La Guardia Civil


Gil Lagarto Hacha, el «orgullo» del guardia civil más longevo de España a sus cien años.

El agente retirado ha recibido este lunes con un siglo de vida a sus espaldas un homenaje en el acuartelamiento valenciano de Cantaranas.

ABC.

@ABC CValenciana.

VALENCIA.

Actualizado:

13/05/2019 16:24h.

Se llama Gil Lagarto Hacha. Ingresó en la Guardia Civil en 1941 cuando tenía solo veintidós años. Este lunes, con los cien ya cumplidos, este miembro de la Benemérita retirado ha recibido un homenaje en el cuartel de Cantaranas de Valencia. Con un siglo de vida a sus espaldas, todavía recuerda -con orgullo- cúal fue su primer destino. Gil Lacarto Hacha sirvió en las localidades valencianas de Moncada, Massamagrell y Paterna. La Guardia Civil le ha distinguido con una mención honorífica en el acto en el que se celebraba el 175 anvirsario del Cuerpo.

De ellos, cien los ha vivido en primera persona el agente retirado, quien ha recordado el trabajo que desempeñó durante la trágica riada que asoló la provincia de Valencia en 1957. Entonces, Gil Lagarto Hacha solo tenía 38 años. Hoy, con cien, ha recogido con orgullo la distinción de la Guardia Civil. Orgullo, ha dicho, de pertencer a un Cuerpo «adorado por la gente honrada y temido por los delincuentes».

El General Jefe de la Sexta Zona de la Guardia Civil, José Hermida, ha dedicado su discurso «a quienes con su ejemplo nos legaron la Guardia Civil que nosotros decidimos, y pediros a vosotros hombres y mujeres que hoy la integraís el firme compromiso de servicio a la institución, para que aquellos que en un futuro vistan nuestro uniforme se sientan igual de orgullosos que nos sentimos nosotros de quienes nos precedieron».

Gil Lagarto Hacha, acompañado de su hijo pero perfectamente lúcido, ha recibido el homenaje con una sonrisa en el rostro que delataba su satisfacción. De hecho, forma parte de la historia viva de la Guardia Civil.
Ángel, la Guardia Civil siempre ha sido una de las mejores policías mundiales, un cuerpo ejemplar tanto antes como ahora, ocurre que los tiempos cambian y se va evolucionando, también tengo que decirte que como en todos los trabajos hay mejores y otros que no lo son tanto, los únicos que pueden tenerle miedo son los que delinquen, los demás estamos encantados de tenerlos cerca.

Un saludo.
TRIANA. En efecto, se respeta la labor de la G. Civil y se aplaude.
TRIANA. estoy de acuerdo con lo que dice la carta o artículo periodístico. Y destaco lo que dice acerca de la TRANQUILIDAD cuando ves un Guardia Civil. No como antes, hace años que casi, casi, nos metían el miedo en el cuerpo. Bueno, había de todo. Conocí guardias civiles grandes personas, otros no tanto. Había de todo. Ahora es diferente y les hablas de tú a tú. A un amigo mío le pusieron una multa de tráfico y el Guardia Civil le echó "un mitin". Mi amigo le dijo: ¿Me va a quitar la multa? No, ... (ver texto completo)
Ángel, la Guardia Civil siempre ha sido una de las mejores policías mundiales, un cuerpo ejemplar tanto antes como ahora, ocurre que los tiempos cambian y se va evolucionando, también tengo que decirte que como en todos los trabajos hay mejores y otros que no lo son tanto, los únicos que pueden tenerle miedo son los que delinquen, los demás estamos encantados de tenerlos cerca.

Un saludo.
LA TERCERA.

El honor, su principal divisa.

«La Guardia Civil tiene además, en el momento presente, dos virtudes añadidas a las muchas acumuladas durante los 175 años de su existencia: está integrada en la Marca España, hasta el punto de ser una verdadera referencia en el prestigio internacional de nuestro país, y es además, aquí y ahora, uno de los fundamentales instrumentos de vertebración de España»

Ramón Rodríguez Arribas.

