VOX


Pintadas en la finca de Morante por su apoyo a Vox: «Al nazi, tiro y cuneta»

«Los políticos que propagan alertas violentas contra los resultados electorales democrácticos son responsables de estas acciones totalitarias», ha escrito Santiago Abascal.

ABC.

Madrid.

Actualizado:

17/12/2018. 12:51h.

Por la noche. En la hora de los cobardes. Cuando nadie los ve... Así han actuado los radicales, aquellos que no comulgan con la democracia y los que no conocen el respeto ni al prójimo ni a sí mismos.

La Huerta de San Juan, bautizo de la finca del torero José Antonio Morante en La Puebla del Río, ha amanecido colmada de tinta grana. Pintura roja de manos que piden sangre y muerte para un torero por su apoyo sin complejos a un partido político: Vox. La irrupción como un torrrente de este grupo ha desencadenado la ira y lo peor de los más antidemócratas.

«Al nazi tiro y cuneta». Esa es una de las frases con las que Morante se ha desayunado esta mañana. Y siguen: «Andalusía (así, con "s") no se toca». Aquella primera se repite en otras de las columnas de color blanco y albero de entrada a la finca: «Al nazi tiro y a la cuneta», retumba. Y debajo, una cruz. Y continúan: «Asesino, maricón...»

No faltan las alusiones a Santiago Abascal, rodeada de símbolos nazis. Señalados el político y el torero, herrados por el radicalismo que les desea la muerte, palabras y actos que incitan al odio y la violencia.

Así lo ha expresado el líder de Vox en un tuit: «Pintadas amenazantes esta noche contra Morante de la Puebla en su finca de La Puebla del Río (Sevilla). Los políticos que propagan alertas violentas contra los resultados electorales democrácticos son responsables de estas acciones totalitarias».

En la madrugada de este 17 de diciembre, la misma en la que los aficionados a los toros seguían la despedida de Juan José Padilla en México, los más intolerantes se han dedicado a poner pintadas de esta guisa: «Torero de pacotilla, acabas como Padilla. Ole». Y junto a las letras mayúsculas, una especie de emoticono, un rostro con el parche en el ojo, en alusión a la cornada del Pirata.
O sea como diría Liberal
Es que no es exacto lo que dice.

Mientras Iglesias estaba trabajando y luchando por los derechos sociales FUERA DE LA POLÍTICA, Abascal estaba viviendo de las mamandurrias entre Euskadi y Madrid.
La familia Abascal lo ha pasado muy mal en Euskadi, amenazados por los sicarios de ETA, esa es la pura realidad, todo lo demás son las mamandurrias.
Yo solo hablo de la carta, en la que pone a su sitio a Iglesias. Una carta similar puede venir perfectamente de cualquier concejal vasco del PP.
Es que no es exacto lo que dice.

