Toros


Tres latinos entre los 100 más influyentes de TIME

Mundo Hace 1 hora.

Daniela Vega, Mauricio Macri y Guillermo del Toro son los tres latinoamericanos que aparecen en la lista anual de personajes influyentes de la revista TIME.
Los acompañan Nicole Kidman, Shinzō Abe, Oprah y Rihanna, entre otros.
EL MUNDO

Cuenta verificada

Hace 3 horas

El magisterio de El Juli hace historia en Sevilla: indulto, cuatro orejas y Puerta del Príncipe.
Es lamentable que una persona como este Sr. tenga que decir estas cosas, con todo el dolor de su corazón.
14/04/2018
Gerard Bellalta, empresario: “Estoy avergonzado de ser catalán y harto de vivir en Cataluña
Gerard Bellalta*.- Tengo 57 años. Soy empresario y pertenezco a una familia cuyo origen catalán se sumerge en el siglo XVII. Mis antepasados lucharon junto a Ramón Cabrera i Griñó en el bando carlista y también con el general Franco en la guerra contra el comunismo. He trabajado duro desde muy temprana edad. Tengo una gran mujer y dos hijas maravillosas. Soy catalán de nacimiento y de origen; sin embargo, debo decir, no sin dolor, que hoy me avergüenzo profundamente de serlo y también muy cansado de vivir en Cataluña.
Estoy muy harto de tener que convivir a diario con catalanes que odian profundamente a los que pensamos de forma distinta. Estoy harto de puigdemontes, orioles, colaus, fachines, pujoles, torrentes, junqueras, terribas, laportas, guardiolas, roviras, gabrielas, raholas, traperos, okupas, manteros, cuperos, yihadistas y demás gentuza que en Cataluña degrada tanto la condición humana.
Estoy harto de que el Gobierno de España deje sin respuesta los permanentes actos de insurrección que se producen a diario en todas las ciudades catalanas. Estoy harto del abandono sometido durante años a los catalanes que hemos sido siempre fieles a España.
Estoy harto de que me roben los políticos catalanes y que ese dinero vaya a parar a la gente demasiado perezosa para ganarlo.
Estoy harto de que me digan que el movimiento separatista es pacífico, cuando todos los días me llegan decenas de historias de catalanes que son ofendidos, agredidos, amenazados, boicoteados… por no someterse a los dictados ni aceptar el relato mentiroso de los secesionistas.
Estoy harto de los supremacistas catalanes y de aquellos que, para reivindicar su catalanidad, han renunciado a sus raíces procedentes de otros puntos de España, con gran olvido de lo que son.
Estoy harto de lazos azules, de insultos a España, de mossos que no sirven por igual a todos los catalanes, de periodistas mercenarios que desinforman deliberadamente, de docentes que enseñan a los niños a interiorizar el odio a España, de los radicales que han tomado el control de nuestras calles, de los políticos que han echado un pulso al Estado con la connivencia y el dinero del mismo Estado.
Estoy harto de que todos nuestros errores y fracasos sean siempre culpa de otros y nunca de nosotros mismos. Estoy harto de que no aceptemos nuestras muchas taras morales.
Estoy harto de que utilicen nuestro dinero para financiar medios de comunicación que predican el odio contra los catalanes que nos sentimos profundamente españoles, por convicción y por principios.
Estoy harto de la inmersión lingüística. He tenido que matricular a la menor de mis hijas en un centro de enseñanza privada para que conozca la lengua de Cervantes y tenga las oportunidades fuera de Cataluña que la lengua catalana no le ofrecerá nunca.
Estoy harto de que me digan que el derecho a decidir de dos millones de catalanes debe imponerse al deseo de cuarenta millones de españoles de permanecer unidos.
Estoy harto de escuchar a los políticos separatistas hablando mal del resto de España, cuando sabemos que le debemos todo cuanto hemos sido.
También estoy malditamente harto de que se acuse a España de robarnos, sobre todo cuando los que nos han robado han sido los políticos separatistas que hoy proclaman el desorden y la rebelión, porque no tienen nada que perder.
Estoy harto de que los funcionarios catalanes alineados con el separatismo aparenten ser el mejor ejemplo de compromiso con nuestra gente. Estoy harto de que gente que no ha emprendido nunca nada ni pagado una sola nómina, hayan construido el relato de una Cataluña de buenos y malos.
.
Estoy harto de los catalanes lobotomizados, que son una masa inerte enferma de odio, pero profundamente cobarde. Estoy harto de que se escondan tras los periodistas extranjeros y que cuando tienen que jugársela, deciden huir de la justicia. Estoy harto del permanente relato victimista, que se tergiverse la historia; que se ignore, por ejemplo, que cuando Franco venía a Cataluña, los líderes catalanes acudían rastreramente al palacio de Pedralbes a rendirle pleitesía y los obispos catalanes lo sacaban bajo palio en Montserrat.
Estoy harto de que se caricaturice permanentemente a España, que se la dibuje como un país culturalmente atrasado, cuando los catalanes no tenemos una solo acontecimiento popular que nos sirva de atracción turística, como por ejemplo lo es Sevilla en su Feria de Abril, Valencia en sus Fallas, Málaga en su Semana Santa, Huelva en su Rocío o Pamplona en sus Sanfermines.
Estoy harto de que se menosprecien las tradiciones españolas y que luego copiemos sus ferias, charangas y romerías. Estoy harto de los hipócritas antitaurinos catalanes que acuden a las principales ferias taurinas del resto de España. Estoy harto de que nos sintamos superiores cuando el genio creativo hace tiempo que lo perdimos. Estoy harto de que hablemos mal de todo el mundo, de que hagamos mofa de las costumbres de otras regiones, cuando nuestros bailes, nuestros trajes regionales, nuestra cultura de calle, carece de interés salvo para nosotros mismos.
Estoy harto del desprecio a los andaluces, cuando no consta que nuestros compatriotas del sur recurran a las sardanas para amenizar sus fiestas, como nosotros recurrimos a su folclore para amenizar las nuestras.
