PP, Partido Popular

La Fiscalía requiere información a 31 ayuntamientos sobre su apoyo al referéndum del 1 de octubre. La Guardia Civil, a instancias de la Fiscalía, requerirá este lunes a los secretarios municipales de 31 ayuntamientos catalanes que entreguen copia de los documentos de apoyo al referéndum independentista que hayan redactado, informa Efe.

EL PAÍS.
Eso es trabajo perdido orque ahora que faltan cinco dias para las votaciones entre que reciben el fax, entre que los secretarios se van a por tinta para el toner y a hablar por la radio dejando su puesto de trabajo como hace el fiscal general del estado y entre que llegan los papeles a la G. Civil y los lee y se los manda al juez las votaciones mal o bien ya estan hechas y ademas con decirles que no les mandan copia de ningun documento porque los documentos no existen no pasa nada y al final como siempre siguen poniendoselo facil a los independentistas y le dan ya echo el monologo al rufian que les dira que no pudieron imprimir los documentos porque les quitaron la impresora y que a los discos duros del ordenador les paso lo mismo que a los del pp, ademas con decirles que no pueden mandar copia de ningun documento porque esos documentos no existen ya an cumplido.

El problema es que los catalanes tienen una extrategia desde hace tiempo y el gobierno va a salto de mata como un pollo sin cabeza y el tiempo juega a favor de los independentistas porque ademas entre mañana que llegara la peticion oficial y no cuenta el dia, entre el miercoles el jueves y el viernes es imposible que dos docenas y media de ayuntamientos reacios a colaborar manden nada y mas imposible leer y analizar esos informes y encima actuar en consecuencia.
Golpe de Estado

JAVIER PÉREZ ROYO
10 FEB 2007

En la reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña se ha respetado el procedimiento previsto en la Constitución y en el Estatuto de una manera escrupulosa. La reforma se ha cocido a fuego lento. Hubo un debate previo a la redacción del borrador inicial de la proposición, en el que participó prácticamente todo el que quiso ser oído en la sociedad catalana. Se negoció intensamente el contenido de la reforma en el Parlamento de Cataluña, siendo aprobada por una mayoría muy superior a la de dos tercios exigida por el Estatuto que debía ser reformado. El contenido de la proposición fue remitido al Congreso, en donde superó el debate de totalidad. A continuación, el PP interpuso recurso de amparo contra el acuerdo de la Mesa para su tramitación parlamentaria, recurso en el que el PP recusó al magistrado Pablo Pérez Tremps, sin que dicha recusación fuera atendida por el Pleno del Tribunal Constitucional. El Tribunal Constitucional no otorgaría el amparo. El contenido de la proposición se negoció intensamente entre la delegación del Parlamento de Cataluña y la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, resultando como consecuencia de ello modificada significativamente la proposición aprobada por el Parlamento catalán. Tanto que acabó originando una ruptura del Gobierno de la Generalitat y un posicionamiento en contra de Esquerra Republicana de Catalunya, que había sido uno de los motores de la reforma.

Finalmente, sería sometido a referéndum, en el que, a pesar de la campaña en contra del Partido Popular y ERC, sería aprobado con casi el 75% del voto favorable de los ciudadanos. Con el Estatuto ya en vigor se celebrarían elecciones autonómicas con plena normalidad, de la misma manera que con plena normalidad están funcionando las instituciones y se están ejerciendo los derechos por los ciudadanos.

La calidad democrática de la reforma estatutaria catalana ha sido, pues, enorme. Posiblemente no ha habido ni una sola norma desde la entrada en vigor de la Constitución que pueda compararse con ella desde esta perspectiva. Ha sido el proceso de legitimación democrática de una norma de mayor intensidad de la historia de nuestra democracia.

Este proceso de legitimación democrática es el que pretende quebrar el PP no con la interposición del recurso de inconstitucionalidad, sino con la maniobra que ha puesto en marcha para intentar mutilar el TC, con la finalidad de que el recurso pueda prosperar. No estamos ante una operación jurídica, sino ante una operación política que se asemeja a un golpe de Estado.

Quebrar la voluntad democráticamente constituida en la formación del bloque de la constitucionalidad. Al precio que sea. Esto es lo que significa la recusación de Pablo Pérez Tremps, que justamente por eso se ha instrumentado a través de una campaña sin precedente a través de diversos medios de comunicación. En el incidente de recusación se ha seguido una estrategia golpista. No ha sido una operación jurídica, sino una operación política antidemocrática, de quiebra de la legitimación democrática en la creación del derecho.

Este es el problema con el que tenemos que enfrentarnos. O se da por bueno el golpe de Estado y se acepta que a través de una turbia maniobra y con un Tribunal Constitucional mutilado se puede quebrar la voluntad democráticamente constituida mediante la negociación entre el Parlamento de Cataluña y las Cortes Generales, voluntad refrendada por los ciudadanos en referéndum, o se hace frente al golpe de Estado, restaurando la legalidad y constituyendo un Tribunal Constitucional no mutilado que resuelva como el principio de legitimación democrática del Estado exige.

Que hayamos llegado hasta aquí es un desastre. Pero de nada vale lamentarse. Estamos donde estamos. En este tipo de crisis es donde un sistema político se la juega. O prevalece la voluntad democráticamente constituida o prevalece el golpe de Estado. No hay más alternativa.
TITULARES DEL DÍA:

Las seis noticias que debes conocer hoy, lunes 25 de septiembre.

España - Noticias de última hora.

ABC. ES Madrid.

Actualizado: 25/09/2017 08:05h.

1. Amarga victoria de Merkel en Alemania. Retrocede ocho puntos, la ultraderecha accede por primera vez al Parlamento alemán y los socialdemócratas vuelven a la oposición tras su peor resultado. El país se enfrenta a una mayor inestabilidad después de que los socialdemócratas se nieguen a repetir una gran coalición. Los radicales de AfD se convierten en la tercera fuerza política. La canciller se sincera: «No nos engañemos. Esperaba un mejor resultado». La única opción viable de coalición es un inédito tripartito a escala federal entre conservadores, liberales y verdes tan exótico como su denominación, «Jamaica». Editorial ABC: «La victoria más áspera de Merkel».

