Automovilismo


Si tú sientes como yo un a gran preocupación, casi una enfermedad, por mantener tu coche siempre sin rasguños, sin bollos y limpio, vas a comprender que yo sufriera mucho cada vez que estrené un coche.
Mi primer coche nuevo fue un Seat 600. Estuve esperando seis meses para que me lo entregaran, llego a Fuensanta y lo aparco dentro de un cocherón que teníamos en el almacén en de Materiales de Construcción de mi familia y me voy a comer. Nada más llegar a casa me llaman por teléfono y me dicen que fuera que al coche le había dado un golpe el camión del yeso. Llego corriendo y veo mi coche nuevo con todo un faro y la parte delantera destrozada. Ya me dirán...
Mi segundo fue un Seat 124. Laly lo quería blanco, así lo pedimos y cuando me llaman para recogerlo, vivíamos entonces en Villardompardo, llego a casa con el coche, blanco impoluto, y al momento se presentan los de Seat, de Jaén con un coche igual pero color azul marino, casi negro, diciendo que perdonara pero por error el coche mío era el azul. Imagínense, solución que ellos se lo llevaban lo mandaban a fábrica y me lo devolverían blanco. Imaginaros el disgusto, pero fue mucho peor porque a los pocos días fui a Jaén y me veo mi coche, todo desguazado, pintándolo en el taller no en la fábrica como ellos prometieron....
El tercero un Citroen GS. Teníamos los dos niños pequeños, decidimos ir a estrenarlo a Córdoba donde estaba el hermano de mi mujer. y cuando volvíamos a casa por Porcuna dice mi Simón dice: Papá el hermano ha "devolvío". Paro el coche y todo el asiento de atrás, que era color beig claro mi César lo había manchado. Esa mancha no se pudo quitar con nasa...
El último un Renault 21, vamos a Granada con mis suegros y los tres niños celebrarlo, mi suegro llevaba su coche, venía detrás, y un poco antes de llegar freno porque se me cruzó un perro y mi suegro que se me empotra por detrás. Sin comentarios.......
Yo después he tenido dos coches más pero los compré de segunda mano, no tuve ya ningún problema, el gafe estaba en el estreno.
Angel pues nada vendemos el coche utilizamos el de San Fernando, un ratito a pie y otro andando, y nos limitamos a viajar con el IMSERSO ya veras como ahorramos y ganamos en salud. ¿No te parece?. Un saludo
Manuel. Te comunico que ya hago las dos cosas: Una hora andando y cuando llega el Imserso (que ya estamos en él) marchar unos días en avión al destino que has elegido. Se pasa muy bien.

¿El coche? Cuánto menos mejor.

Un saludo.
Manuel Lara Lemus. Por supuesto, tener coche implica muchos gastos especialmente lo que cuesta una reparación de nada. Como tengas que pagar el seguro y al mismo tiempo una avería -y no digamos nada si tienes la mala suerte de que te pongan una multa de tráfico-, ese mes NO COMES.

Lo del Imserso es otra cosa. Me parece bien. Se mantienen muchos servicios abiertos gracias a la colaboración entre el gobierno y los cliente que somos los jubilados.

Un saludo.
Angel pues nada vendemos el coche utilizamos el de San Fernando, un ratito a pie y otro andando, y nos limitamos a viajar con el IMSERSO ya veras como ahorramos y ganamos en salud. ¿No te parece?. Un saludo
Desde luego al precio de la gasolina, los seguros, el impuesto municipal, las averías y una que otra multa que te cae los jubilados lo tenemos difícil.
Viajar solo con el IMSERSO es lo que al final nos queda y eso si te dan algo porque el día que te dicen que tienes que elegir ya está todo ocupado. Nosotros ya en nuestra casita, sopitas y buena letra. Que le vamoa a hacer.
Manuel Lara Lemus. Por supuesto, tener coche implica muchos gastos especialmente lo que cuesta una reparación de nada. Como tengas que pagar el seguro y al mismo tiempo una avería -y no digamos nada si tienes la mala suerte de que te pongan una multa de tráfico-, ese mes NO COMES.