Actualizado:
... (ver texto completo)
TRIANA. estoy de acuerdo con lo que dice la carta o artículo periodístico. Y destaco lo que dice acerca de la TRANQUILIDAD cuando ves un Guardia Civil. No como antes, hace años que casi, casi, nos metían el miedo en el cuerpo. Bueno, había de todo. Conocí guardias civiles grandes personas, otros no tanto. Había de todo. Ahora es diferente y les hablas de tú a tú. A un amigo mío le pusieron una multa de tráfico y el Guardia Civil le echó "un mitin". Mi amigo le dijo: ¿Me va a quitar la multa? No, dijo el Guardia Civil y mi amigo contestó: PUES ENTONCES AHÓRRESE EL SERMÓN. El G. Civil sonrió.

Un saludo.
LA TERCERA.

El honor, su principal divisa.

«La Guardia Civil tiene además, en el momento presente, dos virtudes añadidas a las muchas acumuladas durante los 175 años de su existencia: está integrada en la Marca España, hasta el punto de ser una verdadera referencia en el prestigio internacional de nuestro país, y es además, aquí y ahora, uno de los fundamentales instrumentos de vertebración de España»

Ramón Rodríguez Arribas.

Actualizado:

13/05/2019 08:23h.

Ahora hace 175 años, el 13 de mayo de 1844, D. Ramón María Narváez, a la sazón presidente del Consejo de Ministros y ministro de la Guerra (por aquel entonces los eufemismos eran solo una licencia literaria), presentó a la firma de Su Majestad la Reina Isabel II el real decreto que instauró la Guardia Civil. Fue el fruto de todo un proceso de creación que se inició el 28 de marzo del mismo año y que culminó de acuerdo con la iniciativa y personal intervención del ilustre militar de la más alta graduación, D. Francisco Javier Girón y Ezpeleta, duque de Ahumada, que pasaría a la Historia como fundador del Cuerpo de Policía de carácter militar que, en la actualidad, es reconocido como uno de los primeros entre los que se dedican a la seguridad, a la investigación y a la protección del orden jurídico en los países más avanzados del mundo.

Por aquel entonces el campo español y los caminos que le atravesaban no eran lugares seguros, porque había partidas de bandoleros y el temor ciudadano exigía medidas de protección; a servir esta necesidad obedeció la promoción de «una fuerza armada de Infantería y Caballería» (como la Gendarmería francesa y los Carabinieri italianos) que desde entonces ha compartido su dependencia entre el Ministerio del Ejército, después Defensa y el de la Gobernación, ahora Interior, distinguiendo la interna estructura y disciplina militar y la externa función de seguridad, policía administrativa y especialmente policía judicial, en cuyas funciones encontré el más eficaz apoyo durante los muchos años en que fui juez de instrucción. Esta doble condición de fuerza policial y militar no puede perderla nunca nuestra Guardia Civil, porque es la esencia de su más íntima naturaleza.

También en lo personal mis recuerdos infantiles están en las casas-cuartel, en las que me crié y en las que, desde niño, aprendí a valorar y a asumir como propios los principios de la Guardia Civil, de honor, disciplina, vocación de servicio, patriotismo y lealtad. Tampoco me resisto a contar otra anécdota personal: hace años tuve ocasión de compartir mesa en un almuerzo en Madrid con Rudolph Giuliani, que acababa de cesar como alcalde de Nueva York, después de haber sufrido la terrible experiencia del atentado contra las Torres Gemelas y de haber dejado una Policía Metropolitana que había servido ejemplarmente a los ciudadanos durante su mandato, reduciendo la criminalidad en la gran ciudad americana. En el curso de la conversación salió a relucir que mi padre había sido coronel de la Guardia Civil y al oír el nombre de nuestro Cuerpo, levantó los brazos y pronunció una exclamación claramente admirativa, lo que revela que su prestigio ha traspasado todas las fronteras y tiene ahora valedores en quienes han conocido sus méritos en sus ya muchas actuaciones en el extranjero al servicio de las Naciones Unidas, de la OTAN y de la Unión Europea; y ya no solo como ejemplo de servicio y lealtad a su país y a su orden político, sino también por sus logros en el campo de la criminalística y de la investigación científica, al servicio del Derecho.

En España, tanto en nuestras vías de comunicación, en las cordilleras, en las costas, en las fronteras del país, como en todas partes, la presencia de los verdes uniformes inspira tranquilidad y confianza, porque los ciudadanos aprecian en los guardias civiles las virtudes que les llevan a asumir el riesgo en el salvamento y llegar hasta el sacrificio para cumplir sus deberes, como de hecho sucede hasta extremos heroicos, con la serenidad de quien no presume del servicio que presta en la inundación, en el fuego y en el accidente, ya sea en la montaña, en la carretera o en el mar.

