¿De verdad hay democracia?


Mientras no haya segunda vuelta, nuestra democracia seguirá decayendo y proliferando el minipartidismo
HISPANIADOR. Todo lo que dice lo sabemos de sobra. Nos han engañado con la palabra democracia. Bueno, si hacer lo que te venga en gana es democracia, pues ya está. Pero no, Ellos han puesto una línea roja y puedes llegar hasta ella, pero no rebasarla. Haz lo que quieras, pero no molestes. Critica, pero no te metas con mi partido.

No, no hay verdadera democracia. Un ejemplo: todos sabemos para lo que sirve el Senado -para nada-, pues bien, nos cuesta un ojo de la cara y sin embargo ahí está. Que ... (ver texto completo)
Usted cree que miran por el bien de España, o se anteponen su bien personal, familias y amigos.
manuel
¿De verdad hay democracia? Pues claro, de lo contrario qué tenemos entonces.
Sin duda lo que pasa es como en todo para unos mejor que para otros todo es relativo.
la ultima pregunta ¿que tenemos entonces? esa pregunta nos la hacemos miles de españoles.
me parece que nadie lo sabe y si lo sabe no contestan.
manuel
¿Quién dijo que la democracia fuera justa?

Si se repiten las elecciones, Sánchez hará buena la estrategia consistente en reírse de la voluntad popular.

Isabel San Sebastián.

Actualizado:

05/09/2019 00:05h.

Si hemos de creer a la demoscopia, en el caso probable de que se repitan las elecciones el máximo beneficiario de esa estafa democrática será, precisamente, el culpable de la misma. En otras palabras; Pedro Sánchez rematará su jugada de tahúr acrecentando su victoria de abril, lo que reforzará su posición en el tablero político y hará buena la estrategia consistente en reírse de la voluntad popular. Nadie dijo que la democracia fuese justa. La única razón para tenerle fe es que todos los otros sistemas ensayados hasta ahora han resultado ser mucho más dañinos.

En el cuartel general socialista ya se ha movilizado a la tropa para una nueva campaña electoral. Los generales del puño y la rosa la preparan desde hace semanas, sin molestarse en disimular, y lo cierto es que la carrera ha empezado de facto, por cauces ajenos a los debidos, al convertir el presidente del Gobierno sus presuntos encuentros sectoriales en auténticos mítines de partido a la caza y captura del voto. Toda la actividad desarrollada por Sánchez desde su fallida investidura ha sido la propia de un secretario general ansioso por subirse de nuevo al cartel con el fin de afianzar su posición negociadora y no la de un jefe del Ejecutivo preocupado por el interés general. Cada paso dado ha ido encaminado a abonar el terreno para esos comicios, aun a costa de prolongar irresponsablemente la situación de interinidad en la que se encuentra y que condena al país a la parálisis, la inestabilidad y la imposibilidad de acometer las reformas urgentes que demanda un horizonte plagado de nubarrones de crisis, donde el paro repunta de manera alarmante y el resto de indicadores lanza señales de alarma. Sánchez piensa en Pedro, no en España. A pesar de lo cual, a tenor de lo que nos dicen los sondeos, el electorado estaría dispuesto a premiar su conducta con veinte diputados más para la bancada del PSOE. ¿Paradoja? Más bien una «paradoja». Un desafuero incomprensible en términos éticos y de sentido común, que no hace sino acrecentar el desapego de los ciudadanos respecto a un sistema corrupto en el sentido más profundo del término.

Porque si en la calle Ferraz se relamen avizorando un triunfo de sus siglas, la opción llamada a crecer con mayor vigor es sin duda la abstención; es decir, el desistimiento, la desvinculación del votante de un modelo de participación cuya premisa es la confianza y que demuestra su incapacidad para responder a esa exigencia. ¿Cómo motivar al elector para ir a las urnas si los gestores de su papeleta hacen con ella lo que les viene en gana? Millares de ciudadanos darán la espalda a la farsa y seguirán con sus asuntos, cada vez más alejados de unos políticos que dicen hablar en su nombre pero se burlan de su veredicto y no solo no pagan por ello, sino que sacan tajada a esa burla.

En una vuelta de tuerca más a ese desprecio absoluto por el respetable que les paga el sueldo, ahora los socialistas sacan a subasta nuestras instituciones como si fueran pescado en la rula: « ¡Un par de asientos en el CGPJ, la presidencia del Consejo De Seguridad Nuclear y el Defensor del Pueblo, a cambio de tus diputados, Pablo, ¿qué nos dices?» Y el respetable de izquierdas contesta con tres puntos más en las encuestas. Curioso...

