Toros

Seguramente todos hemos escuchado alguna vez a alguien decir que una persona «le ha negado el pan y la sal» a otra, lo que viene a significar un desprecio absoluto de la primera persona hacia la segunda.

>>>Para conocer el origen de esta expresión tenemos que remontarnos a la antigua Roma. Entre los romanos si había una costumbre sagrada era la del ofrecimiento de hospitalidad a aquellos que visitaban su casa.

Y como muestra ritual de dicha hospitalidad lo que se hacía era ofrecer al visitante ... (ver texto completo)
Y el vino también era ofrecido. Los romanos gustaban paladear un buen tinto, como los de Toro ahora, porque antes si tenían fama era porque lo conocíamos por un vino "grueso"
Coles de Bruselas.

Ayer se acostaría feliz el niño Carlitos Puigdemont. Sus amiguitos han ido a verle al colegio en el que está castigado por sacar malas notas. O por ser malo malo malasombra.

Carlos Herrera.

Actualizado:

08/12/2017 12:31h.

Ayer se acostaría feliz el niño Carlitos Puigdemont. Sus amiguitos han ido a verle al colegio en el que está castigado por sacar malas notas. O por ser malo malo malasombra. Ciertamente reconforta cuando se acuerdan de ti, cuando un puñado de fanáticos como tú pide un día de fiesta –ayer era laborable– y tira de su bolsillo para cruzar Europa e ir a escenificar una de esas performances que llevan tantas veces ensayadas. Y van alegres como chiquillos expresando «festivamente» ser «un sol poble» y reivindicando que la UE medie entre Cataluña y «El Estat» no se sabe bien cómo ni para qué, porque al fin y al cabo lo que importa es el eslogan y es el que le han dado a la masa feliz. Hicieron lo que saben hacer, elevar hacia el aire ese inmenso globo cursi e infantil al que viven agarrados, autoconvencerse de que han vuelto a impresionar a Europa y darse codazos de satisfacción por el acojono que habrán causado a «Madrit». Y no saben, y a este paso ya no lo sabrán nunca, que Europa no quiere saber nada de este asunto (Junker ni se molestó en negarles audiencia) y que el gobierno tiene en su mano un artículo sencillo pero demoledor con el que les han puesto en fuera de juego y les pueden volver a poner en cuanto se tercie.

La marcha de ayer en Bruselas fue claramente aintieuropea y los entusiasmados catalanes que bramaban contra varias cosas a la vez estaban acompañados por las banderas del Gallo Rojo y el León Negro de los independentistas de Valonia y Flandes, que serán personas estupendas pero que no sé yo si son la mejor compañía para hacerse valer ante las instituciones locales y comunitarias. Fue, asimismo, una marcha xenófoba, con ribetes racistoides al uso: en las entrevistas a pie de obra que abrieron los informativos belgas, alguna gente, además de asegurar que España es franquista y esas cosas que van siempre en el guión, llegaron a decir que los catalanes son gente del norte, trabajadores y responsables, mientras que la del sur son unos zánganos que sólo viven para las fiestas y los toros. Ante tamaño descubrimiento sociológico les quedará poco por decir, quizá tan sólo escupir algo de azufre al suelo. La manifestación de ayer fue, por demás, un intento de recarga de los muy desasistidos depósitos de combustible emocional del que vive toda esta pandilla de cuentistas. Necesitan recalentar sus circuitos y que TV3 se pase seis días repitiendo imágenes que eleven el tono del independentismo de nuevo a límites épicos, y no permanezcan en esta sorda depresión alcanzada por méritos propios tras el desmerengue de su chiringuito.

En la cabecera de la marcha estaba plastificado el sainete permanente en el que vive esta tropa: Artur Mas muerto de frío, el disparatado presidente que hundió a un partido podrido de corrupción, Carlos Puigdemont, el presidente que huyó de la Justicia en el maletero de un coche, con bufanda amarilla, que es todo con lo que piensa escenificar su solidaridad con Junqueras, y Martita Rovira, la fanática llorona que pasea su incompetencia de mentira en mentira y que causa auténtico delirio de placer en los que deben dar cuenta de sus desmoronamientos. Ese es el ofrecimiento que el independentismo hace a la sociedad catalana para conquistar el paraíso, para cruzar el Jordán o para alcanzar la Arcadia Feliz, que ya no sabe uno que metáfora utilizar. Si eso es lo mejor que pueden ofrecer a los miles de manifestantes que se han podido permitir un fin de semana en una ciudad bastante cara en apoyo a delincuentes detenidos, no quiero ni pensar cómo serán aquellos que consideren menos presentables. Menudas tres coles para un caldo.

