Estados Unidos de América


Se desvelan las pruebas: Nixon y Kissinger prepararon el golpe contra Allende

El archivo de seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA por sus siglas en inglés) ha desclasificado documentos, hasta ahora secretos, donde se evidencia la estrategia de la administración norteamericana contra el presidente chileno, Salvador Allende.

Los documentos que ahora salen a la luz recogen lo sucedido entre los días 5 y 9 de septiembre de 1970 cuando se evaluaba la victoria electoral del presidente de Chile.

Kissinger, Secretario de Estado de los EEUU, envió el día 5 de septiembre un dossier con el objetivo de que fuera evaluado por el presidente Nixon. En los documentos ahora puede leerse que se consideraba que Salvador Allende era «uno de los desafíos más graves nunca encarados en este continente». Consideran a Allende en los documentos como «un marxista duro y dedicado», profundamente «antiestadounidense», que tiene la intención de establecer un Estado socialista y marxista en Chile», y «buscará eliminar la influencia de Estados Unidos».

«La consolidación de Allende en el poder en Chile, por lo tanto, supondría varias amenazas muy graves a nuestros intereses y posiciones en el continente», señalaban los informes.

Advierte Kissiinger a Nixon de que «su decisión sobre qué hacer puede ser la decisión más histórica y difícil en asuntos exteriores que tendrá que tomar este año, porque lo que pase en Chile en los próximos seis a doce meses, tendrá ramificaciones que irán más allá de las relaciones entre EEUU y Chile«.

De «no hacer nada» a «hacer algo para prevenir que Allende se consolide»
Las opciones que Kissinger plantea a Nixon van desde «no hacer nada» hasta «permitir que Allende se consolide en el poder, pasando por «hacer algo para prevenir que se consolide ahora que sabemos que es más débil de lo que nunca será». Fue, precisamente la opción que se eligió, pasando a actuar contra Allende como un enemigo de la Casa Blanca.

Kissinger también hizo su recomendación: «a mi juicio, los peligros de no hacer nada son mayores que los riesgos a los que nos enfrentamos al intentar hacer algo».

El día 6 el director de la CIA, Richard Helms, presenta un informe al CNS sobre la situación en Chile. En él relataba los intentos fallidos dentro de estamentos militares por intentar impedir la toma de posesión de Allende como presidente. Y explica que el comandante en jefe del Ejército, el general René Schneider consiguió «bloquear» una intervención militar.

No toda la administración de Nixon veía de la misma manera la situación. De hecho, no eran pocos los que se oponían a una actuación de injerencia en Chile. Por eso Kissinger trató de retrasar la reunión que el presidente tenía con el Consejo de Seguridad Nacional para abordar la cuestión de Chile. Habló primero con él y le dejó claro cuál era el posicionamiento que había que defender.

Para Nixon el problema era el ejemplo que pudiera suponer Allende para Brasil o Argentina. Si seguían los pasos de Chile, EEUU se vería amenazada, y no sólo en América, sino también en Europa. “Estos documentos registran el propósito deliberado de los funcionarios estadounidenses de socavar la capacidad de gobernar de Allende y derribarlo para que no pudiera establecer un modelo exitoso y atractivo de cambio estructural que otros países podrían emular” explica Peter Kornbluh, encargado de la organización Archivo de Seguridad Nacional, con sede en Washington.

Unos documentos que revelan lo que muchos ya sabían, tal y como Joan Garcés explica en sus obras de manera clara y concisa.

Quedan en evidencia las afirmaciones públicas que Kissinger hiciera donde aseguraba que EEUU no tenía conocimiento del golpe de Estado de 1973 al gobierno de Salvador Allende, que terminó asesinando al propio presidente.

Como no tenían muy claro que «la jugada» les saliera bien, decidieron utilizar la estrategia «modus vivendi», dando a entender públicamente que apoyaban a los partidos de la oposición chilena, enfocando los objetivos hacia las elecciones siguientes. Un paso en falso, si se evidenciaba las intenciones que había realmente, podría costarle muy caro a EEUU de cara a la imagen internacional. Así lo advirtió la Oficina de Asuntos Interamericanos, que advirtió que si Washington violaba su respeto por el resultado de unas elecciones democráticas, reduciría su credibilidad mundial y aumentaría el nacionalismo antinorteamericano.