Isabel San Sebastián.

Articulista de Opinión.

R-2º.-
¡Hasta siempre comandante!

Luis Otero fue el oficial de mayor rango entre los condenados por el franquismo por fundar la Unión Militar Democrática (UMD)

Lo peor de ir cumpliendo años, cuando estos van siendo muchos, no son los achaques, sino ver cómo se va despoblando el paisaje con la lenta desaparición de los amigos. Hoy me ha llegado, con un nuevo frente frío del noroeste, la noticia de la muerte de Luis Otero a los 85 años.

Nos conocimos en las primeras andaduras de la Unión Militar Democrática (verano de 1974), de la que fue uno de sus fundadores, en la cafetería del Temple, en Ponferrada. El fin de la reunión era comprobar si el número de militantes se multiplicaba y alcanzábamos lo que entonces llamábamos ingenuamente “masa crítica”. Es decir, una cifra de afiliados que impidiera al régimen tomar medidas drásticas contra los oficiales demócratas. O sea, quitarnos de en medio. ¡Qué jóvenes éramos!

En aquel año de trepidante militancia clandestina compartimos, como miembros del Comité Ejecutivo, reuniones locales, asambleas nacionales, y hasta encuentros con importantes dirigentes políticos. Con [Joaquín] Ruiz Jiménez, en el famoso piso de la calle de Jerez; con un comité del partido comunista, presidido por Sánchez Montero, en el chalé de Teo Lagunero; y con un abogado laboralista sevillano, Felipe González, que aún usaba el nombre de guerra: Isidoro, en Barcelona, en reunión propiciada por Joan Raventós.

Después, en el menos trepidante pero no menos inquietante año del encarcelamiento (1976), compartimos prisión en la Academia de Sanidad de Madrid, en El Hacho (Ceuta), en la prisión de Hoyo de Manzanares, donde se celebró el agitado Consejo de Guerra bajo una nevada que recordaba, y no solo por el frío, el escenario de Doctor Zhivago (aún me parece oír los gritos de los asistentes, cuando el capitán Manolo Lago tuvo la osadía de mencionar los derechos humanos), y finalmente, en el castillo de La Palma, en Ferrol, donde, ya con Adolfo Suárez, nos pusieron en libertad.

[Otero, el militar de mayor rango entre los acusados, recibió la condena más dura: ocho años y un día de prisión. Un año después, fue excarcelado pero no se le permtió volver al Ejército.]

Si algo nos mantuvo unidos y nos dio fuerzas en aquellos años crudos fue, sin duda, su sentido del humor, que tuvo siempre un brillo especial. Todavía recuerdo su comentario, cuando empezábamos a estar algo crispados tras varias horas de espera para declarar por enésima vez en el juzgado militar. “Ya sé de qué nos van a acusar esta vez”, dijo Luis con su vozarrón manchego: “Del asesinato de Calvo Sotelo”. Después de la carcajada general, volvió a tomar la palabra con preocupación. “Sí, sí…. Vosotros reíros. Pero Pepe Fortes y yo ya habíamos nacido”.

En nuestra década civil mantuvimos la misma entrañable amistad en su casa de Madrid y en la nuestra en Galicia, durante las citas veraniegas en la playa de Lapamán. En esos encuentros no solo desgranábamos anécdotas bélicas, como aquellos militares ingleses de Las Cuatro Plumas, sino que colaboramos en varios artículos y en un libro que tuvo cierto eco en su momento: Proceso a nueve militares demócratas. Las Fuerzas Armadas y la UMD.

Cuando, finalmente, con 10 años de retraso, se nos incluyó en la Ley de Amnistía de 1977, Luis Otero, Restituto Valero y yo nos incorporamos al servicio activo y juntos nos pasamos a la Reserva porque no se atrevieron a darnos un destino. ¡Tres demócratas mandando un regimiento! Ni en sueños. Vamos, que ni hablar.

Durante los últimos años compartimos mesa y tertulia en múltiples encuentros personales y profesionales, como las jornadas de la Universidad de Salamanca sobre el papel de las Fuerzas Armadas en la Transición, o en cenas en Madrid del Foro Milicia y Democracia, que él presidió varios años, y en Lisboa, con motivo del 40 aniversario de la Revolución de los Claveles. Aún me parece verlo, bajando por la Avenida da Liberdade, con su mujer Carmen Macías, de Martíns Guerreiro, de Vasco Lourenzo, de Otelo y tantos otros cantando el Grândola, vila morena. Pero sin duda el momento más emocionante fue recibir la medalla al mérito militar de manos de la ministra socialista de Defensa Carme Chacón en 2009. Creo que ninguno olvidará nunca el coraje de Carme, su cercanía y su elegancia de corazón. Fue nuestra única batalla con éxito pero, como fue la última, fue la de la victoria, que diría Sun Tzu.