Carlos Herrera.

Articulista de Opinión.
Si alguien se lo propone, seguro que aún se puede hacer peor.
EDITOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT / DIRECTOR ANTONIO R. NARANJO

Probablemente, el peor Gobierno de España
TAGS: PSOE Podemos populismo
01 de diciembre de 2017, 06:07
Casi la mitad de sus concejales, de PSOE y Podemos, están un juzgado entre escándalos, dedazos y una ruina económica para la ciudad. Es Alcalá de Henares, otro 'Ayuntamiento del cambio'.
No tiene la trascendencia de los ayuntamientos de Madrid o Barcelona, con Manuela Carmena o Ada Colau copando titulares para bien y para mal. Pero es, tal vez, el peor gobierno 'del cambio' de toda España, a tenor del escalofriante número de escándalos, visitas a los juzgados y episodios chuscos que acumula: es Alcalá de Henares, la ciudad donde nació Cervantes, donde reinó Cisneros y Nebrija formuló la gramática española; ahora sumida en una crisis profunda.
El alcalde Javier Rodríguez Palacios, del PSOE, está imputado. Su mano derecha, concejal de Urbanismo y miembro de la dirección regional, también. Y otros cuatro concejales del Tripartito que gobierna la cuna de Cervantes, están señalados ya por la Fiscalía de delitos incluidos por el propio CGPJ en el epígrafe de corrupción.
6 de los 14 ediles están en los juzgados y el Tripartito acumula escándalos como la fiesta porno o los 'colocados'
Es el Gobierno de Alcalá de Henares, la segunda ciudad de la Comunidad de Madrid y la única Patrimonio de la Humanidad de la región. Allí, seis de los 14 miembros del extraño Gobierno –lo forman tres partidos distintos y el alcalde no ganó las Elecciones- están en los juzgados, en tres causas distintas, todas relativas a la prevaricación, la malversación y, en general, la falta de transparencia.
Pero aún hay más. El concejal número 14, el que le permitió al excolaborador de Pedro Sánchez, al que traicionó para apoyar a Patxi López, acceder a la alcaldía pese a perder por tercera vez en las urnas y cosechar el peor resultado de la historia de su partido, es un ‘apestado’ en IU, un tránsfuga según el concepto político que actúa en nombre de un partido que no le reconoce.
Explotación sexual... en el Ayuntamiento
Así gobiernan Alcalá el PSOE, Somos Alcalá como marca blanca de Podemos, y una antigua dirigente de IU. De escándalo en escándalo, algunos de los cuales han dado ya la vuelta al mundo: el regidor, tapó la celebración de una fiesta pornográfica en dependencias municipales para despedir a un funcionario jubilado y sólo dijo que actuaría cuando el bochorno trascendió. Hasta hoy.
Incluso Podemos enmudeció, pese a sus contantes condenas de la explotación sexual de mujeres como la estríper contratada para la fiesta, también ignorada a la fuerza por la concejala Yolanda Besteiro, a más inri presidenta nacional de la combativa Asociación de Mujeres Progresistas, hoy perseguida por el propio Rodríguez Palacios por discutirle el liderazgo del PSOE local.
Incluso, en otro caso chusco, el alcalde se negó a valorar el atropello mortal de una anciana muy querida en Alcalá, ocurrida junto al mercado municipal: no se solidarizó con ella hasta que la familia abrió una exitosa causa en la plataforma Change. org.
El Gobierno anunció el ganador de un concurso que seguía abierto y presumió en público de sus enchufes
Lo de ahora es igual de escandaloso. Podemos repartió subvenciones públicas, saltándose todos los procedimientos, a entidades vinculadas a militantes y dirigentes del partido. Y además alardeó de ello a través de su propio secretario general y concejales de Asuntos Sociales, tan imprudente como para presumir de ello en una asamblea sin percatarse de que le estaban grabando.
"Sí, y lo digo alto, claro y con orgullo", contestó para vanagloriarse de la colocación de amigos y familiares en uno de los autodenominados ‘Ayuntamientos del cambio’ que tomó el testigo del PP, lastrado por la deuda, sin liderazgo local en la actualidad a la espera de que Cifuentes encuentre un nuevo candidato más acorde con su propio discurso y señalado en casos de corrupción como la Púnica, en el caso del exalcalde Bartolomé González, hoy diputado en la Asamblea madrileña. De no lograrlo, Ciudadanos tiene en la mira la coquista de una ciudad muy emeblemática en lo que sería su primera gran alcaldía madrileña.
Gasta 50 millones de más
Pero nada de eso ha mejorado. Al contrario, a tenor de la acumulación de casos en el juzgado, de los escándalos públicos y de la ruina de las arcas municipales, que siguen con telarañas y trucos contables que, tal vez, terminen por encallar en el temible Ministerio de Montoro: Alcalá presupuesta 180 millones, pero apenas ingresa 133 según su propia liquidación. Y más de 80 millones se dedican a personal en un convenio que incluye ayudas para el dentista o las gafas y un sueldo estratosférico para el propio alcalde de 72.000 euros anuales, de los más altos en una ciudad española de rentas bajas.
Quizá por eso, en sus tres legislaturas, Rodríguez Palacios ha acumulado unos ahorros muy poco habituales en una persona de su edad, apenas 45 años, según consta en su declaración de patrimonio y bienes: más de 200.000 euros de ahorro y acciones; una casa en zona residencial de la que no declara cargas, con dos plazas y trastero y un BMW como vehículo personal.
Los dedazos
La Fiscalía quiere ahora que el juez investigue –impute en la antigua terminología- a cuatro ediles de Podemos, entre ellos, a más inri, la supuesta responsable de la cartera de Transparencia, Brianda Yáñez. Ella y otros tres ediles del partido de Pablo Iglesias dieron cuantiosas subvenciones a cinco de las 33 aspirantes a lograrlas, con la peculiaridad de que todos los beneficiarios son miembros de Podemos o de Somos Alcalá, han formado parte de su dirección o incluso de sus listas electorales.