También es singularmente estimada la conducta de los guardia civiles cuando en el cumplimiento de sus deberes y tras el respetuoso saludo militar, se dirigen a un ciudadano para advertirle de una infracción que va a ser denunciada; la misma correcta postura adoptan al reclamar la exhibición de un documento u ordenar una conducta de colaboración ciudadana. Sin duda, todas esas actitudes tienen su origen en un excepcional documento que, aunque ya no esté en vigor, es el fundamento de toda una tradición; me refiero a la «Cartilla de la Guardia Civil», directamente salida de las manos del duque de Ahumada y que, desde la fundación del Cuerpo, ha impregnado los sentimientos, la forma de pensar y, por lo tanto, de actuar, de los guardias civiles.

Fruto visible del reconocimiento que ha encontrado en los ciudadanos españoles esa trayectoria, a lo largo de los años, son las cerradas ovaciones y los aplausos en que prorrumpen los espectadores de un desfile militar, tan pronto como asoman los tradicionales tricornios, prenda que, aunque también haya dejado de usarse en el servicio ordinario, sigue siendo signo de identidad del Cuerpo y continúa simbolizando sus más preciados valores.

La Guardia Civil tiene además, en el momento presente, dos virtudes añadidas a las muchas acumuladas durante los 175 años de su existencia: está integrada en la Marca España, hasta el punto de ser una verdadera referencia en el prestigio internacional de nuestro país, y es además, aquí y ahora, uno de los fundamentales instrumentos de vertebración de España, como lo pone de manifiesto en una estadística indiscutible, ser, con el Cuerpo Nacional de Policía y las Fuerzas Armadas, el primer destinatario de la confianza de los ciudadanos españoles.

Finalmente hay que recordar la firmeza con que la Guardia Civil expulsa de sus filas, en los escasos supuestos en que así sucede, a quienes manchan el uniforme y por eso lo mantienen limpio siempre, haciendo realidad el principio de su Cartilla con el que se da título a este artículo.

Ramón Rodríguez Arribas es guardia civil honorario.
175 años de la Guardia Civil.

La Guardia Civil celebra este lunes el 175 aniversario de su fundación con un acto en el Palacio Real al que van a asistir los reyes, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y representantes de los poderes del Estado.
Todos los que hemos vivido en el país vasco, sabemos de la aversión a nivel general que la Guardia Civil despierta en esta sociedad, la vasca y la navarra mas tarde, también sabemos de lo difícil del día a día para ellos y para sus familias, y con la facilidad que se justificaba, anteriormente al menos, el hecho del asesinato de un GC el "algo habrá hecho" estaba en la mayoría de las bocas de la gente con la mayor impunidad.

Deseando haber ya superado ese periodo, SI LOS HECHOS SON TAL COMO RELATAN ... (ver texto completo)
! Hola chicos! Se decía se comentaba tanto y malo de la Guardia Civil que se podria asegurar que era cierto... Sin embargo justo sería pensar que obraban obedientes a lo ordenado. Los que fuimos soldados profesionales sabemos un poco de esto.
Y haciendo honor a mi sinceridad, yo diría de este cuerpo que es el mejor de toda la policía, haciendo de esta y otros muchos servicios.
Muy cierto que a los niños se nos decía no que biene el cono, sinó que LLAMO A LOS GUARDIAS.
Hay una anecdota en mi vida que ca nunca menciono. Yo tenía aprobada la solicitud y bien recuerdo el día que se me avisó, me volvi desde la puerta misma, recordé que tenía sieto u ocho años, que me dió una bofetada un guardia civil. Ese era sin duda una mala persona. Yo me negue a decir quien era el que había disparado a los pájaros, sin duda porque se repetí eran malos. Se crece, y se piensa en cosas de entonces, y uno se da cuenta de lo que digo. de que a fin de cuentas, obedecen ordenes.
Pasaba por aqui: Saludos.
Una carta contra su integridad.

El sargento apalizado por los proetarras deja Alsasua tras ser amenazada su hija de año y medio.

Segundo Sanz 19/03/2019.06:52.