En aquella reunión del Consejo Nacional de Seguridad del 6 de noviembre todos parecían tener claro que «la senda socialista» de Allende perjudicaba a los EEUU. Sin embargo, el secretario de Estado, William Rogers, estaba totalmente en contra de actuar con hostilidad contra Allende. Desde Defensa, tenían bastante más claro que todo valía para acabar con el chileno socialista.

Fue cuando se pusieron sobre la mesa documentos que señalaban al equipo de Allende, de ser duros, de ser ideológicamente claros marxistas. Y en ese momento, Nixon afirmó con contundencia: «Si hay una forma de desbancar a Allende, hazlo».

Así como fue, al día siguiente, que Kissinger envió un escrito confidencial dando las pautas: “El presidente ha decidido que la postura pública de los Estados Unidos será correcta pero fría, para evitar darle al Gobierno de Allende una base sobre la cual reunir apoyo nacional e internacional para la consolidación del régimen”.

¿Cuál era el plan?
En el documento remitido por Kissinger, llamado «Política Chile», se daban las pautas generales. El cómo se desarrollaba venía después: funcionarios estadounidenses se encargarían de generar lazos con gobiernos como el de Brasil y Argentina para sumar fuerzas contra Allende, y sobre todo para cortar la mecha de propagación del socialismo.

La clave era que las políticas de Allende no salieran adelante, y para ello bloquearon silenciosamente los préstamos de bancos multilaterales a Chile, se cancelaban los créditos y prestamos para la exportación a EEUU, reclutamiento de empresas para que abandonasen Chile, se manipularía el valor del mercado internacional del cobre (primera fuente de exportación de Chile) y así se debilitaría la economía chilena. Eso sí, se diría que el socialismo era el culpable, no la falta de recursos.
Ana Belén Montes, presa política de los EUA

El 21 de septiembre de 2001, diez días después de los ataques a las torres gemelas, fue hecha prisionera Ana Belén Montes, ex analista superior de inteligencia en la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) de los Estados Unidos, acusada del delito de “conspiración para cometer espionaje” a favor del gobierno cubano.

Condenada en el año 2002 por “entregar a Cuba información que le permitiera conocer los planes de agresión de Estados Unidos contra ... (ver texto completo)
No lo tiene fácil esta mujer, en USA no se negocia la justicia como aquí...... Carlos H
Ana Belén Montes, presa política de los EUA

El 21 de septiembre de 2001, diez días después de los ataques a las torres gemelas, fue hecha prisionera Ana Belén Montes, ex analista superior de inteligencia en la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) de los Estados Unidos, acusada del delito de “conspiración para cometer espionaje” a favor del gobierno cubano.

Condenada en el año 2002 por “entregar a Cuba información que le permitiera conocer los planes de agresión de Estados Unidos contra la isla”, se declaró culpable de los cargos que se habían levantado contra ella, los cuales le podrían haber valido la pena de muerte, pero finalmente fue sentenciada a 25 años de prisión en octubre de ese año, luego de haber llegado a un acuerdo con la fiscalía.

Conocida en los medios como “La reina de Cuba”, Ana Belén Montes, hija de un psiquiatra militar estadounidense, nació el 28 de febrero de 1957 en Alemania, en plena Guerra Fría. Sus abuelos eran asturianos que emigraron a Cuba y Puerto Rico, país este último donde nació su padre Alberto Montes.

Ana Belén pasó los primeros años de su vida en Europa. Más tarde su padre fue trasladado a Kansas, EEUU, donde se formó en distintos colegios militares y selectos internados.

En 1979 se graduó de la Universidad de Virginia, y en 1988 obtuvo una maestría en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins.

Proviene de una familia con fuertes credenciales conservadoras y conexiones dentro de la comunidad de contrainteligencia de los EE. UU.

Su ex novio era un especialista en la inteligencia cubana para el Departamento de Defensa, su hermana (Lucy) que fue premiada por el FBI por traducir informes de inteligencia de los cinco cubanos que fueron condenados por espionaje en 2001, en Miami y su hermano (Tony) eran agentes del FBI.

Con tales antecedentes, comenzó a trabajar para la DIA, órgano de la inteligencia militar principal de Estados Unidos, como analista de información, lo que le facilitó, en 1992, un puesto en el Pentágono, donde se especializó en asuntos cubanos.

Durante su carrera, recibió gratificaciones y reconocimientos especiales a su labor, entre ellos un certificado especial que le entregó el entonces director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), George Tenet.