Mientras Iglesias estaba trabajando y luchando por los derechos sociales FUERA DE LA POLÍTICA, Abascal estaba viviendo de las mamandurrias entre Euskadi y Madrid.
El PP es el que tiene que temblar. Ya lo verás.
Saludos.
Pués el PSOE, con PODEMOS, si que lo tiene difícil.
Os gusta mucho VOX, pues que tenga cuidado vuestro PP, se está ganando su fagocitación que es lo que ha pasado a los partidos que en Europa se han acercado mucho a los de extrema derecha. Si el PP proclama sus mismos valores, por la mano VOX, le gana a èl.
Como Cudadanos está, parece ser más al centro serán los que se lleven los votos del centro derecha. ¡Cuidadito!
Empresario decídselo a vuestro Casado, yo pensaba que había muchos listos entre sus defensores pero ya vemos que no.
Saludos.
Yo solo hablo de la carta, en la que pone a su sitio a Iglesias. Una carta similar puede venir perfectamente de cualquier concejal vasco del PP.
Los que están temblando es el grupo de "ayundantes" que tiene el gobierno interino, así como D. Pedro, él sabe que le queda poco tiempo para ocupar el palacete y demás placeres.
¿Y? Eso es así toda la vida y esperemos que siga pasando. Antes le ha tocado a Rajoy.
Saludos
El PP es el que tiene que temblar. Ya lo verás.
Saludos.
Los que están temblando es el grupo de "ayundantes" que tiene el gobierno interino, así como D. Pedro, él sabe que le queda poco tiempo para ocupar el palacete y demás placeres.
¡Adelante VOX! la izquierda tiembla.
El PP es el que tiene que temblar. Ya lo verás.
Saludos.
Os gusta mucho VOX, pues que tenga cuidado vuestro PP, se está ganando su fagocitación que es lo que ha pasado a los partidos que en Europa se han acercado mucho a los de extrema derecha. Si el PP proclama sus mismos valores, por la mano VOX, le gana a èl.
Como Cudadanos está, parece ser más al centro serán los que se lleven los votos del centro derecha. ¡Cuidadito!
Empresario decídselo a vuestro Casado, yo pensaba que había muchos listos entre sus defensores pero ya vemos que no.
Saludos.
¡Adelante VOX! la izquierda tiembla.
Una carta muy interesante...
Os gusta mucho VOX, pues que tenga cuidado vuestro PP, se está ganando su fagocitación que es lo que ha pasado a los partidos que en Europa se han acercado mucho a los de extrema derecha. Si el PP proclama sus mismos valores, por la mano VOX, le gana a èl.
Como Cudadanos está, parece ser más al centro serán los que se lleven los votos del centro derecha. ¡Cuidadito!
Empresario decídselo a vuestro Casado, yo pensaba que había muchos listos entre sus defensores pero ya vemos que no.
Saludos.
Una Cierta Mirada

IGNACIO VARELA.

De 50.000 votos a casi dos millones: la primera radiografía de Vox con datos.

En septiembre, el PanelConfidencial dio la primera señal de alarma al atribuirle ya una expectativa de 700.000 votos. En tres meses ha sumado 1,3 millones más.

17/12/2018 05:00 - ACTUALIZADO: 17/12/2018 10:38.

Casi dos millones de votos. Esa es la cifra que, según el Panel de El Confidencial, obtendría Vox si las elecciones generales se celebraran ahora, con una participación parecida a la de 2016.

Comenzó 2018 con Vox en el lugar en el que estaba hace tres años, en torno a los 50.000 votos. En septiembre, el PanelConfidencial dio la primera señal de alarma al atribuirle ya una expectativa de 700.000 votos. En tres meses ha sumado 1,3 millones más, hasta alcanzar un 8% en la estimación de resultados (lo que le daría una notable presencia parlamentaria y, quizá, una posición clave para la formación del próximo Gobierno). Los meteorólogos hablarían de una ciclogénesis explosiva en el espacio electoral. Y nada permite suponer que el fenómeno se detenga aquí.
Muy propia de Abascal.
Una carta muy interesante...
MANTENDRÁ UNA POLÍTICA DE ENDEUDAMIENTO CERO.

De 4.951 a 20.706: Vox cuadruplica su número de afiliados en solo un año.

La formación prevé cerrar el ejercicio con un millón de euros en ingresos, el doble que el año pasado, y 25.000 afiliados que pagan puntualmente su cuota.

AUTOR:

ROBERTO R. BALLESTEROS.

15/12/2018 05:00 - ACTUALIZADO: 15/12/2018 12:42.

Vox ha experimentado un crecimiento histórico en apoyo social en las últimas elecciones andaluzas. Irrumpió de golpe el pasado 2 de diciembre con una docena de diputados en el parlamento regional que ahora negocian con PP y Ciudadanos el que será el primer Gobierno de la Junta sin presencia socialista. Su papel ha resultado trascendente para cambiar el rumbo político autonómico tras aglutinar a votantes de prácticamente todas las sensibilidades que no solo han demostrado su respaldo en las urnas, sino también en un ámbito igualmente relevante para el futuro de la formación presidida por Santiago Abascal.