El alcalde imputado tapó una fiesta porno en sede municipal, que no reconoció hasta que fue inevitable
Son casos ya en el juzgado, pero no los únicos. Esdiario y elsemanaldigital han podido certificar que, en al menos otras dos actividades municipales o con amparo del Ayuntamiento, la participación de militantes de Podemos o del PSOE es absoluta: desde el día de la música, organizado por una asociación a cuyo frente estaba un candidato del Consejo Ciudadano de Podemos hasta la 'moneda social' impulsada sin ningún éxito en Alcalá o el propio departamento de fotografía del alcalde; en todos los casos está comprobada la huella de militantes de los dos partidos.
Anunciaron el ganador... con el concurso en marcha
Y uno más, quizá el más increíble de todos ellos. El Tripartito llegó a anunciar públicamente quién había ganado un concurso público antes de que se abrieran los sobres de adjudicación, coincidiendo además con un acto emblemático del 400 aniversario de Cervantes en 2016, celebrado luego sin pena ni gloria pese a la dimensión internacional del autor de El Quijote.
Tres concejalas de Podemos, entre ellas la teniente de alcalde (derecha) que consideró en público que en Cataluña se había suspendido la democracia con el 155

El alcalde, el socialista Javier Rodríguez Palacios, tuvo que suspender la celebración del acto central de la efemérides tras haber presentado el nombre de la empresa que iba a organizar una 'cabalgata cervantina' cuando el concurso seguía abierto.
El Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo también están pendientes del Ayuntamiento de Alcalá
Fuentes jurídicas han confirmado a este medio que el Tribunal de Cuentas e incluso el Defensor del Pueblo también instruyen casos relativos a la falta de transparencia y las decisiones caprichosas del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, el único de toda España, tal vez, que tiene en el banquillo o al borde de él a casi la mitad de sus ediles. Y las extrañas subvenciones a la patronal local, presidida por un hombre de confianza del proscrito Arturo Fernández, también están en el ojo del huracán.
Si los concejales imputados de Manuela Carmena en Madrid, Sánchez Mato y Mayer, quieren presumir de que su Ayuntamiento no es el más controvertido de España, tal vez la única manera de lograrlo sea señalando al de Alcalá de Henares.
Un triste consuelo con una cierta lógica al menos aritmética: triplica a la capital en número de investigados y su striptis en dependencias municipales compite en estruendo con la cabalgata de Reyes de hace dos Navidades. El cambio ha llegado, aunque quizá no era éste el previsto.
¿Podemos reacciona?
En la dirección regional de Podemos se anuncian desde hace meses consecuencias para sus concejales, con un Ramón Espinar cansado de tanto espectáculo y dispuesto a zanjarlo para, de paso, alejar la sombra de Errejón de su agrupación alcalaína.