En el juicio sumario que se desarrolló en su contra, la valiente mujer expresó ante un tribunal federal de Washington DC, el 16 de octubre de 2002.

“Existe un proverbio italiano que quizás sea el que describe de la mejor forma en lo que yo creo: Todo el Mundo es un solo país. En ese “país mundial” el principio de amar al prójimo tanto como se ama a uno mismo resulta una guía esencial para las relaciones armoniosas entre todos nuestros “países vecinos”.

Este principio implica tolerancia y entendimiento para las diferentes formas de actuar de los otros. El establece que nosotros tratemos a otras naciones en la forma en que deseamos ser tratados, con respeto y consideración. Es un principio que, desgraciadamente, yo considero nunca hemos aplicado a Cuba.

Honorable, yo me involucré en la actividad que me ha traído ante usted porque obedecí mi conciencia más que obedecer la ley. Yo considero que la política de nuestro gobierno hacia Cuba es cruel e injusta, profundamente inamistosa, me consideré moralmente obligada de ayudar a la isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema político.

Nosotros hemos hecho gala de intolerancia y desprecio hacia Cuba durante cuatro décadas. Nosotros nunca hemos respetado el derecho de Cuba a definir su propio destino, sus propios ideales de igualdad y justicia.

Yo no entiendo cómo nosotros continuamos tratando de dictar como Cuba debe seleccionar sus líderes, quienes no deben ser sus dirigentes y que leyes son las más adecuadas para dicha nación. ¿Por qué no los dejamos decidir la forma en que desean conducir sus asuntos internos, como Estados Unidos ha estado haciendo durante más de dos siglos?

Mi mayor deseo sería ver que surja una relación amistosa entre Estados Unidos y Cuba. Espero que mi caso, en alguna manera, estimule a nuestro gobierno para que abandone su hostilidad en relación con Cuba y trabaje conjuntamente con La Habana, imbuido de un espíritu de tolerancia, respeto mutuo y entendimiento.

Hoy vemos más claro que nunca que la intolerancia y el odio –por individuos o gobiernos– lo único que disemina es dolor y sufrimiento. Yo espero que Estados Unidos desarrolle una política con Cuba fundamentada en el amor al vecino, una política que reconozca que Cuba, como cualquier otra nación quiere ser tratada con dignidad y no con desprecio”.

19 años ha pasado el prisión está valerosa mujer y los ha pasado en las más adversas condiciones humanas, junto a enfermos mentales en una cárcel de alta seguridad en una unidad militar estadounidense.

Despreciada por seres queridos, como su propia hermana, que trabaja para el FBI, Ana Belén Montes, fue operada de un cáncer de mama y del propio hospital la regresaron a prisión.

Solo puede recibir visitas, muy limitadas en el año, de su anciano padre, el hermano y una prima, está última residente en Puerto Rico, quien libera la campaña internacional por su liberación.

Ana Belén Montes, aunque sea por razones estrictamente humanitarias debía ser puesta ya en libertad.

Su condena ha sido larga y cruel y merece toda nuestra solidaridad.
Ferisa. ¡JOOOOO macho! Cada día nos metes unos tochos de órdago. No nos martirices más, hombre.
Agua que no has de beber, dejala correr. Ya se que te sobrepasa, pero es lo que hay
ABC PREMIUM.

EE. UU. se plantea trasladar su mando militar para África a la base de Rota.

Es una de las principales opciones, según reconocen a ABC miembros de la Administración Trump, pero Washington también estudia devolverlo a territorio estadounidense.

David Alandete.
Para Donald Trump seria trasladar su Mando Militar de ÁFRICA a Rota (ÁFRICA)..... Carlos H.
ABC PREMIUM.

EE. UU. se plantea trasladar su mando militar para África a la base de Rota.

Es una de las principales opciones, según reconocen a ABC miembros de la Administración Trump, pero Washington también estudia devolverlo a territorio estadounidense.

David Alandete.
Ángel, ¡por Dios, no despiertes a la fiera!
Ruge poco. Cuando deja de hablar de Cube, explotadores, explotados... Se le acabó la fuerza.
Ferisa. ¡JOOOOO macho! Cada día nos metes unos tochos de órdago. No nos martirices más, hombre.
Ángel, ¡por Dios, no despiertes a la fiera!
Cibermensajes envenenados desde Washington: Campañas en red para Bolivia, Venezuela y México

Sin proponérselo, el gigante de las redes Facebook ha levantado una alfombra poco visible en el imperio y ha sacado a la luz la basura que tiene debajo.

