Tribuna libre


Simón ve ahora "egoístas" las mascarillas FFP2 y "altruistas" las quirúrgicas.

Fernando Simón ha calificado de "egoístas" las mascarillas FFP2, tanto con válvula como sin ella, porque están pensadas para que la persona que las lleve no se infecte.

2020-06-29.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha calificado de "egoístas" las mascarillas FFP2, tanto con válvula como sin ella, porque están pensadas para que la persona que las ... (ver texto completo)
Yo uso la mascarilla N 95 recomendada por la farmacia. ¿A quién haoo caso?
Simón ve ahora "egoístas" las mascarillas FFP2 y "altruistas" las quirúrgicas.

Fernando Simón ha calificado de "egoístas" las mascarillas FFP2, tanto con válvula como sin ella, porque están pensadas para que la persona que las lleve no se infecte.

2020-06-29.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha calificado de "egoístas" las mascarillas FFP2, tanto con válvula como sin ella, porque están pensadas para que la persona que las lleve no se infecte y protegen menos que las quirúrgicas del contagio por coronavirus a otras personas. En consecuencia, ha tildado a las quirúrgicas, las más comunes entre la población, como las "altruistas".

En rueda de prensa este lunes, el epidemiólogo ha abordado la polémica sobre el uso de mascarillas FFP2 con válvula, explicando que su problema es que "concentra el aire exhalado en un punto concreto". "Desde mi punto de vista, pueden ser las 'egoístas': yo me protejo y los demás me preocupan poco. Protegen también de infectar a otros, pero no tanto como las quirúrgicas", ha criticado.

Sin embargo, sí ha puntualizado que se puede plantear el uso de FFP2 en "una persona que tiene seguridad de que no está infectada y es muy vulnerable", pero "mejor sin válvula". "En un momento determinado, si no hay otra opción, vale para personas concretas, pero desde el punto de vista poblacional no es lo ideal. Me cuesta ser radical en estas cosas, una persona altamente vulnerable hay que entender que la use, pero lo ideal es la altruista", ha concluido.

Simón ya recordó a mediados de mayo que el uso de las mascarillas FFP2, como las que distribuyó la Comunidad de Madrid a todos sus ciudadanos a través de las farmacias, no están recomendadas para la población general, pero puntualizó que su utilización no le parece "ni mal ni bien". Este mismo análisis comparten desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM): "Las mascarillas auto-filtrantes (N95, FFP2, FFP3) no se recomiendan para su uso por la población general".
Manuel Jabous. Cadena Ser

La distancia exacta que hay entre el resto del mundo y mi calle es la misma distancia que hay entre la declaración de la Organización Mundial de la Salud diciendo que "lo peor está por venir" y nuestra despreocupación. No la critico, la despreocupación, de hecho es una relajación prescrita por los expertos, pero nos enseña algo. Nos enseña que en un mundo cada vez más conectado, donde podemos seguir en directo hasta la vida de las calles de las ciudades más lejanas, nuestra burbuja sigue siendo lo suficientemente importante como para no atender. No atendimos las señales cuando estallaron en Italia y no atendemos, o atendemos poco, las señales que se siguen produciendo en los países que todavía siguen encerrados. Lo digo pero no lo critico porque el primer derecho es el derecho a vivir, a movernos, a vernos y a tocarnos, y el confinamiento ha sido tan impactante que, un mes después, nos parece una pesadilla. Pero lo malo de las pesadillas es que, cuando terminan, no sabemos si lo han hecho de verdad o han convertido la realidad en un espejismo. Eso de que "el mundo se desmorona y nosotros nos enamoramos" existe en el cine. Bueno, y en la vida: te puedes enamorar mientras se desmorona, de hecho es recomendable. Así que bailemos hasta que nos echen de la pista, por si nos echan.
Para hallar el siglo a que pertenece una fecha determinada, basta añadir una unidad al número de centenas de dicha fecha y el resultado dará el número del siglo.

Ejemplo: el año 72 pertenece al siglo (0 + 1) = primer siglo.

Otro ejemplo: el año 411, siglo (4 + 1) = al siglo 5º.