Tuit de la teniente de alcalde de Podemos, Olga García, contra la Constitución
Y en el PSOE madrileño, Rodríguez Palacios es un apestado por sus constantes cambios de chaqueta, su nulo tirón electoral y su incierto futuro jurídico. Pero de momento, la tierra de Cervantes aguanta el chaparrón, más coja que manca, y en una batalla por su porvenir bien distinta a la de Lepanto.
Hasta la Virgen
De momento, los complutenses conviven con un Gobierno abonado al sainete, las calles sucias y ese tipo de decisiones políticas marca de la casa morada: desde discutir las corridas de toros, con una teniente de alcalde que lo mismo llama torturadores a los toreros que se pone del lado del separatismo catalán; en una ciudad con gran tradición taurina; hasta cambiar el ritual en honor a la Virgen del Val, la patrona del bello rincón en el Valle del Henares que un día vio convivir a las tres religiones y acogió el Siglo de Oro y hoy va muy justa de fe.
ABC. es ‏Cuenta verificada

Enrique Ponce bate un nuevo récord y conquista su séptima Oreja de Oro
Yo si me tomo una copita de vino en la comida y cena, El vino de toro, lo tome hace tiempo, me resulto un vino excesivamente espeso al paladar, “ claro, que los enólogos últimamente van modificando mucho los vinos ¿recomendarme alguno?.
Yo tiro mas por Riojas, he estado una larga temporada tomando COTO DE IZAR un vino muy agradable, y ahora tomo RAMON BILBAO que tanbien es un buen vino, y en blancos
me gustan los catalanes, tanbien compro uno que es muy barato “que me recuerda a mis años jóvenes” ... (ver texto completo)
A ver Mari Carmen, tirando para la tierra, te diré que ahora mismo los vinos de D. O. Toro son de lo mejorcito, te recomiendo El dominio del bendito; Elías Mora (este lo dimos de regalo en la boda de mi hija y es bastante bueno) de la bodega "Divina Proporción", 24 mozas y Madre mia....

Hay muchos y muy buenos.

Saludos.
Y no son caros. Yo suelo tomar un vino de Toro (Bajoz, creo que se llama). La verdad es que los vinos de Toro no envidian a los de Rioja ni a los de la Ribera. Son buenos y punto.
Yo si me tomo una copita de vino en la comida y cena, El vino de toro, lo tome hace tiempo, me resulto un vino excesivamente espeso al paladar, “ claro, que los enólogos últimamente van modificando mucho los vinos ¿recomendarme alguno?.
Yo tiro mas por Riojas, he estado una larga temporada tomando COTO DE IZAR un vino muy agradable, y ahora tomo RAMON BILBAO que tanbien es un buen vino, y en blancos
me gustan los catalanes, tanbien compro uno que es muy barato “que me recuerda a mis años jóvenes” DIAMANTE un poco abocado, que muy frío esta buenísimo, alguna pequeña moña he pillado yo con el.
Saludos
A VUELTA DE PÁGINA.

La senda constitucional de Forcadell.

FRANCISCO ROSELL.