Un acoso que recuerda al patrón de odio seguido durante años por la organización terrorista ETA, remitente de misivas intimidatorias contra agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, políticos, empresarios o periodistas, entre otros.
El guardia civil de los dos agredidos en Alsasua que todavía permanecía destinado en esta localidad navarra tras el ataque de encapuchados proetarras en octubre de 2016 se ha visto obligado a solicitar un traslado, que le ha sido concedido, según ha podido saber en exclusiva OKDIARIO de fuentes del Instituto Armado.

La decisión tomada por el sargento Álvaro Cano y su pareja —también agredida en el episodio del bar Kotxa— se ha producido tras recibir una carta amenazante contra la integridad de su hija, de sólo año y medio de edad, apuntan las mismas fuentes.

Un acoso que recuerda al patrón de odio seguido durante años por la organización terrorista ETA, remitente de misivas intimidatorias contra agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, políticos, empresarios o periodistas, entre otros.

El sargento llevaba destinado en Alsasua apenas 20 días cuando en la madrugada del 15 de octubre de 2016, vestido de paisano, fue objeto de la brutal paliza junto a su compañero teniente y las novias de ambos. Tenía entonces 33 años y ya han transcurrido más de dos.

Hostigamiento

En su declaración en el juicio, en abril de 2018, la pareja del sargento describió lo difícil que seguía siendo su situación en Alsasua. Como residentes en la localidad navarra, dijo que ella y su compañero eran sometidos “a un juicio de valor en el que te sientes la agresora en vez de la víctima”. “Vivimos constantemente pidiendo perdón y dando explicaciones”, resumió la mujer. El hostigamiento de la ignominia.

Por su parte, el sargento afirmó al tribunal que él estaba “acostumbrado a situaciones violentas, de estrés, por mi trabajo, pero esa situación nunca la he vivido. Temí por mi vida porque estábamos en inferioridad y esa sensación de odio y de rencor que tenían por ser guardia civil no la he sentido nunca”, enfatizó.

Cano también relató que la vida de su pareja era “inexistente”, limitándose a estar en la casa-cuartel con las mujeres de los otros guardias civiles e ir a hacer la compra una vez a la semana a un supermercado. También dijo que evitaban ir al médico en Alsasua y que lo hacían en un pueblo cercano. Además, contó que al año de la agresión, ella perdió un pecho y tuvo que amamantar a su niña sólo con uno.

La ira de los radicales dirigida contra la pequeña ha sido la gota que ha colmado el vaso, llevando a los padres a evitar un mayor riesgo

Ahora, esa ira de los radicales dirigida contra la pequeña ha sido la gota que ha colmado el vaso, llevando a los padres a evitar un mayor riesgo. Un hecho de extrema gravedad que les ha conducido a solicitar el traslado, siendo aprobado por los superiores de Cano.

Por su parte, el teniente Óscar Arenas, del que se supo el pasado octubre que se encontraba en un nuevo destino, en este caso Alfafar (Valencia), ha mantenido desde entonces su preocupación por sus compañeros del cuartel de Alsasua y, sobre todo, por el sargento. Ahora, esa carta siniestra contra la hija de este último confirma su sospecha y corrobora su inquietud.

“Discriminación”

El pasado 7 de marzo, la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional confirmó las penas de prisión de entre 2 y 13 años para siete de los ocho radicales condenados por agredir a los dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua. En su resolución, los magistrados desestimaron la tipificación de delito de terrorismo que había solicitado la Fiscalía, pero ratificaron el “agravante por discriminación ideológica”.

PD: QUE TRISTE QUE AÚN SIGAMOS ASÍ DESPUÉS DE TANTOS AÑOS, QUE COMPLICADO ES VIVIR AL LADO DE LAS ALIMAÑAS.
La Guardia Civil alerta de esta estafa que llegará a tu correo para robar tus datos y tu dinero.

Se trata de una campaña de phishing en la que se suplanta al BBVA para hacerse con los datos bancarios de sus clientes.

ABC.

@abc conocer.

Actualizado:

13/03/2019 09:42h.
«Ana Julia es como Hannibal Lecter: te mata, te quita los ojos y se los come»

Los asesinos buscan recompensas. Sus motivaciones varían, pero comparten rasgos. Los buceadores de mentes criminales de la Guardia Civil perfilan al Chicle, Ana Julia y Bernardo Montoya.

Cruz Morcillo.

