Estados Unidos de América


El Senado de EE. UU. acusa a Sánchez de «estar fuera de la democracia» por su política latinoamericana:
Senadores de EE. UU critican duramente a Borrell por dar legitimidad a las elecciones de Maduro.

David Alandete.
La verdad te hace libre
LO MATARON BAJO LA EXCUSA DE QUE ES UN DICTADOR!
16 razones reales por las que mataron a Gaddafi..
1. No había factura de electricidad en Libia, la electricidad era gratis para sus ciudadanos.
2. No había interés en los préstamos, los bancos eran estados y los intereses de préstamos para sus ciudadanos eran del 0 % por ley.
3. Gaddafi prometió que sus padres no recibirían un hogar hasta que los últimos ciudadanos en Libia tuvieran un hogar. El padre de Gaddafi murió en la tienda durante su reinado.
4. Todos los recién casados en Libia recibieron 60.000 dinares del gobierno para comprar su propio apartamento y formar una familia.
5. La escolaridad y el cuidado de la salud de los ciudadanos fueron gratis en Libia. Antes de Gaddafi, la alfabetización de la población era sólo de 25 %, y durante su reinado la alfabetización ascendió a 83 %.
6. Si los ciudadanos quisieran vivir en el campo, tendrían una casa gratis, máquinas de procesamiento de tierra, semillas y ganado.
7. Aquellos que no pudieron ser tratados en Libia debido a una enfermedad específica, el estado les proporcionaría tratamiento gratuito en el extranjero, más $ 2,300 para alojamiento y viaje.
8. Si un libio comprara un coche, el gobierno financiaría el 50 % del precio del coche.
9. El precio del petróleo y la gasolina para vehículos fue de $ 0,14 por litro.
10. Libia no tenía deuda externa, y sus reservas se estiman en 150 mil millones en el extranjero. (Los bancos mundiales confiscaron ese dinero y supuestamente congelados)
11. Parte de los libios no podría ser contratada inmediatamente después de terminar su educación, por lo que el estado pagaría a esos ciudadanos un salario medio según la calificación hasta que encuentren un trabajo en la profesión.
12. Parte de la venta de petróleo Libyska se pagó directamente a las cuentas de todos los ciudadanos.
13. Madre que da a luz a un niño en Libia recibió 5.000 $ del estado.
14. 40 panes de pan cuestan 0.15 $.
15. % de los libios tenían educación universitaria y diploma.
16. Gaddafi lanzó el proyecto de riego más grande del mundo llamado ′′ PROYECTO HOMBRE GRANDE ", para permitir que el agua a todos los hombres de todo el país del desierto.
SI ESTO FUE UNA DICTADURA PARA ALGUNOS, ME PREGUNTO QUÉ ES LA DEMOCRACIA?!
Y Stalin masacró VEINTE MILLONES DE PERSONAS.
HIROSHIMA, GENOCIDIO NUCLEAR NUNCA MÁS...

Más de 166, 000 ASESINADOS por la genocida bomba atómica (Little Boy) lanzada desde un bombardero B-29 (Enola Gay) del imperialismo USA contra HIROSHIMA a las 8:15 horas del 6 de agosto de 1945. En primeros nueve segundos causó 100. 000 muertos. Devastación genocida que arrasó con todo. Años después el superviviente japonés, Makiko Kada, relataría el horror de la barbarie: "El sol se hizo pedazos y cayó. El cielo, que siempre me había parecido tan lejano, quedó sin el sostén que le daba el sol y se vino abajo casi al mismo tiempo. La luz creció tanto que no pudo soportarlo. De modo que la luz también murió aquel día"... Tres días después, el 9 de agosto, NAGASAKI sería atacada con una segunda bomba nuclear (Fat Man), causando 80, 000 victimas mortales, tras lo que Japón se rendiría... La razón de lanzar este holocausto nuclear no era derrotar militarmente a Japón, que atacada con bombardeos tres años que causaron 900. 000 muertes (cercada y sin suministros no podia continuar la guerra, de ahí el uso de 'kamikazes' y ataques suicidas de aviones 'Zero' a la flota de la US Navy) y antes de noviembre de 1945 se hubiera rendido, aunque no hubieran lanzado las bombas atómicas o la Unión Soviética no hubiera atacado a Japón, a quién apenas había declarado la guerra. La finalidad de Washington era ser potencia imperialista hegemónica en el Pacifico, lanzar una advertencia a la URSS y usar a Japón de futuro 'portaaviones' del Tio Sam...
Desgraciadamente fue una canallada por parte de los EE. UU. Recuerdo el día perfectamente por los comentarios de la gente mayor de mi pueblo. Reció el nombre de "la bomba antonia".