12 NOV. 2017 03:19.

Al año de despedirse de Alfonso XIII para mudar de Régimen -"Adónde te marchas, Miguel"; "Al campo republicano, Señor"-, el hijo de don Antonio Maura fue nombrado primer ministro de la Gobernación de la naciente II República. Entre sus cometidos, figuraba la designación de gobernadores civiles, unas canonjías sumamente apetecibles en la rebatiña de cargos que desató el advenimiento del nuevo Régimen entre los paniaguados de los partidos. Para ello, según narra en Así cayó Alfonso XIII, todos los aspirantes argüían ser republicanos de toda la vida. Con tal precocidad, a veces, que Miguel Maura bromeaba con que algunos lo eran desde su natalicio cuando no desde su concepción. A los primeros los apodó "republicanos uterinos" y a los segundos "republicanos de placenta". En el reparto del botín, no le quedó más opción que promover como poncio de Soria a un "republicano uterino" al que destituyó en cosa de días. Este sujeto no tuvo mayor ocurrencia que requerir a los alcaldes para que, a la mayor brevedad, le remitiesen 1.000 pesetas de sus fondos "para atenciones especiales de este Gobierno Civil". Por mor de ésta y otras extravagancias sin límite, al mes de asentarse en el principal despacho de la Puerta del Sol, Maura hijo tiró la toalla. Más que ministro, a su parecer, era "cabo de vara o loquero mayor de un manicomio suelto y desbordado". Después de 90 años, aquel catálogo del bienhumorado Miguel Maura es adaptable al independentismo catalán de ahora. Sus principales líderes, Puigdemont y Junqueras, sin reivindicarse que se sepa como secesionistas uterinos o de placenta, sí presumen de serlo de pantalón corto. Así, por ejemplo, el niño Oriol tiene declarado ser secesionista con ocho años, edad para coleccionar cromos, pero en la que él ya discernía prístinamente que "estaba contra la Constitución española". Desde época tan tierna hasta las más de cuatro décadas sumadas desde entonces, su común soberanismo de primaria no les ha supuesto ningún contratiempo; al contrario, ha aupado a estos dos gimientes bebes gruñones a la Presidencia y Vicepresidencia de la Generalitat, de las que han sido apeados al perpetrar un golpe de Estado contra la legalidad constitucional y la unidad de España. No son presos políticos ni ellos ni sus cómplices en la asonada, como afirman a coro para insulto de aquellos prisioneros de conciencia encarcelados por el franquismo, sino políticos presos para lustre de una democracia en la que nadie está por encima de la ley y mucho menos quienes deben dar ejemplo como hacedores de las normas que rigen este Estado de derecho. Produce pasmo que, en su mascarada, promuevan manifestaciones con críos de guardería o huelgas con bebés a los que fotografían, con un cartel delante, sentados en carreteras cortadas por estudiantes que, tras asegurarse pasar curso por su apoyo al procés, quizá persigan así mejorar nota escenificando sus videojuegos en la calle. A ojos vista de Amnistía Internacional, ninguno de estos asaltantes de la Constitución y del Estatuto, sin gozar de la aureola del bandolerismo romántico de Serrallonga, es perseguido por sus ideas -ese nacionalismo venenoso causante de grandes desastres-, sino como presuntos autores de execrables delitos como rebelión, sedición y malversación. Sentada esta premisa, por enjuagues y cambalaches de la política, podría obrarse la estupidez de que, no siendo presos políticos, el Estado, por un conciliábulo temerario de sus tres poderes, les dispensara, a la postre, un trato de tales. Aunque sea pecado pensar mal de los otros, como dijo Andreotti con doblez, pero indudable sapiencia sobre el alma humana, "con frecuencia se acierta". Da pábulo lo acaecido en los últimos días. De un lado, el inusitado interés del Gobierno por reducir el artículo 155 a mero placebo; de otro, sus ostensibles mensajes al Poder Judicial para que facilite la libertad preventiva y los golpistas puedan participar en la campaña del 21-D. Baste observar la indiferencia del Gobierno con relación a la huelga política convocada el miércoles por el sindicato de Carles Sastre, asesino del empresario José María Bultó. Su seguimiento mínimo no fue óbice para que dejara fuera de servicio vías clave de comunicación por la pasividad de las Policías Nacional y Autonómica bajo el mando del ministro Zoido, en aplicación del artículo 155. En paralelo, se