Es por eso, por todos los combates que libramos juntos y porque ya no podremos volver a contar a dúo la batalla de Balaclava en la sobremesa ante las risas de nuestros hijos, por lo que me siento especialmente triste al enviarte este último abrazo, amigo Luis.

Xosé Fortes es coronel del Ejército y miembro fundador de la Unión Militar Democrática.
Tienes razon
Dictadura financiera y neoliberal
¿De verdad hay democracia? Pues claro, de lo contrario qué tenemos entonces.
Si en Arabia Saudi llevas un crucifijo o una medalla de la virgen estas muerto y eso los genoveses cero que no lo saben
El rey viaja a Arabia Saudi allí no hay dictadura, como en Bolivia o Cuva, esos son amigos
Esto que dice es una gran verdad pero por lo visto, ciertas verdades son muy molestas
El rey viaja a Arabia Saudi allí no hay dictadura, como en Bolivia o Cuva, esos son amigos
AMIGO GUARDENSE. Un bonito romance. No tenía ni idea. De todas formas los vallisoletanos estarán encantados pues de una forma u otra el Carrión, después de "muerto" en la provincia donde nace pasa sus aguas a la vecina, aunque ya muy adulterado.

Un saludo.
Amigo Ángel Lo bueno es que el Pisuerga y el Carrión nacen casi juntos discurren paralelos por la provincia llevando casi el mismo caudal uno y otro hasta Dueñas, así que pese a todo el Pisuerga es más Palentino que vallisoletano
Un saludo
-Angel. el dia que en españa se pueda juzgar a un presidente por sus responsabili
dades y al rey tambien, que no dejan de ser unos servidores publicos pagados con
los impuestos de todos los Españoles, ese dia crere en la justicia.
-Un saludo.
Hispaniador. Hay que juzgar siempre al que lo merece por sus actos. A través de nuestra joven democracia, hay presidentes que deberían haber sido por lo menso citados a declarar. La situación de nuestro Rey queda también mancillada por culpa de su yerno.
HISPANIADOR. Todo lo que dice lo sabemos de sobra. Nos han engañado con la palabra democracia. Bueno, si hacer lo que te venga en gana es democracia, pues ya está. Pero no, Ellos han puesto una línea roja y puedes llegar hasta ella, pero no rebasarla. Haz lo que quieras, pero no molestes. Critica, pero no te metas con mi partido.

No, no hay verdadera democracia. Un ejemplo: todos sabemos para lo que sirve el Senado -para nada-, pues bien, nos cuesta un ojo de la cara y sin embargo ahí está. Que ... (ver texto completo)
-Angel. el dia que en españa se pueda juzgar a un presidente por sus responsabili
dades y al rey tambien, que no dejan de ser unos servidores publicos pagados con
los impuestos de todos los Españoles, ese dia crere en la justicia.
-Un saludo.
-El concepto. democracia esta tan manipulado, manuseado e interesado que ya no ti
ene un valor de garantias de libertad y de acción de derechos.
-La democracia en españa se entiende que es lo mas proximo que tenemos, para mi e
sta totalmente corrompida por las palabras de los que nos representan y no hemo
s sabido el pueblo Español valorar los momentos que hemos vivido en los fundame
ntos basicos de las intituciones de las instituciones de españa.
-La justicia no es independiente esta sometida ... (ver texto completo)
HISPANIADOR. Todo lo que dice lo sabemos de sobra. Nos han engañado con la palabra democracia. Bueno, si hacer lo que te venga en gana es democracia, pues ya está. Pero no, Ellos han puesto una línea roja y puedes llegar hasta ella, pero no rebasarla. Haz lo que quieras, pero no molestes. Critica, pero no te metas con mi partido.

No, no hay verdadera democracia. Un ejemplo: todos sabemos para lo que sirve el Senado -para nada-, pues bien, nos cuesta un ojo de la cara y sin embargo ahí está. Que lo supriman si son demócratas y miran por el bien de España. Pues no, cobran un buen sueldo y a vivir.

Un saludo.