2. Los proetarras se movilizan para viajar a Barcelona el 1 de octubre.«Preocupación» por la aparición de carteles en Pamplona y Bilbao en los que se anima a los radicales a actuar en Cataluña el día del referéndum. Los servicios de información vigilan sus movimientos. Puigdemont votó en contra de la independencia del Kurdistán en el Parlament en 2014. Romeva dice a países extranjeros que ya hay observadores internacionales aunque oculta a qué organismos pertenecen ni bajo que legalidad internacional realizarán sus funciones. La Iglesia catalana se expresa con dos voces: Omella pide «Seny» y en Montserrat se habla de «represión». Albert Boadella: «El catalanismo se nutre de la xenofobia y el odio a España». El Barça quedaría en el limbo en caso de secesión. Las leyes españolas no le permitirían competir en la Liga, y tendría que afrontar un largo e incierto proceso ante la FIFA y la UEFA. El olimpismo no admitiría a Cataluña en unos Juegos.

3. El referéndum de independencia kurdo divide a la población. La presión internacional y la fuerte división interna en los partidos kurdos no han podido retrasar el referendo de independencia que se celebra este lunes en la Región Autónoma del Kurdistán (KRG) y las zonas en disputa entre los gobiernos de Bagdad y Erbil. Los secesionistas dicen estar dispuestos a negociar con el Gobierno de Bagdad «durante años». «No vamos a reconocerlo ni tampoco sus resultados», ha dicho Bagdad sobre el referendo.

4. La banca posee más de una cuarta parte de sus 1,3 millones de viviendas sin vender. Casi diez años después del estallido de la burbuja de la vivienda y tras la creación en 2012 de un banco malo (Sareb) para aliviar los balances de las entidades más expuestas a los activos tóxicos ligados al sector inmobilicario, la banca acumula un «stock» de 388.000 viviendas de un total de 1,36 millones de inmuebles sin vender, concretamente 128.000 viviendas nuevas y 260.000 de segunda mano.

5. Educación dará nuevas ayudas a las empresas que contraten alumnos de FP. El Ministerio pondrá en marcha un plan para impulsar la Formación Profesional dual en España que incluirá tanto medidas para lograr una mayor implicación del centro de trabajo con el escolar, como bonificaciones a las empresas que contraten de forma indefinida a estos alumnos. En los últimos seis años, el número de alumnos de la FP dual no ha parado de crecer.

6. Carmena estudia sancionar a los clientes de la prostitución callejera. El PSOE busca el apoyo de los grupos para una ordenanza que penalice a estos consumidores, al igual que el Ayuntamiento de Alcalá de Henares viene haciendo desde octubre de 2010 o el de Sevilla desde 2011. Ya lo intentó fallidamente Ana Botella (PP) en 2013. El PSOE redactará el texto el próximo mes y espera llevarlo a comisión y al Pleno para su debate y aprobación antes de que finalice este año.
Lo del dia uno pues sera pan para hoy y hambre para mañana y seguiremos discutiendo, pero al PP ya le a dado un toque el catalan de Alberto Ribera y el tde los vascos no le apoya ya para los presupuestos con el desgaste que eso supone para el gobierno,
A mi me da ya asta miedo que se les ocurra luego a toro pasado y para aprobechar el barco que en un arranque de pratiotismo mandar al barco del chiky park disney al puerto de aAlgeciras a reclamar el peñon de jibraltar porque yo que les vote a los del pe-pe me da verguenza reconocerlo delante de la gente que me conoce.
Dice Cristina Almeida que los dos partidos mas corruptos (PP y Convergencia) nos ha metido donde nos han metido.
España.

Los alcaldes de Madrid, Valencia y Cádiz se apartan del plan de Iglesias ante el 1-O.

Ausencia de alcaldes como Carmena, Kichi o Ribó y delegaciones menores en PDeCAT, ERC y PNV marcan el cónclave.

VÍCTOR RUIZ DE ALMIRÓN - Madrid.

Actualizado: 24/09/2017 04:31h.

Pablo Iglesias pretendía construir una legitimidad institucional que amparase sus tesis como forma de sortear la aritmética parlamentaria del Congreso de los Diputados, que es esquiva a sus intereses. De ahí la decisión de no cursar invitación ni al PP ni a Ciudadanos. Sí se solicitó la colaboración al PSOE, pero el rechazo de la formación de Pedro Sánchez a participar convertirá el cónclave en un ejercicio de autoafirmación por parte de Podemos.

Tan solo el PNV, Geroa Bai y los partidos que dirigen el referéndum ilegal del 1 de octubre, PDeCAT y ERC, acudirán hoy a Zaragoza, donde Podemos ha convocado la «asamblea de cargos públicos por la libertad, la fraternidad y la convivencia». El resto de los partidos que acudirán son socios electorales de la formación morada. Lo que en la práctica convierte el evento en un acto interno de limitada proyección más allá de las fronteras de Podemos.

Pero ni siquiera en formaciones aliadas el evento ha concitado un entusiasmo desmedido. Por parte de Compromìs no se espera a su líder, la vicepresidenta de la Generlitat Valenciana, Monica Oltra. Tampoco estará el alcalde de Valencia, Joan Ribó. Oltra llegó a plantear esta semana a la Generalitat de Cataluña que desconvoque el 1 de octubre como premisa. Un paso que no demanda Podemos, que está centrando su estrategia de estos días en criticar la respuesta del Estado.

