El diario ...

El diario
>>>>>>Interpretación y calma
La Fiscalía General del Estado considera que la nueva ley que regula los delitos sexuales no obliga a los jueces a rebajar la condena a quienes solicitan la revisión. No es un “automatismo”, como dice la derecha, sino que, a falta en el texto de un rechazo explícito de la retroactividad, es una cuestión de interpretación según “el espíritu” de la norma. Y su interpretación es de hecho que solo deben revisarse las condenas en casos puntuales, cuando la condena esté por encima de las horquillas establecidas en la nueva ley.

Este decreto de la Fiscalía da solidez a los argumentos jurídicos del Ministerio de Igualdad, aunque no pone fin a la confusión. Seguiremos esperando a lo que vaya decidiendo el Supremo, cuya interpretación política puede (suele) ser diferente a la de la Fiscalía. El 29 de noviembre llegarán casos además muy mediáticos al Tribunal, que tendrá que pronunciarse. Desde el Ministerio piden “calma y prudencia” hasta que las turbulencias den paso a un criterio nuevo.

Pero el PP no tiene ninguna intención del calmarse con este tema. Un diputado popular se ha dedicado a insultar en el Congreso a Irene Montero. Y el portavoz de Feijóo ha dicho, ojo: “Durante todos los días se producen agresiones sexuales. Hoy, ayer. ¿No será un efecto llamada también?”. Y después de decir tal barbaridad, llama “irresponsable” al Gobierno.

Las colmenas del machismo
Los insultos y las barbaridades que escuchamos en el Congreso con cada polémica relacionada con el feminismo son a la vez causa y consecuencia de un fenómeno más amplio.

Hoy en el podcast, analizamos el auge del discurso antifeminista en redes sociales. El machismo puede ser una actitud involuntaria que hay que intentar corregir. Pero hay hombres que están en lo contrario: en organizarse para declararle la guerra al feminismo y polinizar las redes sociales de odio a la mujer<<<<<<