Otro más: el año 1789 al siglo (17 + 1) = al siglo 18
Para las expresiones FIN Y PRINCIPIOS DE SIGLO hay que atender, además, a si la fecha es de ANTES O DESPUÉS DE JESUCRISTO; porque en el primer caso la cronología es descendiente y en el segundo, es ascendiente. Según esto el año 1789, por ejemplo, será a principios del siglo 18 antes de Jesucristo y a fines del siglo XVIII después de Jesucristo.
Será por qué la consigna solo está en el ideario de otros?
La consigna está siempre en el mismo sitio
Será por qué la consigna solo está en el ideario de otros?
Hace tiempo que no oigo al grupo de izquierdas la consigna NOSOTROS LOS PROGRESISTAS...

ESTOS ENREDABAILES...
Ayer Onomástica de D. JUAN CARLOS I! eL rey DE LA DEMOCRACIA EN España y tocayo de mi hijo el mayor.

! F E L I C I D A D E S a los DOS!
Para hallar el siglo a que pertenece una fecha determinada, basta añadir una unidad al número de centenas de dicha fecha y el resultado dará el número del siglo.

Ejemplo: el año 72 pertenece al siglo (0 + 1) = primer siglo.

Otro ejemplo: el año 411, siglo (4 + 1) = al siglo 5º.

Otro más: el año 1789 al siglo (17 + 1) = al siglo 18
EDITORIAL ABC.

Sánchez debe revelar las alertas que recibió.

Ignorando las reclamaciones de información por parte de la oposición daña la democracia y acrecienta las sospechas sobre su actitud negligente ante la pandemia.

ABC.

Actualizado: 24/06/2020 23:23h.

El Gobierno de Pedro Sánchez se ha acostumbrado a despreciar todas las reclamaciones de transparencia hechas por la oposición y lo hace con una contumacia realmente asombrosa para los usos de un país democrático. El Partido Popular ha reclamado a través de los cauces legales ordinarios los informes del departamento de Seguridad Nacional que el presidente del Gobierno recibe todas las semanas con la información relevante recopilada por las diferentes entidades y organismos del Estado en el exterior, pero el Ejecutivo se ha limitado a ignorar la solicitud sin más disquisición. La explicación más evidente de esta actitud inaceptable solo puede ser que en esos informes aparecen las advertencias y precauciones sobre el avance de la pandemia del Covid-19 recopiladas por diplomáticos y agentes del CNI en el exterior, reflejando una situación que por otro lado era evidente. Si el Gobierno hubiera encontrado un pretexto razonable que justificase la necesidad de ocultar esa información no tenía más que haberlo esgrimido, pero para Sánchez y sus estrategas de comunicación el uso del poder tiene un componente arbitrario, casi despótico, por el que no se siente obligado a dar explicaciones de sus actos, ni siquiera en aquellos casos en los que se ha demostrado empíricamente que ha mentido. Sin embargo, en este caso la negativa a hacer públicos esos informes de febrero y los primeros días de marzo se convierte en una acusación expresa no solo de obstruccionismo y de abuso de poder, sino que este atentado contra las reglas de transparencia refuerza las tesis que incriminan al Gobierno de Sánchez por haber ignorado esas advertencias -por otro lado evidentes- y dar prioridad a sus planes propagandísticos. Si el Gobierno no tuviera nada que ocultar, no lo ocultaría. Ignorando las reclamaciones de información por parte de la oposición daña la democracia y acrecienta las sospechas sobre su actitud negligente ante la pandemia.
Gracia Olimpio, un saludo.
Hola Mari.

Se va pasando el domo de la caída de ayer? Espero que sí, aunque a veces esos golpes se comportan como la "agujetas" duelen más al día siguiente

Saludos
Mari.

Siento lo de tu hermana. La deseo una buena recuperación y a ti una buena dosis de paciencia.

Saludos

Espero que no lo fumiguen
Gracia Olimpio, un saludo.
Carta abierta a la presidenta del Congreso
«Me callé esperando a que usted llamara al orden a Mertxe Aizpurua por hablar de «presas políticas vascas», pero no lo hizo»

Teresa Jiménez Becerril.

Actualizado: 24/06/2020 08:41h.

Permítame que me dirija a usted, Sra Presidenta, con el respeto que su cargo y su persona me merecen. Han sido varias las ocasiones en estas dos últimas legislaturas, en las que se han saltado todas las barreras respecto al comportamiento de algunos diputados del Congreso.

