Foro Común


Mensajes de Las chapas enviados por Ángel:

Nunca te acostarás sin saber una cosa más.
Aquí jugar a las chapas, era con los corchos de las botellas hacias un camino en el suelo o si tenias alfombra en invierno las chapas tenian que recorrer el camino hasta un punto, el que se salia del camino tenia que empezar de nuevo, el primero que llegaba ganaba.
Como verás aqui éramos más inocentes, claro que jugaban los niños.
Ese juego se hacía en casi toda España. Las chapas de las botellas servía para jugar. Metíamos un cromo de un ciclistza recortado y poníamos un cristal, hala, a jugar.

Pero lo otro, las chapas donde se jugaba mucho dinero era diferente. Un saludo
madre mia.....! ¡qué fuerte!, la de cosas que pasaban antes........
espero que vosotros no hubierais apostado nada y menos a la mujer claro. y por lo que cuenta CORZÓN me imagino que la paliza que se llevaron el portugués y el marido fue obra de la familia de la mujer.
Yo no apostaba nada porque nada tenía, unos miserables duros para ir al cine y al baile. ¡Cómo para jugar estaba! Yo iba de "MIRÓN".
Creo, Angel, que aunque dices en Castilla y León, ese juego ya desde antiguo se juega en León. No se en el resto de la Provincia pero en el Bierzo aun se mantiene la tradición, hace años se intentó prohibir, pero la presión social fue tan grande que por estas tierras se sigue jugando, hay muchos "corros". No es esagerado lo que dices, yo he visto de todo en esos corros, hasta te puedo decir que en una mina en que yo trabaje (año 83 u 84), el miercoles era de un empresario, cuando regresamos el lunes ... (ver texto completo)
AMIGO CORZÓN. Completamente de acuerdo en lo que dices. Muchos se jugaban hasta la casa y la hacienda. En León capital se jugaba mucho. También en La Bañeza.

En cuanto a lo de caras o cruces es cierto, el que tira las chapas va a caras y por fuera del corro pueden ir a lo que quieran. No obstante, en corros de barrios, antes, el que lanzaba las chapas podía ir a lo que quisiera.

Habría que decir algo del "barata" y del "barajo"... que van vueltas.

... Un saludo, y es que en León somos la leche en cuanto al juego: Chapas, póquer, subastado, jiley, bacarrá, julepe...
bueno yo me imagino que ahora no se jugaran nada en plan fuerte, sino para entretenerse ¿no?
No. ¡Qué va! Se juegan cantidades muy grandes en ciertos sitios, en otros se jugará menos. Todo depende del bolsillo. Un saludo.
vaya no me acostaré sin saber una cosa más. la verdad es que en España han ocurrido tantas y tantas cosas......... lástima que no podamos saberlas todas.

un saludo.
También en Mayorga de Campos (Valladolid) se jugaba mucho a las chapas.
¡vaya qué fieras, jugandose a la mujer!
nunca he oido hablar de ese juego. ¿y por qué solo se podia jugar en esas fechas?. suena un poco macabro.

un saludo.
Pues es cierto. Se jugaba casi todo el año, especialmente los domingos, pero el juego estaba prohibido en España. Las chapas venía a reflejar el juego de los dados practicado por los que al pie del monte Calvario se jugaban la capa y vstidos de Jesús. Como quiera que en estos días, se celebra la pasión y muerte de Cristo, el Gobernador Civil en la dictadura dejaba sin sancionar a los que jugaban a las chapas y permitía el juego. Se jugaba mucho dinero. Un saludo.
En estos días de Semana Santa es costumbre castellana y leonesa jugar a las chapas. Las chapas son dos monedas de DIEZ CÉNTIMOS cada una, de cobre, monedas que se usaban después de la guerra. Yo compraba chucherías con esas monedas. Todavía en tiendas DE COLECCIONES DE MONEDAS y rastros se ven y se venden esas monedas. En tiempos de la dictadura estaba prohibido jugar a las chapas. Tan sólo el día de VIERNES SANTO (también en JUVES SANTO) SE PODÍA JUGAR LIBREMENTE SIN SER PERSEGUIDO POR LA POLICÍA. Se jugaba en las afueras de la ciudad, en bares y en casinos. Alguna gente ganaba mucho dinero con ese juego, pero por desgracia, muchos otros perdían hasta la propia casa y, no se ría de lo que voy a decir, ¡SE JUGABAN LA MUJER!

El juego consistía en lanzar al aire las dos monedas, una viendo la cara y otra viendo la cruz. Si al caer al suelo, caían de cara, todo lo apostado pasaba a manos del que lanzaba las monedas (también se podía jugar a cruces), si salían cruces ganaban los apostantes. Si salía cara y cruz, se lanzaban al aire otra vez hasta que salieran caras o cruces las dos monedas. Y así una y otra vez. En León se sigue jugando. León fue siempre tierra del juego.