A propósito, Sr. Ferisa, le recuerdo que STALIN se "cepilló" a más de 20 000 000 de personas.
... Recibió... NO RECIÓ.
Desgraciadamente fue una canallada por parte de los EE. UU. Recuerdo el día perfectamente por los comentarios de la gente mayor de mi pueblo. Reció el nombre de "la bomba antonia".

A propósito, Sr. Ferisa, le recuerdo que STALIN se "cepilló" a más de 20 000 000 de personas.
UNO DE LOS ASESINATOS MÁS GRANDES DE LA HISTORIA..

HIROSHIMA..6 de agosto de 1945: el día que cambió el mundo
Hace 76 años, Estados Unidos lanzó una bomba atómica sobre Hiroshima, matando a más de 140.000 personas. Ese día, el mundo entró en la era nuclear.
El reloj marcaba las 08.15 ese 6 de agosto de 1945 cuando un bombardero Boeing B-29 llamado "Enola Gay" lanzó sobre Hiroshima la bomba de uranio "Little Boy". Justo 43 segundos después, cuando se encontraba a 600 metros del suelo, estalló en una bola de fuego de hasta un millón de grados centígrados, arrasando con casi todo lo que estaba a su alrededor.
LA BOMBA DE DIOS
.. En 1945, mientras este día nacía, murió Hiroshima. En el
estreno mundial de la bomba atómica, la ciudad y su gente
se hicieron carbón en un instante.
Los pocos sobrevivientes deambulaban, mutilados,
sonámbulos, entre las ruinas humeantes. Iban desnudos, y
en sus cuerpos, las quemaduras habían estampado las ropas
que vestían cuando la explosión. En los restos de las paredes, el fogonazo de la bomba atómica había dejado
impresas las sombras de lo que hubo: una mujer con los
brazos alzados, un hombre, un caballo atado...
Tres días después, el presidente Harry Truman habló por
radio.
Dijo:
—Agradecemos a Dios que haya puesto la bomba en nuestras
manos, y no en manos de nuestros enemigos; y le rogamos que
nos guíe en su uso de acuerdo con sus caminos y sus
propósitos.
Cuando un supersecreto avión espía de EE UU acabó por error en territorio de la URSS

En noviembre de 1969, llegó a la Unión Soviética un sorprendente regalo de Navidad procedente de los Estados Unidos: un elegante avión muy similar al famoso aparato de reconocimiento estratégico estratosférico SR-71 Blackbird, sólo que más pequeño, de tan sólo tres metros de largo.
La aparente generosidad americana, recuerda The National Interest fue puramente involuntaria. El avión era en realidad un dron de última generación enviado en una misión para fotografiar instalaciones nucleares comunistas en China. El avión no tripulado fue fiel a sus colores hasta que no fue capaz de dar la vuelta, por lo que se internó en territorio ruso y siguió yendo hacia el norte, hacia Siberia, antes de estrellarse.

El dron en cuestión era un D-21. Con sus elegantes alas delta, el D-21 parecía ser un SR-71 en miniatura, lo cual no fue una coincidencia dado que eran productos de la famosa Skunk Works (Programas de Desarrollo Avanzado) de la empresa aeronáutica Lockheed, creadora de muchos proyectos secretos asombrosos. De hecho, el D-21 había diseñado originalmente para ser montado y lanzado desde la cola de un SR-71, un legendario aparato recordado por su velocidad de Mach 3 y un techo operacional de 26.000 metros de altura pies.

