Foro Común

Que Bildu era la sucesora de Batasuna era algo que pocos dudaban, excepto en el Constitucional

Que Bildu era la sucesora de Batasuna era algo que pocos dudaban, excepto en el Constitucional. Una vez pasadas las elecciones, los miembros de esta coalición se han quitado las caretas y no han dudado en utilizar las estrategias más puramente batasunas. Ejemplo de ello es lo ocurrido en la toma de posesión en Lizarza o Elorrio, donde los ediles del PP y otras formaciones fueron increpados.

Este martes El Mundo publica una foto muy clarificadora de lo que es Bildu. Ocurrió en Lizarza, localidad en la que hasta ahora gobernó la popular Regina Otaola, y que ahora será feudo de los proetarras. Y como han hecho siempre, los batasunos, ahora en Bildu, no dudaron en utilizar la coacción y la amenaza.

De hecho, el "autorizado" de Bildu para impedir la entrada de los medios al salón de Plenos de Lizarza era Aimar Altuna Ijurko, Txiki, etarra condenado a cinco años y que ha cumplido la pena en distintas cárceles francesas, que fue puesto en libertad hace apenas cinco meses.

Apostado en la puerta, junto a algunos compañeros más, impedía el paso a determinados medios de comunicación. Con la diplomacia que caracteriza a los batasunos llegó a decir a algún periodista: "Como sigas con la cámara, ya sabes lo que va a pasar".

Altuna es natural de Ibarra, otro feudo de Batasuna, aunque está muy vinculado a Lizarza puesto que su padre es de ahí. Es además primo de otra etarra, Maite Aranalde. Fue detenido en Montpellier en 2005 y ha pasado allí cinco años en distintas prisiones.

Los expertos antiterroristas consideran que este etarra estaba a las órdenes de Txeroki. Actuaba desde Francia y alimentaba zulos situados en España.