Estoy harto de que nos creamos el ombligo del mundo cuando no tenemos un solo símbolo cultural e identitario por el que se nos reconozca fuera de España.
Estoy harto de los curas y obispos que respaldan en las homilías a los que ayer quemaban sus templos.
Estoy harto de que las familias y los amigos no podamos reunirnos civilizadamente sin que las diferencias políticas marquen el desarrollo de la velada.
Estoy harto del fanatismo de miles de catalanes, que interpreten como una victoria lo que no ha sido sino una gran derrota, que se dejen engañar como niños, que consideren héroes a los representantes de la casta más ladrona y corrupta de España.
Estoy harto del escaso valor que tiene la palabra dada en Cataluña, de que hayamos acabado con el seny, de que la desmemoria nos impida reconocer nuestras complicidades históricas con esclavistas, terroristas y oligarcas usureros, del cobarde victimismo del separatismo, de que media Cataluña odie a la otra media, de que nuestra adhesión a España haya dependido siempre del dinero recibido. Estoy harto de los empresarios catalanes que ayudaron a Franco a ganar la guerra y que luego se alinearon con el separatismo. Estoy harto de que el voto de la Cataluña rancia valga el triple que el de un barcelonés.
También estoy harto de que pocos catalanes se enfrenten a la realidad de una región que, antes de 50 años, será mayoritariamente musulmana.
Sí, estoy terriblemente harto de lo que muchos catalanes están haciendo. Estoy profundamente avergonzado de ser catalán y muy harto de vivir en Cataluña.
Lo lamento por mis hijas. Lamento que se vayan a encontrar con una Cataluña mucho peor que la que nosotros heredamos. Gracias a Dios que aún nos queda el resto de España para liberarnos de este infierno, del que estoy cada día más harto.
AQUEL BURRO QUE SU DUEÑO LE CASTIGABA
Era el año de mil novecientos cincuenta y nueve, y aquel burro en su corral, había comido parte de los brotes verdes de la parra, que adornaban toda la fachada trasera de la casa, el dueño al ver el destrozo efectuado por el asno, le dio con una vara de mimbre, una enorme paliza, hasta que el asno quedo medio caído en el suelo, y su dueño le maltrato, sin ninguna clemencia, y pensó quitársele de su vista, por lo dañino y travieso, y al día siguiente le puso en venta al burro, ya que el dueño era tan burro o incluso más que el asno. Un pastor de aquella villa de Castilla. Le compró por muy poco dinero, no llego a pagar por el burro. ni mil pesetas, cosa que en aquellos años era muy normal, el asno empezó su nueva vida, con el pastor y su rebaño de ovejas, andando por el campo en completa libertad, y aquel verano, comiendo en trigales y rastrojeras, y el burro al recordarse, que en aquel termino, el antiguo dueño suyo, tenía una finca, el burro se alejó un poco de su rebaño, y se fue a comer cebada del antiguo dueño, el pastor viendo su intención le dejo que se llenara de comer, a cuenta del dueño que le maltrataba, y no respetaba para nada su vida de asno o burro, el trabajo del burro, era transportar los cantaros de leche, que diariamente llevaba a la quesería, para fabricar el queso que tan buena fama tenía, el recorrido era desde el campo donde tenían puestas las teleras de madera, y se encerraban las ovejas por las siestas y noches, y donde se ordeñaban a diario dos veces aquella piara de merinas castellanas, y el recorrido era de unos seis kilómetros ida y vuelta, que el asno en poco más de una hora diariamente recorría, ya que los festivos para los pastores castellanos no existía. El zagal que llevaba al asno, jugaba con él, en algún rato perdido en pleno campo, al burro le toreaba, ya que el joven soñaba con ser torero. El burro siguió día a día acercándose al cebadal del antiguo dueño, y le había logrado hacer bastaste destrozo, y comido un buen trozo del cebadal, cosa que su antiguo dueño enseguida cayo en la cuenta, y habló con el pastor, que era el actual dueño del asno, del daño recibido, el pastor negó que el burro fuera tan inteligente, que se acercara a su finca para cobrarse en cebada los palos recibidos, el asno veía a su antiguo dueño, y levantaba sus grandes orejas apuntando la dirección donde se encontraba, pero con un aspecto de quererle decir lo salvaje que era, y lo mal que se había portado con él, el antiguo dueño, le hubiera gustado darle muchos más palos, pero el pastor y zagal estaban muy contentos con su trabajo y dedicación, y tan solo le daban la oportunidad de ser un burro, muy bien alimentado y a la vez mejor tratado que nunca, Los rebuznos se dejaban oír mucho más que los ladridos de los perros, y en el campo sus trotes y galopadas, eran frecuentes. Hasta que un día el burro estando atado a la ventana de la quesería, el antiguo dueño le intento dar una patada en el bajo vientre, y el asno, se dio cuenta de sus malignas intenciones, y entonces le soltó una teína, que el dueño recibió en todo su pecho, tirándole hacia detrás, y viéndose revolcado en el suelo, y encima sin poder decir lo que el intentaba, el asno rebuzno con alegría, se había cobrado la paliza que el antiguo dueño le dio, dejando medio agotado y lesionado, por sus palos. Aquel maltrato animal, le costó a su antiguo dueño, el tener que dirigirse a la clínica, donde el médico le mando, el hacerse una radiografía del pecho, por si tuviera alguna costilla rota o algún daño interno. El pastor al enterarse de la agresión, que el burro le había proporcionado a su antiguo dueño, comento, El que a hierro hiere a hierro muere, y el que siembra viento, recogerá tempestades. Aquel burro o asno, que ni era tan burro, ni fue tan asno, resulto ser un animal mucho más humano, que algunos hombres que solo sabían dar palos. G X Cantalapiedra. 14 – 4 – 2018.
TOROS en Sevilla 12/04/2018