La ausencia de Ribò no es la única entre los «alcaldes del cambio», ya que ni el alcalde de Cádiz, José María González «Kichi», ni la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, estarán hoy en Zaragoza. La presencia institucional que anhelaba Iglesias para darle fuerza y legitimidad a sus posiciones se la van brindar los alcaldes gallegos: Xulio Ferreiro (La Coruña), Martiño Noriega (Santiago) y Jorge Suárez (Ferrol). Hasta el mismo viernes se forzó una modificación del programa para que pudiese estar en Zaragoza la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. El acto adelanta su arranque a las 9 de la mañana para que Colau pueda estar de vuelta en Barcelona antes del mediodía, ya que su presencia en los actos de la festividad de la Mercè, patrona de la ciudad condal, es inexcusable. Será la encargada de abrir el acto junto al anfitrión, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santiesteve.

La gran incógnita es ver como los invitados, especialmente, ERC y PDeCAT, encajan el desarrollo de unos acontecimientos en los que está contemplado que emanen una conclusiones que ya vienen prediseñadas de antemano: se denunciará la «represión» del Gobierno de Rajoy y se abogará por un referéndum pactado. Iglesias busca una foto que mande un menaje a Sánchez, ahora que el conflicto catalán ha vueslto a distanciar sus posiciones: un acuerdo con los congregados en Zaragoza le llevaría a Moncloa.

Tan solo el PNV, Geroa Bai y los partidos que dirigen el referéndum ilegal del 1 de octubre, PDeCAT y ERC, acudirán hoy a Zaragoza, donde Podemos ha convocado la «asamblea de cargos públicos por la libertad, la fraternidad y la convivencia». El resto de los partidos que acudirán son socios electorales de la formación morada. Lo que en la práctica convierte el evento en un acto interno de limitada proyección más allá de las fronteras de Podemos.

Pero ni siquiera en formaciones aliadas el evento ha concitado un entusiasmo desmedido. Por parte de Compromìs no se espera a su líder, la vicepresidenta de la Generlitat Valenciana, Monica Oltra. Tampoco estará el alcalde de Valencia, Joan Ribó. Oltra llegó a plantear esta semana a la Generalitat de Cataluña que desconvoque el 1 de octubre como premisa. Un paso que no demanda Podemos, que está centrando su estrategia de estos días en criticar la respuesta del Estado.

La ausencia de Ribò no es la única entre los «alcaldes del cambio», ya ni el alcalde de Cádiz, José María González «Kichi», ni la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, estarán hoy en Zaragoza,

La presencia institucional que anhelaba Iglesias para darle fuerza y legitimidad a sus posiciones se la van brindar los alcaldes gallegos: Xulio Ferreiro (La Coruña), Martiño Noriega (Santiago) y Jorge Suárez (Ferrol). Hasta el mismo viernes se forzó una modificación del programa para que pudiese estar en Zaragoza la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. El acto adelanta su arranque a las 9 de la mañana para que Colau pueda estar de vuelta en Barcelona antes del mediodía, ya que su presencia en los actos de la festividad de la Mercè, patrona de la ciudad condal, es inexcusable. Será la encargada de abrir el acto junto al anfitrión, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santiesteve.

La gran incógnita es ver como los invitados, especialmente, ERC y PDeCAT, encajan el desarrollo de unos acontecimientos en los que está contemplado que emanen una conclusiones que ya vienen prediseñadas de antemano: se denunciará la «represión» del Gobierno de Rajoy y se abogará por un referéndum pactado. Iglesias busca una foto que mande un menaje a Sánchez, ahora que el conflicto catalán ha vueslto a distanciar sus posiciones: un acuerdo con los congregados en Zaragoza le llevaría a Moncloa.
España.

Trump respaldará la fortaleza de España en su reunión del martes con Rajoy.

El Gobierno ve «excelente» el tratamiento que la Casa Blanca dará al presidente.

MARIANO CALLEJA - Enviado Especial A Washington.

Actualizado: 24/09/2017 04:31h.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibirá el día 26 al presidente Mariano Rajoy en la Casa Blanca, como adelantó ABC este verano. La visita a Washington se produce cinco días antes del referéndum ilegal que los secesionistas pretenden celebrar en Cataluña, y se espera un pronunciamiento de Trump, que comparecerá ante los medios en una rueda de prensa junto a Rajoy. De entrada, el tratamiento que el líder de Estados Unidos dará al presidente del Gobierno es ya un reconocimiento expreso de la fortaleza de España en el contexto europeo y como aliado. Rajoy será recibido como un aliado «preferente».

En La Moncloa están plenamente satisfechos del trato que se dispensará a Rajoy: «Es excelente, de alto nivel». Tiene poco que ver con el que el anterior presidente de Estados Unidos, Barack Obama, agasajó a Rajoy en enero de 2014, cuando se vieron en la Casa Blanca por primera y última vez. En aquella ocasión, España intentaba sacar la cabeza de la peor crisis económica de su historia reciente, y Obama recibió a Rajoy en el Despacho Oval durante una hora, dos años después de que el líder del PP ganara las elecciones generales. Fue ahí cuando el presidente de Estados Unidos reconoció el «gran liderazgo» de Rajoy y sus reformas emprendidas, que habían logrado, subrayó, estabilizar la economía.

Un nivel más alto
Trump no tiene el don de gentes de Obama, ni sus saludos a Rajoy han sido hasta ahora tan afectuosos y campechanos como los de su antecesor. Pero lo cierto es que ha dotado de un nivel superior a la nueva visita del presidente del Gobierno de España a la Casa Blanca. El anfitrión ha ofrecido la Casa de Huéspedes oficial, la Blair House, residencia para los invitados del presidente de Estados Unidos, a Rajoy, que llegará a Washington el día anterior. En la visita se producirá una reunión en el Despacho Oval a solas, seguida de un almuerzo de trabajo junto a las delegaciones, y finalmente se ofrecerá una rueda de prensa conjunta en el exterior, en Rose Garden, si el tiempo lo permite.
Imputada la actual tesorera del PP nacional y el número dos de Barberá por la financiación irregular del partido en Valencia

La actual tesorera del PP nacional, Carmen Navarro, ha sido imputada junto al número dos de Rita Barberá en el anterior consistorio de Valencia, el exvicealcalde Alfonso Grau, y el exgerente del PP provincial, José Moscardó, por la financiación de las campañas del Partido Popular de la capital valenciana en las elecciones de 2007 y 2011, que han sido llamados a declarar por el magistrado del juzgado de Instrucción número 18 de Valencia en el marco del denominado ‘caso Imelsa’.