Un reciente informe de la compañía de Palo Alto, California, del 1 de septiembre, ha develado la existencia en esa plataforma digital de varias redes en el mundo que mostraban un comportamiento inauténtico coordinado.

Una de esas redes era manejada ... (ver texto completo)
Ferisa. ¡JOOOOO macho! Cada día nos metes unos tochos de órdago. No nos martirices más, hombre.
Cibermensajes envenenados desde Washington: Campañas en red para Bolivia, Venezuela y México

Sin proponérselo, el gigante de las redes Facebook ha levantado una alfombra poco visible en el imperio y ha sacado a la luz la basura que tiene debajo.

Un reciente informe de la compañía de Palo Alto, California, del 1 de septiembre, ha develado la existencia en esa plataforma digital de varias redes en el mundo que mostraban un comportamiento inauténtico coordinado.

Una de esas redes era manejada por CLS Strategies, una compañía con sede en Washington, a unos kilómetros de la Casa Blanca, y bien conectada con el mundo político y los intereses estratégicos de Estados Unidos.

El modus operandi
Según el reporte de Facebook, correspondiente al mes de agosto de 2020, CLS Strategies creó un entramado de perfiles falsos, llenos de mensajes engañosos y fake news, destinados a manipular a la opinión pública de varios países latinoamericanos.

Como señala la compañía dueña de la mayor red social digital del mundo, en este intento de “detectar, estudiar y remover operaciones de influencia de Facebook, hemos aprendido que usualmente éstas se dirigen a múltiples plataformas tecnológicas y buscan usar medios tradicionales para amplificar sus narrativas. Hemos visto que un número de campañas, incluyendo las dos que removimos en agosto, crean Páginas haciéndose pasar por entidades de noticias para ganar credibilidad.

La Dirección de Política de Ciberseguridad de Facebook detectó que CLS manejaba 55 cuentas y 42 páginas de Facebook y 36 cuentas de Instagram. La red tenía cerca de 509 000 cuentas que seguían una o más de sus páginas de Facebook y unas 43 000 personas que eran seguidores de sus cuentas de Instagram; replicando los contenidos.

La información deja claro que “Esta red usaba cuentas falsas, algunas de las cuales fueron detectadas y desactivadas por nuestros sistemas automáticos previamente, para amplificar su contenido, evadir la aplicación de nuestras políticas, dirigir a las personas a dominios fuera de la plataforma, engañar a las personas sobre los responsables detrás de esta actividad y administrar Páginas, haciéndose pasar por entidades de noticias independientes, organizaciones civiles y Páginas políticas.”

Revela además que “Algunas de estas cuentas fingían ser locales en los países a los que se dirigían. Mientras que algunas de estas Páginas emulaban partidos políticos, usando técnicas como typosquatting para engañar a las personas. Esta actividad parece haberse concentrado en eventos cívicos y elecciones en los países a los que se dirigía.”

La investigación constató que “Las personas detrás de esta actividad publicaban acerca de noticias y eventos actuales, incluyendo temas de política y figuras políticas, elecciones y crisis política en Venezuela, México y Bolivia. También publicaban contenido para apoyar a la oposición política en Venezuela y el gobierno interino en Bolivia, así como para criticar al partido político mexicano Morena.”

Para tales operaciones de influencia y manipulación, CLS Strategies invirtió 3, 6 millones en publicidad de Facebook, pagado mayormente en dólares estadounidenses, una suma que se considera notable para esta plataforma digital, y que según sus ejecutivos “refleja lo que sucede cuando los actores con bolsillos profundos montan una operación de desinformación”.

Esta es la primera vez que Facebook elimina contenido de una empresa con sede en EE. UU., tal como apunta un artículo de BuzzFeed, a pesar de que las empresas de relaciones públicas de otros países aparecen con frecuencia en sus anuncios mensuales de eliminación.

En el pasado, Facebook emitió prohibiciones generales y drásticas a las empresas que administran cuentas falsas, lo que la compañía no hizo esta vez. “Hemos prohibido a varias empresas en el pasado porque todo su modelo de negocio se construyó en torno a esto”, dijo Nathaniel Gleicher, jefe de política de ciberseguridad en Facebook. "En este caso, CLS tiene una gran parte de la actividad legítima que no está diseñada para este propósito, por lo que no estamos tomando medidas contra toda la organización en este momento".

