¡Saqueadores! ¿Por qué se puede embargar la vivienda? ¡Debería ser intocable!

ANÌMO LÌBERTAD, CREO QUE DEBEMOS SEGUÌR SÌENDO SÌNCEROS...

¿Y en nombre de que, te permites tus estúpidas leches? ¿Y quien te da a ti permiso para lo que yo considero idioteces de envidiosos y malvados? Soy lo que soy. mi entorno y quienes me conocen, me juzgan y les permito ligerezas. ati te devuelvo los insultos, tu ombligo, y todas las sandeces de un mal educado y otro tanto de maldad constatada.
A ti te digo ser una molestia para tus amigos si los tienes, y una carga de incomprensión para la sociedad entera.
¿Yo me he cdirigido a ti acaso "señor" Dionisio y otras hierbas?
¿Eres tal vez el don discordias? Demuestra lo que sabes hacen y te hablaré de tu hombría.
Y oye: ¿por casualidad no estás bajo los efectos de algo?
Si se que hay enfermedades peligrosas e incurables, que algunos individuos portan toda su vida, y nada benignas para la sociedad.
Lo tuyo no sería una cobardía de decir lo que dices a la cara, de esta manera, se llama nocturnidad.

señor libertad tranquilicese no se tome tan a pecho las cosas tomeselo con calma a fin de cuentas todo va aquedarse aqui, y nosotros no podemos hacer nada no le parece?

¿Que me tranquilice?- dices- la mejor tranquilidad, es quedarme en casa, y espero prometerme lo que ya me prometí cuando alcanzamos la democracia (esta las hay mejores y peores) y de pronto viera que aparecerían demócratas por todas partes, y hasta quienes me rehuyeron poco antes. Aluno se acercó y me dijo que llevaba rezón. Pues mira me tomé unas largas vacaciones, me dedique a viajar, como merece todo jubilado que lucho por la democracia: el resto se apuntó a ella, por eso de que se podía hablar de todo lo que se quisiera... de resultas me di cuenta de que nadie escuchaba. me tom´r una lagas vacaciones, no frecuenté, ayuntamientos no corruptos o supuestamente corruptos, y no me fue nda mal, al menos no cogía cabreos.
Es lo que me estoy planteando. Y no me fue mal, escribía mis humildes cuentos, alguna posesía que se me demandaba, aún a sabiendas de su pobreza literaria. Y, es lo que me estoy plateando: decir las cosas denunciables deotra manera, Y no
liarme en discursiones. Me lo pensaré.
Por ejemplo: avcaban de pasar los "reyes magos" ese invento, que reparte juguetes casi siempre a los mismos, que por mi niñez no pasaron, ni por la de muchos otros... una vez que me tome un caldo bien ganado con en sudor de mi frente, desde hace mucho mucho tiempo; escribiré mi particular poesía en el tema "Poesía" te invito a ler, como se siente, un niños viendo que no es invitado a como juegan otros niños.
saludos.

hola lìbertad, creo que somos + ò - de la misma edad. yo, tambìen he pasado por lo que tù cuentas, por mì lado nunca han pasado los reyes magos, nì los nò magos, pero nunca me he sentìdo descrìmìnado en ese sentìdo, por que nunca he creìdo que nadìe me tenga que dar nada, asì me enseñaròn mìs abuelos, que fueron con los que me crìe, amì me daba `igual que otro nìño tuvìese un juguete y yo, nò, eso nò quìere decìr que nò lo deseara yo tambìen, pero sentìrme descrìmìnado, nada. yo tenìa otras cosas que los demas nò tenìan, yo, nunca me ha coste sìn comer, en plena posguerra, todo lo contrarìo, en la mesa sìempre sobraba comìda, y en cuantas mesas nò habìa nì agua, que entonces era de gratìs, cuando habìa que buscarla en las fuentes publìcas. yo hasta los 15 años me crìe en el campo, y en aquellos tìempos en el campo nò se hechaban de menos los juuetes, sìempre habìa otras cosas que hacer, y jugabamos con otras cosas, los juguetes sìempre era cosas de pueblerìnos, baya, lo que se dìce bulgarmente, marìconadas.