El caso Imelsa, que debe su nombre a una empresa de la Diputación de Valencia, investiga el supuesto cobro de comisiones ilegales, amaños en contratos desde varias administraciones públicas valencianas, blanqueo de capitales y delito electoral.
Grau será el primero en declarar por los delitos de cohecho, malversación y delito electoral el próximo 6 de octubre en relación con la financiación de las campañas del PP de la ciudad de 2007 y 2011 a través de la empresa LaterneCarmen Navarro-PP Product Council (LPC), mientras que los otros dos imputados están citados para el 16 del mismo mes.
El auto judicial, que está fechado a 20 de septiembre, se basa en un informe elaborado por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil del que se desprende que el que fuera administrador de Laterne Product Council, Vicente Sáez, en la actualidad ya fallecido, y Alfonso Grau acordaron “utilizar el entramado empresarial” del primero para “alcanzar el objetivo de sufragar de forma irregular la adquisición de bienes y servicios de terceros”.

Esta operativa se llevaba a cabo, según se explica en la resolución, “velando el origen de los fondos y simulando la imputación de gasto, impidiendo su fiscalización y permitiendo que se superara el techo legal de gasto, sin reflejo en la contabilidad electoral”.

Las cantidades que según la documentación aportada por la UCO se habrían canalizado “tanto para financiar como para hacer pago de los servicios encargados a terceras empresas” figuran en una relación de eventos de la campaña electoral de 2007, junto con sus importes.

En el epígrafe ‘Coste Total Campaña’ aparecen gastos por un total de 2.538.731 euros y, a continuación, se consignan otras cantidades de entradas de dinero asignadas a ciertas personas jurídicas que son tratadas como ‘Aportaciones’ por un total de 2.683.750 euros. Sin embargo, el magistrado resalta que el gasto declarado en la contabilidad electoral por el Partido Popular en aquellas elecciones, en toda la provincia de Valencia, ascendió a la suma de 133.762 euros.

Cómo se canalizaba el dinero

El instructor de esta causa desgrana también los distintos procedimientos empleados para canalizar dichas entregas de dinero. En primer lugar, señala que se producían a través de aportaciones provenientes de fundaciones y organismos vinculados al Ayuntamiento de València y que “no obedecerían a servicios efectivamente prestados a los mismos por Laterne u otras empresas del grupo empresarial de Vicente Sáez”.

El segundo método lo constituirían aportaciones de una serie de empresas privadas, todas ellas relacionadas contractualmente con el consistorio en el que gobernada el PP de Rita Barberá, con las que se habría acordado “sufragar y financiar los gastos de campaña”.
Otra vía de entrada de efectivo, por un importe de hasta 620.000 o hasta 1.119.600 euros, según diversos documentos incorporados a la causa, provendría de firmas supuestamente implicadas en la constitución de una empresa, Product Management Council S. L. (PMC), que fue constituida en 2007 pero de la que “no hay ninguna justificación” en el empleo de esos fondos, “no contó con trabajadores”, ni aparecen “datos que revelen la devolución” de esos importes, por lo que “cabe pensar razonablemente que su destino fuera la financiación de la campaña de 2007″, apunta el juez.

El informe recoge también una operativa por la que se habría satisfecho, ya en 2008, el importe de gastos que quedaban por pagar y que distintas empresas prestatarias de los servicios para la campaña reclamaban a LPC. “Esta operativa implica directamente a Alfonso Grau”, según consta en el auto.

Jesús Gordillo, exasesor de Grau y que trabajó para Laterne, manifestó en su declaración que el exvicealcalde le entregó 350.000 euros en billetes de 500 y le dio instrucciones para recoger en una empresa un cheque de 150.000. Estas cantidades, finalmente, sirvieron presuntamente para llevar a cabo el pago de las cantidades adeudadas a las distintas mercantiles que habrían colaborado en la campaña.

El juez explica también que estos hechos serían constitutivos de un presunto cohecho, cuya responsabilidad penal hoy estaría prescrita, por lo que los empresarios que habrían entregado cantidades a Laterne deberán en su caso declarar en esta causa como testigos. (Agencias)
LUIS HERRERO.

El ejército de Pancho Villa Luis Herrero.

Ni Ciudadanos puede ver al PSOE, ni el PSOE tiene ganas de ayudar a Rajoy, ni Rajoy se fía de Rivera. Unos a otros se miran de reojo para ver quién llega con ventaja a la pole de la carrera que empieza el 2 de octubre.

Actualizado: 23/09/2017 04:13h.

Cuando Rajoy habló por teléfono con Sánchez y Rivera el martes por la tarde ya sabía lo que iba a pasar en las horas siguientes. El rumor de que se iban a producir al menos diez detenciones sonadas comenzó a abrirse paso por las galerías de los susurros confidenciales del Madrid chismoso. Poco antes, el grupo parlamentario socialista había decidido franquearle el paso a la proposición de Ciudadanos que reclamaba el apoyo del Congreso a la actuación del gobierno contra el 1-O. Faltaba por concretar si votarían a favor o se abstendrían. En ambos casos la proposición saldría adelante.

La voz de alarma llegó a la hora de la merienda. « ¿De verdad vamos a respaldar las medidas anti referéndum del PP sabiendo el lío que se puede montar mañana por la mañana?», preguntaron asustados los gerifaltes del PSC. Iceta habló con Sánchez. No tardaron en ponerse de acuerdo: lo más prudente era marcar distancias «por lo que pudiera pasar». ¿Pero cómo deshacer el acuerdo alcanzado en el grupo parlamentario sin quedar ante la opinión pública como Cagancho en Almagro? Albert Rivera, sin saberlo, salió entonces en su ayuda.