Lavado de cara al golpismo boliviano

A finales de enero de este año, el reconocido medio alternativo The Intercept publicaba un artículo de denuncia bajo el título “Gobierno interino boliviano recurre a la misma firma de cabildeo contratada para vender el Golpe en Honduras”, el cual apenas fue replicado por otros medios alternativos y algunos usuarios en las redes.

El artículo establecía una clara similitud de acciones y procedimientos entre los derrocamientos de Manuel Zelaya en Honduras en 2009 y el de Evo Morales en Bolivia a fines de 2019.

En ambos casos, los militares jugaron un papel fundamental en los Golpes de Estado. En ambos países, las fuerzas de oposición de derecha tomaron el poder después de la caída de los gobiernos, y buscaron el reconocimiento internacional para construir legitimidad.

En ambos procesos, los golpistas contrataron los servicios de los mismos consultores de Washington DC para darle una lavada de cara al nuevo régimen y generar apoyo entre los políticos en Washington. Era una tarea destinada para CLS Strategies.

Unos siete meses después, el informe de Facebook viene a confirmar aquella revelación.

Según el portal Bol News Press, la firma estadounidense fue contratada el 5 de diciembre de 2019 por el Ministerio de Gobierno de Jeanine Áñez para mejorar la imagen del ejecutivo instaurado por el golpismo boliviano. La firma recibió por su trabajo 1000 dólares diarios durante 90 días entre diciembre de 2019 y marzo de 2020 de fondos gubernamentales.

La publicación digital señaló, a mediados de agosto pasado, que el CLS definió que Bryan Berry, con gran experiencia promoviendo y defendiendo los intereses de corporaciones que producen medicamentos, fuese quien definiera y firmara el contrato con el ejecutivo boliviano.

Brian Berry, el ejecutivo de CLS Strategies que cerró el acuerdo con el gobierno de facto en Bolivia.

El medio enfatiza que “ La consultora tiene un equipo de profesionales en comunicación estratégica bien reconocido y tiene vínculos directos e indirectos con el Departamento de Estado y algunas agencias de inteligencia, como la CIA y la Agencia Nacional de Inteligencia, de acuerdo a datos del Departamento de Comunicación del Departamento de Justicia”.

Se conoce que CLS Strategies aparece registrado como Agente Extranjero para el Estado Plurinacional de Bolivia (el actual gobierno de facto boliviano) en la Foreign Agents Registration Act (FARA) de los Estados Unidos, desde el 11 de diciembre de 2019.

Una de las acciones directas de la operación de blanqueo del Golpe fue la creación de al menos 11 páginas de Facebook relacionadas con Bolivia, desde la que apoyaron principalmente a la presidenta de facto, Jeanine Áñez, y vilipendiaron al expresidente Evo Morales.

Mensajes manipuladores fueron llevados a la redes y replicados por las cuentas y páginas falsas creadas por CLS. El informe de Facebook pone un ejemplo de los contenidos difundidos para degradar moralmente a Evo:
10.44.

Trump afirma que «se enfada más y más» con China por el «tremendo daño» que el coronavirus ha hecho en EEUU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado este martes que «se enfada más y más» con China mientras observa que la pandemia del coronavirus se extiende «por todo el mundo» y por el «tremendo daño» que ha hecho al país norteamericano. «Mientras veo que la pandemia se extiende por todo el mundo con su fea cara, incluyendo el tremendo daño que ha hecho a Estados Unidos, me enfado más y más con China», ha indicado el mandatario a través de su cuenta de Twitter. «La gente puede verlo y yo puedo sentirlo», ha asegurado.

ABC/
Bajo las botas del imperio
Periodista de CNN: “El gobierno de EE. UU. nos paga para publicar noticias falsas”

La periodista Amber Lyon se ha convertido en una importante “whistleblower” (alertadora), al revelar cómo los gobiernos pagan a los medios para que falsifiquen noticias, publica este jueves Venezolana de Televisión (VTV).

Lyon renunció a la cadena estadounidense CNN luego de que su reportaje Revolution, donde mostraba las atrocidades del régimen de Baréin, no fuera retransmitido en CNN Internacional debido a presiones del Gobierno bareiní.

