresidenta Calvo o de la ministra de Igualdad, la señora Montero. ¿Por qué este caso no es relevante para ellos? Pido una sola razón. ¿A que no se atreven a contestar?
El astrolabio.

Por Bieito Rubido.

La vida dirá.

Bieito Rubido.

El 19 feb, 2020.

El centro-derecha necesita reunificarse en torno al PP, que es el partido con recorrido y mayor musculatura. Solo así podrán volver a gobernar. Pero ni Arrimadas ni Abascal van a trabajar en esa dirección. Ambos prefieren ser cabeza de ratón. Si conociesen la historia reciente de España, recordarían cómo la UCD se disolvió cual azucarillo y cómo los restos de los restos, CDS incluido, fueron diluyéndose elección tras elección hasta desembarcar, unos en el PP y otros, en el PSOE. Recuerden esto que ahora escribo: Podemos terminará absorbido por los socialistas. Es lo que tiene el poder, que propicia extraños compañeros de cama. De momento, Arrimadas debería aceptar jugar el partido de la reunificación en Cataluña y el País Vasco, ya que en Galicia la expectativa de voto de su formación es prácticamente testimonial: menos del dos por ciento, se estima. Pablo Casado tiene mucho trabajo por delante en esta operación de reconcentración del voto, pero los propios ciudadanos/electores mostrarán el camino a unos y a otros.
+++++
¿Hoy te ha dado por los sartenazos?
Sí, es lo único que puedes entender.
Muy, muy limitadita, todo el día dando sartenazos como el niño de las tesis.
¿Hoy te ha dado por los sartenazos?
Y a tí para no saber por dónde te da el aire en ningún momento. Pero hablar, hablas màs que morros
Muy, muy limitadita, todo el día dando sartenazos como el niño de las tesis.
Te viene justito justito para escribir la primera vocal.
Y a tí para no saber por dónde te da el aire en ningún momento. Pero hablar, hablas màs que morros
¿Honestamente dice la derecha?
Jajajaja. Si se estudian bien todos los cambios, siempre que gobierna la izquierda es mucho más dificil todo, porque el PP o la derecha no asume que ha perdido. Da igual, si no es por una cosa será, o es por otra, ya que ha sido toda la vida democrática de España igual.
Si no gobierna el PP parece que los españoles no tenemos derecho a vivir tranquilos.
Te viene justito justito para escribir la primera vocal.
El astrolabio.

Por Bieito Rubido.

Jueces o fiscales.

Bieito Rubido.

El 18 feb, 2020.
... (ver texto completo)
¿Honestamente dice la derecha?
Jajajaja. Si se estudian bien todos los cambios, siempre que gobierna la izquierda es mucho más dificil todo, porque el PP o la derecha no asume que ha perdido. Da igual, si no es por una cosa será, o es por otra, ya que ha sido toda la vida democrática de España igual.
Si no gobierna el PP parece que los españoles no tenemos derecho a vivir tranquilos.
El astrolabio.

Por Bieito Rubido.

Jueces o fiscales.

Bieito Rubido.

El 18 feb, 2020.

Vuelve a abrirse el debate sobre quién debe llevar a cabo las actuaciones encaminadas a preparar un juicio y averiguar y hacer constar la perpetración de los delitos y la culpabilidad de los delincuentes: ¿el juez instructor o el fiscal? El asunto no es nuevo. Lo removió Zapatero en su etapa final y lo planteó otra vez Ruiz-Gallardón como ministro del PP. En Europa, en muchos países, esa labor de investigación corresponde a los fiscales. España es casi una excepción con la figura del juez instructor. El problema radica en que esta reforma se suscita justo ahora, en un contexto en el que la nueva fiscal general viene de ser ministra del Gabinete de Sánchez. Añadan a ello que protagonizó mítines con manifiesta aversión hacia sus rivales políticos. No parece, por tanto, el momento más apropiado para acometer este cambio. En sí misma, la suma de una fiscal general de sus antecedentes más la reforma propuesta constituye un ataque a la independencia judicial. Habría que acometer en paralelo una revisión del estatuto orgánico del Ministerio Fiscal para garantizar la actuación neutral de los fiscales. Honestamente, nadie cree en esa imparcialidad.