En tan solo un año, Vox ha cuadruplicado su número de afiliados. Según explican desde el propio partido, en diciembre de 2017 la entidad contaba con 4.951 asociados que pagaban religiosamente su cuota mensual. La cifra ha experimentado un notable crecimiento desde entonces y, a día de ayer, se había multiplicado por cuatro. En concreto, hasta alcanzar los 20.706 afiliados, una cantidad aún alejada de la de los grandes partidos, pero muy significativa para ser una formación que acaba de entrar en un parlamento regional.

La campaña de los comicios andaluces resultó ser clave para Vox, que experimentó un notable incremento de asociados en los días inmediatamente posteriores a las elecciones. En concreto, en la semana siguiente al 2D el partido registró a más de 5.000 personas. Hasta ese momento, el ritmo de crecimiento era aproximadamente de 5.000 afiliados cada seis meses (en agosto de 2018, por ejemplo, contaba con 9.412 inscritos). La campaña aceleró exponencialmente la cadencia y empujó a la formación hasta la barrera de los 20.000, que ahora ha superado con creces.

Antes de final de año, según aventura el gerente de Vox, Enrique Cabanas, la formación alcanzará los 25.000. Todos estos afiliados, además, abonan religiosamente su cuota mensual. No hay ninguno que no lo haga, extremo del que se ocupó personalmente Abascal, que no quería que en su partido ocurriera lo mismo que pasó en el PP, que presumía de ser la formación con más afiliados y luego resultó que una gran parte de ellos no hacía frente a su responsabilidad económica.

De momento, Vox cobra nueve euros al mes a cada uno de sus asociados, una cantidad que rebaja a aquellos que están jubilados, se encuentran sin empleo o son estudiantes, un colectivo el de estos tres últimos perfiles que representa, sin embargo, un reducido porcentaje dentro de esos más de 20.000 afiliados que actualmente engrosan las listas de apoyo a la formación.

Aun así, no son los ingresos por afiliación los únicos que percibe el partido de Abascal, que también cuenta con un nutrido grupo de donantes que entregan diferentes cantidades de dinero prácticamente desde que la formación comenzó a rodar. Este número de 'generosos' particulares también ha aumentado considerablemente tras los resultados electorales obtenidos por Vox en Andalucía, que en la práctica vienen a decir a sus votantes que su voto es útil, como han repetido en varias ocasiones diferentes dirigentes del partido durante los últimos días. Según Cabanas, dos días antes de las elecciones andaluzas la formación había recibido 13.000 donaciones en lo que iba de año, lo que traducido a dinero significaba 540.000 euros, una cifra que aún tiene que aumentar hasta que acabe diciembre, un mes que además se verá empujado por los resultados electores.

Vox ingresó en 2017 algo más de 463.000 euros, de los cuales el 59% provino de cuotas de afiliados. El resto, de donantes y otras partidas menores. Así lo reflejan las propias que la formación cuelga anualmente de su web, que también muestran que la facturación en 2016 se situó en un rango similar, con casi 453.000 euros de ingresos, apenas 10.000 euros menos que el año siguiente. Los resultados de 2018 evidentemente no han sido aún publicados en el mencionado portal —reiteradamente atacado por 'hackers' en los últimos meses—, pero previsiblemente incrementarán sustancialmente la cifra, dada la explosión de afiliaciones y de donaciones. Según Cabanas, los ingresos de 2018 estarán en torno al millón de euros.

En paralelo, como es lógico, aumentarán los gastos, dado que Vox tiene ahora que afrontar la contratación de más personal para sostener la estructura que está creando tras las elecciones andaluzas y con vista a los próximos comicios municipales que tendrán lugar el próximo mayo y en los que Abascal tratará de echar el resto. Hasta ahora, el partido ha tenido 382.000 euros de gastos en 2017 y 393.000 euros en 2016. Sin embargo, según Cabanas, este aumento de personal será ampliado con raciocinio. "No queremos endeudarnos en ningún momento, vamos a ver los ingresos que van llegando sostenidos en el tiempo y en función de eso iremos decidiendo aumentar plantilla poco a poco", aventura el gerente. La formación concluirá el año con el doble de personas contratadas que tenía en enero, cuando apenas había media docena de empleados.