El diestro colombiano Luis Bolívar ha cortado la única oreja de la tarde en el festejo de Feria celebrado este jueves en la Real Maestranza. Una tarde con lluvia intensa en el primer toro y a partir del quinto, en la que también ha destacado el sevillano Rafael Serna en los naturales al primero de su lote, mientras que el mexicano Joselito Adame fue silenciado en sus dos toros.
Pablo Aguado se reivindica en Sevilla
PASCUA DE RESURRECCIÓN:

Mirad: el arco de la vida traza
el iris sobre el campo que verdea.
Buscad vuestros amores, doncellitas,
donde brota la fuente de la piedra.
En donde el agua ríe y sueña y pasa,
allí el romance del amor se cuenta.
¿No han de mirar un día, en vuestros brazos,
atónitos, el sol de primavera,
ojos que vienen a la luz cerrados,
y que al partirse de la vida ciegan?
¿No beberán un día en vuestros senos
los que mañana labrarán la tierra?
¡Oh, celebrad este domingo claro,
madrecitas en flor, vuestras entrañas nuevas!.
Gozad esta sonrisa de vuestra ruda madre.
Ya sus hermosos nidos habitan las cigüeñas,
y escriben en las torres sus blancos garabatos.
Como esmeraldas lucen los musgos de las peñas.
Entre los robles muerden
los negros toros la menuda hierba,
y el pastor que apacienta los merinos
su pardo sayo en la montaña deja.

Antonio Machado
! Esto es lo que hay!
Bueno yo soy del Bierza alto ya, pero recorrí muchos pueblos de toda la región además tuve un amigo de la Magdalena hicimos un curso juntos se llamaba Adolfo los apellidos no los recuerdo; pero que sea en un valle o en otro siempre pasa lo mismo se están que dando abandonados los pueblos, pero claro hay que buscar el pan de cada día a donde se encuentre, saludos para todas las toreras y toreros que quieren que se recuerden todos esos pueblos donde se vivía muy tranquilamente. Enrique
Hola enrrique. Conozco muy bien el Bierzo, viví algunos años en Ponferrada y aún tengo familia allí. Bonita tierra
Entiendo muy bien lo de buscarse la vida. Yo llevo un montón de años viviendo en Extremadura
Si quería hacerte una pregunta... me ha llamado la atención lo de "toreros y toreras" a qué te refieres?
EL DEVENIR FUTURO DE VASCONIA Y CATALUÑA.

3ª PARTE
El Estado está reiteradamente incumpliendo el principio de igualdad de trato de todos los españoles y es urgente acometer la solución democrática de estos conflictos, asumiendo estas competencias erróneamente transferidas a estas Comunidades y garantizando en el futuro, la igualdad de trato para todas la regiones que constituyen el Estado español, convocando plebiscitos en estas comunidades para de una forma libre y democrática decidan su integración o su separación definitiva del Estado.
Será la ciudadanía la que deberá decidir esta cuestión, pues al fin, España sobrevivirá sin Vasconia o Cataluña, como sobrevivió Gran Bretaña sin Irlanda; Suecia sin Noruega; Holanda sin Bélgica y la República Checa sin Eslovaquia.

En referencia a Vasconia, es necesario realizar varias puntualizaciones.
Vasconia es este territorio que fue habitado desde la antigüedad por tribus diferentes, (caristios, autrigones, vascones, várdulos, iberos y celtas indoeuropeos) que se distribuyeron de la siguiente forma:
En Álava: caristios, várdulos, autrigones y vascones.
En Vizcaya: autrigones y caristios.
En Guipúzcoa: caristios, autrigones, y vascones.
Álava es la más occidental de las provincias vascongadas y la más integradora con el resto de España. y disponía de sus propios Fueros independientes de los otros territorios vascones.
Vizcaya es un territorio habitado por dos tribus diferentes separadas por el río Nervión y fue la región vasca menos uniforme y además del condado de Vizcaya existieron otras regiones, las Encartaciones y el Duranguesado con Fueros y Leyes propias, diferentes unas de otras. Posteriormente en el siglo XIV se incorporaría también Valmaseda. La falta de uniformidad fue notorio a lo largo de historia y” la Tierra Llana” reunía a sus representantes en las Juntas de Guernica y los otros territorios, el Duranguesado y las Encartaciones tenían instituciones forales independientes y propias, cada una con sus asambleas o juntas propias.
Guipúzcoa fue la región más rebelde a la romanización y mantuvo su insumisión permanente con Roma y con el reino visigodo. Tras la presencia musulmana en España, se integró junto a Navarra, dependiendo de Sancho El Mayor III de Navarra. Se incorporó voluntariamente a la Corona de Castilla durante el reinado de Alfonso VIII, con Fueros y Leyes propias, diferentes a los otros territorios vascos. Durante el desarrollo de las guerras carlistas, fue junto a Navarra, la región donde se produjeron la mayor parte de los hechos bélicos de estas cruentas guerras.