En la década de los 60, espiar desde el aire a la URSS se había convertido en un verdadero problema para los chicos de Washington. Los misiles tierra-aire soviéticos, como el que derribó un U-2 sobre Rusia en 1960, hacían peligrosas las misiones fotográficas sobre territorio comunista. El SR-71 podría volar alto y lo suficientemente rápido como para ser seguro, pero ¿por qué arriesgar un avión tripulado y su piloto cuando un robot podría hacer el trabajo? A alguien se le ocurrió entonces inventar algo para poder espiar tranquilamente la Unión Soviética.

Rémora con alas
La idea era que el D-21 se montara sobre un M-21, un SR-71 de dos asientos especialmente modificado, según documentos recientemente desclasificados por la Oficina Nacional de Reconocimiento de EEUU.

Después de completar su misión, el dron expulsaría su cartucho de película, que sería rescatado en el aire por un transporte C-130. Pero los problemas de lanzamiento, incluyendo un accidente que estrelló al lanzador M-21 y mató a un tripulante, acabaron por señalar al B-52H como nuevo vehículo de lanzamiento para el D-21B mejorado.

Desafortunadamente, el proyecto no funcionó como estaba previsto. Se llevaron a cabo vuelos D-21B, transportados por aviones B-52 que despegaron desde Guam. Su objetivo era la China comunista, específicamente el centro de ensayos nucleares de China en Lop Nor.

Todos ellos fracasaron. De los últimos tres, no se logró recuperar los cartuchos de película de dos de ellos, que se acabaron como curiosidad para los peces del el Pacífico. Un tercero se estrelló en China. Y el otro, bueno… ya sabemos que acabó en la Siberia soviética... donde fue recuperado por las autoridades del país.

Según declaraciones a The National Interest de los historiadores de la aviación rusa, Yefim Górdon y Vladímir Rigamant, “esto resultó ser de gran interés para la industria aeronáutica soviética, ya que se trataba de una máquina bastante compacta equipada con equipos de reconocimiento actualizados y diseñada para vuelos de reconocimiento prolongados a altas velocidades supersónicas en condiciones de fuerte calentamiento cinético. Muchas empresas y organizaciones líderes de la industria aeronáutica, electrónica y de defensa fueron comisionadas para estudiar el diseño del D-21 junto con los materiales utilizados en su construcción, su tecnología de producción y sus equipo”.

El cuervo ruso
El resultado de las investigaciones fue el proyecto Vóron (“Cuervo”, en ruso) para desarrollar un avión teledirigido supersónico de reconocimiento estratégico. Estos ingenios habrían sido lanzados por un bombardero Tu-95 o Tu-160. Después de la separación, un impulsor de combustible sólido habría acelerado el avión no tripulado a velocidad supersónica, momento en el que su motor cohete habría entrado en acción, según Górdon y Rigamant. La nave seguiría entonces una trayectoria de vuelo preprogramada utilizando un sistema de navegación inercial. Una vez que la aeronave no tripulada regresara a la base, el cartucho de película sería expulsado y aterrizaría en paracaídas, después de lo cual dron aterrizaría.

Pero al igual que los aviones de reconocimiento tripulados, la idea fue víctima de la llegada de satélites espías que podían volar sobre territorio extranjero sin temor a ser derribados. Otra ventaja es que si un satélite caía de su órbita, era muy poco probable que la información que contenía pudiese ser recuperada por el enemigo.

Los soviéticos tuvieron un detalle con los norteamericanos. Al menos esto contó a mediados de la década de 1980, Ben Rich, un ingeniero de Lockheed que trabajaba en el D-21. Según él, una vez recibió un panel de metal de un empleado de la CIA. Era un trozo del D-21 que se había estrellado en Siberia y que había sido hallado por un pastor. La pieza había sido le había sido entregada por un agente del KGB.
Se desvelan las pruebas: Nixon y Kissinger prepararon el golpe contra Allende

El archivo de seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA por sus siglas en inglés) ha desclasificado documentos, hasta ahora secretos, donde se evidencia la estrategia de la administración norteamericana contra el presidente chileno, Salvador Allende.