Durante el debate de la propuesta socialista para constituir la comisión territorial sobre el estado autonómico, el líder de Ciudadanos estuvo especialmente borde. «No participaremos en ese pasteleo -dijo-. No compartiremos mesa con el PDeCat. Nosotros dialogamos con demócratas, no con golpistas. Quien quiera una nación de naciones, que vote al PSOE». José Luis Ábalos, en plan virgen ofendida, llamó a Martínez Maíllo y le dijo que sintiéndolo mucho no podían apoyar la iniciativa del grupo que les estaba inflando las narices. «Si ellos ridiculizan nuestras propuestas, ¿por qué vamos nosotros a apoyar las suyas?», le dijo. La coartada, desde ese momento, quedó establecida.

Los esfuerzos del Gobierno por mediar en el conflicto resultaron inútiles. Margarita Robles presentó una enmienda al texto de la proposición de Ciudadanos, reclamando la inclusión de una referencia explícita a la necesidad de buscar «una solución pactada», con la absoluta certeza de que Juan Carlos Girauta la mandaría cortésmente a hacer puñetas. Y acertó de lleno. Desde ese momento, la versión oficial se ciñó a que las negociaciones entre ambos portavoces habían fracasado. Era una verdad incompleta. Lo cierto es que en Ferraz había cundido el pánico a lo que pudiera pasar en la calle cuando los independentistas salieran a protestar por los efectos de la operación policial que estaba a punto de ponerse en marcha.

La maquinaria del agitprop estaba preparada. Tardá se iba a quedar en Barcelona, dejando plantado al Gobierno en la sesión de control, para arengar a las masas en la vía pública tan pronto como se supiera que el Estado represor había comenzado a ordenar detenciones políticas. Rufián, entretanto, se encargaría de capitanear en el Congreso la espantada de los diputados de ERC. «Saque sus sucias manos de las instituciones catalanas», le dijo a Rajoy antes de embocar la flauta de Hamelín y poner en fila india a los independentistas prófugos. En realidad, Rufián ya había anticipado doce horas antes sus intenciones. «Tengo ganas de abandonar el Congreso -dijo el martes por la tarde-. La imagen de los diputados republicanos saliendo de la cámara baja será potentísima a nivel internacional».

Y, a lo que se ve, Pedro Sánchez no andaba lejos de darle la razón. El pánico a la calle y al eco exterior del factor tumultuario se apoderó de él durante varias horas. Las suficientes para que quedara más claro que el agua que no habrá política mancomunada de los partidos que defienden la ley cuando se disipe la bruma. Si esta semana algo ha quedado claro es que no hay verdadera unidad entre los constitucionalistas. Son el ejército de Pancho Villa. Ni Ciudadanos puede ver al PSOE, ni el PSOE tiene ganas de ayudar a Rajoy, ni Rajoy se fía de Rivera. Unos a otros se miran de reojo para ver quién llega con ventaja a la pole de la carrera que empieza el 2 de octubre.

En estas condiciones, pincho de tortilla y caña a que el fracaso del referéndum no significará la derrota de los independentistas. Tras el traspié en la batalla, la guerra continúa.
DAVID GISTAU.

Enemigos.

Cuando tuvo que elegir entre España y traición, la extrema izquierda siempre eligió traición.

Actualizado: 21/09/2017 10:38h.

El tablón de «Enemigos del Pueblo» confeccionado en Cataluña con los rostros de los alcaldes resistentes es un recordatorio de cierta forma de desamparo que sólo al Estado concierne corregir. Al Estado: no con los movimientos de masas de choque populares con los que muchos fantasean en las cafeterías de la calle Serrano de Madrid o sacando al perro por el Retiro. Lo malo es que el Estado hace tiempo que se retiró de Cataluña donde, acomplejado y diluido como el propio PP allí, quedó amedrentado por la hipótesis viciosa de que su mera existencia era una provocación que «fabricaba independentistas». Por ello hace falta una disposición corajuda, todavía no tan heroica como la exigida antaño en los pueblos patrullados por la ETA donde el tablón era el preludio del asesinato, para asumir posiciones de desobediencia a los desobedientes. Porque no está claro que el Estado vaya a respaldarlas, que el Estado vaya a aparecer. Sobre todo cuando ahora, además de las adjudicaciones de fabricar independentistas, tendrá que hacer frente a la campaña de descrédito de una extrema izquierda que, cuando tuvo que elegir entre España y traición, siempre eligió traición. Siempre eligió ideología. Con la única excepción, tal vez, del PCE de la Transición, despreciado ahora por ello por las mutaciones podemitas que se arrogan el control de la Transición pendiente e incluso de las maniobras de guerra en el frente del Ebro, también pendientes de resolución.

Ya hicimos la observación, al cubrir el mitin de Santa Coloma, de que Pablo Iglesias, con un oportunismo sin escrúpulos, había encontrado en el independentismo una herramienta con la que obtener su único propósito: el colapso del 78 y la patente de reconstrucción, incluida la exclusión de por vida de la derecha social. La complicidad trenzada por este motivo está adquiriendo, mediante el intento de sabotaje de la reacción de Estado, unas cuotas de inmundicia y de irresponsabilidad histórica que tampoco servirán para sacar de su autoengaño a los marxistas-rococós que encontraron aquí el nuevo parque temático utópico. Consideraba un alivio y un milagro, sobre todo para lo que cabía esperar de las ambiciones de Moncloa inmediata de Sánchez, que el PSOE no se hubiera dejado arrastrar a semejante lodazal pese a los pactos fáusticos alcanzados o al menos esbozados con Podemos. Al menos hasta la votación parlamentaria de ayer, que lo arruina. El PSOE fundacional del 78, pese a las veleidades revolucionarias e incluso asamblearias con las que a menudo trató de contrarrestar la fotogenia podemita en tiempos radicales, no puede causar semejante decepción que además habría dejado la defensa de España en las manos únicas de Rajoy -nunca me acuerdo de Rivera, es difícil verlo-. Nada sino eso habría querido Rajoy, pues un mínimo acierto a solas en esta encrucijada le va a permitir convocar elecciones anticipadas con una legítima confianza en la mayoría absoluta.
España.