Así también, Cataluña tiene unas connotaciones propias, que la diferencia de otras regiones españolas.
Cataluña, se integra tras la presencia musulmana en España, junto al reino de los francos, para ser protegidos por el Imperio Carolingio y servir de marca o frontera respecto a Al-Ándalus.
Los rasgos propios de esta región son los siguientes:
1º. Se constituyen muchos condados (Urgell, Cerdaña, Rosellón, Besalú, Gerona, Ampurias) todos con un denominador común de independencia entre sí, con leyes y usos propios de cada núcleo.
2º. No tuvieron en su formación, la idea de unidad de acción con otros núcleos cristianos (astures y cántabros) de recuperar la conciencia nacional para restaurar el reino visigodo en la península Ibérica.
3º. Los conflictos bélicos en que han participado durante el desarrollo de historia (Corpus de Sangre, Guerra de Sucesión, y Guerras carlistas) prueban su carácter autónomo y la carencia de una conciencia nacional hispánica.
4º. Han estado unidos a nuestro país vecino Francia durante largos períodos de tiempo (Marca hispánica, Corpus de Sangre) y tras los cambios institucionales en España contemporánea (proclamación de la 1ª y 2ª República) ha habido siempre conatos secesionistas).
Concluyendo y analizando estas razones, si Vasconia como conjunto territorial constituido por las provincias vascas, decidieran de acuerdo con su tradición histórica ser convocadas individualmente cada una de las tres provincias así como Cataluña a un proceso de autodeterminación sobre su permanencia en España o al contrario su independencia será cuando definitivamente sabremos si estas regiones permanentemente hispánicas han expresado sus sentimientos de formar parte de España o tener una conciencia nacional propia y optar por su separación definitiva.

Las aspiraciones de las dos regiones en conflicto son diferentes, mientras que Vasconia el objetivo es conseguir una soberanía compartida entre el Estado español y el Gobierno autonómico de igual a igual con reconocimiento de la identidad nacional vasca confederada al resto de España.
Al contrario en Cataluña el Gobierno autonómico ha atizado el odio contra España y para mostrar su desprecio se persigue el uso del español cooficial con el catalán (dialecto del provenzal, usado en el sur de Francia desde el siglo IX) oficializado como idioma en Cataluña donde actualmente lo habla menos del 50% de su población, cuando el idioma español lo hablan todos los catalanes.
Así también el actual gobierno nacionalista impone multas a la población por rotular nombres comerciales en español y además para desarraigarse de la españolidad han prohibido legalmente a través del Parlamento de Cataluña la práctica de las corridas de toros en esta región ect,
La Comunidad Autónoma de Cataluña tiene un gobierno nacionalista donde el Presidente de la Generalidad Arturo Más mantiene una economía en quiebra debido a la presunta corrupción política y a los excesivos gastos que destinan sus presupuestos tal es la apertura de embajadas publicitarias de su política nacionalista y anti española.
Precisamente esta Comunidad Autónoma tiene un déficit absoluto en la administración de los fondos económicos que le dota el actual Estado español teniendo una posición privilegiada respecto al resto de las Comunidades Autónomas y percibe cuatro veces la asignación de la Comunidad de Madrid a pesar de ser esta la de mayor proporción de ingresos que recibe el Estado.
En la prensa local se publican estos datos:
La Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos acordó ayer el primer reparto de los nuevos fondos de ayuda a las comunidades autónomas. A principios de año se aprobaron dos instrumentos principales de financiación. Por un lado, el Fondo de Facilidad Financiera que reúne a comunidades que cumplieron los objetivos de déficit y deuda pública.

