La Guardia Civil


Policías y guardias civiles contra Sánchez por el caos de Filomena: « ¿Quién es un gasto superfluo?»
La Guardia Civil sorprende en un control a un conductor que ocultaba en su coche 640.000 euros sin declarar.

El hombre, que no aclaró la procedencia del dinero, guardaba los billetes en el maletero y en un doble fondo.

Es la mayor cantidad descubierta por la Usecic de Toledo en un control desde que la unidad fue creada en 2016.

Manuel Moreno.

TOLEDO. Actualizado: 30/12/2020 19:02h.

Llevaba 640.950 euros ocultos en su coche y no supo dar una explicación convincente a los agentes que le sorprendieron con ese dineral. Transportaba seis veces más de la cantidad máxima sin declarar que se permite dentro de España, 100.000 euros (o contravalor en moneda extranjera). Ahora la Guardia Civil investiga su procedencia.

Ocurrió un día de diciembre sin determinar, aunque el instituto armado ha difundido el hallazgo este miércoles. Sucedió en la provincia de Toledo, durante un control de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la Comandancia en una autovía.
Bonito.
Guardia Civil. Agentes rebaten la sentencia de absolución de Trapero y critican que no se haya recurrido.

FERNANDO LÁZARO. Madrid.
Casi 7.000 mujeres quieren ser guardias civiles: la polémica del cupo a los militares.

C. SERNA.
Policía y Guardia Civil siguen sin órdenes por escrito tras el estado de alarma: «Nos negamos a multar así»
ÀLEX GUBERN - ANÁLISIS.

Nostalgia de la Guardia Civil.

Cuando quien «reprime» son los Mossos, el relato indepe se cae a pedazos.

BARCELONA. Actualizado: 04/10/2020 01:44h.

El 1 de octubre de 2017 el independentismo alcanzó su «momentum». Un gran espectáculo en el que se destiló todo lo que hizo de ese día un momento épico para el movimiento, de hecho, si la cosa hubiese prosperado, nueva fecha fundacional de la república. No fue para menos: el independentismo engañó al Estado y al CNI escamoteando ante sus narices miles de urnas, hubo una gran movilización ciudadana y, sobre todo, se televisó en directo un enfrentamiento directo con los antidisturbuios del CNP y la Guardia Civil, probablemente el hecho que convirtió aquella convocatoria ilegal en un formidable acto de propaganda que dio la vuelta al mundo. El Gobierno lo intuyó y por la tarde ordenó el repliegue de las unidades. Ya era tarde.

Esas imágenes fueron en buena parte la gasolina que hizo funcionar el motor indepe, aunque año tras año ha quedado claro que el octanaje era cada vez menor, y de manera nuclear tras la explosión violenta tras la sentencia del Tribunal Supremo, la situación cambió sensiblemente: ya no eran las «fuerzas de ocupación» las que repartían, sino que eran, y siguen siendo, los propios Mossos bajo las órdenes del Govern los que «reprimen» a los muchachos de Urquinaona.

Es una explicación al clima, entre depre y desconcertado, que afecta a los CDR y al resto de indepes exaltados, todos en fase de desmovilización. Lo explicó el propio Torra: es la autonomía, y los instrumentos que conlleva, el principal obstáculo para la independencia, asumiendo el president el papel de aquellos agitadores de salón que echan la culpa al estado del bienestar de que no se complete la revolución. Cuanto peor mejor, viene a decir. Como estos, el independentismo en realidad echa de menos a la GC y al CNP. Cuando quien reparte es la Brimo, el relato del España nos roba, nos mata, nos pega, cae por su propio peso. Ante el espejo.

Àlex Gubern.

Redactor.
La Guardia Civil tras una evaluación de riesgos: Iglesias no debe tener protección en el casoplón.
ESPAÑA.

EL PADRE DE LA NIÑA AGREDIDA EN PALMA POR SER HIJA DE GUARDIA CIVIL: "NINGUNA AUTORIDAD NOS HA LLAMADO"

El guardia civil cuya hija fue agredida lamenta la falta de apoyo oficial tras este tipo de hechos "más habituales de lo que parece en algunas regiones de España". Ni la Directora General de la Guardia Civil ni la delegada del Gobierno le han llamado.