Iglesias fracasa en Sol al juntar a unas 500 personas por el 1-O.

Podemos y los grupos independentistas se concentran contra las actuaciones judiciales.

LUIS P. ARECHEDERRA -

Actualizado: 21/09/2017 08:36h.

La crispación envolvió media Puerta del Sol al inicio de la concentración convocada en Madrid ayer para protestar por la operación policial que desactivó la preparación del referéndum independentista ilegal en Cataluña. Una decena de agentes de la Policía Nacional tuvo que formar un cordón para separar a los grupos que gritaban contra el «Estado opresor» y algunos transeúntes, que se indignaban y lanzaban vivas a España. A la tensión le siguió la calma, en una convocatoria publicitada por los dirigentes de Podemos y que congregó a unas quinientas personas en la plaza madrileña.

Los dirigentes de Podemos e Izquierda Unida, y sus confluencias, y los grupos independentistas del Partido Demócrata Catalán –la antigua Convergència–, ERC y el PNV apoyaron una concentración convocada sin la pertinente comunicación a la Delegación del Gobierno, una negligencia que podría acarrear multas a los promotores. «Democracia, libertad», fue el cántico más escuchado en la reunión a la que asistieron diversos representantes de Podemos, como el diputado íñigo Errejón, el secretario de organizción Pablo Echenique o el líder de Izquierda Unida Alberto Garzón. No acudió en cambio Pablo Iglesias, después de promover la asistencia a la misma y de haber criticado la actuación judicial por la mañana denunciando que España se encamina «a una situación en la que va a haber presos políticos». La cita, en la que se observaron banderas de la Segunda República o de los comuneros de Castilla, tampoco se la perdieron el antiguo dirigente de Podemos Juan Carlos Monedero, la concejala de Ahora Madrid Celia Mayer o el secretario general de Podemos en Madrid, Ramón Espinar.

«Entendemos que lo que ha ocurrido en Cataluña va mucho más allá del debate sobre la independencia. El Partido Popular está socavando los derechos civiles de los catalanes y todos los españoles», expresó Echenique, quien lamentó que se prohíba el «derecho de reunión, mientras se concentraba junto a otros manifestantes en defensa del «derecho a decidir».

Los partidos independentistas también estuvieron representados en la protesta a través de diputados como Aitor Esteban, del PNV, o Carles Campuzano, del PDECat. La parlamentaria de ERC Teresa Jordà, también presente, calificó la operación policial contra el equipo organizador del referéndum previsto para el 1 de octubre de «un golpe de Estado increíble a la democracia». «Esto ya no va de independencia, va de democracia», expresó a los periodistas una de las representantes de los independentistas catalanes en la plaza madrileña.

Separados del resto de manifestantes por la Policía, y en el otro extremo de la Puerta del Sol, una veintena de personas se concentraron con una pancarta que decía «Viva la unidad de España». Portando banderas de España y del grupo de ultraderechas Falange, se intercambiaron gritos e improperios con los concentrados, mientras algunos turistas y paseantes observaban la escena y realizaban fotografías.

Algunos protestantes portaron la bandera estelada y exhibieron papeletas por el referéndum independentista, que lanzaron al aire. En algunos momentos, corearon la canción catalana L’Estaca. La manifestación, que en su punto álgido pudo congregar a unas setecientas personas según fuentes policiales, fue impulsada por la plataforma Madrileños por el Derecho a Decidir, el mismo colectivo que celebró un acto a favor del referéndum el pasado domingo en un teatro privado en el barrio madrileño de Lavapiés.
ISABEL SAN SEBASTIÁN.

¡Hay que ganar el 1-O!

El plan de los golpistas es tomar la calle. El del Gobierno ha de ser aguantar el pulso, cueste lo que cueste.

Actualizado: 21/09/2017 08:22h.

Tras cinco años de chulería y desacatos impunes por parte del nacionalismo secesionista, al fin ha despertado el Estado del letargo en el que sesteaba. Al fin han dado un puñetazo conjunto en la mesa los poderes Ejecutivo y Judicial, obligados a defender el orden constitucional, con el fin de parar los pies a los golpistas. ¡Más vale tarde que nunca!

Hoy es preciso aplaudir y apoyar sin reservas la actuación del Gobierno, asumiendo el control del dinero destinado a la Generalitat declarada en abierta rebeldía, tanto como la de la Guardia Civil y la Policía Nacional, cumpliendo con enorme profesionalidad las instrucciones de jueces y fiscales empeñados en impedir la comisión de un delito anunciado a bombo y platillo. Podría haberse hecho antes y también haberse hecho mejor, pero llegados a este punto no cabía sino emplear todos los recursos del Estado de Derecho, incluida la fuerza, para garantizar el respeto a la legalidad, sin la cual no hay democracia posible. La única alternativa era resignarse mansamente a dar por liquidada España, lo que habría equivalido a una traición en toda regla.

Los sediciosos pondrán ahora el grito en el cielo; se les da muy bien llorar. Tratarán de dar la vuelta a la realidad, presentándose como víctimas de un poder opresor, cuando llevan más de un lustro desafiando o ignorando las reglas de juego que permiten la existencia de sus instituciones autonómicas. Apelarán a sus aliados político-mediáticos, principalmente Podemos y sus televisiones altavoz, con el fin de sembrar división en el Congreso de los Diputados tanto como en la opinión pública. Redoblarán la presión ejercida sobre alcaldes, funcionarios (en especial Mossos d´Esquadra) y demás cómplices necesarios para la consumación del golpe, multiplicando las coacciones en un intento desesperado de someterlos por el miedo… Pero sobre todo recurrirán a lo que recurren todos los movimientos nazi-fascistas, comunistas, populistas y totalitarios de diverso pelaje, ayunos de razón democrática: la calle. Es lo único que les queda. A falta de vía libre para celebrar su referéndum de autodeterminación ilegal, inconstitucional, contrario a la legislación de la Unión Europea e incluso a la doctrina de las Naciones Unidas, los golpistas llamarán a la "resistencia pasiva" de sus huestes, adoctrinadas y apesebradas durante décadas en el empeño de fidelizarlas. Su plan es crear un conflicto de orden público de tal gravedad que el Gobierno se vea obligado a dar marcha atrás. El del Gobierno no puede ser otro que aguantar el pulso, cueste lo que cueste. La legitimidad está de su parte.