Lo del Imserso es otra cosa. Me parece bien. Se mantienen muchos servicios abiertos gracias a la colaboración entre el gobierno y los cliente que somos los jubilados.

Un saludo.
Desde luego al precio de la gasolina, los seguros, el impuesto municipal, las averías y una que otra multa que te cae los jubilados lo tenemos difícil.
Viajar solo con el IMSERSO es lo que al final nos queda y eso si te dan algo porque el día que te dicen que tienes que elegir ya está todo ocupado. Nosotros ya en nuestra casita, sopitas y buena letra. Que le vamoa a hacer.
Tal vez habría que plantearse, según que casos, si no es mejor vender el coche o los coches y usar el servicio público que para los jubilados es bastante más barato. Yo me lo voy a pensar. Un saludo
La idea no está mal. Sucede que para andar por la ciudad sería lo más interesante, pero si tienes que trasladarte al pueblo, la cosa cambia. A veces hay que hacer cambios de autobuses. Por supuesto que los jubilados tenemos descuentos. No está mal, e incluso en Renfe.

Un saludo.
MANUEL. En efecto, como tengas una avería prepara la cartera porque te hunden con la reparación. Se fastidió el mes. Las reparaciones son caras.

Tener un coche supone unos gastos extras muy altos. Desde un cambio de aceite, cambio del filtro del aire y cualquier pijada que surja, te levantan 180 o 200 euros. Pero bueno, sin coche parece que no podemos estar.

Un saludo.
Tal vez habría que plantearse, según que casos, si no es mejor vender el coche o los coches y usar el servicio público que para los jubilados es bastante más barato. Yo me lo voy a pensar. Un saludo
Otra cosa que tienen los coches y que nos supone un gasto extra, a veces cuantioso, son las averías. Un buen día te levantas no te arranca porque se te va la batería, o le falla la puesta en marcha, o la bomba del agua y ya tienes el día echado. Y mira que los garajes te cobran un ojo de la cara y responsabilidades ninguna. En definitiva tener un coche es una ruina, pero que vamos a hacer, a veces es una herramienta de trabajo y no hay más remedio que
tenerlo y otras por lujo o por placer también ... (ver texto completo)
MANUEL. En efecto, como tengas una avería prepara la cartera porque te hunden con la reparación. Se fastidió el mes. Las reparaciones son caras.

Tener un coche supone unos gastos extras muy altos. Desde un cambio de aceite, cambio del filtro del aire y cualquier pijada que surja, te levantan 180 o 200 euros. Pero bueno, sin coche parece que no podemos estar.

Un saludo.
Pues sí, ahora hay infinidad de coches de todas las marcas. Buenos coches. Fiables, gastan poco, pero están un poco caros: Audi, BMV, Mercedes... no están al alcance de cualquier bolsillo.

De todas formas hay un coche barato que es el DACIA-Sandeiro (bajo tutela de Renault. Es un coche duro, cómodo y estable. Se venden muchos.

Un saludo.
Otra cosa que tienen los coches y que nos supone un gasto extra, a veces cuantioso, son las averías. Un buen día te levantas no te arranca porque se te va la batería, o le falla la puesta en marcha, o la bomba del agua y ya tienes el día echado. Y mira que los garajes te cobran un ojo de la cara y responsabilidades ninguna. En definitiva tener un coche es una ruina, pero que vamos a hacer, a veces es una herramienta de trabajo y no hay más remedio que
tenerlo y otras por lujo o por placer también nos cautiva. Es un reto del
progreso y de la civilización que remedo. Saludos
Gracias por esa información tuya tan acertada y tan interesante. Ahora nos sobran coches, nos sobra gasolina y nos falta trabajo y dinero para poder comptaralos
Pues sí, ahora hay infinidad de coches de todas las marcas. Buenos coches. Fiables, gastan poco, pero están un poco caros: Audi, BMV, Mercedes... no están al alcance de cualquier bolsillo.