saludos cordìales: y espero que los reyes magos le hayan hechado muchas cosas

sapillos: yo tampoco eché de menos "reyes magos alguno, por que me crié lo mismo que tu, en el campo, y en todo aquello en que transcurriá la vida con sencillez.
Si me fijaba en los peones nuevecitos de algunos, que por cierto, el de madera de roble elaborado toscamente sin duda por mi abuelo,, se imponía a los otros, muy bien torneados, paro mas blandengues.
Si caí en Madrid muy temprano, he hice todos los oficios. Tuve que pagarme, a un maestro, que por tener ideas, que otros no compartían no se le dejaba ejercer, y aprendí de el algunas cosillas, qiue me fueron útilés, tales como llegar a la regla de tres. Y como me apasionaran los libros me regaló, alguno de los que circulaban: si que me hablo de viejos libros destruidos... y nada mas. Un día llegue a su casa, y se lo habían llevado detenido. No supe porqué... entonces y mi viuda continuó... por muchos lugares, incluido el extrangero donde aprendía que eramos un país pobre, comparado con otros, y muy importante: falto de libertades. Me quedé. No volví donde estaba, y donde al día de hoy tenco familiares, que visitan oblicados por su oficio, Bosnia hace unos años, El Libano recientemente, y el país de los talibanes es lo que se teme mi hermano. El resto: Mi mesa siempre me la he colocado yo y he comido lo que mi sudor ha logrado., Apprendía qe no todo el mundo es igual. y que muchos son demasiado pedigüeños, y que las cosas no vienen solas.
No, nunca he creido en los "reyes magos". Ni tampoco me llaman la atención nada mas que el hecho de que es una alegría pasajera, y que con lo s juguetes destrizados, se evitaría, que an muchos lugares mueran de hambre muchos niños, es lo que pensaba yo mientras mis nietos, se divertían y hasta le arrancaban una rueda a uno de los juguetes: caro por cierto. Es lo que pensaba yo, con la mesa bien repleta, y hasta v me enfadé con una hija, que recientemente ha dejado los hábitos... porque ella sabe en lo que yo creo... sin tener que pisar iglesia alguna. personalmente te hablaría de esto. aqui no sería entendido por algunos de aquel belén lejano hoy se han fabricado muchos belenes muy diferentes: es mi opinión: Y hablando de opiniones. puesto que no tengo desos de discutir ni que nadie me escriba solo una línea mal sonante, me estoy diciendo: ¿Que hago yo aquí?
Saludos.

ANÌMO LÌBERTAD, CREO QUE DEBEMOS SEGUÌR SÌENDO SÌNCEROS CON NOSOTROS MÌSMO, Y SÌGUÌR HACÌENDO LO QUÈ ESTE EN NUESTRAS MANOS POR LOS DE MÀS, Y NÒ CREERNOS QUE SOMOS LOS PADRES DEL MUNDO, HAY VECES QUE VEMOS LO DE FUÈRA Y NUNCA VEMOS LO QUE TENEMOS A NUESTRO ALREDEDOR. COMO DÌJO CRÌSTO, VEMOS LA PAJA EN EL OJO DEL VECÌNO, Y NÒ VEMOS LA VÌGA EN ÈL NUESTRO.

saludos cordìales: y anìmese
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
EL VALOR DE LS COSAS NO SE JUZGA POR LO CARO
... sabes SAPILLO65, el mejor juguete que le puedes regalar a un chiquitajo es una caja de electrodomésticos vacia. (Nebera, horno etc.) Le cortas una puerta que el pueda abrir y cerrar con sus manitas y uina ventanita que pueda mirar y ejala en medio del comedor. Se metera dentro y se pasara horas con sus juguetes alli. Se convertira en su espacio ¿Mejor que una tele no?