creaba el caldo de cultivo apropiado para que el juez del Supremo Pablo Llarena no decretara prisión incondicional contra la presidenta del Parlament, Carmen Forcadell, marcando distancias con su colega de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, que sí lo hizo con Junqueras y el medio Govern que no escapó a Bruselas para engrosar la corte del faraón Puigdemont. Redondeando ese miércoles de gloria, Dastis le decía a la BBC: "Hemos creado un comité en el Parlamento para explorar la posibilidad de reformar la Constitución y acomodar las aspiraciones de parte de los catalanes". O lo que es lo mismo: persistir en los errores que han traído hasta aquí. A nadie, desde luego, pasó desapercibido que el ministro y juez Zoido, toreando a dos manos, justificara la indolencia policial porque "no era día de caer en provocaciones" y acotara que "hay que tener en cuenta el contexto" para aplicar la ley. Es verdad que, al igual que los médicos no tratan enfermedades, sino enfermos, ocurre otro tanto con los jueces. Pero ojo con las "leyes de encaje", de las que hablaba nuestro señor don Quijote a su fiel escudero Sancho, en las que los jueces sentencian en función de lo que le viene a la cabeza sin tener en cuenta lo que las leyes disponen. Atinente a todo ello conviene tener presente aquello de que si hace cuac, luce como pato, camina como pato... lo más probable es que sea un pato, por más que se niegue y se diga otra cosa. Más cuando desde ámbitos gubernamentales se fue deslizando que, debajo del felpudo de la puerta del Supremo, se hallaba la llave que podría franquearle la salida de la prisión preventiva a Forcadell, si pagaba el peaje de renegar de todo lo dicho y se encaminaba por la senda constitucional. Por eso, cuando el juez Llarena resolvió en contra del criterio de la Fiscalía, que reclamaba prisión incondicional, el alivio del Gobierno sonó a resoplido de satisfacción exhalado a todo pulmón por el mismísimo dios Eolo. Al final, al decir de Cervantes, "la verdad andará sobre la mentira como el aceite sobre el agua". En esta ceremonia de la confusión, la renegada Forcadell remeda a El DeseadoFernando VII cuando engatusó a los liberales doceañistas con aquel grandilocuente "Marchemos francamente, y Yo el primero, por la senda constitucional" para luego dejarlos en la estacada y virar al absolutismo del que nunca apostató aquel felón de cuna. Si en la hora suprema uno puede desdecirse de una vida entera, ¿cómo Forcadell no lo iba a hacer en la hora del Supremo? O dicho de otra manera, si uno no está obligado a declarar contra sí mismo, ¿cómo no va a mentir para burlar la trena? De ser cabal su retractación y la de otros que tomarán ese atajo, estas navidades faltaría sitio en los belenes para tanto caganers con la efigie de quienes fingían ser "los héroes de nuestro tiempo" y se han visto retratados en el espejo cóncavo del esperpento de una República catalana nonata. Lástima que la fianza de Forcadell lleve la firma de la Asamblea Nacional Catalana, brazo civil del golpe, y ello destape este juego de cartas marcadas en el que la argucia de la presidenta del Parlament se encontraría con la receptividad convenida de un Gobierno dispuesto a dejarse engañar en aras del apaciguamiento imposible de quienes buscan una parada técnica para reemprender su larga mancha hacia la independencia. No obstante lo cual, quien dijo que nunca daría un paso atrás ha llevado tan lejos su pantomima que ha retrocedido hasta el extremo ridículo de parecer la nueva Carmen de España. Eso sí, a diferencia de la cigarrera sevillana de Mérimée que enceló al suboficial don José y al torero Escamillo, su tragedia la comparte con don José Puigdemont y Escamillo Junqueras, aunque sus hechuras sean de picador. Uno y otro andan a cuchilladas, como los protagonistas de la ópera. He aquí elementos por si el simpar Calixto Bieito quisiera encarar una nueva producción -esta vez con caracteres de ópera bufa- de Carmen para reconciliarse con los espectadores del Teatro Real que abuchearon su controvertida manufactura sobre este mito mundial. Todo ello enmarcado en un paisaje que rememora al descrito por Miguel Maura, atrapado en medio de dos regímenes fracasados como él mismo, y que le hace lamentarse: "Nuestro sino viene siendo el de ser una nación en perpetuo y agitado período constituyente".
LA VIEJA ESTACIÓN.