Los documentos que ahora salen a la luz recogen lo sucedido entre los días 5 y 9 de septiembre de 1970 cuando se evaluaba la victoria electoral del presidente de Chile.

Kissinger, Secretario de Estado de los EEUU, envió el día 5 de septiembre un dossier con el objetivo de que fuera evaluado por el presidente Nixon. En los documentos ahora puede leerse que se consideraba que Salvador Allende era «uno de los desafíos más graves nunca encarados en este continente». Consideran a Allende en los documentos como «un marxista duro y dedicado», profundamente «antiestadounidense», que tiene la intención de establecer un Estado socialista y marxista en Chile», y «buscará eliminar la influencia de Estados Unidos».

«La consolidación de Allende en el poder en Chile, por lo tanto, supondría varias amenazas muy graves a nuestros intereses y posiciones en el continente», señalaban los informes.

Advierte Kissiinger a Nixon de que «su decisión sobre qué hacer puede ser la decisión más histórica y difícil en asuntos exteriores que tendrá que tomar este año, porque lo que pase en Chile en los próximos seis a doce meses, tendrá ramificaciones que irán más allá de las relaciones entre EEUU y Chile«.

De «no hacer nada» a «hacer algo para prevenir que Allende se consolide»
Las opciones que Kissinger plantea a Nixon van desde «no hacer nada» hasta «permitir que Allende se consolide en el poder, pasando por «hacer algo para prevenir que se consolide ahora que sabemos que es más débil de lo que nunca será». Fue, precisamente la opción que se eligió, pasando a actuar contra Allende como un enemigo de la Casa Blanca.

Kissinger también hizo su recomendación: «a mi juicio, los peligros de no hacer nada son mayores que los riesgos a los que nos enfrentamos al intentar hacer algo».

El día 6 el director de la CIA, Richard Helms, presenta un informe al CNS sobre la situación en Chile. En él relataba los intentos fallidos dentro de estamentos militares por intentar impedir la toma de posesión de Allende como presidente. Y explica que el comandante en jefe del Ejército, el general René Schneider consiguió «bloquear» una intervención militar.

No toda la administración de Nixon veía de la misma manera la situación. De hecho, no eran pocos los que se oponían a una actuación de injerencia en Chile. Por eso Kissinger trató de retrasar la reunión que el presidente tenía con el Consejo de Seguridad Nacional para abordar la cuestión de Chile. Habló primero con él y le dejó claro cuál era el posicionamiento que había que defender.

Para Nixon el problema era el ejemplo que pudiera suponer Allende para Brasil o Argentina. Si seguían los pasos de Chile, EEUU se vería amenazada, y no sólo en América, sino también en Europa. “Estos documentos registran el propósito deliberado de los funcionarios estadounidenses de socavar la capacidad de gobernar de Allende y derribarlo para que no pudiera establecer un modelo exitoso y atractivo de cambio estructural que otros países podrían emular” explica Peter Kornbluh, encargado de la organización Archivo de Seguridad Nacional, con sede en Washington.

Unos documentos que revelan lo que muchos ya sabían, tal y como Joan Garcés explica en sus obras de manera clara y concisa.

Quedan en evidencia las afirmaciones públicas que Kissinger hiciera donde aseguraba que EEUU no tenía conocimiento del golpe de Estado de 1973 al gobierno de Salvador Allende, que terminó asesinando al propio presidente.

Como no tenían muy claro que «la jugada» les saliera bien, decidieron utilizar la estrategia «modus vivendi», dando a entender públicamente que apoyaban a los partidos de la oposición chilena, enfocando los objetivos hacia las elecciones siguientes. Un paso en falso, si se evidenciaba las intenciones que había realmente, podría costarle muy caro a EEUU de cara a la imagen internacional. Así lo advirtió la Oficina de Asuntos Interamericanos, que advirtió que si Washington violaba su respeto por el resultado de unas elecciones democráticas, reduciría su credibilidad mundial y aumentaría el nacionalismo antinorteamericano.