La periodista se enteró después de que este país pagaba fuertes cantidades a la CNN para que fuera presentado de forma favorable. Pese al elevado coste del documental, más de 100 mil dólares, en comparación con la mayoría de reportajes periodísticos, no salió al aire.

Habiendo vivido en carne propia lo que ocurría en este país de Oriente Medio, Lyon claramente notó que la cobertura que transmitía, de forma cotidiana, la CNN era completamente falsa.

Lyon cree que países como Baréin pagan millones de dólares para mostrar un contenido que es supuestamente objetivo. Esto es algo que ocurre comúnmente: infomerciales para dictadores. Pero también para promover los nuevos movimientos en la estrategia geopolítica de Estados Unidos, denuncia Lyon.

En el video de RT vemos cómo la CNN edita los acontecimientos políticos para avanzar una propaganda bélica. Vemos la diferencia con la que se cubren los discursos del primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu, y el expresidente de Irán Mahmud Ahmadineyad en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con un claro sesgo a favor del premier israelí.

“Me preocupa que se pastoree a los ciudadanos a un nuevo conflicto a través de coberturas selectivas… Ahmadineyad en realidad estaba diciendo que había caminos para la paz, pero esto fue omitido por la CNN. A la vez se refuerza el mensaje prefabricado con películas como Argo, que crean una propaganda bélica en favor de ciertos intereses”… Se trata de una retórica “que lleva a la guerra como ocurrió con el discurso de ‘armas de destrucción masiva’”, el cual se utilizó para lanzar la guerra contra Irak, señala Lyon.

Los hechos que ha observado Lyon en la CNN son la norma y no la excepción, especialmente en países como México, donde el presidente tiene fuertes lazos con la televisora más importante del país.

Tomado de HispanTV
TRun necesita una guerra y la hará. Ya en Venezuela ya en Iran ya en o en cualquier parte del mundo donde las empresas USA tengan intereses. Llevan años detrás de Cuba, que fue la casa de putas de los americanos asta la llegada de Fidel. Con Obama hubo una distensión, pero llegó el millonario sinvergüenza, y comenzó a estirar la cuerda. Al Trum y a los intereses de las empresas que son una misma cosa, le importa un rábano que en alguno de estos países, haya dictadura o democracia si no beneficia los particulares intereses americanos. Trun lo que quiere es sometimiento a América, exprimir los recursos de estos piases, para gastárselos no en mejorar las codificaciones de los americanos, sino en beneficio de las empresas mayor mete de armamento. Puro fascismo, y a su espalda esta el Salvini peligroso individuo al que la gente vota. el brasileiro, el argentino ecetra. E mundo peligra. y las nuevas generaciones de jóvenes, de fiesta.
"Estados Unidos debe dejar de interferir"

Imagen: EFE
"Al reconocer al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como el nuevo presidente de Venezuela, algo ilegal bajo la Carta de la OEA, el Gobierno de Donald Trump ha acelerado la crisis política de Venezuela con la esperanza de dividir a los militares venezolanos y polarizar aún más a la población, obligándolos a elegir bandos". Así se expresó un grupo de 70 intelecturales, expertos e historiadores latinoamericanos en una carta abierta en la que fijó su posición con respecto a la actual situación venezolana y le reclamó en duros términos a la administración de Donald Trump no interferir en la política interna venezolana y apoyar un diálogo entre el chavismo y el antichavismo.

El siguiente es el texto completo:

El gobierno de los Estados Unidos debe dejar de interferir en la política interna de Venezuela, especialmente en sus intentos de derrocar al gobierno de ese país. Resulta casi seguro que las acciones de la administración Trump y sus aliados regionales empeorarán la situación en Venezuela, lo que llevará a un sufrimiento humano innecesario, violencia e inestabilidad.

La polarización política de Venezuela no es nueva; El país ha estado dividido por mucho tiempo en términos raciales y socioeconómicos. Pero la polarización se ha profundizado en los últimos años. Esto se debe en parte al apoyo de los Estados Unidos a una estrategia opositora dirigida a destituir al gobierno de Nicolás Maduro por medios extraelectorales. Si bien la oposición se ha dividido en esta estrategia, el apoyo de los EE. UU. ha respaldado a los sectores de la línea dura en su objetivo de derrocar al gobierno de Maduro mediante protestas a menudo violentas, un golpe de estado militar u otras vías que eluden el camino electoral.

