Sindicatos

La "campaña" contra los sindicatos, según el PSOE

La "campaña" contra los sindicatos, según el PSOE

En primer lugar, para ser precisos, no hay campaña. Se llevan años publicando informes e investigaciones sobre la actividad de dos sindicatos, UGT y CC. OO, ante la creciente sospecha de que su participación en el erario público, esto es, nuestros impuestos, era mucho más alto de lo debido si es que es debido algo. Pero eso no es una campaña. Es la necesidad de información que tienen los ciudadanos españoles ante organizaciones que se llevan centenares de millones de euros del erario público sin que sepamos qué derecho tienen a ello.

En Andalucía, sólo desde 2004 a 2008, UGT y CC. OO se embolsaron más de 120 millones de euros cada una. 30,5 millones de euros al año. Al año siguiente, 2009, UGT recibió de la Junta, demostrado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, 52 millones. Comisiones, dada la exquisita ecuanimidad vigente en estas derramas, obtendría una cifra similar. (Y no nos olvidamos de la patronal andaluza, la CEA, que recibió lo mismo que estas organizaciones sindicales juntas en el mismo período).

En segundo lugar, no se trata de todas las organizaciones sindicales de España sino sólo de dos y de las demás que participen del negocio. Nadie explica por qué a estas organizaciones se les concede directamente el dinero público, vía gobierno, sin cubrir el trámite democrático de que sean los ciudadanos los que marquen o no una cruz en la declaración de la renta, como ocurre a la Iglesia.

Luis María Anson decía esto en 2009 en una de sus "Cartas boca arriba":

“ ¿Cuántos empleados tenían UGT y Comisiones Obreras en 1978?
¿Cuántos tienen ahora?
¿Qué presupuesto manejaban en 1978? ¿Y ahora?”

Retomamos sus preguntas y las ampliamos por si un día UGT y CC. OO deciden responderlas en sede parlamentaria, como sería menester, y ante los medios de comunicación:

1.- ¿Qué presupuesto tenían en 1990 y cuál tienen ahora?
2.- ¿Cuántos locales y edificios tenían en 1990 y cuántos tienen ahora?
3.- ¿Cuántos ordenadores, fotocopiadoras, medios diversos tenían en 1990 y tiene ahora?
4.- ¿Cuántos trabajadores hay ahora en centros de trabajo de UGT, CC. OO y sus fundaciones y cuántos había en 1990? ¿Cuántos de ellos son familiares y/o amigos de los altos cargos de la organización?
5.- ¿Qué tasa de temporalidad tenían sus trabajadores en 1990 y cuál tienen ahora?
6.- ¿Qué tasa de afiliación tenían en 1990 y cuál tienen ahora? ¿Cuántos afiliados reales, es decir, al día de las cuotas tenían en 1990 y cuántos ahora?
7.- ¿Cuántos liberados reales tienen en España en empresas privadas y públicas? ¿Cuál es el importe de sus sueldos y salarios?
8.- ¿Cuánto dinero ingresaron, por todos los conceptos, procedente de los Ayuntamientos y Diputaciones en toda España desde 1990 a 2011?
9.- ¿Cuánto dinero han ingresado, por todos los conceptos, procedente de las CC. AA y la Administración general del Estado desde 1990 a 2011?
10.- ¿Cuánto dinero ingresaron procedente de negocios particulares, empresas propias, acuerdos secretos con empresas en operaciones de despidos colectivos, regulación de empleo, ERE, etc. desde 1990 a 2012?
11.- ¿Cuánto dinero han ingresado en concepto de cuotas de afiliados desde 1990 a 2011?
12.- ¿Ha recibido otros dineros, directos e indirectos, no mencionados en ninguna de las preguntas anteriores?

Un estudio cifra en 57.000 el número de liberados potenciales, que significarían nada menos que un coste real soportado forzosamente por ciudadanos y empresas españoles en torno a los 1.664 millones de euros al año.

Señores del PSOE, déjense de demagogias baratas y de acusaciones cínicas de "campañas" e infórmense e infórmennos con decencia y seriamente a los españoles que pagamos todo esto, en la inmensa mayoría ni afiliados a estos sindicatos ni simpatizantes de sus ideas. Y luego expliquen por qué extraña razón democrática esto debe ser así per seculae seculorum, amén.