Madrid.

Actualizado:

13/01/2019 02:45h.

¿Qué tienen en común José Enrique Abuín, el Chicle; Ana Julia Quezada y Bernardo Montoya, los tres asesinos que se colaron en las casas y las conversaciones de miles de personas el año pasado? La pregunta la responde el capitán José Manuel Quintana Touza:«Son malos. Gente insensible a los demás, con cero empatía, que buscan satisfacer sus necesidades por encima de cualquier otra cosa. Pueden ser necesidades de dominación, de satisfacción sexual, la búsqueda de un beneficio económico o de su bienestar personal... depende de la prioridad de cada uno».

Quintana Touza es uno de los tres capitanes que forman la Sección de Análisis del Comportamiento Delictivo (SACD) de la Policía Judicial de la Guardia Civil. Los tres son psicólogos y acumulan cientos de horas de mirar al mal a la cara. Comparten despacho con un sargento y un guardia, ambos criminólogos. Viven con la maleta detrás de la puerta. Unas veces trabajaban en la sombra y otras como Policía Judicial, firmando diligencias. Touza –con otros compañeros– ha estado sentado y de pie junto al Chicle y junto a Ana Julia, echando una mano a los investigadores de homicidios de la UCO. En el caso de Montoya, el asesino de Laura Luelmo, la Sección no intervino. «Tenían muchas evidencias, en este caso no nos necesitaban», aclara. Pero por prurito profesional, el capitán se empapó todo lo que pudo de los devaneos y cambios de versión del presunto autor del crimen de Huelva.

Los motivos para matar son tres o cuatro, con variables. Los buceadores de mentes criminales los acotan aún más: motivos emocionales e instrumentales. «De los tres, ella es la que tiene la motivación más instrumental. Su recompensa al acabar con Gabriel era más a medio o largo plazo. El Chicle y Montoya buscaban una satisfacción personal inmediata, sexual. Ana Julia es la que tiene más acusado el psicoticismo. Es dura, fría y calculadora, por encima de los otros dos».

Bisturí de precisión
Este departamento, como su equivalente en la Policía Nacional, es el bisturí de precisión de las investigaciones. En cuanto la UCO decidió detener a Enrique Abuín tras atacar a una chica el día de Navidad, se decidió movilizar a los agentes más especializados. Era prioritario encontrar el cuerpo de Diana Quer, convencidos como estaban de que el Chicle era el asesino. Dos capitanes psicólogos estudiaron todo lo que había sobre el sospechoso, incluida la agresión sexual a su cuñada a la que en su día no dieron credibilidad los peritos forenses. El historial laboral, educativo y familiar de Abuín se colocó en el microscopio; sus problemas con el clan de los Fanchos, sus relaciones con las mujeres... había que convencerlo de que revelara dónde había escondido el cadáver de la joven madrileña; 500 días después era la única baza.  

«Todo el mundo tiene una tecla. Nuestro trabajo es buscarla y saber cúando y dónde tocarla para entender mejor cómo fue el delito», explica Quintana. Calla los detalles de aquellas horas en las que los investigadores temieron que no les contara nunca la verdad. «Dimos por supuesto que era más afectivo hacia su familia de lo que era en realidad». Rosario, la mujer del Chicle, que le había dado cobertura acabó, abandonándolo a su suerte. Pero el tiempo dejaría al descubierto que para él su familia no era una prioridad.

«Con la información previa que tenemos preparamos una receta, un paquete de medidas, vamos asesorando al investigador para que toque el tema de una manera u otra en función de sus respuestas», cuenta el capitán. «No somos partidarios de meter presión en la entrevista» (no habla de interrogatorio); aunque quien está enfrente sea un bicho, cuanto más empaticemos mejor». Y concluye con una afirmación incuestionable: «Entre dos personas hay algo en común siempre».

«Tenemos un problema»
Pero, ¿qué puede vincular a un guardia civil de homicidios con el asesino que se sienta frente a él? «Que tenemos un problema y ese problema, visto desde dos posturas diferentes, hay que intentar resolverlo. Ese es un punto genérico y luego se va adaptando a cada caso», prosigue el capitán. «Otra receta es no tomar nada en plan personal por muy repugnante que te parezca. Tengo que tomar distancia y convencerme de que aunque sea el peor criminal a mí no me ha hecho nada; si no, te dejas envenenar y no puedes desarrollar bien el trabajo».