Bajo la administración de Trump, la retórica agresiva contra el gobierno venezolano se disparó a un nivel más extremo y amenazador, con los funcionarios de la administración de Trump hablando de “acción militar” y condena a Venezuela, junto con Cuba y Nicaragua, como parte de una “troika de tiranía”. Los problemas resultantes de las políticas del gobierno venezolano han sido empeorados por las sanciones económicas de Estados Unidos, que serían ilegales bajo los parámetros de la Organización de Estados Americanos y las Naciones Unidas, así como de la legislación de los Estados Unidos y otros tratados y convenciones internacionales. Estas sanciones recortaron los medios por los cuales el gobierno venezolano podría haber escapado de su recesión económica, y a la vez causaron una dramática caída en la producción de petróleo y el empeoramiento de la crisis económica, causando la muerte de muchas personas que no pudieron acceder a medicamentos que hubieran podido salvar sus. Mientras tanto, los gobiernos de EE. UU. y sus aliados continúan culpando únicamente al gobierno de Venezuela por el daño económico, incluso el causado por las sanciones estadunidenses.

Ahora EE. UU. y sus aliados, incluido el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y el presidente de extrema derecha de Brasil, Jair Bolsonaro, han empujado a Venezuela al precipicio. Al reconocer al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó como el nuevo presidente de Venezuela --algo ilegal bajo la Carta de la OEA-- la administración Trump ha acelerado drásticamente la crisis política de Venezuela con la esperanza de dividir a los militares venezolanos y polarizar aún más a la población, obligándola a elegir bandos. El obvio, y a veces explícito objetivo, es expulsar a Maduro a través de un golpe de estado.

La realidad es que a pesar de la hiperinflación, la escasez y una profunda depresión, Venezuela sigue siendo un país políticamente polarizado. Los Estados Unidos y sus aliados deben dejar de alentar la violencia presionando por un cambio de régimen violento y extralegal. Si la administración Trump y sus aliados continúan su curso imprudente en Venezuela, el resultado más probable será el derramamiento de sangre, el caos y la inestabilidad. Estados Unidos debería haber aprendido algo de sus iniciativas de "cambio de régimen" en Irak, Siria, Libia y su larga y violenta historia de patrocinio de "cambios de régimen" en América Latina.

Ninguna de las partes en Venezuela puede simplemente vencer a la otra. El ejército, por ejemplo, tiene al menos 235,000 miembros de primera línea, y hay al menos 1.6 millones en las milicias. Muchas de estas personas lucharán, no solo sobre la base de la creencia en la soberanía nacional que se mantiene ampliamente en América Latina, frente a lo que parece ser una intervención liderada por Estados Unidos, sino también para protegerse de una posible represión si la oposición derroca al gobierno por la fuerza.

En semejante situación, la única solución es un acuerdo negociado, como sucedió en el pasado en países latinoamericanos cuando las sociedades políticamente polarizadas no pudieron resolver sus diferencias a través de las elecciones. Ha habido esfuerzos con potencial, tales como los liderados por el Vaticano en el otoño de 2016, pero no recibieron apoyo de Washington y sus aliados concentrados en el cambio de régimen. Esta estrategia debe cambiar para que exista una solución viable a la crisis actual en Venezuela.

Por el bien del pueblo venezolano, la región y por el principio de la soberanía nacional, estos actores internacionales deben apoyar las negociaciones entre el gobierno venezolano y sus oponentes que permitirán que el país salga finalmente de su crisis política y económica.

Firmado:

Noam Chomsky, Profesor Emérito, MIT y Profesor Laureate, Universidad de Arizona

Laura Carlsen, Directora, Programa de las Américas, Centro de Política Internacional

Greg Grandin, profesor de historia, Universidad de Nueva York

Miguel Tinker Salas, profesor de Historia de América Latina y Estudios Chicano / a Latino / a en Pomona College

Sujatha Fernandes, profesora de economía política y sociología, Universidad de Sydney

Steve Ellner, editor gerente asociado de Perspectivas de América Latina

Alfred de Zayas, ex experto independiente de la ONU sobre la promoción de un orden internacional democrático y equitativo y único relator de la ONU que visitó Venezuela en 21 años

Boots Riley, escritor / director de Sorry to Bother You, músico

John Pilger, periodista y cineasta
Y muchos mas.............