Aciertan quienes advierten que cuando despertemos el dos de octubre el problema seguirá ahí, como el dinosaurio del cuento, necesitado de solución. Su magnitud, no obstante, dependerá decisivamente de lo que haya sucedido el uno. Si ese día los golpistas consiguen cumplir su amenaza, colocar urnas y recoger votos, aunque sea en un porcentaje bajo, habrán conseguido tal fuerza que será imposible frenar su deriva hacia la independencia. El Estado de Derecho, en cambio, demostrará una vez más su impotencia. Si, por el contrario, el 1-O se convierte en una gran frustración para los instigadores del golpe, porque los cuerpos y fuerzas de seguridad logran impedir que éste se lleve a cabo, será la democracia la que salga fortalecida del trance. Porque no solo será una victoria de España, del Gobierno y de los partidos que apoyan esta política de firmeza constitucional, esto es; PP y Ciudadanos, sino un motivo de peso para que el PSOE, hoy vacilante, bascule en la dirección correcta. A nadie le gusta apostar a caballo perdedor.

Isabel San Sebastián.
Noticias en donde se ve que los políticos ignoran el Articulo 20 de la Constitución Española.
La Ley Mordaza podemita es ideología de género. Con el consenso del PSOE, de Ciudadanos y de toda la oposición, Podemos ha presentado en el Congreso una “Proposición de Ley contra la discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género y características sexuales, y de igualdad social de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales” conjuntamente con la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). Han sido muy criticados, incluso dentro de Podemos, los aspectos de esta nueva norma que han hecho que se la conozca como la ‘Ley Mordaza Podemita’. Así Monedero tuiteaba el pasado viernes que “la homofobia no se derrota censurando”, ya que se pretenden imponer multas administrativas de hasta 20.000 euros —sin la participación de un juez— a aquellos que ofendan al colectivo LGTB; medida que atenta contra la libertad de expresión y sería claramente inconstitucional, según los expertos. Pero hay otros matices de esta propuesta que hasta ahora han pasado desapercibidos como, por ejemplo, éstos: crea una Agencia Estatal, una Comisión Interministerial y un Centro Nacional de Memoria Histórica LGTBI, con sus abundantes dotaciones presupuestarias. Garantiza la existencia de bibliotecas de temática LGTBI en todas las poblaciones. Implanta la ideología de género en las escuelas a partir de la educación infantil. Permite a los delincuentes, sólo con declararse transexuales o transgénero, elegir a su gusto si quieren ir a cárceles para hombres o mujeres. En las competiciones deportivas “se considerará a transexuales y transgénero de acuerdo con su identidad sentida a todos los efectos”. Impone la formación que garantice la adecuada sensibilización de los empleados públicos, como militares, policías, sanitarios, educadores… Invierte la carga de la prueba cuando se denuncie discriminación por estos motivos. Etc, etc, etc. La lista de barbaridades es inmensa. Pero la mayor aberración está contenida en el artículo 20. bis de la ley, que establece que “a partir de los 16 años de edad los menores transexuales y transgénero podrán prestar por sí mismos el consentimiento informado para acceder a la reasignación sexual quirúrgica. A partir de la pubertad podrán prestar por sí mismos el consentimiento informado para acceder a los bloqueadores hormonales y al tratamiento hormonal cruzado.” O sea, que niños de 10 o 12 años deberán ser tratados hormonalmente por los servicios públicos de salud sin consentimiento de sus padres o tutores; y con 16 años no podrán hacerse un tatuaje o ponerse un piercing, pero podrán pedir que les amputen el pene sin permiso paterno, igual que pueden abortar. La ideología de género es una interpretación neomarxista de la historia y no busca la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres, pretende la igualdad absoluta, la desaparición de las diferencias naturales entre sexos; porque entienden que estas diferencias son sólo construcciones sociales y culturales. Es difícil que unos conceptos tan antinaturales sean asimilados en el seno de las familias, por lo que van a arrebatarnos a los padres toda potestad educadora e incluso nos robarán la facultad para impedir que nuestros hijos menores cambien de sexo, como nos impidieron decidir sobre el aborto. En las escuelas se les adoctrina en contra de las creencias de sus padres y legalmente se les otorga capacidad para tomar decisiones irreversibles. El PP ya defraudó a sus votantes asumiendo las leyes socialistas del aborto y de la memoria histórica. Este proyecto llega a las Cortes con el consenso de todos los partidos de la oposición, PSOE y Ciudadanos incluidos, y no es susceptible de ser corregido mediante enmiendas, es un despropósito de principio a fin. Pero será aprobado con dos parches, porque todos temen que les etiqueten como ‘marichulos’, fachas y ‘heteropatriarcales’ y la defensa de la familia y de los principios morales cristianos no da votos en España. Pero lo más guay de todo, es que el Articulo 20 de la Constitución Española, presuntamente no se lo ha leído ni uno sólo de estos Políticos. Sin embargo, la nómina si que se la saben de memoria, para saber si no les pagan la prima por no asistir a los Congresos. Porca miseria.
El PSOE deja la defensa de España en las únicas manos de Rajoy y le regala otra mayoría absoluta.

El PSOE recobra protagonismo por negarse a apoyar al Gobierno en Cataluña mientras se está liando parda a diez días del referéndum.

Pilar Díez Seguir a mpilardiez 2017-09-20.