Julio Reyes Rubio
Así es Enrique, en invierno el pueblo esta casi desierto, la gente joven se ha tenido que ir a buscarse la vida donde han podios pero el verano es distinto, el paisaje y el frescor de sus valles atrae a los vecinos emigrados a disfrutar de su frescor y sus preciosos paisajes. Eres tú uno de ellos? cuéntanos anda
Bueno yo soy del Bierza alto ya, pero recorrí muchos pueblos de toda la región además tuve un amigo de la Magdalena hicimos un curso juntos se llamaba Adolfo los apellidos no los recuerdo; pero que sea en un valle o en otro siempre pasa lo mismo se están que dando abandonados los pueblos, pero claro hay que buscar el pan de cada día a donde se encuentre, saludos para todas las toreras y toreros que quieren que se recuerden todos esos pueblos donde se vivía muy tranquilamente. Enrique
Me abstengo de comentar. Cada uno que saque sus propias conclusiones.
20/03/2018
REDACCION | 5276 lecturas
¡Qué bellas tradiciones nos esperan! Un musulmán le da la primera bofetada a la novia el día de su boda para enseñarle quién manda
AD/LTY (R).- La imagen escalofriante nos traslada a una boda musulmana. El hombre, de mucha más edad que la novia, le quita a ésta el velo y, una vez descubierta, le propina una bofetada acaso para establecer desde el primer día el principio de mando sobre la mujer. Los invitados, entre tanto, ríen y aplauden la “gesta”. Por supuesto, imágenes como ésta no parecen turbar el ánimo de nuestras feministas. Resulta singularmente llamativo el silencio sospechoso que mantiene la mayoría de ellas, de ordinario bastante activas en lo tocante a la salvaguardia de sus derechos adquiridos o la exigencia de otros nuevos, ante esta preocupante situación.
El movimiento feminista occidental, que se declara inequívocamente progresista, ¿no ve en la condición de la mujer bajo el imperio del Corán, motivo alguno de protesta y movilización? ¿O le parece aceptable ese estado de cosas? ¿Cuáles son las razones de esta indiferencia? ¿A qué se debe ese clamoroso silencio en tan vital cuestión? El abuso y la discriminación islámicos contra la mujer ya no es una cuestión lejana, un problema exótico, sino que ya irrumpido con su cortejo de lacras injusticias en nuestras sociedades.
Son tan pocas las voces que se hacen oír desde ese lado, tradicionalmente ruidoso por otra parte, que hemos de pensar que a estas histéricas feministas (ahora afónicas), otrora combativas, reivindicativas y vigilantes ante la defensa de sus intereses, les trae sin cuidado el peligro que significa el islam para las conquistas sociales y políticas conseguidas por y para la mujer en Occidente. O tal vez el miedo las paraliza a la hora de enfrentarse al enemigo número uno de la igualdad de los sexos, al campeón de la discriminación y el sometimiento de la mujer que es el islam. O simplemente su odio a Occidente, su desapego a la cultura europea, su rechazo de los valores de nuestra civilización, pesan más que cualquier otra consideración y prefieren dar por buena toda la degradación que aporta el islam para la condición femenina a cambio de la destrucción de lo que más aborrecen: Europa, su historia, su identidad, su cultura.
Sean cuales sean los motivos de la generalizada mansedumbre de las feministas ante la amenaza islámica, la verdad es que esta dimisión en la defensa de sus privilegios (que no son patrimonio de la humanidad, sino únicamente de Occidente) se parece mucho a un suicidio, a una muerte consentida, cuanto menos a una rendición o peor aún, a una traición, y pone al descubierto la falsedad e hipocresía del feminismo y sus seguidoras.
¿Cuántas campañas han tenido lugar en los últimos tiempos o están en curso en España/Europa contra la sumisión de la mujer en el islam, contra la imposición del hiyab o de la burka, contra los “crimenes de honor”, la pedofilia legalizada, las mutilaciones genitales, etc…? En cambio se llevan a cabo grandes y costosas campañas contra el tabaco en los lugares públicos o el alcohol al volante, contra el consumo de “pezqueñines” o las corridas de toros, simulando con estas preocupaciones no tener asuntos más graves que tratar. Contra la violación de los derechos humanos de las mujeres bajo el islam (y no sólo de ellas), ni un gesto y ni una palabra.
El silencio es absoluto, o casi. Hay que reconocer que no solamente se trata de la deserción de las feministas en un terreno que es el propio de su lucha declamada. Es la sociedad entera, hombres, mujeres, feministas o no, que mira para otro lado y finge no enterarse de lo que pasa. En esa gran cobardía colectiva no cabe actuación verdadera contra los desafíos reales. Los grandes problemas son el calentamiento global, la obesidad mórbida, la masa corporal de las modelos, la plaga del mejillón-cebra… No negamos que estos asuntos y otros muchos constituyan otros tantos problemas que requieren atención, lo que decimos es que estas cuestiones menores son utilizadas como cortinas de humo para desviar la atención de aquello que realmente cuenta. Cuando el barco se hunde, lo que menos importa es un baño atascado o las cortinas sucias de un camarote.
Pero hay todavía peor que ese silencio culpable. Hay, de parte de muchas mujeres que se reclaman del feminismo, no ya una equivocada benevolencia, sino una auténtica fascinación hacia el islam. Así de simple, así de tonto. Al punto que muchas de las nuevas conversas a la fe de Mahoma, provienen de sectores ideológicos feministas o afines a esa tendencia. Su testimonio es único: han encontrado en el islam el verdadero respeto a la mujer, la auténtica igualdad que siempre anhelaron y por la cual han luchado, al parecer inútilmente, en el seno de la cultura occidental. En el islam se sienten por fin realizadas, tapadas de la cabeza a los píes y sometidas a la autoridad absoluta de un hombre y en un estado legal de minoría de edad a perpetuidad. La impostura feminista no podía quedar más al descubierto que lo que está actualmente, con el silencio cómplice ante la arbitrariedad y la injusticia de la que son víctimas las mujeres en el islam (y la creciente tolerancia que encuentra incluso en el interior de nuestra sociedad la discriminación coránica contra el sexo femenino) por una parte, y por la otra, el entusiasmo con que abrazan no pocas feministas su sumisión y subordinación a una autoridad superior masculina inobjetable que les era insufrible dentro de la sociedad europea tradicional.
Esa actitud, que pone en evidencia la degradación moral y espiritual reinantes en nuestra decadente sociedad, es tanto más aberrante y miserable cuanto que se trata de una elección libremente adoptada en un medio donde no existe la presión ambiente insoslayable de una sociedad islámica. En los países musulmanes, las mujeres no tienen elección, deben someterse porque de no hacerlo su seguridad, su integridad y su misma vida corren peligro y porque además toda su cultura y su educación las han preparado para eso. En Europa, pudiendo elegir libremente, sin coacciones ni el peligro de represalias, entre la libertad y la igualdad o la sumisión y la inferioridad, algunas optan contra toda lógica y razón por lo último y dando la espalda a su cultura y los valores de su civilización. Al abrazar el islam, las feminisas (y otras que no lo son para nada) se suben a un caballo que no es el suyo y que además es una “mala bestia” que les hará una mala jugada. “ ¡Queremos cadenas, que nos pongan el yugo!”: este parece ser el lema actual, el grito de combate de las nuevas feministas del tercer milenio. Pueden estar seguras que esas cadenas las tendrán y muy pesadas, que ese yugo se lo pondrán y será doloroso. Pero sarna con gusto no pica, dice el refrán. En ese caso que disfruten entonces con las ronchas que les van a salir desde el alfa hasta el omega.