Una ... (ver texto completo)
Mi consideración para la hermana de Soledad Becerril, esta situación de tolerancia con los autores de tantos crimenes, clama justicia,
somos muchos los españoles que nos sentimos dolidos con este escarnio.
Carta abierta a la presidenta del Congreso
«Me callé esperando a que usted llamara al orden a Mertxe Aizpurua por hablar de «presas políticas vascas», pero no lo hizo»

Teresa Jiménez Becerril.

Actualizado: 24/06/2020 08:41h.

Permítame que me dirija a usted, Sra Presidenta, con el respeto que su cargo y su persona me merecen. Han sido varias las ocasiones en estas dos últimas legislaturas, en las que se han saltado todas las barreras respecto al comportamiento de algunos diputados del Congreso.

Una de las más vergonzantes y que seguramente muchos españoles no han olvidado, fue la del bochornoso espectáculo de acatamiento a la Constitución de algunas de sus señorías, quienes en ningún caso se sometieron a la legalidad democrática, sino que con total arbitrariedad, prometieron sus cargos en abierta contradicción con el orden constitucional, con el incomprensible apoyo de la Presidenta, quien dejó claro que todas las formas escuchadas en el Palacio de las Cortes fueron válidas. No merecieron ni la más mínima reprimenda, por parte de quien podía hacerlo; ni quienes prometieron por la República, ni aquellos que lo hicieron por la independencia o por los presos políticos. Todo valía en aquella jornada de burla democrática, que marcaría la tónica de ese circo en el que los partidos nacionalistas han convertido el Parlamento, empujados por la pasividad de quien debería frenarlo.

Por todo ello, cuando escuché en el último pleno a la diputada de Bildu, subir al estrado y hablar de las duras condiciones que sufren en las cárceles españolas, las «Presas políticas vascas» mi reacción natural, fue la de exclamar - ¡Que poca vergüenza! ¿Se refiere usted a la terrorista del Comando Andalucía que acabó con la vida de mi hermano y su mujer? Asesina hubiera sido lo correcto.- Y me callé esperando, he de decir sin mucha fe, que usted, Sra Presidenta, llamara al orden a Mertxe Aizpurua por sus ofensivas palabras, pero no lo hizo.

Y por ello me vi obligada a levantarme y pedirle la palabra, para intentar frenar tanta impudicia. Recuerdo que preguntó, en base a que artículo del reglamento se la pedía y en esos momentos de rabia y tristeza contenidas, no alcancé a recordarlo, pero hoy puedo decirle, que me dirigí a usted en base al «artículo de la dignidad» que debería regir en el lugar que representa la soberanía del pueblo español, donde no se debe permitir que nadie llame «presas políticas vascas» a terroristas, encarceladas por delitos de sangre y que han destrozado la vida de miles de inocentes. Le pedí entonces, que retirara del diario de sesiones, la expresión «presas políticas vascas» e intenté en vano, explicarle el motivo, de la importancia de hacerlo, pero no me escuchó, seguramente esas palabras no le hirieron el alma como a mi y a muchos de los diputados presentes, hartos de tanto abandono, por parte de quien más debería defendernos.

Por ello le pido hoy que reconsidere su postura y que no solo haga lo posible porque esas ultrajantes palabras que dijo la representante de Bildu sean retiradas, sino que de ahora en adelante no permita nunca más que esa humillante e intencionada expresión, que persigue blanquear los crímenes de las terroristas de ETA, se repita en el Congreso.

No solo porque ello humilla a las víctimas del terrorismo, sino porque también ofende a millones de españoles, que han vivido durante más de 50 años bajo el terror de una organización terrorista que ha sembrado de dolor todos los rincones de España, matando a unos para atemorizar a todos y así acabar con la unidad de nuestra nación.

Teresa Jiménez Becerril.
HISTORIA UNIVERSAL.

Historia Universal es la narración verídica y ordenada de los hechos importantes realizados por el hombre desde los tiempos más remotos. Es la vida de la Humanidad bajo la acción tutelar de grandes historiadores a través del tiempo. Estos hechos pueden ser sociales o de carácter político o externo, y culturales o Historia interna.

La Historia es ciencia importante, porque interesa a todos conocer la vida de las generaciones pasadas y porque sus enseñanzas son útiles en grado sumo para nuestra vida presente. Por eso, en la antigüedad llamóla ya CICERÓN: MAESTRA DE LA VIDA.