El Mundo dice que "un PSOE dividido quiebra el frente constitucionalista". Qué poco dura la alegría en la casa del pobre. Dice el editorial que "resulta lacerante el espectáculo de división ofrecido ayer" en el Congreso. El PSOE "se negó a respaldar al gobierno aduciendo peregrinos subterfugios", excusas de mal pagador que no se cree nadie. Federico Jiménez Losantos pide al PSOE "pasmado" que se "aclare" de una vez con Cataluña. "Está respaldando a los alcaldes del PSC agredidos por los cupetarras por no tragar con el referéndum, pero dice que seguirá apoyando a Colau, aunque acaudille a los linchadores de sus alcaldes". "El PSOE es una versión blandita de Podemos y Ciudadanos una versión tontita del PSOE. De no ser esclavos de la trama mediática del golpe instarían a Rajoy a cumplir con su obligación, que es aplicar el 155. ¿Se niega? Re-moción de censura al canto. ¿Votarían Podemos, ERC y la ETA a Rajoy contra un Gobierno de progreso? No. El PSOE habría empezado a hacer política". El caso es que Ciudadanos, según Pepe García Domínguez, no está para muchos trotes. "Ciudadanos sigue a día de hoy sin ser mucho más que la imagen ubicua de Albert Rivera. Hay, sí, una buena marca y un buen líder, pero partido no hay". Mientras Arrimadas "mide hasta las comas de sus tuits para no molestar, todo el mundo constitucionalista de Cataluña está mirando a Albiol. Tendrá mucha suerte si consigue no bajar del tercer puesto en esas autonómicas que vienen ya mismo". ¿Hay un mundo constitucionalista en Cataluña, Pepe? Como esto siga así en Cataluña no va a quedar ni mundo, y mucho menos Constitución.

El País oculta lo ocurrido ayer con el PSOE escondiéndose detrás de Trapero. "Los Mossos incumplen la orden del fiscal contra el referéndum". Sobre lo ocurrido ayer en el Congreso dice que "cuatro diputados del PSOE rompen la disciplina en el voto contra Rajoy". Oh, cuatro de 85, se merece un titular, sí señor. Cebrián se marca un editorial gigante para decir que hay que "restablecer el orden constitucional", lo que implica "evitar el anunciado referéndum secesionista". Que "debe poner fin al constante abuso y desviación de poder en el que se han instalado las instituciones que el secesionismo ha puesto bajo su control. Se trata de restaurar los derechos establecidos en la Constitución y el Estatuto que han sido arbitrariamente derogados o suspendidos por los secesionistas", insiste. E intenta justificar la impagable contribución de El País a esta situación pidiendo diálogo con los golpistas diciendo que siempre han defendido la democracia. "Esta defensa no ha impedido nuestra reiterada petición de reformas y apoyo a una revisión del texto constitucional que incorpore el federalismo como fórmula de organizar la convivencia de los ciudadanos de las distintas comunidades y territorios. Pero ante el desafío planteado por la Generalitat lo primero e inmediato es frenar este descarado golpe contra la democracia. Ya llegará el tiempo de pedir responsabilidades". Qué misterio, ¿pedirá Cebrián responsabilidades a Cebrián? De momento, exige a Rajoy que llame a los partidos para informarles de las medidas que adoptará. "Tiene la responsabilidad y la obligación de actuar para evitar que España se convierta en un Estado incapaz de hacer cumplir las leyes". ¿Y para qué va a convocar a los partidos, si ayer el PSOE le dio con la puerta en las narices? Y es que el periódico intenta salvar el trasero de su partido con un titular ridículo. "El PSOE rechaza el texto de Rivera de apoyo a Rajoy por excluir el diálogo". ¿Nos toma por imbéciles?

ABC dice que "la Generalitat recluta empresarios para el 1-O a golpe de subvención". ¿Y con qué dinero? Mientras, "el PSOE vuelve a dar la espalda al Gobierno y a los jueces ante el desafío secesionista". Bieito Rubido está "triste, muy triste" con la actitud del PSOE. "Ni en tan complicada coyuntura es capaz de apoyar a los poderes ejecutivo y judicial en sus pasos para frenar a quienes pretenden romper España". Sniff. David Gistau cree que Rajoy debe estar eufórico. "El PSOE fundacional del 78 no puede causar semejante decepción que además habría dejado la defensa de España en las manos únicas de Rajoy. Nada sino eso habría querido Rajoy, pues un mínimo acierto a solas en esta encrucijada le va a permitir convocar elecciones anticipadas con una legítima confianza en la mayoría absoluta". Porque, como apunta Luis Ventoso, "el PSOE acreditó ayer que no es fiable en una hora dura para España". "Qué oprobio, Sánchez. Qué gratuita vileza". Qué regalito inesperado para Rajoy. Tiene una suerte este hombre.

La Razón sigue con "los tentáculos del 3%" dale que te pego que en estos momentos no interesa a nadie y se lleva al rincón que "el PSOE rompe la unidad con Rajoy frente al 1-O". Marhuenda no tiene nada que decir sobre el tema, dedica el editorial al 3% y Cástor Borrado avisa de que nada se puede hacer. "Los independentistas no juegan, saben que van a ganar, que siempre ganan". Pues vaya ánimos, hijo.

La Vanguardia resalta entre todo lo que está pasando, "incautadas las cartas para formar las mesas electorales". Dice que "el Congreso niega su apoyo a la estrategia de Rajoy en Catalunya", sin poner el acento en el papelón del PSOE. Enric Juliana tiene un análisis muy original de lo sucedido. Dice que la culpa fue "del principiante de Albert Rivera" por poner a Sánchez en el brete de decir en alto que está con el Gobierno frente al desafío separatista. "Algunos diputados del PP querían estrangular al jabato". Está claro que las cosas se ven diferentes a ambos lados del Ebro. Y el editorial le da unos azotitos a Arran. "En democracia no se señala a nadie", niños, que es de mala educación. Cómo está el patio.
Si pudieran ya lo habrían hecho. Algo pasa. Me parece que estamos en pañales.
MARI. El 155 es necesario ya.

Algo ocurre. Unas veces dicen que si y otras ya veremos. Tanto el PP como el PSOE.