Debemos señalar que no son únicamente muchas feministas las que se entregan a una ideología enemiga, no sólo de Occidente sino de la propia condición femenina, y sucumben a la fascinación que el islam ejerce en esas mentes débiles y desnortadas. Mujeres no feministas y hombres también caen por esa pendiente. Si resaltamos el caso de las feministas es por el absurdo y la contradicción mayúsculas que supone convertirse al islam con semejantes antecedentes y ante tales perspectivas.
A esas mujeres que deciden entregarse a una cosmovisión enemiga del género humano y más particularmente del sexo femenino, y a aquellos hombres que les ríen la gracia a estas estúpidas, les convendría saber, como botón de muestra de la consideración islámica hacia la mujer, que el Corán equipara la mujer a los excrementos. A la materia digerida, a las heces, al entrañable abono intestinal.
Felicidades, pues, a todas las mujeres que pudiendo elegir la dignidad y la libertad eligen en cambio la inferioridad, eligen la esclavitud, eligen imágenes como las de arriba, eligen ser… mierda. Porque ellas lo valen.
20/03/2018 21:14.-Las feministas, en Occidente, se callan ante el trato indigno que reciben las mujeres en la mayoría de los paises islámicos porque la corrección política les impide criticar al islam. Sin embargo no tienen ningún reparo para criticar cualquier aspecto de la religión católica que consideren contrario a su ideología feminista.
20/03/2018 23:20.-No es por corrección política, por que si fuera por tal no criticarían tampoco a la religión católica.
Es por que siguen un plan que dictan sus amos, y quien paga manda.
21/03/2018 12:59.-Es que antes que feministas son anticatólicas. Y rojas, muy rojas. El feminismo es secundario.
22/03/2018 9:55.-El catolicismo es tan débil, y más con este ¿Papa o Antipapa?, que cualquiera se cree superior a él, y con “derecho” a maltratarnos, escupirnos y hasta “liquidarnos”.
20/03/2018 20:43.-En el fondo eso es lo que les gusta a las guarras de izquierdas. No lo digo yo, lo dicen las encuestas que publican revistas hembristas como Elle, Cosmopolitan, etc.
Sin comentarios.
22/03/2018
REDACCION | 5579 lecturas
Muere un negro de un infarto y arde Madrid; una negra asesina a un niño español y nos llaman racistas. ¿Qué sociedad enferma hemos creado?
Un inmigrante de origen senegalés y raza negra muere a causa de un infarto y la ultraizquierda, recurriendo a mentiras y bulos, promueve graves disturbios en la capital de España, con varios policías heridos. Una negra de origen dominicano asesina a sangre fría a un niño español en Almería y somos acusados de racistas los que informamos de este hecho sin ahorro de detalles. ¿Qué clase de sociedad enferma hemos creado? Circula por las redes sociales un texto que ilustra con descarnada crudeza el momento de desatino que vivimos.
-“Mira, ahí va un torero”
- ¡Asesino! ¡Hijo de puta! ¡”Ojalá te mueras!
-“Mira, ahí va la asesina del pequeño Gabriel”
-Bueno, el odio y el rencor no conducen a nada. ¡Hay que dejarse de linchamientos!
¿Cómo es posible que en España, dónde los blancos aún somos mayoría, predomine el racismo contra los blancos sobre otros racismos? Pues a causa tanto del acusado sentimiento racista contra los blancos entre determinados inmigrantes, como de la complicidad de la casta política gobernante, y de la pasividad general de los que sufrimos este racismo creciente y que está en todas partes, los blancos.
El racismo anti-blanco es institucional, pero también simbólico, discursivo, factual, directo, indirecto, cotidiano, macro y microsociológico. En unos estados que se dicen democráticos y que pretenden pasar por tales, este racismo no puede ser explícito cuando es institucional, llegando así la hora triunfal de la neolengua, que invade el discurso público y hasta privado. A este respecto, aún no ha sido suficientemente estudiado el concepto de “discriminación positiva”, que es aquí la forma general y discursiva de encubrir el racismo institucional (que toma la forma de racismo económico, laboral, educativo, social, mediático, judicial) contra la población europea o eurodescendiente. Antes que la discriminación positiva, el propio desorden inmigratorio propiciado por los políticos que gestionan el gobierno, en beneficio de la hiperclase (propietarios y gerentes de multinacionales, financieros internacionales, traficantes de la Bolsa), de las naciones de Europa, supone una forma de racismo, por cuanto la inmigración masiva altera directamente la composición étnica de estas diferentes naciones europeas, es decir, su identidad, algo que no puede ni reivindicarse sin ser acusado de racista. Parece como si a los europeos, a diferencia del resto de grupos raciales, no nos fuera lícito poseer identidad étnica.
Los blancos, la población autóctona de Europa, aún no se ha organizado en masa, ni política ni social ni culturalmente, para su autodefensa. Sí se han organizado, en cambio, algunos inmigrantes, para seguir presionando a favor de más y más privilegios; muchos de estos cuentan con la complicidad de blancos traidores raciales (caso de los oenegetas inmigracionistas y los que les apoyan, los marxistas o los neoliberales). En muchas ocasiones determinados inmigrantes han logrado situarse por encima de la ley.
Cuando el racismo anti-blanco no es institucional y, en vez de por el estado, es ejercido por ciertos inmigrantes racistas, cuando escapa al control directo de las autoridades políticas, obligadas a mantener la ficción del respeto a todas las razas, este racismo antieuropeo muestra más claramente su auténtica cara, la de la crueldad y el desprecio, y se hace evidente incluso para algunos nativos sometidos a la propaganda inmigracionista permanente: agresiones gratuitas que algunos miembros de las poblaciones no europeas instaladas en los estados europeos cometen contra los europeos por el color de su piel (blanca), violaciones racistas contra nativas europeas por parte de determinados inmigrantes no europeos (que sistemática, y significativamente, son ignoradas por asociaciones feministas, las mismas que se autoproclaman, a bombo y platillo, defensoras de los “derechos de la mujer”), constantes insultos racistas (“blanquito”, “rubito”) en todo momento y lugar, abusos de todo tipo en la utilización de servicios públicos y privados (no respetar el turno por parte de ciertos inmigrantes que se cuelan en las filas formadas, zarandeos y empujones contra los blancos en el transporte público, control de institutos por parte de grupos de inmigrantes que imponen el terror sobre la mayoría, o minoría, de alumnos blancos, sobre el personal docente, y que revientan las clases, intimidación a funcionarios blancos para obtener trato preferente en distintas oficinas públicas, etc.), cobro, por parte de algunos inmigrantes, a niños españoles por utilizar canchas deportivas públicas. Sobra decir que en el discurso dominante, controlado por la élite, este racismo anti-blanco es, en primer lugar, ignorado; cuando esto es imposible es negado, relativizado, trivializado, ridiculizado e, incluso, en un acto de la más pura endofobia, a veces justificado (sobre todo si se utiliza, por parte de la élite, algún ideologema marxista).