Recuerda uno de los casos que le marcaron. En 2011 un violador arrojó a dos niños a un pozo en Torrelavega (Madrid) después de agredir a la cría. Si no los hubieran encontrado, de forma casual, habrían perecido de hambre y sed. Consiguió que le reconociera todos los hechos y al terminar, el agente le dio un abrazo. Un compañero, de otra unidad, lo agarró de la pechera y lo insultó. «No sé cómo eres capaz», le reprochó. «Por eso lo hago yo», respondió él. Y eso a pesar de la repugnancia que le inspiró. «Ni siquiera recordaba el nombre de sus hijos y ya había violado antes a otra niña».

Inestable y dramático
Los investigadores lograron que el Chicle les llevara a la nave y al pozo horrendo donde sepultó a Diana (acabó venciéndolo el capitán de la UCO José Miguel Hidalgo, que tiene una habilidad especial para tocar la tecla adecuada). Bajo ningún concepto quería admitir que la violó. «Es muy nervioso, muy inestable, muy dramático. No paraba de hacer aspavientos, gritaba... Todos los delincuentes sexuales tienen un punto de inestabilidad emocional», afirma Quintana. «Es precisamente esa inestabilidad emocional la que provoca que no puedan controlar el impulso sexual o de dominación». Como casi todos los delincuentes de este tipo, tenía y tiene una buena adaptación al medio.

Quintana y los suyos radiografían personas, pero su materia prima es lo peor de la sociedad. Y cuando tratan con las víctimas –se ocupan de las entrevistas en los casos de delitos violentos y sexuales contra menores de nueve años, discapacitados y víctimas vulnerables– son casos de esos que dejan marcas en el alma.

Habían pasado menos de dos meses del hallazgo de Diana cuando se enfrentaron a otra desaparición: la del pequeño Gabriel Cruz. De nuevo fueron convocados para ayudar a preparar el terreno. «El modus vivendi de Ana Julia era aprovecharse de la gente, especialmente de los hombres. Es su pauta de comportamiento. Cuando veía a un hombre, seleccionaba, se mostraba seductora y manipuladora, de forma burda pero le funcionaba. Ella tenía mucha vida en la carretera, de ahí que instrumentalizara todo lo que había a su alcance. Su problema fue que Gabriel no era tan manipulable porque era un niño y los niños carecen de esa maldad, de ser un bien queda como hacemos los adultos. No se callaba lo que pensaba de ella y eso la desquiciaba», describe el psicólogo.

En su opinión, es «la más psicópata de los tres. Cuando salió de su casa aquella tarde ya tenía calculado todo lo que iba a hacer». Pegados a su sombra, los investigadores y sus compañeros, según pasaban los días y Gabriel no aparecía, Ana Julia empezó a mostrar sus intereses. «Cada vez se preocupaba menos por el niño y por Ángel (el padre) y más por sí misma. Le mosqueaba mucho que no la llamáramos a declarar. Preguntaba continuamente a él qué le habíamos dicho sobre ella, qué pensábamos sobre ella. Era muy autorreferencial», continúa. Dice que es la asesina más fría que ha tenido delante. «Ana Julia es un Hannibal Lecter. Te mata, te quita los ojos y se los come». Su cara, cuando la detuvieron, era como la tiranta de un puente.

Los malos, en los bancos
La asesina de Gabriel, el Chicle y Bernardo Montoya comparten su convivencia con la delincuencia antes de matar. Los tres, en distinto grado, se habían relacionado con el crimen. A los tres les preocupa su propia imagen. Por eso el Chicle no admite que violó a Diana; por eso Ana Julia dice que Gabriel la atacó a ella antes con un hacha; por eso Montoya asegura que no logró violar a Laura y que la dejó viva. «Cambia sus versiones para que resulte lo mejor para él. Otro que se adapta al medio», analiza el capitán.

¿Hay muchos malos como estos tres? «Malos malos hay pocos que matan. Yo sostengo que los malos malos trabajan en los bancos; tenemos muchos que están bien socializados para adaptarse a las normas de convivencia y pasan desapercibidos a nivel penal. Cometen otros delitos».
La Guardia Civil alerta sobre una nueva estafa que llegará a tu correo para robarte el dinero.

Se recibe un mensaje que parece ser del BBVA, pero lo que esconde es una táctica para robar tus datos.