En aquella reunión del Consejo Nacional de Seguridad del 6 de noviembre todos parecían tener claro que «la senda socialista» de Allende perjudicaba a los EEUU. Sin embargo, el secretario de Estado, William Rogers, estaba totalmente en contra de actuar con hostilidad contra Allende. Desde Defensa, tenían bastante más claro que todo valía para acabar con el chileno socialista.

Fue cuando se pusieron sobre la mesa documentos que señalaban al equipo de Allende, de ser duros, de ser ideológicamente claros marxistas. Y en ese momento, Nixon afirmó con contundencia: «Si hay una forma de desbancar a Allende, hazlo».

Así como fue, al día siguiente, que Kissinger envió un escrito confidencial dando las pautas: “El presidente ha decidido que la postura pública de los Estados Unidos será correcta pero fría, para evitar darle al Gobierno de Allende una base sobre la cual reunir apoyo nacional e internacional para la consolidación del régimen”.

¿Cuál era el plan?
En el documento remitido por Kissinger, llamado «Política Chile», se daban las pautas generales. El cómo se desarrollaba venía después: funcionarios estadounidenses se encargarían de generar lazos con gobiernos como el de Brasil y Argentina para sumar fuerzas contra Allende, y sobre todo para cortar la mecha de propagación del socialismo.

La clave era que las políticas de Allende no salieran adelante, y para ello bloquearon silenciosamente los préstamos de bancos multilaterales a Chile, se cancelaban los créditos y prestamos para la exportación a EEUU, reclutamiento de empresas para que abandonasen Chile, se manipularía el valor del mercado internacional del cobre (primera fuente de exportación de Chile) y así se debilitaría la economía chilena. Eso sí, se diría que el socialismo era el culpable, no la falta de recursos.
Ana Belén Montes, presa política de los EUA

El 21 de septiembre de 2001, diez días después de los ataques a las torres gemelas, fue hecha prisionera Ana Belén Montes, ex analista superior de inteligencia en la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) de los Estados Unidos, acusada del delito de “conspiración para cometer espionaje” a favor del gobierno cubano.

Condenada en el año 2002 por “entregar a Cuba información que le permitiera conocer los planes de agresión de Estados Unidos contra ... (ver texto completo)
No lo tiene fácil esta mujer, en USA no se negocia la justicia como aquí...... Carlos H
Ana Belén Montes, presa política de los EUA

El 21 de septiembre de 2001, diez días después de los ataques a las torres gemelas, fue hecha prisionera Ana Belén Montes, ex analista superior de inteligencia en la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) de los Estados Unidos, acusada del delito de “conspiración para cometer espionaje” a favor del gobierno cubano.

Condenada en el año 2002 por “entregar a Cuba información que le permitiera conocer los planes de agresión de Estados Unidos contra la isla”, se declaró culpable de los cargos que se habían levantado contra ella, los cuales le podrían haber valido la pena de muerte, pero finalmente fue sentenciada a 25 años de prisión en octubre de ese año, luego de haber llegado a un acuerdo con la fiscalía.

Conocida en los medios como “La reina de Cuba”, Ana Belén Montes, hija de un psiquiatra militar estadounidense, nació el 28 de febrero de 1957 en Alemania, en plena Guerra Fría. Sus abuelos eran asturianos que emigraron a Cuba y Puerto Rico, país este último donde nació su padre Alberto Montes.

Ana Belén pasó los primeros años de su vida en Europa. Más tarde su padre fue trasladado a Kansas, EEUU, donde se formó en distintos colegios militares y selectos internados.

En 1979 se graduó de la Universidad de Virginia, y en 1988 obtuvo una maestría en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins.

Proviene de una familia con fuertes credenciales conservadoras y conexiones dentro de la comunidad de contrainteligencia de los EE. UU.

Su ex novio era un especialista en la inteligencia cubana para el Departamento de Defensa, su hermana (Lucy) que fue premiada por el FBI por traducir informes de inteligencia de los cinco cubanos que fueron condenados por espionaje en 2001, en Miami y su hermano (Tony) eran agentes del FBI.