En1890 se iniciaron las obras de primer tramo del ferrocarril Salamanca Ávila; dicho tramo llegó hasta Peñaranda de Bracamonte, este se inauguró en 1906 las obras tardaron más de 30 años en realizarse en su totalidad, la concesión de dichas obras se la llevó una empresa de capital británico, que solo llegó a construir 40 k. las obras quedaron paradas bastantes años hasta que el estado se hizo cargo de su construcción; ante la incapacidad de la empresa británica. Dicha línea, en su totalidad se inauguró en 1926.
El estilo es modernista (dice la Vikipedia) aunque recuerda mucho el estilo de las construcciones inglesas, en fabrica de ladrillo visto, con torretas y relieves enmarcando las puertas, y ventanas, no es de extrañar ya que el ingeniero era de dicha nacionalidad.
Debió de ser un salto importante para la zona, ya que hasta entonces se tenían que trasladar a la capital en carros, nuestra estación constaba del edificio principal con un departamento para el público, con unos bancos de madera, pegados a las paredes, una bascula de gran tamaño, y la ventanilla por donde nos despachaban los billetes, otro departamento desde donde se atendía al público y otro anexo para oficina, en invierno tenían una estufa de carbón, que si hacía mucho frio como éramos niños nos dejaban calentarnos, en el segundo piso estaba la vivienda para el jefe de estación.
En la fachada principal, un hermoso reloj, ya desaparecido. y una campana que agitando una cadena sonaba para avisar eso de “viajeros al tren”
A unos metros de distancia un pequeño edificio, del mismo estilo, albergaba los servicios, de esos tan incómodos, con un agujero en el suelo, no recuerdo como resolverían el problema del agua, seguramente tendrían algún depósito.
Esta estación era atendida, como digo, por el jefe de estación, un factor, que no sé qué papel desempeñaba, el guardagujas para el cambio de vías, y él, guardabarrera, (yo la que conocí era mujer) encargada de poner y quitar una cadena para dejar expedita la carretera cuando no pasaba el tren, y que pudieran pasar los demás vehículos, el guarda agujas a cierta distancia de la estación disponía de una casetita pequeña, sin puerta, sería para refugiarse en días de lluvia, dicha casita era nuestra preferida para jugar, y nos gustaba poner monedas en la vía para que al pasar el tren las “planchara” también andar por los raíles para ver quién aguantaba más rato sin perder el equilibrio; ahora siento vértigo de pensar, en lo peligroso de esos juegos, antes los padres no estaban tan pendientes de nosotros, nos dirían que no fuéramos a dichos sitios, pero es sabido que de niños no se ve el peligro. Por suerte nunca pasó nada.
En época de ferias, en la capital, ponían un tren especial para que las personas que iban a ver la corrida de toros pudiera volver en él, se le conocía como tren torero, como llegaba de noche, los jóvenes iban a esperarlo como divertimiento, dando lugar a bromas, ya que había una pequeña distancia, como 700 metros, y escasa luz, por lo que los chicos gustaban de asustar a las chicas.