Es flagrantemente racista negar las formas de racismo en las que el agente racista no es blanco. En el discurso dominante (tanto político como mediático, académico, social, cultural, etc.) parece como si las creencias, actitudes y actos racistas fueran patrimonio exclusivo de los europeos, cuando sabemos que el racismo puede aparecer, y de hecho aparece, en cualquier pueblo, y que puede ser dirigido contra cualquier pueblo. El racismo no es monopolio europeo. Si los hechos se desarrollaran al contrario, tendríamos a todos los grupos de presión (autodenominados ONGs) inmigracionistas denunciando el racismo y la xenofobia de los españoles, y a los medios de comunicación oficiales dándoles cancha y espacio propagandístico a mansalva. Por cierto, también es racismo institucional subvencionar, además generosamente, a grupos de presión inmigracionistas y endófobos que, bajo la argucia de presentarse como defensores de los derechos humanos, se dedican a insultar impunemente a los españoles y a calificarlos de racistas.
En cambio, nadie habla del racismo más frecuente, del racismo anti-blanco. De hecho nadie, excepto algún medio de comunicación crítico, habla de nada de lo aquí describo. Pero nosotros sí.
22/03/2018 20:41.-BRAVO POR EL ARTÍCULO. Un oasis en el desierto, una verdad incómoda y cada vez más difícilmente se podrá obviar. Somos pocos, pero cada día somos más, los currantes están hartos de pagar para mantener a tanto inmigrante con un sueldo, sin hacer nada para merecerlo, mayor que el que cobran los españolitos trabajando como cabrones. A esto hay que sumar ayudas de todo tipo y forma, la paga por escolarizar a los hijos, algo curioso de veras, si yo no llevo a mis hijos al colegio se me cae el pelo, pero a gitanos, moros, rumanos, negros de todo tipo y lugares, etc, a estos les pagan por llevarlos, libros que pagamos todos, colegios, comedores, transporte y cualquier cosa que se os ocurra.
En fin, que esto de pedir la igualdad tendremos que ir aplicándolo a los españoles, pues somos los únicos que no cobramos por algo. Esto servirá para abrir los ojos de algunos, eso espero al menos. ¿Dónde está el ejército que prometió defendernos, o al menos cobra por eso?, no para hacer de ong por el mundo.
Jorge García Castaño, concejal de Podemos
El edil que culpó al capitalismo de la muerte de Lavapiés se compró un BMW de 40.000€ al llegar al poder
Jorge García Castaño y un BMW 320 genérico.
• OKDIARIO
• 19/03/2018 19:22
41 Comentarios
• Carmena conocía la muerte natural de Mbage una hora antes de escribir el tuit con el que alimentó el bulo
El concejal madrileño que culpó al capitalismo de la muerte del inmigrante de Lavapiés acudió a BMW, una de las marcas icónicas del capitalismo, para comprarse un coche de 40.000 euros apenas medio año después de entrar en el gobierno municipal.
Jorge García Castaño, concejal presidente del distrito Centro y delegado del área de Economía y Hacienda, argumentó en rueda de prensa el pasado viernes que Mbage es una “víctima del capitalismo” y de “un Estado que no reconoce a las personas sin papeles”.
En línea con las polémicas declaraciones de la concejal Rommy Arce, este edil explicó: “En Lavapiés convivimos con vecinos que llevan décadas en el distrito y que viven en la ilegalidad por un Estado que no reconoce a las personas sin papeles y que les obliga a la exclusión, a vivir en la economía sumergida”.
Una deuda de 142.000 €
A pesar de su crítica al sistema capitalista, no ha tenido problema en disfrutar de los resultados del capitalismo y comprarse un cochazo berlina marca BMW de la serie 320. Así consta en la declaración de bienes oficial del Ayuntamiento. Lo compró “el 1 de febrero de 2016” mientras que las elecciones fueron en mayo de 2015. Este modelo de coche cuesta entre 38.900 euros y 42.800 euros, según el acabado.
Un modelo estándar del BMW 320 tiene prestaciones tales como: 228 km/h de velocidad máxima, aceleración 0-100 km/h en 8.0 segundos, turbo, tracción trasera, control de estabilidad, control de frenada en curva, control de presión en neumáticos, faros antiniebla de LED, interruptor de confort de conducción, etc.
Sueldo anual de 91.780 €
Su salario bruto anual, según el portal de Ahora Madrid, es de 91.780,00 euros en 2017. Ingresa la cantidad íntegra y dice que dona 14.556 euros. En todo caso, asegura que su “salario neto limitado anual” es de 29.063 euros.
Por otra parte, indica que tiene un inmueble urbano precisamente en Lavapiés de un valor catastral de 83.140 euros, 35.000 euros en cuenta corriente, 142.000 euros de deuda.
Salario y donaciones de García Castaño. (Clic para ampliar)
Su salario de casi 100.000 euros anuales no le está permitiendo engordar su cuenta corriente. En su declaración inicial en 2015 tenía 26.502 euros; en 2016, 40.749 euros, pero en 2017 su cuenta bajó a los 35.000 euros.
Otros detalles de su perfil de transparencia que fueron criticados en su momento es la falta de experiencia laboral en la empresa privada antes de su llegada a la política. El edil responsable de las cuentas de Madrid estudió una Licenciatura en Sociología. En 1999 ejerció en la administración general como “Auxiliar de estadística”.
Desde 2003 ha encadenado cargos públicos en la política madrileña y castellano manchega. Fue diputado de la Asamblea de Madrid entre 2003 y 2007. Tras ello fue asesor en el Ayuntamiento de Toledo entre 2007 y 2009. Finalmente entre 2011 y 2015 ya fue concejal del Ayuntamiento de la capital por Izquierda Unida antes de abandonar esa formación para, tras una breve etapa en el partido fugaz de Tania Sánchez, ingresó en Podemos.
hace 2 horas.-Este edil, podemita, es el clásico sociocomunista cuya ideología no es criticar el capitalismo -cuya muestra evidente es la propiedad privada- sino que su propósito es que todo ciudadano incluso los inmigrantes del Senegal -manteros ellos- tengan un BMW de unos 40.000 euros aunque después sean "okupas" y vayan a comedores sociales.
hace una hora.-Y tiene 142.000 euros apalancados en Deuda hipotecaria, o sea especulador financiero como cualquier capitalista. Vaya, vaya, este sí que es rabanito auténtico, rojo por fuera pero blanco por dentro.
hace una hora.-Esto da la razón a los que dijimos en su momento que estos indigentes venían para quedarse con el dinero del pueblo, porque no sabían donde caerce muertos y ya se ve el C. V. de este impresentable.
hace 2 horas.-El coche sera para el "pueblo", no?
hace 2 horas.-Y parecía tonto. Esto es lo que hacen los nuevos ricos por la chiripa, como los toreros, se compran coches de lujo y grandes casas, es lo primero que hacen. Oye, a mi no me parece mal que se compre un coche de lujo, eso es progreso y bienestar que jamás encontraría en un país comunista, pero claro que luego no me venga con el rollo patatero del capitalismo.
hace 2 horas.-Es tonto, pero como todo tonto notira piedras a su tejado.
hace 2 horas.-No, tontos no son, son ignorantes, pero de tontos nada. Saben muy bien en qué tecla tocar para vivir del cuento. Mira que gastarse 40.000 euros en ese modelo hortera, en color rojo que vas llamando la atención para que te lo roben, eso es de ignorantes, pero no de tontos, él sabe que es un coche de alta gama, pero ignora que es un vehículo que te da muchos gastos para las prestaciones que ofrece, o sea es un ignorante.
Toros
Feria de Fallas: Ponce se abandona en Valencia