ABC.

Madrid

Actualizado:

11/01/2019 08:27h.

Internet ha abierto un sinfín de posibilidades a los delincuentes. Bien usado es de gran ayuda, pero quienes lo utilizan mal lo hacen muchas veces para engañar a los demás e incluso delinquir. La Guardia Civil se ha visto obligada a alertar de una nueva estafa que llega a los correos electrónicos haciéndose pasar por el banco BBVA. Sin embargo, te dirigen a una web falsa, de manera que cuando introduces tus datos bancarios se quedan grabados.

«Detectada campaña de correos que suplantan a BBVA. Dirigen a una web falsa para robar tus credenciales de acceso. Si has recibido el correo, accedido y facilitado tus datos contacta lo antes posible con la entidad y denuncia», escribe la Guardia Civil en Twitter.

La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) asegura que cualquier cliente de BBVA es susceptible de caer en la estafa. Lo que hay que hacer, dicen, es no abrir correos de desconocidos o que no se hayan solicitado, eliminarlos, tener precaución al abrir enlaces o archivos adjuntos, no facilitar ningún tipo de información y, siempre que se tenga duda, consultar.

«Los correos detectados en esta nueva campaña maliciosa que suplantan a la identidad del BBVA se identifican porque llevan el siguiente asunto: «Banca Online de BBVA». No se descarta que se puedan estar utilizando otros asuntos de características similares. El contenido del correo informa al usuario de que su información de seguridad no se ha actualizado correctamente y que es necesario que actualice sus datos lo antes posible, si no quiere que su cuenta quede suspendida», recoge la OSI, que además advierte que en los dispositivos móviles la similitud con la aplicación es aún más real.
Todos los que hemos vivido en el país vasco, sabemos de la aversión a nivel general que la Guardia Civil despierta en esta sociedad, la vasca y la navarra mas tarde, también sabemos de lo difícil del día a día para ellos y para sus familias, y con la facilidad que se justificaba, anteriormente al menos, el hecho del asesinato de un GC el "algo habrá hecho" estaba en la mayoría de las bocas de la gente con la mayor impunidad.

Deseando haber ya superado ese periodo, SI LOS HECHOS SON TAL COMO RELATAN ... (ver texto completo)
Cuando alguna autoridad civil tenía que realizar una inspección en algún caserío. lo primero que solicitaba el acompañamiento de la Guardia Civil y el esfuerzo de los agentes para proteger la autoridad civil era muy grande y comprometida.
Emotivo funeral del GC, JM. Arcos, descanse en paz y que doten a este Cuerpo de todo lo que necesiten, para que la realización de su trabajo no les cueste la vida.
El sacrificio de este cuerpo es tan grande que siempre ¿dio. da y dará su vida por los españoles?.
Emotivo funeral del GC, JM. Arcos, descanse en paz y que doten a este Cuerpo de todo lo que necesiten, para que la realización de su trabajo no les cueste la vida.
>>>>>>>>>>> Aznar y el Movimiento de Liberación Nacional Vasco. Aznar apoyó los contactos con ETA a finales de 1998 después de que la banda dictara una tregua en septiembre de ese año (la tregua se rompió en noviembre de 1999). "Esta decisión obedece a la percepción de los cambios registrados en el entorno del Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV), que se han traducido en intentos de aproximación a los que el Gobierno quiere ahora responder", señaló. Antes del contacto, el acercamiento de presos se hizo de forma casi masiva. Hubo al final 135 etarras que dejaron la prisión en la que estaban y se acercaron a otras más próximas a Euskadi. Entre esos presos estaban algunos de los más sanguinarios, como Domingo Troitiño, autor de la matanza de Hipercor. El PSOE, EN LA OPOSICION, APOYO EL ACERCAMIENTO DE PRESOS. Todas las fuerzas parlamentarias también respaldaron la medida, que tuvo como precedente una resolución aprobada por unanimidad en el Congreso.>>>>>>>>>>>>>

Si ya en esa fecha se cedió al acercamiento de presos, mucho mas lógico será hacerlo ahora cuando ETA, está ya muerta. EL PSOE apoyó ese acercamiento, a ver a ahora si es correspondido.

No olvidemos que AZNAR cuando se refería a ETA, le llamaba Movimiento de Liberación Nacional Vasco.