VICENTE GIL.
“Todos somos corrompibles. La cuestión es ¿por cuánto o por qué lo harías? ”. 27 agentes del Campo de Gibraltar se han dejado enredar en dos años por el narcotráfico. Por las cuentas de una guardia civil por ejemplo se movieron más de 11 millones
La Guardia Civil acusa a Marlaska por el nuevo brote de Níjar: «Ni nos informan ni cumplimos protocolos»
"Al frente de la Franquicia política de ETA, Otegui pide la expulsión de la Guardia Civil del País Vasco para que VOX no logre escaños en el Parlamento regional.
La misma obsesión y el mismo objetivo que la banda de la que formó parte, cuyo siniestro modelo de democracia sigue proclamando".
El comandante de la Guardia Civil de Paiporta, Eduardo Aranda, lleva varios años afrontando denuncias de subordinados por abuso de autoridad y acoso. Fue suspendido varios meses por proferir insultos machistas a la alcaldesa de Paiporta, Isabel Martín. Además, está imputado en el Juzgado Togado Militar central número 1, con sede en Madrid, por haber frenado una investigación por una presunta estafa con mascarillas en pleno confinamiento. El último desmán conocido gracias a unas grabaciones a las que ha tenido acceso elDiario. es tiene que ver con su animadversión a la edil del municipio, a la que ya vejó, aunque en este caso, sus declaraciones son, si cabe, de una gravedad mayor.

Las afirmaciones de Aranda, cuya grabación ha sido contrastada con personas que han compartido reuniones y actos con él, se produjeron en junio de 2018 después de la muerte de un joven en los toros de Paiporta de 2018. A finales de mes, el comandante, que dirige a más de 300 guardias, se reunió con una decena de mandos de los puestos de Picassent, Aldaia, Perellonet, Alfafar, Silla y Paiporta para abordar el suceso. En la charla se habla de las competencias y de que el ayuntamiento no les ha avisado del fallecimiento. La intervención del comandante Aranda ante sus subordinados va subiendo de tono hasta que estalla: " ¿Es así o no? Para una vez que tenemos una oportunidad de haberle partido la cara... Había que haber entrado en el Ayuntamiento y haberle partido la cara. Yo no sé por qué a veces yo digo las cosas y no se me hace caso".

La charla con sus jefes de puesto continúa y las críticas se vierten contra la policía de la Generalitat. "La autonómica no lleva lo de los toros, solo lleva si los toros están correctamente autorizados o no. Punto. De hecho, como tienen tantas autorizaciones de toros no van a comprobar ni la mitad de las autorizaciones. El otro día a Paiporta no vinieron. La comprobación se hizo a posteriori. Ellos autorizan suponiendo que está correcto. Hay que dejar muy clara una cosa, totalmente diáfana porque, si no, hay algún ayuntamiento que se va a ver más apretado. Por ejemplo el de Paiporta, que se ha ido a partirle las piernas a la alcaldesa, pero no ha ido nadie", explica a los asistentes a la reunión. No contento con la precisión, Aranda la puntualiza por si no había quedado claro: "Pero les dije que fueran a partirle las piernas".

El comandande de la Guardia Civil ya fue suspendido tres meses en 2019 por vejaciones contra la alcaldesa de Paiporta en reuniones privadas con otros mandos y guardias. "Esta me va a comer el nabo", llegó a confirmarse en la información reservada que le abrieron tras estas afirmaciones. La cautelar de tres meses se cumplió, pero sin cerrarse el expediente, donde no se tomó declaración a nadie y con la salida de la instructora tras denunciar presiones, según publicó el periódico Levante-EMV.

Por otra parte, sus problemas disciplinarios dentro de la Guardia Civil no dejan de crecer así como las denuncias de sus subordinados. Además de la investigación en la que está imputado por supuestamente haber intentado impedir una investigación, en el Juzgado Togado Militar central número 2, tiene abierta otra causa.

La reacción del jefe de la Guardia Civil en Paiporta a las distintas denuncias ha sido apartar o poner a patrullar a quienes le cuestionan. Ha llegado a desmantelar el grupo de investigación que denunció sus intentos por paralizar la investigación sobre las mascarillas.

Nada más conocer las grabaciones, la alcaldesa de Paiporta ha mostrado su indignación pública y ha pedido amparo al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y a la directora de la Guardia Civil, María Gámez. Además, ha reclamado a la Fiscalía que actúe de oficio y que la Institución Armada lo cese de su puesto.
Os da igual todo. Os ha cazado en el mundo entero.

Dejad de una vez tranquilos a las fuerzas de seguridad.
Sobre todo, por parte de los progresistas. A ve si las equiparan, de una vez.
Expediente mascarillas 2020».

Es uno de los expedientes de contratación bajo la lupa del Servicio de Asuntos Internos (SAI) de la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción, que la semana pasada detuvieron a nueve personas -entre ellas un coronel, un teniente coronel y un subteniente- por manipular contratos públicos del Instituto Armado para adjudicarlos a determinadas empresas. Actuaban en connivencia con ellas y a cambio de supuestos beneficios económicos, en forma de comisiones o dádivas.

El ... (ver texto completo)
Y el Ministro del Interior, no tiene responsabilidad?.