En la actualidad, dicha estación ya no tiene personal que la atienda, sigue funcionando para distancias cortas, creo que todavía para algún tren que llega hasta Madrid, pero los trenes de alta velocidad no paran, la estación se está deteriorando, la han arreglado varias veces, pero el vandalismo acabará con ella.
Como dato curioso en Nador y Celuaán Marruecos, hay dos estaciones esxactamente iguales, bueno, estas revocadas en blanco, no se como se pasan, si alguno tiene curiosidad, que busque en internet, tienen hasta los "autos"esperando, de la época en que fueron construidas.
DESDE MI ATALAYA

El GOBERNADOR CIVIL
(Cargo político de la dictadura que era la máxima autoridad Civil de la provincia).

La feria grande de Jaén se celebra en el mes de Octubre, la última de todas las provincias andaluzas, normalmente es una feria lluviosa y de muy mal tiempo pero al menos antiguamente era casi obligatorio que los hombres fuesen a esa feria, unas veces por necesidades comerciales, feria de ganado, u otros negocios, o con fines simplemente de diversión y de espectáculos que entonces en los pueblos pequeños no existían: corridas de toros, circo, teatro, fijaros que he dicho los hombres porque aquellos eran tiempos en los que la mujer todavía no había entrado en este mundo con igualdad de oportunidades. La mujer estaba en su casa, con sus hijos, con la tarea diaria de limpieza, de comidas, de ropa, que no tenían tiempo para muchas diversiones, al menos en el ambiente en el que yo me desenvolvía.
Mi padre hombre que le gustaba disfrutar de todo, que era emprendedor y bastante busca vidas, no se solía perder la feria de San Lucas. Aquel año había ido acompañado con su buen amigo Manuel Espinosa, el Pollo y como era habitual fue una feria pasada por agua, un temporal de agua y viento y un ambiente bastante desapacible.
Estuvieron toda la mañana en la feria aguantando el chaparrón, después fueron a los toros porque toreaba Luis Miguel Dominguín, gran torero, padre de Miguel Bossé, del que mi padre era gran admirador.
Y luego por la noche decidieron ir a ver una Revista que había en el Teatro Cervantes y que actuaba una compañía de Madrid que todos los años, por estas fechas, hacían acto de presencia en la feria.
Entraron en el teatro, lleno hasta la bandera, y como no encontraban sitio y además estaban tremendamente cansados por el día tan desapacible, mi padre que siempre fue un hombre con bastantes facultades para dominar una situación se dio cuenta que había un palco en el teatro que estaba vacío y, ni corto ni perezoso pensó, ahí está mi asiento. Se sale del patio de butacas, sube unas escaleras y todo sigilosamente se mete en el palco y se sienta.
No había hecho nada más que entrar cuando irrumpe en él un policía nacional, antiguos grises, y se dirige a mi padre diciendo:
-Oiga que hace Vd. aquí.
Mi padre todo suplicante, con cara de inocente y de paleto de pueblo le contesta:
- Mire que esta mañana muy temprano vine a Jaén, he pasado un día tremendo, estoy muy cansado y como no encontraba sitio y este estaba vacío, me dije, voy a ver si puedo descansar aquí.
El policía de nuevo:
- Sabe Vd. que este es el palco del Gobernador Civil
Mi padre da un salto, se levanta, y todo suplicante dice:
-Perdone Vd. yo no sabían nada. Me voy enseguida
Y aquel gris, todos los grises no serían malos, tuvo compasión con el cateto de pueblo y le contesta
-Bueno como a lo mejor ya no va a venir el Gobernador le voy a permitir que siga ahí. Pero si yo le veo llegar subiré en seguida para decirle que se marche.
Imaginaros la cara de mi padre, la de reverencias que le hizo al poli, y lo feliz que se sintió imaginándose Gobernador Civil, por un rato.
Empieza la función, mi padre encantadísimo, y su amigo Manuel Espinosa que lo ve allí sentado le dice por señas: Me voy contigo a lo que mi padre por señas le contesta: No eso es imposible, luego hablamos.
Y así fue como Manuel Lara, Manolo el Sordillo fue Gobernador por unas horas porque el verdadero no apareció. Y luego se jactaba ante su amigo de lo bien que lo había pasado, con la consiguiente envidia sana de su acompañante y amigo Manuel Espinosa.
 

TE CANTO CON MIS GUITARRAS

Pasodoble
 

Cuando yo era un chavalillo
que ni sabía fumar,
ya te quería, serrana,
con un cariño formal.
Y cruzaba los cercaos,
de noche con afición.
Yo quería ser torero
y darte mi corazón.

Serás mi novia gitana,
la más bonita de toas,
pues tienes gracia y salero
de pandereta española.
Y vendré con mis guitarras
a cantarte mi pasión.
Y te diré que te quiero
con toa mi alma en una canción.

Pero la Virgen no quiso
que yo fuera mataor,
y una corná traicionera
de los ruedos me alejó.
A cambio me dio la fama
haciéndome un cantaor.
Y ahora lo mejor
te traigo en esta canción.

Eres mi novia gitana
la más bonita de toas,
pues tienes gracia y salero
de pandereta española.
Y hoy vengo con mis guitarras
a cantarte mi pasión.
Y te digo que te quiero
con toa mi alma en una canción.

Y te digo que te quiero
con mis guitarras y esta canción.

MANOLO ESCOBAR
El CHULO
¿El chulo? ¿Quién? El toro o Bertín.
El CHULO
BUENOS DÍAS
para los viajantes y para los que se quedan
nos da el toro de > BERTÍN
El PSOE está dividido, lo vimos en las elecciones a Secretario General. Está bien que gente socialista expongan su parecer. De todas formas en este asunto donde Pedro Sánchez ha cogido el toro por los cuernos defendiendo, ¡cómo no!, la unidad de España. A mucha honra y un 10 para Pedro.