De todas formas hay un coche barato que es el DACIA-Sandeiro (bajo tutela de Renault. Es un coche duro, cómodo y estable. Se venden muchos.

Un saludo.
Manuel Lara Lemus. Mira, como quiera que al acabar la fatídica guerra civil, la nuestra, la de España, no teníamos gasolina por, quizás, bloqueo internacional, Entonces los coches de línea, los de las empresas de viajeros por carretera, usaban el gasógeno. recueredo que en un viaje desde la capital a mi pueblo, a mitad de camino, el autobús se paró y el conductor y cobrador, nos mandaron a todos a coger leña para avivar el gasógeno, y conseguimos salr del apuro. Después, mas tarde todo evolucionó ... (ver texto completo)
Gracias por esa información tuya tan acertada y tan interesante. Ahora nos sobran coches, nos sobra gasolina y nos falta trabajo y dinero para poder comptaralos
Manuel Lara Lemus. Mira, como quiera que al acabar la fatídica guerra civil, la nuestra, la de España, no teníamos gasolina por, quizás, bloqueo internacional, Entonces los coches de línea, los de las empresas de viajeros por carretera, usaban el gasógeno. recueredo que en un viaje desde la capital a mi pueblo, a mitad de camino, el autobús se paró y el conductor y cobrador, nos mandaron a todos a coger leña para avivar el gasógeno, y conseguimos salr del apuro. Después, mas tarde todo evolucionó y algún país nos vendió gasolina, con lo cual el gasógeno pasó a mejor vida.

El camión de cremallera era como un TANQUE, me refiero a la cremallera, Después de unos años, pusieron ruedas de CAUCHÚ sin la goma que iba dentro de las ruedas, goma que había que rellenar con aire. Fueron los últimos coletazos de la cremallera y las ruedas.

Un saludo.
MANUEL LARA LEMUS. Dentro del automovilismo me quedo con los principios del mismo. Recuerdo haber montado en un FORD T. Y en uno (no recuerdo la marca, tendría yo seis o siete años) que se parecía a los coches que usaban en las películas mudas. Y como recuerdo el primer camión con cremallera.

¿Y cómo no? Los coches de los años 40 que circulaban con gasógeno.

Un saludo.

De todas formas, el coche cobra cierta fama en los principios de los años 50
Yo nací en 1940, y no llegué a conocer el gasógeno, ni la cremallera de los camiones, me acuerdo de unos camiones pequeñitos llamados ford de pedales y unos coches muy cuadrados y muy rudimentarios. En nuestra casa hemos tenido camiones porque mi padre tenía un negocio de materiales de construcción el primero que tuviera un Thames Strades que era inglés, de segunda mano y era bastante bueno.
Lo de los coches, su importancia y su evolución a partir de los años 50 se debe a que empezaron a ser más asequibles, más utilizados por todos los ciudadanos en sus negocios, e el transporte y también en el uso particular, y dejaron de ser solo exclusivos de las clases más pudientes. Vamos es lo que yo creo.
MANUEL LARA LEMUS. Dentro del automovilismo me quedo con los principios del mismo. Recuerdo haber montado en un FORD T. Y en uno (no recuerdo la marca, tendría yo seis o siete años) que se parecía a los coches que usaban en las películas mudas. Y como recuerdo el primer camión con cremallera.

¿Y cómo no? Los coches de los años 40 que circulaban con gasógeno.

Un saludo.

De todas formas, el coche cobra cierta fama en los principios de los años 50
Pues, no sé, Ferrari siempre fue un buen coche de carreras. Fernando Alonso ganó dos mundiales con Renault. Ahora va bien, pero mejor va Vetel con Red Bul. Para ganar el campeonato lo tiene crudo. Habría que esperar que el coche de Vetel no terminara varias carreras. Pero eso ya es más complicado.
Gracias Ángel ha sido un placer mantener este intercambio de mensajes contigo muy instructivo y que demuestra que los dos somos muy amigos del automovil. ha sido un placer. Saludos