Valencia. Octava de la Feria de Fallas. Se lidiaron toros de Juan Pedro Domecq
Enrique Ponce, de blanco y oro, media estocada, dos descabellos, aviso (silencio); estocada (dos orejas).

Miguel Ángel Perera, de verde botella y oro, estocada trasera, aviso (saludos); cinco pinchazos, estocada baja (saludos).

López Simón, de rosa y oro, estocada, aviso (oreja); estocada (oreja).

Lo hizo. Despacio. Lento. Cuestión de corazón. De pulso. De desmedir las distancias que van del toro al cuerpo y abandonarse. Era la historia de Ponce. Era la historia de un Juan Pedro, noble, con clase, que se hizo cómplice mágico de una obra maestra. La transitamos de principio a fin por la despaciosidad con la que ocurrió todo. Una verticalidad en busca de la pureza que nos fue conquistando hasta llevar a Valencia, su plaza, al delirio. Torero, torero fueron los gritos del final. Los olés presidieron la faena. Era la segunda tarde del diestro. Esta en sustitución de Cayetano y atendiendo a la llamada de la empresa. No todos lo hacen. Ponce vino. Y volvió a abrir la Puerta Grande. Pero más allá de los premios, de los números, hubo el toreo, por la cercanía, por la profundidad de los momentos y por saber que ahí abajo, ante la atenta mirada de todos, Enrique Ponce, de vuelta de la vida, se abandonó a la embestida del animal, se entregó a la loca aventura de embarcar la embestida de un toro bravo y llevárselo por dentro. Esa lentitud rompió en emoción. Y así hasta el final. Se le multiplicaron los desafíos con el primero con el viento. Volaba la muleta libre mientras el toro iba y venía sin demasiadas ambiciones. Quiso Ponce. Pero fue después, claro, cuando acabó con el cuadro. Y qué cuadro.

Salió a hombros en una Puerta Grande multitudinaria camino del centro de Valencia en plenas Fallas y lo hizo junto a López Simón, que se la ganó al cortar una y una. Al tercero, sobrero también, lo esperó de largo para entrar a matar y hundió la espada. Dos fases distintas tuvo la faena ante un toro de buena condición, aunque con el fuste justo. Una primera muy centrado y ajustado con el toro de Juan Pedro y una segunda más invasiva, en las cercanías, y buscando la complicidad del público. Entrega y buen acero puso con un sexto, noble aunque a menos. Pero le dio la suma para salir a hombros en esta nueva temporada donde justo hace un año en esta plaza indultó un toro.

A pie se fue Perera. Nobleza y calidad tuvo el segundo pero tan justo de fuelle que se convertía aquello en sosería. Miguel Ángel Perera lo puso todo. Igual que con el quinto, que tuvo buena condición. También el torero. Lo que no encontró, esta vez, fue el filo de los aceros.

Hubo emoción en el ruedo. Y en la celebración del triunfo.