Con tales antecedentes, comenzó a trabajar para la DIA, órgano de la inteligencia militar principal de Estados Unidos, como analista de información, lo que le facilitó, en 1992, un puesto en el Pentágono, donde se especializó en asuntos cubanos.

Durante su carrera, recibió gratificaciones y reconocimientos especiales a su labor, entre ellos un certificado especial que le entregó el entonces director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), George Tenet.

En el juicio sumario que se desarrolló en su contra, la valiente mujer expresó ante un tribunal federal de Washington DC, el 16 de octubre de 2002.

“Existe un proverbio italiano que quizás sea el que describe de la mejor forma en lo que yo creo: Todo el Mundo es un solo país. En ese “país mundial” el principio de amar al prójimo tanto como se ama a uno mismo resulta una guía esencial para las relaciones armoniosas entre todos nuestros “países vecinos”.

Este principio implica tolerancia y entendimiento para las diferentes formas de actuar de los otros. El establece que nosotros tratemos a otras naciones en la forma en que deseamos ser tratados, con respeto y consideración. Es un principio que, desgraciadamente, yo considero nunca hemos aplicado a Cuba.

Honorable, yo me involucré en la actividad que me ha traído ante usted porque obedecí mi conciencia más que obedecer la ley. Yo considero que la política de nuestro gobierno hacia Cuba es cruel e injusta, profundamente inamistosa, me consideré moralmente obligada de ayudar a la isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema político.

Nosotros hemos hecho gala de intolerancia y desprecio hacia Cuba durante cuatro décadas. Nosotros nunca hemos respetado el derecho de Cuba a definir su propio destino, sus propios ideales de igualdad y justicia.

Yo no entiendo cómo nosotros continuamos tratando de dictar como Cuba debe seleccionar sus líderes, quienes no deben ser sus dirigentes y que leyes son las más adecuadas para dicha nación. ¿Por qué no los dejamos decidir la forma en que desean conducir sus asuntos internos, como Estados Unidos ha estado haciendo durante más de dos siglos?

Mi mayor deseo sería ver que surja una relación amistosa entre Estados Unidos y Cuba. Espero que mi caso, en alguna manera, estimule a nuestro gobierno para que abandone su hostilidad en relación con Cuba y trabaje conjuntamente con La Habana, imbuido de un espíritu de tolerancia, respeto mutuo y entendimiento.

Hoy vemos más claro que nunca que la intolerancia y el odio –por individuos o gobiernos– lo único que disemina es dolor y sufrimiento. Yo espero que Estados Unidos desarrolle una política con Cuba fundamentada en el amor al vecino, una política que reconozca que Cuba, como cualquier otra nación quiere ser tratada con dignidad y no con desprecio”.

19 años ha pasado el prisión está valerosa mujer y los ha pasado en las más adversas condiciones humanas, junto a enfermos mentales en una cárcel de alta seguridad en una unidad militar estadounidense.

Despreciada por seres queridos, como su propia hermana, que trabaja para el FBI, Ana Belén Montes, fue operada de un cáncer de mama y del propio hospital la regresaron a prisión.

Solo puede recibir visitas, muy limitadas en el año, de su anciano padre, el hermano y una prima, está última residente en Puerto Rico, quien libera la campaña internacional por su liberación.

Ana Belén Montes, aunque sea por razones estrictamente humanitarias debía ser puesta ya en libertad.

Su condena ha sido larga y cruel y merece toda nuestra solidaridad.
Ferisa. ¡JOOOOO macho! Cada día nos metes unos tochos de órdago. No nos martirices más, hombre.
Agua que no has de beber, dejala correr. Ya se que te sobrepasa, pero es lo que hay
ABC PREMIUM.

EE. UU. se plantea trasladar su mando militar para África a la base de Rota.

Es una de las principales opciones, según reconocen a ABC miembros de la Administración Trump, pero Washington también estudia devolverlo a territorio estadounidense.

David Alandete.
Para Donald Trump seria trasladar su Mando Militar de ÁFRICA a Rota (ÁFRICA)..... Carlos H.